Desfile militar soviético en conmemoración al 1 de Mayo en la Plaza Roja de Moscú


















La historia del Día Internacional de los Trabajadores


Trabajar ocho horas diarias para nosotros es algo normal, incluso a veces nos parece demasiado. Pero si hubiésemos vivido hace unos 140 años, hubiéramos tenido que luchar para que este derecho fuera respetado. En noviembre de 1884 en Chicago se celebró el IV Congreso de la Federación Estadounidense del Trabajo, en el que se estableció que a partir del 1º de mayo de 1886 se obligaría a los patronos a respetar la jornada de 8 horas. Sin embargo la ley no se cumplió, motivo por el cual las organizaciones sindicales de todo EE. UU. se movilizaron, paralizando el país con más de 5.000 huelgas. Durante una de ellas en Chicago se perpetró un atentado que causó la muerte de varios policías. En julio de 1889, la Segunda Internacional instituyó el Día Internacional del Trabajador para conmemorar los hechos ocurridos en mayo de 1886 en Chicago. Durante el Congreso de París se decidió celebrar el Día del Trabajador el 1º de mayo de cada año.

Desde 1890, los partidos políticos y los sindicatos integrados en la Internacional han organizado manifestaciones de trabajadores en diversos países en petición de la jornada de 8 horas y como muestra de la hermandad del proletariado internacional. La festividad del 1 de mayo se celebra oficialmente en 142 países del mundo, como Argentina, Brasil, España, Francia, Italia y Rusia, entre otros.

Primero de mayo en Rusia


En la URSS el Día de los Trabajadores fue considerado como uno de los festivos más importantes del año. Miles de personas, en cada pueblo y en cada ciudad, salían a las calles con diferentes pancartas en apoyo a los proletarios del mundo y al partido comunista soviético. Con la desintegración de la URSS el feriado cambió de nombre y se convirtió en el Día de la Primavera y del Trabajador. Según las encuestas, para la mayoría de los rusos la fiesta sigue siendo popular, pero la asocian más con la llegada de la primavera y no con los vestigios políticos del pasado. En las últimas décadas hasta aparecieron algunos movimientos alternativos que, al igual que los grupos políticos, se reúnen en los mitines para expresar su original punto de vista respecto a la actualidad.
1 de Mayo Historia y en el Mundo


Celebraciones en Europa


Al parecer, en Europa la tradición de celebrar el 1 de mayo proviene de la época pagana, aunque la fiesta del Día del Trabajo como tal actualmente está ligada más con razones políticas.

Aparentemente, en el Reino Unido el 1 de mayo sigue estando relacionado con las tradiciones romanas y se celebra con flores. En la época antigua los campesinos adornaban el llamado 'árbol de mayo' con flores salvajes, cantando y bailando a su alrededor. Posteriormente, bajo la presión de las autoridades eclesiásticas, la fiesta fue prohibida, pero en los pueblos seguían celebrándola.
Internacional


¿Quién no celebra el 1 de mayo?


Curiosamente, Estados Unidos no está entre los 142 países que festejan el 1 de mayo. El presidente Grover Cleveland ofreció celebrar el 'Labor Day' (Día del Trabajo) el primer lunes de septiembre por temor a que la fecha de mayo reforzase el movimiento socialista en los Estados Unidos.
PURO CAPITALISMO!

En países como Australia, Japón o Nueva Zelanda esta fiesta también se celebra otro día del año. En Israel la fiesta fue anulada en el año 1977, ya que el Partido Laborista Israelí perdió las elecciones. En la India, el 1 de mayo se celebró por primera vez en 1923, también por el Partido Laborista. Actualmente es el Día nacional de los Bancos.

El 1 de Mayo en España

España celebró el Primero de Mayo por primera vez en 1890, en las ciudades de Madrid, Barcelona y Bilbao. Como en muchos otros países, se festejó a raíz de lo acordado en el Congreso Internacional Obrero Socialista organizado el años anterior en París y también surgió con esa dualidad por el carácter festivo que imponían los socialistas y el carácter de duelo que le atribuían los anarquistas por considerarlo una rutina burguesa permitida por las autoridades.

Tras un pequeño paréntesis con Primo de Rivera (1923-1931) en el que las manifestaciones públicas estaban prohibidas, la República declaró festivo este día en 1931. La posterior Guerra Civil y la dictadura franquista supusieron una suspensión de las libertades en España y así en 1937 se prohibió esta fiesta, calificándola de subversiva. El Régimen estableció el 18 de julio como 'Fiesta de Exaltación del Trabajo Nacional', organizada por la Iglesia y Falange Española (el partido del Régimen).

En 1955 Pío XII introdujo en el calendario religioso el 1 de mayo como celebración de San José Obrero o Artesano. Los valores del nacionalcatolicismo del régimen franquista aceptaron esta festividad, aunque la seguían organizando Falange y la Iglesia. Sin embargo, la oposición a la dictadura y los conflictos sociales crecen y en el norte de España empiezan a surgir huelgas y represiones. Los sindicatos trataban de luchar desde la clandestinidad –el único sindicato permitido era el del Régimen, el Sindicato Vertical, donde patronos y obreros estaban obligados a participar-. Una vez muerto Franco, el sindicato UGT (Unión General de Trabajadores) aún clandestino celebró sin autorización su primer congreso en España desde la Guerra Civil. En 1977 se decidió que había que celebrar una Fiesta del Trabajo con una manifestación similar a la de otros países. A pesar de las cargas policiales, al año siguiente las autoridades dieron el visto bueno a la celebración.



paises
congreso