Ford Fiesta Kinetic Desing Atraction criticas y tour

Ford Fiesta Kinetic Desing Atraction criticas

El Ford Fiesta Kinetic Design, que acaba de llegar a nuestro país importado de México, es el ejemplo más perfecto de dos fenómenos del mercado argentino de autos. Uno positivo, el otro no tanto.

El primero y positivo es que se trata del primer exponente de la política One Ford en llegar a nuestro país. La gente del Óvalo se dio cuenta de que en un mundo tan globalizado –donde cualquier persona con acceso a internet puede ver los productos que una marca vende en su país, pero también en el país vecino y en cualquier continente- lo único que faltaba globalizar eran los autos.

Así fue que se comprometió, de aquí a pocos años, a que en todo el mundo se ofrezca la misma gama de modelos Ford. Este Fiesta KD se fabrica en México para comercializarse en todo el continente americano (incluyendo Estados Unidos) y difiere en muy poco (paragolpes delantero, opciones de carrocería y variedad de motorizaciones) del Fiesta que se vende en Europa.

El desafío One Ford no es menor, teniendo en cuenta el segundo de los fenómenos que encarna el Fiesta KD en nuestro país: la ya histórica costumbre de las automotrices locales de estirar artificialmente la vida de los viejos modelos para posicionar a sus reemplazantes naturales un escalón por encima en precio.

Así, obtienen un doble rédito: le siguen sacando provecho a una plataforma ya amortizada y obsoleta, y obtienen una mayor rentabilidad del modelo más moderno.

De esta manera, mientras en la mayoría del mundo el Fiesta KD llegó para reemplazar al viejo Fiesta, en nuestro Mercosur se posicionó por arriba del antiguo modelo, que sigue en producción en Brasil. El reciente restyling que se le aplicó al llamado Fiesta One -para intentar asemejarlo a la filosofía Kinetic Design de los Ford más modernos- le agrega un nuevo paso de comedia, casi sainete, a esta práctica tan opuesta y alejada de la pregonada política One Ford.

Luego de esta aclaración, y más allá de las acertadas/erradas estrategias de comercialización, es el momento de sumergirnos en la crítica del producto en sí mismo. Autoblog probó el Fiesta Kinetic Design durante una semana y casi 800 kilómetros. Acá están las conclusiones

Por fuera

El Fiesta KD es un auto del segmento chico, pero debido al fenómeno explicado arriba se ubica por encima de la oferta habitual del mercado para ubicarse en lo que algunos resignados llamaron “segmento B moderno”. Su competidor directo es el Honda New Fit fabricado en Brasil, pero también -echando una mirada a las listas de precios- se pueden incluir como competidores a las versiones más equipadas del Peugeot 207 Compact y el Citroën C3, entre otros.

A todos ellos, sin dudas, el Fiesta KD los supera en atractivo estético. La filosofía Kinetic Design –que ni los propios directivos de Ford saben explicar con palabras- exime de toda definición lingüística cuando bendice a modelos como la S-Max, el Mondeo, la Kuga y este Fiesta, tal vez el más logrado y armónico de todos ellos.

En sus 4,06 metros de largo, los diseñadores de Ford volcaron todos sus trucos y firuletes para lograr una carrocería que da gusto recorrerla con detenimiento. La principal diferencia con respecto al Fiesta europeo se advierte en el paragolpes delantero.

Esta pieza es más atractiva en el Fiesta mexicano, pero menos funcional. Las luces de posición compuestas por una barra de leds sobre un aplique cromado son un detalle muy atractivo, pero ocupan el lugar que en el Fiesta europeo está reservado para los faros antiniebla, un importante elemento de seguridad que el mexicano no tiene.

Los neumáticos Hankook Optimo 195/50R16 están montados sobre una versión a escala de las atractivas llantas de aluminio ya conocidas del Mondeo y la S-Max.

Por último, una diferencia más con respecto al Fiesta europeo: por el momento, en México este modelo sólo se fabricará con carrocería de cinco puertas. Una pena, sobre todo teniendo en cuenta lo que sigue a continuación.

Por dentro

Lo dicho: es una lástima que el Fiesta KD no se ofrezca con carrocería de tres puertas. Es un auto homologado para cinco pasajeros (esa es la cantidad de cinturones de seguridad que tiene), pero en la práctica tiene la misma habitabilidad de una cupecita 2+2: los ocupantes de adelante viajan con confort y buen espacio para las piernas, pero a costa de casi inutilizar las plazas traseras.

El espacio posterior es tan limitado que cabe una silla infantil y un niño, pero no sus piernas. Así es fácil comprender por qué Ford Argentina promociona el Fiesta KD como un auto para jóvenes solteros y sin hijos.

La posición de manejo es cómoda. La butaca sujeta bien el cuerpo, pero la excesiva inclinación del apoyacabezas (el ángulo no se regula) puede incomodar a las personas más altas. El volante se regula en altura y profundidad.

La visibilidad es buena en todas las direcciones, menos para atrás. La combinación de cintura trasera alta y alerón sobre el techo limitan bastante la visión. Un sensor de estacionamiento sería una opción interesante, pero el fabricante no lo ofrece.

El interior está bien terminado, con materiales de calidad y revestimientos de goma en casi toda la consola. En las puertas el tacto no es tan agradable. Lo mismo ocurre con los tapizados, que podrían ser un poco mejores.

La insonorización del habitáculo es excelente, con burletes dobles en todas las puertas, lo que transmite una agradable sensación de solidez y aislamiento al manejar tanto en ruta como en ciudad.

El tablero de instrumentos es bonito y está bien diseñado. Le faltaría un reloj de temperatura para ser perfecto

El equipamiento de seguridad es excelente e inédito para un auto de este segmento: la versión Titanium, que es la única que se comercializa hasta ahora, viene de serie con siete airbags (dos frontales, dos laterales delanteros, dos de cortina y de rodillas para el conductor), cinco apoyacabezas, alarma de olvido de cinturones de seguridad, pretensionadores para los cintos delanteros y cierre automático de las puertas a partir de 7 km/h.

Es llamativo que, con un paquete de seguridad tan completo, la estrategia publicitaria de Ford Argentina haya hecho más hincapié en el equipo de audio con control de voz que en las bolsas de aire. El sistema Sync permite hacer llamadas de teléfono celular a través del equipo de audio, compartir la agenda de contactos y hasta enviar y recibir mensajes de texto sin sacar las manos del volante.

El equipo de sonido tiene cuatro parlantes, dos tweeters, reproductor de CD y MP3, con entrada para auxiliar y puerto USB. Sin embargo, es curioso que, con semejante dotación hi-fi, el completo volante multifunción permita realizar múltiples tareas, menos la más importante y básica: regular el volumen del audio.

El equipamiento interior se completa con techo corredizo, levantavidrios en las cuatro puertas, espejos eléctricos, computadora de abordo y un aire acondicionado un poco remolón para los días más calurosos.

El baúl no es generoso: tiene 281 litros de capacidad. Bajo la alfombra se guarda la rueda de auxilio temporal. Es decir, no tiene el mismo tamaño de las otras ruedas y, en caso de tener que usarla, no se pueden superar los 80 km/h.

El tanque de combustible tiene 45 litros de capacidad y una boca de carga con el sistema EasyFuel. Es un sistema con cierre automático que prescinde de la tradicional tapa rosca. Sin embargo, como la gente de Ford sabe que el hurto de combustible es una posibilidad cierta en nuestra región, ofrece una tapa tradicional con llave, aunque sólo como opcional.

Motor y transmisión

El motor Sigma 1.6 16v del Fiesta KD no hay que confundirlo con el propulsor del mismo nombre que equipa al Focus II fabricado en Pacheco. Aunque comparten muchos componentes, en el Fiesta incorporó un sistema de admisión variable que regula la alzada de las válvulas con un comando hidráulico, todo controlado por la centralita electrónica.

Con la admisión variable, el motor del Fiesta logra una mejor respuesta a bajas vueltas y un menor consumo de combustible en los regímenes más altos.

Todo esto se traduce también en un mejor rendimiento de potencia: mientras el Focus II se conforma con 110 caballos, el Fiesta KD entrega 120 cv a unos elevados 6.350 rpm. El torque es de 152 Nm a 5.000 rpm.

Tiene caja manual de cinco velocidades y tracción delantera. Acá hay que destacar más equipamiento inédito para un auto de este segmento: control de estabilidad y tracción, además de frenos ABS.

Comportamiento

En ciudad, el motor y la caja ofrecen un andar ágil y hasta divertido. Esto es también mérito de la dirección eléctrica asistida.

La dirección de este Fiesta tiene un sistema de control de deriva que filtra las inercias que normalmente transmite el tren delantero al volante. También tiene un control de vibraciones que contrarresta las irregularidades del camino. Así, ofrece un tacto correcto y confortable. En la práctica, toda esta explicación técnica se traduce en pocas palabras: es suave y muy precisa, al mismo tiempo.

En ruta, el Fiesta KD demanda un poco más de trabajo, en especial con la palanca de cambios. El motor entrega el torque y la potencia a muy altas vueltas. Eso se contradice con la caja que tiene una cuarta y una quinta marchas muy largas. Fueron pensadas más para ahorrar combustible en autopista (a 120 km/h, en quinta, el motor trabaja a 3.100 rpm) que para un manejo un poco más intensivo en ruta.

Este inconveniente se soluciona de manera simple: metiendo un tercerazo cada vez que se quiera sobrepasar otro vehículo con rapidez.

Estas relaciones de caja son tan engañosas que, a veces, hacen pensar que el motor tiene menos potencia de lo anunciado. En realidad, se trata de una cuestión de acostumbramiento: cuando se lo lleva alto de vueltas, responde con contundencia. Y “alto” en este Sigma 1.6, es un poco más arriba que en un auto normal: el corte de inyección se ubica recién en las 6.500 rpm.

Sería muy fácil decir que necesita una caja de seis velocidades, pero sería volver a pedirle al Fiesta que ofrezca algo que ninguno de los competidores de su segmento trae. Y ya bastantes primicias tiene este KD.

La suspensión es más dura que blanda. Más deportiva que confortable. Aunque no llega a ser incómoda. Digamos que tiene un grado de dureza 7 en la escala Mini Cooper (que llega hasta 10).

Los frenos, una vez más, parecen más desarrollados para calles y autopistas que para nuestras rutas, donde se requiere un uso más intensivo. Un par de frenadas fuertes y el sistema ya comienza a mostrar signos de cansancio. Unos frenos a discos en las ruedas traseras no estarían de más, algo que sí ofrecen los Honda Fit más equipados.

El control de tracción y estabilidad no es desconectable. Y esto es algo bueno. A quienes escribimos críticas de autos a veces nos gusta objetar ese detalle, pero este no será mi caso.

Mientras probaba su desempeño sobre tierra, por una ruta rural del Oeste bonaerense, venía manejando a buena velocidad y disfrutando de la excelente dirección que tiene el Fiesta. Al llegar a una curva bastante abierta, que suelo hacer a unos 80 km/h, me encontré de pronto con el suelo sembrado de granos de maíz recién cosechados. Un manto del mismo color Amarillo Perlado del auto cubría todo el camino.

Un camión había perdido su carga y se había ido sin juntarla.

Clavé los frenos, incluso mientras doblaba (ventaja del ABS), y el patinazo que parecía interminable y prometía depositarme en una zanja de un metro de profundidad, cesó en pocos segundos y dejó al auto completamente sosegado, domesticado (gracias al ESP). Con cualquier otro auto hubiese estado manejando sin control de estabilidad y habría terminado en la zanja, más hundido y humillado que Nacho Botinelli en una convención de radiadores.

Por eso: qué bueno que al Fiesta Kinetic Design no se le desconectan las ayudas electrónicas.

Conclusión

Los 81.900 pesos que cuesta el Ford Fiesta KineticDesign Titanium es bastante menos de lo que pide Peugeot por la versión más equipada del 207 Compact (83.400 pesos el 1.6 XT Premium manual) y Honda por la versión más equipada del Fit (86.000 pesos el EX 1.5 MT). También queda muy cerca de de los 81.700 pesos que pide Citroën por la versión más equipada del C3 (1.6i Exclusive), entre otros posibles competidores.

A todos ellos, como ya se dijo, los supera con holgura en aspectos como diseño, seguridad y calidad de terminación.

Por supuesto, el Fiesta KD no es perfecto y entre sus defectos podríamos mencionar las minúsculas plazas posteriores, la escasa visibilidad trasera, las largas relaciones de la caja de cambios, la fatiga temprana de los frenos, la rueda de auxilio temporal y la falta de tapa de combustible.

A quien no le moleste esto puede encarar la compra con tranquilidad. Hoy por hoy, el Fiesta Kinetic Design es el modelo más atractivo, mejor equipado y recomendable de su segmento.

cars
El Kinetic Design es algo que Ford no sabe explicar con claridad, pero los resultados hablan por sí solos.

ford
Cintura alta y alerón sobre el techo redondean un diseño muy atractivo, aunque limitan la visibilidad trasera.

led
Tablero con sólo tres relojes, volante multifunción sin control de volumen y consola central inspirada en los teléfonos celulares.

volante
En las plazas traseras del Fiesta KD cabe una silla infantil y un niño, pero no sus piernas.

Bluetooth
Ambientación interior con luces de leds y siete tonalidades diferentes.

ruta
El baúl tiene sólo 281 litros de capacidad.

sync
El motor Sigma 1.6 tiene admisión variable y 120 caballos.

airbag
El sistema de carga EasyFuel es práctico y rápido, pero no es a prueba de hurtos de combustible. La tapa con llave se vende como opcional.

juegos de autos
El Fiesta mexicano viene con unas atractivas luces de posición de leds. pero se eliminaron los antiniebla.

asiento
La dirección del Fiesta es precisa y ligera, al mismo tiempo.

Argentina
Las relaciones de la caja de cambios están más pensadas para autopistas que para rutas.

autos
Volante multifuncón con botones de Cruise Control (Velocidad Crucero) a la derecha y a la izquierda los botones del bluetooth detras los limpioparabrisas y el Voice Control en el medio una computadora de abordo

***
FICHA TECNICA

Datos básicos
Modelo probado: Ford Fiesta Kinetic Design 1.6 Titanium
Precio: 81.900 pesos
Garantía: tres años o 100 mil kilómetros
Comercializa: Ford Argentina (www.ford.com.ar)

Motor
Tipo: Delantero transversal, 4 cilindros tipo Sigma, 16 válvulas, admisión variable e inyección electrónica multipunto.
Cilindrada: 1.596 cc
Potencia: 120 cv a 6.350 rpm
Torque: 152 Nm a 5.000 rpm

Transmisión
Tipo: tracción delantera, con control electrónico.
Caja: manual, de cinco velocidades.

Chasis
Suspensión delantera: independiente, tipo McPherson con resorte helicoidal y barra estabilizadora.
Suspensión trasera: semi-independiente, con eje transversal de torsión y resorte helicoidal.
Frenos delanteros: discos ventilados
Frenos traseros: tambor
Dirección: de cremallera, con asistencia eléctrica.
Neumáticos: Hankook Optimo 195/50R16

Prestaciones
Velocidad máxima: 189 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 10,1 segundos.
Consumo urbano: 8,0 l/100km
Consumo extraurbano: 4,8 l/100km
Consumo medio: 6,1 l/100 km

Mediciones
Largo / ancho / alto: 4.066 mm / 1.722 mm / 1.473 mm
Distancia entre ejes: 2.489 mm
Peso en vacío: 1.160 kg
Capacidad de baúl: 281 litros
Capacidad de combustible: 45 litros

Equipamiento
Airbags frontales de dos etapas
Airbags laterales de torax en asientos delanteros
Airbags de tipo cortina
Airbag de rodilla para conductor
Alarma sonora de uso del cinturon de seguridad
Alarma perimetral
Apoyacabezas regulables en altura (5)
Cierre automático de puertas a 7km/h
Cinturones de seguridad delanteros inerciales de 3 puntos regulables en altura con pretensores
Cinturones de seguridad traseros inerciales de 3 puntos (3)
Columna de dirección colapsable
Control de estabilidad electrónico (ESC)
Control de tracción
Frenos ABS en las 4 ruedas
Estructura de pedales colapsable
Sistema de alerta post-colisión con activación automática de balizas y bocina
Sistema de anclaje Latch en asientos traseros
Sistema inmovilizador de motor Securi Lock con luz testigo
Tercer luz de stop
Traba para niños en puertas traseras
Desempañador trasero
Espejos exteriores calefaccionados
Espejos exteriores eléctrico con luz de giro y visor de punto ciego integrados
Llanta de aleación de aluminio de 16″
Neumáticos P195/50R16
Limpia parabrisas delanteros de goma inyectada
Faros halógenos de tecnología quad-beam
Limpia parabrisas de intermitencia variable
Parabrisas laminado acústico
Luces de posición de LED con insertos cromados
Grilla delantera inferior con detalles cromados
Vidrios tonalizados
Alfombras de tela delanteras
Aros de boca de aire color metálico
Conductos de aire para plazas traseros
Encendedor y cenicero
Manijas de puerta delanteras con insertos metálicos
Luces de cortesía individuales en plazas delanteras y traseras
Palanca de cambios con insertos metálicos
Porta mapas en respaldo de asiento acompañante
Radio AM/FM, lector de CD y MP3
Radio con conectividad USB / Plug In y Bluetooth®
Sonido premium de 80W con 4 parlantes y 2 tweeters
Volante forrado en cuero con detalles metálicos
Sistema de ambientación interior con luces de LED (7 opciones de color)
Techo solar eléctrico de 2 posiciones
Butaca de conductor con ajuste en altura
5 porta-vasos delanteros
Alarma sonora de luces encendidas
Aire acondicionado manual con activación electrónica
Columna de dirección regulable en altura y profundidad
Control satelital de audio en volante
Asiento trasero rebatible 60/40
Apertura de baúl desde comando a distancia
Asiento de conductor anatómico con apoyacabezas ajustable
Doble apertura y cierre de puertas con comando a distancia
Computadora de a bordo de 6 funciones
Espacio guarda objetos en puertas delanteras
Espejo interior retrovisor fotocromático
Espejos de cortesía en parasoles delanteros (Conductor y acompañante)
Levantacristales eléctricos con sistema “one-touch” para conductor
Toma de corriente de 12V plazas trasera
Control de velocidad crucero
Dirección asistida en forma electrónica (EPAS)
Display multifunción LCD de 4″ (centro de mensajes, entretenimiento y configuración)
Sensor de airbag frontal acompañante con luz testigo
Sistema de conectividad SYNC con control por voz para dispositivos