Consejos para ahorrar gasolina, Comprar Ahorrador Combustible
Recomendaciones Para Ahorrar Gasolina Del Automóvil Con los tiempos de crisis que vivimos, los consumidores debemos apretarnos el cinturón en cualquier ámbito de la vida diaria. El transporte es uno de los gastos más indispensables para todo ciudadano, sobre todo para poder trasladarse al trabajo; es por eso que son muy prácticos ciertos consejos para poder ahorrar combustible y contribuir a la mejora de la economía familiar.

En primer lugar, los expertos aseguran que lo importante es arrancar el motor sin pisar el acelerador, habiendo sutiles diferencias entre los motores de gasolina y los de diesel. En los primeros, hay que iniciar la marcha inmediatamente después de arrancar, ya que si se espera parado con el motor en marcha se consume muchísima energía y no aporta ningún beneficio. En cuanto al motor diesel, hay que esperar un poco antes de arrancar el motor, y si nos vemos obligados a hacer paradas que se prolonguen más de un minuto, lo mejor es apagar el motor y volverlo a encender cuando se reanude la marcha.

Consejos para ahorrar gasolina
A la hora de circular, tanto por ciudad como por carretera, lo adecuado es hacerlo con las marchas largas y a revoluciones bajas. No se aconseja realizar cambios bruscos de velocidad, sino mantenerla constante, ya que acelerar y frenar genera un gasto ingente de combustible. Cuando se quiera aminorar la velocidad se debe levantar el pie del acelerador y dejar que el vehículo ruede con esa marcha de manera que no se fuerce el engranaje. Si lo que se quiere es frenar debe hacerse de forma suave presionando el pedal del freno y manteniendo al mismo tiempo la marcha, que se reducirá lo más tarde posible.
Recomendaciones Para Ahorrar Gasolina Del Automóvil


Cuando realizamos un viaje largo por carretera, antes de iniciarlo debemos planificarlo con detalle para averiguar las rutas más cortas y descongestionadas, lo que nos ahorrará tiempo pero también dinero y combustible. Asimismo, para evitar la sobrecarga del vehículo, y por tanto del motor (que consumirá más gasolina) se debe llevar un equipaje adecuado, no muy pesado, ni tampoco exceso de pasajeros. Si no es necesaria la baca del coche, incluso si va vacía, es aconsejarla retirarla, pues aunque no esté cargada aumenta el consumo de carburante entre un dos y un treinta y cinco por ciento más. Siempre que se pueda, es preferible abrir las ventanillas antes que encender el aire acondicionado, pues el uso de éste incrementa el gasto en gasolina en hasta un veinte por ciento más.

Hay que tener en cuenta el tipo de combustible que cada fabricante de coches estipula, para que de esta forma el motor se mantenga siempre en óptimas condiciones y se asimile perfectamente la gasolina. También se debe vigilar el indicador de consumo de carburante con periodicidad, ya que si hay perturbaciones constantes significa que hay fallos en el motor y se malgasta energía. Es importante tener en cuenta que hay que utilizar el coche lo menos posible, sobre todo en núcleos urbanos el transporte público debe primar sobre los vehículos privados. A este respecto, los expertos indican que en trayectos cortos se consumen unos veinte litros por cada cien km de recorrido, lo que supone más del doble que en los viajes largos. Es por ello que las alternativas como el autobús, el metro o caminar son el mejor remedio para desplazarse en la ciudad, además de suponer un alivio para el bolsillo.

**Manuales del Mecánico