El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Chevrolet y Ford Rivales en 1931

En 1931 el mundo se encontraba atravesando una de sus peores crisis económicas, habían transcurrido menos de dos años desde aquel nefasto “jueves negro” 24 de octubre de 1929, cuando millones de personas quedaron en la ruina al desplomarse las acciones en la Bolsa de valores de Wall Street en Nueva York. Mientras tanto, en la Europa devastada por la Primera Guerra Mundial, los niveles de desempleo y pobreza inclinaban la balanza política hacía los nacionalismos de ultraderecha, personificada en el naciente Fascismo Italiano y en un creciente movimiento que daría origen al Nazismo y a la Alemania de Adolfo Hitler.

En Estados Unidos gobernaba el republicano Herbert Clark Hoover, quién asumió la presidencia en enero de 1929. A Hoover se le culpó de todos los males de la nación, en especial de la depresión económica que dio fin a los dorados y locos años 20, en los que todo era opulencia, lujo y derroche.

La música que se imponía como un bálsamo para la difícil situación, era el jazz y en especial el naciente y alegre Swing, con figuras de la talla de Count Basie, Cab Calloway, Duke Ellington y Louis Armstrong, este último deslumbrante por su original timbre de voz y su virtuosismo con la trompeta. Además, eran muy populares los clubes de baile en plena prohibición del alcohol, como el Cotton Club en Harlem Nueva York ubicado en Lenox Avenue con calle 143 o el Savoy, al igual que los cientos de lugares de baile en ciudades como Chicago y Nueva Orleáns, cuna del jazz.

En este mismo año también se producían otros hechos importantes, como la captura y encarcelamiento por evasión de impuestos del ganster Alfonso Capone. Murió uno de los más grandes inventores de la humanidad, Thomas Alva Edison y se inauguró uno de los edificios más famosos de Nueva York; el Empire State Building con su estilo Art Decó y sus 381 metros de altura que albergan 102 pisos, a un costo final de 54 millones de dólares. Y no pasemos por alto, que el genial cómico británico Charles Chaplin presentó su exitosa cinta “Luces de la Ciudad”.

Mientras tanto, en Colombia gobernaba desde 1930 el liberal boyacense Enrique Olaya Herrera, que había terminado la llamada hegemonía conservadora que había comenzado en 1886. Durante el primer año de la década de los años 30, también se inauguró la Plaza de Toros de Bogotá, llamada inicialmente Plaza de San Diego y desde 1935 Plaza de Santamaría, en honor a su promotor don Ignacio Sanz de Santamaría.

En aquella época la mayoría de las pocas carreteras estaban sin asfaltar y la ciudad de Bogotá, que era más fría y lluviosa que en la actualidad, llegaba por el norte hasta unas pocas cuadras adelante de la calle 26 por la carrera séptima o carretera a Usaquén la cual pasaba por el corregimiento de Chapinero antes de llegar a su destino. Por el sur no pasaba de la calle primera, por el oriente hasta la parte alta de los barrios Egipto y Belén, mientras que por el occidente no superaba el actual barrio Las Ferias. Es importante aclarar que en aquellos días existían en sitios ocupados por el actual norte de Bogotá, haciendas y pequeños sectores habitados. Dentro de este contexto histórico nacieron y llegaron a nuestro país dos espectaculares automóviles: El Chevrolet y el Ford 1931.

Durante este año 1931, Chevrolet logró el primer lugar en ventas de vehículos al comercializar 619.554 unidades, frente a las 615.455 de su rival Ford, que incluso inició producción en su planta de Dagenham en Inglaterra. Estas cifras tan bajas contrastaban con las del año 1930, cuando Ford ocupó el primer lugar con 1.140.710, mientras Chevrolet sumó 640.980. Este descenso en ventas explica la dura situación de la economía en estos oscuros días de la historia.

Como dato anecdótico, debemos recordar que en estos años marcas tan exclusivas como Cadillac, Auburn, Cord, Duesenberg o Marmon vendían sus enormes autos de lujo, con motores de 8 cilindros en línea, V8, V12 y V16, sin duda toda una ironía, ya que sus precios variaban entre los 3.200 y los 9.000 dólares, lo que los hacía inalcanzables para casi toda la población mundial sumida en las dificultades económicas.

En Colombia se vendieron más Ford que Chevrolet en esta época, lo cual podemos observar en los que todavía subsisten, más unidades del primero que del segundo.


FORD A

Chevrolet y Ford Rivales en 1931



La famosa serie A de Ford, aparecida en diciembre de 1927 con el difícil reto de reemplazar al veterano y exitoso Ford T (Tin Lyzzie), fabricado entre 1908 y hasta mayo de 1927, del cual salieron de sus plantas más de 15 millones de unidades, haciendo de éste el primer vehículo popular de la historia del automóvil.

ford

Chevrolet


Este Ford A se fabricó entre finales de 1927 y hasta 1931 con diferentes tipos de carrocería para los automóviles y variantes para ser utilizadas como pickups y camiones, llegando a construirse más de unos 4 millones y medio de unidades antes de darle paso al modelo B, que ya incorporaba su famoso motor V8, conocido coloquialmente como “mil tornillos” y que se usó en los diferentes modelos de la marca hasta 1953, luego de sufrir varias actualizaciones que aumentaron su rendimiento aprovechando su alta calidad y duración.

1931


El Ford A, cuenta con una carrocería independiente, construida mayoriatariamente en lámina metálica, con excepción del piso, que se fabricaba en madera, montada sobre un robusto chasis estampado que lo hace casi indestructible, además de permitirle ser utilizado casi como un campero en los duros caminos de aquella época.

Es propulsado por un motor de cuatro cilindros en línea, con válvulas en bloque, de 3.286c.c, enteramente en hierro, con un bajísimo índice de compresión de 4,22 a1 y lubricado por barboteo. Utiliza un carburador sencillo de tipo ascendente, alimentado por un sistema basado en la gravedad, lo que elimina el uso de una bomba de combustible. La potencia del propulsor es de 40 HP/2.200 rpm y el torque es de 17.67Kgm/1.000 rpm. Utiliza una caja de cambios manual de tres velocidades adelante más reversa, la cual se acciona mediante toma directa desde una palanca ubicada en el piso.

El sistema de frenos con campanas en las cuatro ruedas, accionado por varillas, lo que no sucedía con su antepasado el T, en el que el sistema mecánico de frenoúnicamente actuaba sobre las ruedas traseras y la transmisión. Las suspensiones se basan en ejes rígidos montados sobre ballestas transversales con amortiguadores hidráulicos y dado su generoso despegue al piso, permiten tener tal altura, que haría sonrojar a más de un todo terreno actual.

barracuda

Chevrolet y Ford Rivales en 1931


El tablero es sencillo y muy funcional, ya que cuenta con velocímetro y cuenta kilómetros, amperímetro y un ingenioso medidor de combustible unido al flotador del depósito que se encuentra entre el habitáculo y el motor y que permite conocer esta vital información. En el timón encontramos la palanca que regula el paso de gasolina en el carburador y la que gradúa el avance del encendido, que se debe variar frecuentemente al igual que la anterior, para lograr un óptimo rendimiento del motor en todo rango de revoluciones.

El Ford A, es una muestra de fortaleza y sencillez, que demostró cómo un producto tan apreciado, reconocido en los cinco continentes al igual que el Ford T, podría tener un relevo que lo superara, tomando lo mejor de su antecesor, agregándole los avances técnicos que el cliente esperaba.

ford

Chevrolet

FICHA TECNICA FORD A 1931


Motor 4 cilindros, 8 válvulas
Cilindrada 3.286 c.c.
Potencia 40 HP/2.200 rpm
Torque 17.67 Kgm/1.000 rpm
Diámetro x carrera 98.4 x 107.9 mm
Alimentación Carburador
Transmisión Manual de 3 velocidades
Tracción Trasera
Dirección Bolas recirculantes
Frenos Campanas en las 4 ruedas
Velocidad Máxima 80 Km/hora
Capacidad de Tanque 10 galones
Llantas 4.50 x 19''







CHEVROLET 1931

1931


El Chevrolet, ya con 75 años a cuestas utilizó en sus diferentes versiones las sólidas carrocerías fabricadas por Fisher, con capacidad entre dos pasajeros y seis pasajeros, además de camiones livianos. El habitáculo está construido en un mayor porcentaje en lámina, aunque los bastidores que la soportan son de madera lo mismo que el piso, material noble al cual se fija el metal mediante grapas. La cabina viene montada sobre un sólido chasis independiente remachado, que le da una excelente rigidez torsional y sin duda garantiza la longevidad del vehículo.

barracuda


El conductor cuenta con un timón de generosas dimensiones, que contribuye a que la dirección se pueda girar con gran suavidad aún careciendo de asistencia. En los Chevrolet, las palancas que regulan el paso de gasolina y el avance del encendido, se encuentran en el tablero, al lado del panel de instrumentos que cuenta con velocímetro y odómetro, indicador de presión de aceite, medidor de temperatura del motor y nivel del depósito de gasolina, que como dato curioso está montado en la parte trasera de los vehículos, no entre el motor y el habitáculo como sucede en su rival el Ford A.


En el modelo de 1931, Chevrolet amplió su portafolio de accesorios, al incorporar un radio Philco y un útil sistema calefactor, sin duda muy apreciado en su país de origen durante el invierno. Además a partir de este año, los autos de la marca comenzaron a utilizar rines de radios metálicos de 19 pulgadas de diámetro, en lugar de los habituales de 18, que hasta 1925 fueron construidos en madera, siendo reemplazados el año siguiente y hasta 1929 por rines metálicos sólidos.

Chevrolet y Ford Rivales en 1931


El motor de los modelos Chevrolet 1931, es de seis cilindros en línea con 12 válvulas ubicadas en la culata, fue introducido al mercado a partir de 1929, y que se convertiría en toda una institución y sello de marca para el fabricante del corbatín. Este propulsor hexacilíndrico tiene un desplazamiento de 3.200 c.c, que eroga 50 HP/ 2.400 rpm y un torque de 16,5 Kgm/ 900 rpm, con un bajo índice de compresión de 5.0 a 1. Es alimentado por un carburador sencillo de tiro ascendente, el cual recibe la gasolina del tanque mediante una bomba mecánica. Utiliza una caja manual de tres velocidades adelante accionada desde una palanca ubicada en el piso del vehículo.

ford

Chevrolet

1931


El sistema de suspensión se basa en ejes rígidos, soportados por dos ballestas cada uno con amortiguadores hidráulico tipo brazo recargable, que se encargan de filtrar las irregularidades del camino y guiar con suficiencia el auto por todo tipo de superficie. El despegue al piso del Chevrolet es inferior al del Ford, lo que lo limitaba un poco en sus días de juventud. El sistema de frenos, al igual que su adversario recurre a campanas en las cuatro ruedas, accionadas por un sistema mecánico mediante varillas.

FICHA TECNICA CHEVROLET 1931


Motor 6 cilindros, 12 válvulas
Cilindrada 3.200 c.c.
Potencia 50 HP/2.600 rpm
Torque 16.5 Kgm/900 rpm
Diámetro x carrera 79.5 x 95.3 mm
Alimentación Carburador sencillo Carter RJ08
Transmisión Manual de 3 velocidades
Tracción Trasera
Dirección Bolas recirculantes
Frenos Campanas en las 4 ruedas
Velocidad Máxima 80 Km/hora
Capacidad de Tanque 11 galones
Llantas 4.75 x 19''







.


Comentar todavía es gratis



Chevrolet Corvette 1953-1962
Ford 1939 – 1940
Mercedes-Benz 170 H Primo hermano del Volkswagen
Chevrolet 1955, casi 60 años de historia
Land Rover Seis Décadas Conquistando al Mundo
Checker el taxi de Nueva York
Borgward Isabella
Jeep y Willys 1945-1955
Duesenberg « J » (1928 – 1937)

3 comentarios - Chevrolet y Ford Rivales en 1931

RengoTorres +1
+10

Sólo porque hace 3 semanas compré mi primer 0 km, un Ford Focus sedan.
NN76
hipocrita
vampiro +1
ya que estamos

si encontras chevrolet 34 que es como una camioneta cerrada y un chevrolet impala 69 de 4 puertas y armas un post asi te paso mas puntos
vampiro
che los 10 te los deje yo jeje