Samsung Galaxy S4 Mini, análisis

Samsung Galaxy S 4 mini:
Análisis


Samsung Galaxy S4 Mini, análisis


Bajo la frase de "esencia Premium", Samsung presenta este pequeño terminal que llega con la excelente herencia del gran Galaxy S 4. Una vez más el fabricante cuelga la coletilla "mini" a su producto estrella como si fueran el mismo teléfono con dos tamaños, de forma que nos hemos puesto manos a la obra para comprobar exactamente si se trata de una estrategia con la que acaparar la máxima atención posible o si realmente este Galaxy S 4 mini hace honor a su nombre, siendo capaz de cumplir unos mínimos requisitos con los que justificar su denominación.

Hardware

Con sólo abrir la caja del dispositivo nos percataremos de que el trabajo de presentación realizado por Samsung en el S 4 mini es realmente bueno. Si no fuera por el tacto de nuestras manos, un simple vistazo diría que estamos ante el S 4; es solo al sostenerlo cuando nos damos cuenta que tenemos un teléfono considerablemente más pequeño que el original. Si los enfrentamos en un cara a cara la diferencia es más que notable, ya que pasamos de las 5 pulgadas del S 4 a unas "diminutas" 4,3 pulgadas (quién lo iba a decir hace unos años) que descubren el verdadero perfil del teléfono. Tanto los acabados, biseles, bordes, botones y esquinas son copias exactas a menor escala del S 4, a diferencia de los sensores frontales, ya que este mini ha preferido descartar uno de ellos, además de prescindir del útil LED de notificaciones -quién sabe si por falta de espacio interno o reducción de costes. A estas alturas y teniendo en cuenta el mercado que nos rodea, sostener este teléfono resulta raro. Estamos hablando de unas dimensiones de 124,6 x 61,3 x 8,94 mm, unas medidas que, aunque en realidad resultan perfectas para la experiencia de usuario (que se lo pregunten a Apple), parecen ser insuficientes para nuestras manos, más acostumbradas a palpar terminales de mayor envergadura. Si tiene un beneficio claro, es que sus 107 gramos de peso son pura pluma para nuestros bolsillos.


link: http://www.youtube.com/watch?v=KZ5237hh5LU

Si pasamos a las tripas llegamos a lo interesante. A diferencia del anterior S III mini, Samsung ha sabido dar a este Galaxy S 4 mini unas especificaciones más acordes con el nombre de su dispositivo. Es cierto que no nos vamos a encontrar con un procesador Snapdragon 600 de cuatro núcleos como en su hermano mayor, pero al menos obtenemos un Snapdragon 400 con dos núcleos a 1,7 GHz que promete muy buen rendimiento. Junto a él tenemos una GPU Adreno 305 y 1,5 GB de memoria RAM, un conjunto que acaba dando vida a la pantalla de 4,3 pulgadas con resolución de 960 x 540 píxeles (256 ppi); discretas medidas que han servido para balancear perfectamente la relación prestaciones/rendimiento como veremos más adelante. Este último componente es quizás el único al que le podríamos exigir un punto más, ya que una resolución qHD de 256 píxeles por pulgada en esta pantalla Super AMOLED supone el mayor recorte respecto al imponente S 4 con sus 1080p. La calidad de imagen en sí misma es buena, ya que hemos disfrutado de reproducciones claras y con buenos ángulos de visión, lo que nos hace pensar que, de haber incluido un panel con mayor resolución, el teléfono habría puesto en serios apuros a su hermano mayor, cosa que evidentemente Samsung se ha encargado de controlar adecuadamente.

La tabla de especificaciones muestra hasta dónde llega este terminal, incluyendo características como emisor de infrarrojos, NFC, Bluetooth 4.0, cámara de 8 megapíxeles con flash LED, cámara frontal de 1,9 megapíxeles, 8 GB de almacenamiento interno (algo escasos) y WiFi de doble banda 802.11 a/b/g/n. Te dejamos con una tabla para que lo veas todo con más claridad.

galaxy


Software

samsung


Al igual que otros muchos fabricantes del mercado, Samsung intenta hacerse un hueco entre sus competidores con una interfaz personalizada y con identidad. Hablamos de TouchWiz, una capa que, aunque puede que no termine de estar al gusto de todos, a fin de cuentas supone una carta de presentación que ha acabado integrándose en todos sus terminales. Así, el fabricante intenta asegurar la misma experiencia de usuario en un Galaxy S 4 y en un Galaxy S 4 mini, y lo cierto es que lo consigue. La versión que llega en este mini es evidentemente la misma que la de su hermano mayor, que ya se encargó de estrenarla el día de su lanzamiento, mezclada adecuadamente en Android 4.2.2 Jelly Bean. Las principales funciones de TouchWiz llegan en este Galaxy S 4 mini, pero algunas -quizás las más llamativas- se han quedado fuera por lo que podría ser falta de potencia.

Aquellos que hayan podido probar un Galaxy S 4 podrán ver rápidamente cómo el menú de accesos directos se ha visto duramente recortado, desapareciendo opciones como Air View, la utilización de gestos, las funciones inteligentes de pausa y rotación, Multi-Window (posiblemente por el tamaño de la pantalla) e incluso algunos modos de cámara como el de borrado inteligente, foto animada y modo drama. Pero por otro lado podremos tener acceso a la peculiar suite de Samsung, con Story Album, S Health, S Voice, ChatON, Samsung Hub, Group Play, S Memo, S Translator, etc. Dicho esto, podemos ver que Samsung ha eliminado la parte más interesantes de los gestos y sensores, y una vez más nos preguntamos el motivo. ¿Por qué no incluir en este diminuto terminal las prestaciones más llamativas de su hermano mayor? ¿Hace falta más capacidad de procesamiento? ¿Será una forma de diferenciarlos mejor en el mercado? ¿Tal vez un poco de cada cosa?

Cámara

mini


El punto fotográfico lo pone un sensor de 8 pulgadas. No es el mismo de 13 megapíxeles que podemos encontrar en la gama alta del fabricante, pero los resultados obtenidos no son especialmente malos. Junto a él se encuentra una cámara frontal de 1,9 megapíxeles para las videoconferencias o fotos más personales, todo ello controlado por una completa interfaz con varios modos preajustados y configuraciones más o menos aceptables, pero que en ocasiones se encuentran quizás un tanto escondidas. Si no fuera por la posibilidad de personalización, cambiar valores tan básicos como la exposición resultaría todo un engorro, al igual que la propia acción de disparo, aunque ajustar esta función en el botón de volumen salvará más de una toma.

Los resultados cumplen en la mayoría de situaciones, aunque una captura rápida y con prisas probablemente no ayude al enfoque de la imagen. Las tomas resultantes suelen estar algo saturadas en la mayoría de las veces y en multitud de ocasiones resulta necesario dar una pasada por programas como Snapseed para obtener el máximo potencial de la fotografía. Los recortes al 100% no serán del todo fructíferos, pero la imagen en su totalidad se comporta y ofrece resultados más que aceptables. En líneas generales la fotografía de este Galaxy S 4 mini es competente, y el modo nocturno posiblemente sea el preajuste que más destaque entre los ofrecidos. En este aspecto, es una pena que no se incluyan algunos tan atractivos como la foto animada o el borrado inteligente, pero imaginamos que se trata de procesos que requieren algo más de procesador.

Algunas fotos

Android

Samsung Galaxy S4 Mini, análisis


Rendimiento

Este es sin duda el apartado que confirma definitivamente el tipo de terminal que tenemos en nuestras manos. Pequeño, manejable y con aspecto premium, ¿qué esconde el Galaxy S 4 mini en sus entrañas? Como ya hemos comentado anteriormente, su procesador Snapdragon 400 de doble núcleo a 1,7 GHz se presenta como una opción potente y más que suficiente pero, ¿es eso lo que buscan todos los usuarios? Un par de pruebas confirma que estamos ante una configuración media que para nada se puede comparar con el buque insignia de la marca, ya que en la mayoría de ocasiones los resultados se quedan en la mitad de los valores del S 4. Esto posiblemente ahuyente a aquellos que anden buscando potencia bruta, pero lejos de ser un modelo básico y simplón, lo cierto es que no hemos experimentado una falta de potencial en el día a día con el teléfono: menús fluidos, widgets sin hipo, rápido arranque y control de la cámara son algunas de las buenas valoraciones que debemos hacer del pequeño de la casa.

galaxy


Cabe recordar una vez más que estamos ante la misma capa de personalización que Samsung coloca en el hermano mayor, aunque posiblemente la falta de funciones inteligentes como AirView o algunos modos de retoque predefinidos en la cámara pesen para algunos y sean la razón definitiva que justifique el uso de este procesador y no de otro más potente.

Batería

samsung


Al igual que ocurre en el apartado de rendimiento, la elección de los componentes en el Galaxy S 4 mini ha tenido en cuenta muchos aspectos, ya que el conjunto final permite ofrecer un equipo muy equilibrado. Y también lo notamos en la batería, ya que sus 1.900 mAh podrían hacer temblar a más de uno. El resultado, sin embargo, es que el día a día ha servido para confirmar que el teléfono puede aguantar un uso normal con el que poder llegar al final de la jornada sin problemas de energía. Evidentemente, según exprimamos más o menos el potencial del teléfono obtendremos más o menos minutos de batería, pero en líneas generales podemos decir que nuestra rutina se completa perfectamente con la capacidad base del terminal.

Aquellos que no se fíen del todo y quieran optar por una segunda batería de repuesto, siempre podrán hacerse con una gracias a que la unidad en cuestión se puede retirar sin problemas; sin embargo, creemos que esta característica no supone grandes problemas teniendo en cuenta la cantidad de cargadores externos que existen en el mercado.

Conclusión

Una vez más Samsung ha aprovechado el tirón de uno de sus buques insignia para lanzar al mercado un modelo más pequeño que usa el mismo nombre y el mismo diseño. En el caso del Galaxy S III mini, pudimos comprobar cómo la diferencia de rendimiento y especificaciones no llegó a contentar demasiado a los usuarios, así que en esta ocasión el fabricante ha querido apretar un poco más las tuercas para poder ofrecer algo más acorde con el nombre que da vida al terminal.

Como ya hemos comentado, el procesador vuelve a recortar sus especificaciones, y poco tiene que ver con el integrado de cuatro núcleos que encontramos en el S 4 original. Pese a ello, el rendimiento ofrecido por este S 4 mini hace que no echemos en falta más potencia para las tareas del día a día con un uso bastante común del teléfono, y sobre todo mejora los errores del pasado vistos en el Galaxy S III. Es por eso que nos parece muy acertada la opción de acompañar a este doble núcleo del resto de especificaciones, ya que completan un conjunto bastante equilibrado que permitirá a este pequeño teléfono adentrarse en la gama media del mercado sin ningún miedo.

Lamentablemente donde Samsung sí que ha vuelto a fallar (una vez más) es en el último paso, errando al colocar una etiqueta que nos parece excesiva para el teléfono. Y es que tendremos que soltar nada menos que 360 euros para obtener el terminal de manera libre; mucho dinero por un teléfono con una pantalla de 960 x 540 píxeles.

En suma, el Galaxy S 4 mini podría haber sido una opción excelente para aquellos usuarios que busquen un buen teléfono sin demasiados lujos. Su precio, más que cualquier carencia, es su mayor punto flaco.

4 comentarios - Samsung Galaxy S4 Mini, análisis

martinjhm271 +6
alta mentira el s4 mini en juegos rinde bastante mal peor que el s3 y eso que tiene menor resolucion, con el adreno 305 los juegos se ponen en grafica baja , es mejor comprar un s3 sale lo mismo
eljorgedelagente +1
@53RCH3NK0

No había visto que eras de Mexico..
Si lo podés conseguir y pagar, el Xperia SP es una muy buena elección. Sino con el Xperia L, vas que ir bien, por lo menos acá en Argentina tiene un precio acorde a lo que ofrece el equipo.
53RCH3NK0 +1
@eljorgedelagente

Gracias, pues aver que pasa en futuro pues no soy rico porque luego es gastar mucho dinero al pedo para que al final lo acabes usando para llamar o mandar mensajes
Hmohtar +1
@53RCH3NK0 El nexus 4
jmanuelgnt +2
Yo tengo ese telefono. Me gusta mucho. No lo ocupo para jugar. Aunque tngo la fifa14 y anda muy bien. No es mini. Es exactamente del mismo tamaño del iphone5. Yo estoy contento por que rinde para todo lo que hago
ayrton1991
la pantalla del galaxy s2 es mejor que la del s4 mini? pregunto porque no entiendo bien sobre pantallas y eso de super amoled plus y super amoled
ayrton1991
@eljorgedelagente mmm pasa que la forma del s3 no me gusta mucho, las terminaciones del s4 son muchisimo mejores
eljorgedelagente +2
@ayrton1991

Entonces se complica..
Lo único que el S4 Mini sale caro por lo que ofrece. Un gama alta 2012 ( S3 o HTC One X) sale menos y son mejores. O bien esperá que en octubre sale al mercado argentino el Motorola MOTO X.
ayrton1991 +1
@eljorgedelagente me agrada el moto x!