El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Que Onda en Medio Oriente?

[center]Gente como estudiante de Relaciones Internacionales el principal aporte que puedo hacer a la pagina es tratar de mantenerlos al tanto, seria muy creído si les digo que lo que poste sobre el sistem mundial es la posta, yo busco informar y que cada uno saque sus conclusiones y dejen sus comentarios. [/center]

[center]¿Que Onda en Medio Oriente?
[/center]

[center]El futuro de Al Qaeda sin Osama Bin Laden[/center]

[center]politica
[/center]

Con la muerte de Osama Bin Laden, la red terrorista no desaparece, sino que continúa profundizando la mutación que venía experimentando desde hace algunos años atrás. La inspiración por la cual actúan cientos de ciudadanos occidentales descendientes de extranjeros y musulmanes son el principal arma empleada por el grupo terrorista en Europa y Estados Unidos. Sin embargo, el poder de Al Qaeda se ha visto disminuido principalmente por el accionar de los ejércitos norteafricanos y del Golfo Pérsico y además por las revueltas sociales árabes que no amparan a las ideologías religiosas extremistas.[/left]

Antes de la desaparición de Osama Bin Laden, tomando en cuenta la versión de sus supuestos asesinos, Al Qaeda había iniciado un rumbo diferente que el que mantenía a finales de la década del noventa, con la voladura de las embajadas estadounidenses en África, y que en 2001, con los atentados en suelo norteamericano.

A pesar de que desde su inicio la red contaba con células independientes, existía un cierto grado de centralización y verticalismo sobre todo en lo relacionado con las fuentes de financiamiento, de reclusión de nuevos combatientes y con las tácticas dirigidas hacia dónde golpear, como por ejemplo la movilización hacia el Irak post Saddam de cientos de combatientes.

Desde hace algunos años, el mayor peligro es la inspiración en los discursos extremistas por parte de los ciudadanos europeos y norteamericanos, la mayoría de los cuales son descendientes de inmigrantes que han sido marginados por las propias sociedades ante el temor a todo lo que se relacione con el Islam. Esto exacerbó la radicalización de los desempleados musulmanes nacidos en Occidente, pero que se sienten expulsados de la sociedad, lo que se llama células dormidas, que pueden atacar en cualquier momento con explosivos caseros y sin ninguna conexión real con los cerebros de Al Qaeda.

Esto convierte al fundamentalismo en un peligro más sutil y silencioso, alimentado tanto por la propaganda terrorista como por las propias sociedades occidentales que atacan y marginan a todo lo que le temen, sin detenerse a analizar cuál es el origen de la segregación y de la masiva presencia de extranjeros en suelo europeo.[/left]

[center]LA DECADENCIA DE AL QAEDA[/center]

A pesar de que las tácticas hayan ido cambiando, antes del presunto asesinato de Bin Laden del 2 de mayo, Al Qaeda como organización se encontraba en decadencia. En el norte de África las células relacionadas con la organización se tuvieron que replegar hacia el desierto del Sahara ante el acoso militar de los regímenes árabes. En la Península Arábiga los militantes siguen fuertes, pero la represión saudí y yemenita los mantiene controlados. Mientras que en Irak y Afganistán los atentados disminuyeron.

El único lugar en donde los militantes de Al Qaeda gozan de una complicidad oficial es paradójicamente en Pakistán, país en donde fue asesinado Bin Laden, y en donde los servicios secretos (ISI) protegen a altos mandos talibanes y de la red terrorista para contrarrestar el peso geopolítico de su peor enemigo, la India.

El comienzo de 2011 fue poco venturoso para Al Qaeda. Las revueltas sociales en los países árabes no arrastraron a las masas hacia el extremismo religioso, sino a un pedido de mayor apertura democrática y de inclusión. Esto le quitó a Al Qaeda gran parte de la materia prima, los jóvenes, que están comprometidos con una causa más realista que con asesinar civiles y distorsionar el sentido del Islam.

Pero la muerte de Bin Laden no significa la desaparición de Al Qaeda, sino una profundización de la mutación que ya se venía percibiendo en los últimos años. Por eso, el mayor peligro se encuentra en Occidente mismo, si los regímenes como los de Sarkozy, Berlusconi y otros países de la UE continúan promoviendo la xenofobia y el temor al musulmán, en lugar de propiciar una integración.[/left]

[center]POSIBLES SUCESORES DE BIN LADEN[/center]

[center]Mundo
[/center]
[center]Ayman al Zawahiri, la imagen paterna de Bin Laden[/center]

El nombre de este médico egipcio de 59 años es el que suena más fuerte para suceder al extinto líder. Principalmente, por su larga experiencia militante en la Yihad Islámica Egipcia, su participación en Afganistán contra la invasión soviética y su extrema radicalización. Algunas fuentes comentan que Al Zawahiri fue un padre simbólico para Bin Laden, dado que el padre real del recientemente asesinado no consideraba a Osama un hijo digno por haber sido concebido con una extranjera.

Se dice también que el egipcio fue el que arrastró a Bin Laden a las corrientes más extremas del Islam y que mientras Osama huía desde las montañas afganas hacia Pakistán, Al Zawahiri era el que realmente dirigía las operaciones de Al Qaeda en todo el mundo. El carisma de Bin Laden relegaba a un segundo plano al egipcio, pero en la práctica es posible que éste haya sido el que condujo a la red terrorista.
[/left]

[center]relaciones
[/center]
[center]Anwar Al Alwaki, el ciudadano norteamericano[/center]

Nacido en Nuevo México, este descendiente de yemenitas de 40 años es el líder de Al Qaeda en la Península Arábiga. Está acusado de instigar atentados en suelo estadounidense, como el avión que viajaba con explosivos hacia Detroit en la Navidad de 2009 y de instruir al soldado estadounidense Nidal Hasan a cometer el ataque en la base de Fort Hood que dejó a 13 soldados norteamericanos muertos.

Sin embargo, al contrario de Bin Laden, su figura se asemeja más a la de un orador que a la de un guerrillero, ya que nunca combatió.[/left]

[center]Bin laden
[/center]
[center]Abu Yahya al Libi, la conexión libia[/center]

Este combatiente libio luchó en Afganistán en donde fue apresado en 2002 en la prisión norteamericana de Bragram en el país centroasiático. Aunque tres años más tarde se escapó.

En lo últimos años es el líder que más apariciones hizo en videos difundidos por Al Qaeda. Llamó a sus seguidores en Libia para que derroquen a Gaddafi y establezcan un estado islámico en el norte de África.[/left]

[center]internacionales
[/center]
[center]Jalid al Habib, el jefe militar[/center]

Es el coordinador de las operaciones militares de Al Qaeda en Afganistán desde 2006. Sus supuestas apariciones en el norte de Pakistán refuerzan las sospechas de sus nexos con el ISI paquistaní.[/left]

[center]¿Que Onda en Medio Oriente?
[/center]
[center]Atiyah Abd al Rahman, el enlace con otras células[/center]

Estuvo con Bin Laden hasta 2001, año en que se dedicó a coordinar el accionar de los diversos grupos terroristas en Medio Oriente. Su popularidad surgió en 2006 cuando entre las cartas de líder de Al Qaeda en Irak se encontraba una dirigida a Atiyah Abd al Rahman en la que instaba a que moderase sus tácticas contra la ocupación estadounidense, como por ejemplo que evitara atacar a los grupos chiitas.[/left]

[center]politica
[/center]

[center]GRACIAS POR PASAR Y COMENTAR.[/center]

0 comentarios - ¿Que Onda en Medio Oriente?