Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive

Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive


El nuevo Fiat Uno jubila de manera definitiva al viejo Uno -que de manera insólita sigue en producción-, pero el relevo tardó tanto en llegar que ahora debe competir en un mercado cada vez más cargado de ofertas interesantes para el segmento de los citycars.

Desde Praia do Forte - Este balneario ubicado 60 kilómetros al Norte de Salvador de Bahía es famoso por tener algunas de las residencias de vacaciones de la clase alta brasileña con los diseños más extraños y sofisticados del país. Pero también es famoso por el llamado Projeto Tamar, una reserva de tortugas marinas que las protege de la depredación.

La estrategia de Fiat en el Mercosur me recuerda mucho a Praia do Forte. A veces, la marca italiana puede ser la más original y vanguardista del mercado. Pero a veces también se mueve con la lentitud de una tortuga. Y los depredadores acechan.

Fiat se tomó nada menos que 26 años para encontrarle un reemplazante al Uno. El modelo que fue una revolución en los años '80 -por ofrecer un diseño moderno y versiones muy bien equipadas, a pesar de su pequeño tamaño-, hoy sigue en producción y sobrevive sólo a fuerza de su bajo precio. Hoy no existe ningún otro motivo por el cual le pueda recomendar a alguien que se compre un viejo Uno. Sólo el precio.

El nuevo Uno, que llegará a la Argentina antes de fin de año, es la apuesta más grande de Fiat en los últimos diez años, según confesaron sus propios directivos. La expectativa que la marca tiene en el lanzamiento de este nuevo modelo son enormes. Atacará un mercado, el de los citycars y autos chicos, que representan casi el 40% de los cinco millones de vehículos que se venden al año en América Latina.

Argentina Auto Blog tuvo esta mañana la oportunidad de manejar durante casi 40 kilómetros -en un recorrido que combinó ruta y ciudad- la versión 1.4 Attractive, que será la más accesible que se ofrecerá en nuestro país. A continuación, el balance de esa experiencia.

Por fuera

El precio para la Argentina todavía no fue definido, pero se sabe que el nuevo Uno se posicionará al mismo nivel del Palio Fire, pronto a ser discontinuado. Estamos hablando de un valor aproximado de 45 mil pesos.

Si nos fijamos en ese número, el nuevo Uno se mete de lleno en el segmento de los citycars: autos pequeños y urbanos, más pensados para manejar en la ciudad que para salir a la ruta. Es un segmento que reverdeció en los últimos dos años, después de mucho tiempo de letargo.

Sus integrantes son conocidos: Chevrolet Spark, Ford Ka, Hyundai i10 y Kia Picanto. Pero si nos fijamos en las dimensiones, los 3,77 metros de largo del nuevo Uno lo hacen más grande que todos ellos, con excepción del Ka, que mide 3,83 metros. El Ka tiene la desventaja de ofrecerse sólo con carrocería de tres puertas, mientras que todos sus rivales tienen cinco.

El nuevo Uno se presentó en Brasil con cinco puertas, pero en apenas dos meses llegará la variante tres puertas. En la Argentina es probable que, cuando se lance, lo haga con las dos carrocerías al mismo tiempo.

Hacer un auto chico con un diseño atractivo no es fácil, pero Fiat logró que el nuevo Uno sea bastante atractivo. Con varios rasgos tomados del Panda europeo, tiene un diseño cuadrado, pero con todas las aristas redondeadas. El resultado es un auto simpático, antes que elegante. Divertido y juvenil, más que formal. No pasará desapercibido en nuestro tránsito, lo cual es un valor muy apreciado por muchos consumidores.

La trompa con tres cuadraditos redondeados lo distinguen a la distancia y tan sólo habría que criticarle los guardabarros delanteros demasiado inflados -sobre todo los delanteros- para las llantas de apenas 14 pulgadas.

En Fiat le tienen mucha fe a la enorme capacidad de personalización del auto. Aunque parezca extraño, todas las publicidades van a hacer más foco en eso que en el vehículo. Hay stickers con los motivos más variados, posibilidad de pintar la carcaza de los retrovisores exteriores en un color diferente al de la carrocería y varios accesorios intercambiables en el interior.

El punto más alto de la personalización lo alcanza la versión Way, que tiene todos los códigos de la exitosa línea Adventure de Fiat: mucho plástico negro adosado a la carrocería para transmitir un espíritu supuestamente aventurero.

La unidad probada tenía el paquete decorativo "www" (para fanáticos de la informática, se entiende), combinado con algunos accesorios deportivos. Por ejemplo, en la tapa del baúl tenía un sticker con el patrón rayita-cuadradito-cruz, similar a lo que se puede ver en la parte superior derecha de cualquier ventana de navegación de una computadora. Es decir: una obviedad (desde el punto de vista de cualquier fanático de la informática, se entiende).

Por dentro

El panel de instrumentos intercambiable tenía más obviedades: la URL de la web oficial de Fiat Brasil grabada sobre el plástico. Estaba ahí tal vez para que el fan de internet la recuerde y la tenga presente, porque nunca falta quien no conozca la existencia de esa secretísima entelequia llamada Google.

Para colmo, en el auto probado las referencias nerds estaban combinadas con detalles pisteros, como una pedalera deportiva en aluminio. Fea. De mal gusto. Es mi opinión, claro. Y ahí radica el doble filo de la personalización: la idea es que cada persona arme el auto con su gusto personal. Pero también hay que pensar que el día de mañana habrá que encontrar a alguien con el mismo gusto, cuando se quiera vender el auto -de color mostaza, con retrovisores rojos, stickers tribales y pedalera deportiva- como usado.

El habitáculo es uno de los más amplios de su categoría. Es tan cómodo que está al mismo nivel de modelos del segmento superior. Las butacas delanteras son blandas y con poco agarre, pero bastante cómodas.

Mido 1,93 metros de altura y apenas me senté, corrí toda la butaca hacia atrás. A pesar de eso me sentí aprisionado. Por suerte me mostraron que el carril es más largo y que, quitando una traba, puede ir más atrás. Cuando encontré una posición cómoda (el volante se regula en altura), probé cómo viajaría mi otro yo en la plaza trasera: no cabría.

Sin embargo, si hablamos de personas más normales, atrás pueden sentarse con comodidad dos adultos. Tres ya viajarán bastante apretados. Aunque nunca aplastados. La altura interior del techo es realmente destacable.

El diseño del tablero es muy atractivo y original, lleno de redondeces. Tiene dos indicadores con aguja (velocímetro y tacómetro), mientras que el resto de la información aparece en una display digital, también redondo. Los comandos son fáciles de manejar y están a mano, con excepción de la baliza, cuyo botón está escondido detrás del volante, fuera de la vista del conductor y su acompañante.

El aire acondicionado enfría bastante bien y el equipo de audio no está integrado en la consola. Esto es una buena noticia para quienes quieran ponerle un estéreo mejor, pero también lo deja muy expuesto ante los amigos de lo ajeno.

El baúl no es muy grande, pero es más que suficiente para un citycar. Tiene 280 litros de capacidad y se puede ampliar a 290 litros si se coloca más recto el respaldo de la butaca trasera, que es regulable. Con la butaca trasera totalmente rebatida se llegan a 690 litros de capacidad.

Motor y transmisión

A pesar de que varios de sus competidores ya ofrecen motorizaciones de baja cilindrada, Fiat insiste con su decisión de no comercializar en la Argentina sus variantes 1.0. El renovado 1.0 Fire Evo tiene 73 caballos de potencia con nafta y, si bien puede ser algo limitado con mucha carga, podría ayudar a presentar una opción con un precio más competitivo.

En la Argentina sólo se ofrecerá el motor 1.4 Fire Evo, con 85 caballos de potencia con nafta y 12,4 kgm de torque a 3.500 rpm. Tiene inyección electrónica y sólo dos válvulas por cilindro. Es una lástima, pero el nuevo Uno quedó afuera del grupo de modelos Fiat que en los próximos meses recibirán los nuevos motores E-Torq de 16 válvulas.

La transmisión es de cinco velocidades. Tiene un recorrido largo y un tacto que no es muy agradable.

Comportamiento

Si lo comparamos con el viejo Uno, el nuevo tiene un andar mucho más confortable y silencioso. El trabajo de insonorización del habitáculo es muy bueno, aunque tanto silencio dejó aún más en evidencia a algunos grillitos con ruido a plástico, cuya procedencia no pude precisar.

La posición de manejo es bastante alta, la superficie vidriada es muy grande y eso permite dominar el tránsito con comodidad. La pedalera tenía apliques deportivos, pero el recorrido y tacto de los pedales no tienen nada de especial.

La dirección hidráulica es bastante directa y muy liviana. Estacionarlo en espacios chicos es muy sencillo, aunque la luneta trasera algo elevada obliga a un poco de práctica para acostumbrarse bien a las proporciones.

En ruta, el sonido del motor invade un poco más el habitáculo, pero nunca llega a ser molesto. El 1.4 circula en quinta velocidad y a 120 km/h trabajando a 3.500 rpm. Fiat declara una velocidad máxima de 165 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos. El consumo homologado es de un litro cada 13,2 kilómetros en ciclo urbano y de un litro cada 17,7 kilómetros en ruta.

A velocidades elevadas y cuando se hacen maniobras un poco bruscas, el generoso despeje de 19 centímetros y la gran altura del auto (1,55 metros) se pagan con bamboleos algo excesivos de la carrocería.

La unidad probada tenía frenos ABS y doble airbag delantero. Se trata de un paquete que se ofrece en opción para todas las versiones. Es una buena noticia que hasta los compradores del Uno más barato puedan mejorar la seguridad de su auto, pero es una lástima que los compradores de la versión más cara tengan que pagar aún más para tener un equipamiento que algunos de sus rivales (como el Hyundai i10) ofrecen de serie.

Conclusión

Fiat se tomó nada menos que 26 años para renovar el Uno en Sudamérica. El relevo debería haber tardado menos, pero al menos llegó. Como en los años ’80, el Uno vuelve a sorprender por un diseño original y llamativo. Apunta a un público joven que busca su primera motorización, pero también a quienes necesitan un segundo auto para moverse en ciudad.

Si se confirma el precio estimado de 45 mil pesos –hoy mera especulación e imposible de predecir de aquí al momento de su lanzamiento, dentro de un contexto de inflación- el nuevo Uno será un competidor a tener muy en cuenta en el segmento de los citycars y es probable que le robe también clientes al segmento superior. Empezando por el Palio.

Es una pena que no se vaya a ofrecer la variante con motor 1.0. No tanto por el ahorro de combustible que representa, sino porque podría convertirse en una propuesta realmente popular y más accesible.

Fiat Latinoamérica merece todos los elogios por haber invertido tanto y tan bien para desarrollar un auto popular para nuestro mercado. Pero al mismo tiempo se gana todas las críticas por seguir estirando de manera artificial la existencia del viejo Uno. “Seguirá en el mercado al menos dos o tres años más”, dijo Cledorvino Bellini, presidente de Fiat regional sobre el modelo más longevo y arcaico de la región.

La llegada del nuevo Uno para ampliar la oferta del revitalizado segmento de los citycars es una buena noticia. El estiramiento artificial y forzoso de la vida útil del viejo Uno es, cuando menos, un bochorno.

critica
uno
fiat
1.4
atractive
Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=_3W6xgc0byU

FUENTE

critica

MIS OTROS POST

Fuentes de Información - Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive

Tags: critica | uno | fiat | 1.4 | atractive

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 15.183 Visitas
  • 2 Favoritos

13 comentarios - Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive

@MedicalGroup Hace más de 4 años -5
es Horrible
@manola_12 Hace más de 4 años
MedicalGroup dijo:es Horrible
@LamborghiniDiablo Hace más de 4 años
Wallawall dijo:fiat
El detalle me parece demasiado geek ya...



jajajaja, podian poner un pantallazo azul mejor
@fernandonn Hace más de 4 años
1.4atractive
@Electroeli Hace más de 4 años
Mucho argentinaautoblog por aka ajajja
@aligator_dec Hace más de 4 años
da ocote....
@poganes Hace más de 4 años
LamborghiniDiablo dijo:
Wallawall dijo:Crítica: Fiat Uno 1.4 Attractive
El detalle me parece demasiado geek ya...



jajajaja, podian poner un pantallazo azul mejor


no entiendo por que tiene eso?
@leojaneg Hace más de 4 años
MUYYYYYYYYYYYYY FIEROOOO
@Ciinm Hace más de 4 años
no me parece feo.. me parece que no es un uno
@federer11 Hace más de 3 años
poganes dijo:
LamborghiniDiablo dijo:
Wallawall dijo:critica
El detalle me parece demasiado geek ya...



jajajaja, podian poner un pantallazo azul mejor


no entiendo por que tiene eso?


Ciinm dijo:no me parece feo.. me parece que no es un uno
@norepost Hace más de 1 año +1
uno me encantooooooo, por eso me compre la version way[/b]
@bandidorural7 Hace más de 8 meses
que simpática la voz del video