Cómo terminar un rally con el acelerador averiado


El mejor copiloto del mundo


Los protagonistas de nuestra historia son un piloto de rallyes y su valiente copiloto. Cuando estaban a punto de acabar una etapa en el Rallye de Serrans en Francia, de repente su Mégane Coupé se para sin motivo aparente. El motor sigue funcionando pero el pedal del acelerador no responde: se ha roto el cable que conecta el pedal con el motor. Una avería así tiene fácil reparación, pero esta implica recurrir a bastantes herramientas y a evidentemente abandonar la etapa.

Pero el intrépido copiloto se niega a abandonar, por lo que ni corto ni perezoso, se mete en el vano motor y va accionando el cable mientras que su compañero conduce hasta la meta, relativamente cercana. Yo tampoco me lo creía la primera vez que lo ví, además del gran peligro y lo caliente que debía estar el motor tengo mis serias dudas acerca de que la organización aceptase su “reparación express”. Aunque lo cierto es que terminaron la etapa, incluso a un ritmo sorprendente.

Quizá Carlos Sainz tendría que haber metido en el capó del Corolla WRC a Luis Moyá cuando su coche se avería con la meta a la vista, dejando escapar un título de campeón del mundo. A continuación podéis ver el vídeo, grabado desde dentro del Mégane.





Fuente