Hoy les dejo frases y aforismos de grandes filosofos y pensadores que dejaron su huella en el pensamiento universal..

Confucio

Grandes Filosofos, Grandes Frases

551 AC-478 AC. Filósofo chino.


Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

Saber que se sabe lo que se sabe y que no se sabe lo que no se sabe; he aquí el verdadero saber.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla.

¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

Los vicios vienen como pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.

Por muy lejos que el espíritu vaya, nunca irá más lejos que el corazón.

Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.

Donde hay educación no hay distinción de clases.

Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro.

Una voz fuerte no puede competir con una voz clara, aunque ésta sea un simple murmullo.

Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles.

El silencio es el único amigo que jamás traiciona.

Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona.

Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad.

El hombre que ha cometido un error y no lo corrige comete otro error mayor.

Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.

Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.

Sin no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?

La ignorancia es la noche de la mente: pero una noche sin luna y sin estrellas.

Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida.

El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y practica lo que profesa.

Algún dinero evita preocupaciones; mucho, las atrae.

Aprender sin pensar es inútil. Pensar sin aprender, peligroso.

El tipo más noble de hombre tiene una mente amplia y sin prejuicios. El hombre inferior es prejuiciado y carece de una mente amplia.

¿Uno que no sepa gobernarse a sí mismo, cómo sabrá gobernar a los demás?.


Mahatma Gandhi


frases

1869-1948. Político y pensador indio.

Nuestra recompensa se encuentra en el esfuerzo y no en el resultado. Un esfuerzo total es una victoria completa.

Puesto que yo soy imperfecto y necesito la tolerancia y la bondad de los demás, también he de tolerar los defectos del mundo hasta que pueda encontrar el secreto que me permita ponerles remedio.

La violencia es el miedo a los ideales de los demás.

Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible.

Casi todo lo que realice será insignificante, pero es muy importante que lo haga.

No hay camino para la paz, la paz es el camino.

Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego.

En cuanto alguien comprende que obedecer leyes injustas es contrario a su dignidad de hombre, ninguna tiranía puede dominarle.

Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante, si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos.

No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.

No se nos otorgará la libertad externa más que en la medida exacta en que hayamos sabido, en un momento determinado, desarrollar nuestra libertad interna.

Cuando todos te abandonan, Dios se queda contigo.

La verdadera educación consiste en obtener lo mejor de uno mismo. ¿Qué otro libro se puede estudiar mejor que el de la Humanidad?

Un país, una civilización se puede juzgar por la forma en que trata a sus animales.

No escuches a los amigos cuando el amigo interior dice: ¡Haz esto!

Quisiera sufrir todas las humillaciones, todas las torturas, el ostracismo absoluto y hasta la muerte, para impedir la violencia.

El capital no es un mal en sí mismo, el mal radica en su mal uso.

El hombre no posee el poder de crear vida. No posee tampoco, por consiguiente, el derecho a destruirla.

Si quieres cambiar al mundo, cámbiate a ti mismo.

Lo que se obtiene con violencia, solamente se puede mantener con violencia.

Un error no se convierte en verdad por el hecho de que todo el mundo crea en él.

Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad.

Si la muerte no fuera el preludio a otra vida, la vida presente sería una burla cruel.

Ante las injusticias y adversidades de la vida... ¡calma!.

No me gusta la palabra tolerancia, pero no encuentro otra mejor. El amor empuja a tener, hacia la fe de los demás, el mismo respeto que se tiene por la propia.

La muerte no es más que un sueño y un olvido.

La tristeza de la separación y de la muerte es el más grande de los engaños.

No debemos perder la fe en la humanidad que es como el océano: no se ensucia porque algunas de sus gotas estén sucias.

La causa de la libertad se convierte en una burla si el precio a pagar es la destrucción de quienes deberían disfrutar la libertad.

Aquellas personas que no están dispuestas a pequeñas reformas, no estarán nunca en las filas de los hombres que apuestan a cambios trascendentales.

Los medios impuros desembocan en fines impuros.


Immanuel Kant

filosofia

1724-1804. Filosofo alemán.

El sabio puede cambiar de opinión. El necio, nunca.

En las tinieblas la imaginación trabaja más activamenteque en plena luz.

El hombre es celoso si ama; la mujer también, aunque no ame.

La paciencia es la fortaleza del débil y la impaciencia, la debilidad del fuerte.

Dormía y soñaba que la vida era bella; desperté y advertí que la vida era deber.

El derecho es el conjunto de condiciones que permiten a la libertad de cada uno acomodarse a la libertad de todos.

Con las piedras que con duro intento los críticos te lanzan, bien puedes erigirte un monumento.

La felicidad no es un ideal de la razón, sino de la imaginación.

La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las demás facultades.

No se puede aprender filosofía, tan sólo se puede aprender a filosofar.

Tan solo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El hombre no es más que lo que la educación hace de él.

La educación es el desarrollo en el hombre de toda la perfección de que su naturaleza es capaz.

Dos cosas llenan el animo de admiración y respeto, siempre nuevos y crecientes, cuanto con mas frecuencia y aplicación se ocupa de ellas la reflexión: el cielo estrellado sobre mi y la ley moral en mi.

Cuando podía haber tomado esposa, no pude soportar a ninguna; y cuando pude soportar a alguna, ya no necesitaba a ninguna.

Ser es hacer.

Pensamientos sin contenidos son vacíos; intuiciones sin conceptos son ciegas.

El sueño es un arte poético involuntario.

Todo nuestro conocimiento arranca del sentido, pasa al entendimiento y termina en la razón.

La conciencia es un instinto que nos lleva a juzgarnos a la luz de las leyes morales.

La democracia constituye necesariamente un despotismo, por cuanto establece un poder ejecutivo contrario a la voluntad general. Siendo posible que todos decidan contra uno cuya opinión pueda diferir, la voluntad de todos no es por tanto la de todos, lo cual es contradictorio y opuesto a la libertad.

Obra siempre de modo que tu conducta pudiera servir de principio a una legislación universal.

La religión es el conocimiento de todos nuestros deberes como mandamientos divinos.

Sólo hay una religión verdadera, pero pueden haber muchas especies de fe.

Las cualidades sublimes infunden respeto; las bellas amor.

El Estado, al igual que el suelo sobre el que se halla situado, no es un patrimonio. Consiste en una sociedad de hombres sobre los cuales únicamente el Estado tiene derecho a mandar y disponer. Es un tronco que tiene sus propias raíces.


Arthur Schopenhauer

kant

1788-1860. Filósofo alemán.

La envidia en los hombres muestra cuán desdichados se sienten, y su constante atención a lo que hacen o dejan de hacer los demás, muestra cuánto se aburren.

Muchas veces las cosas no se le dan al que las merece más, sino al que sabe pedirlas con insistencia.

La soledad es la suerte de todos los espíritus excelentes.

Los primeros cuarenta años de vida nos dan el texto; los treinta siguientes, el comentario.

En la música todos los sentimientos vuelven a su estado puro y el mundo no es sino música hecha realidad.

El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales.

La cólera no nos permite saber lo que hacemos y menos aún lo que decimos.

Con ciertas personas vale más ser traicionado que desconfiar.

Cada uno tiene el máximo de memoria para lo que le interesa y el mínimo para lo que no le interesa.

Los amigos se suelen considerar sinceros; los enemigos realmente lo son: por esta razón es un excelente consejo aprovechar todas sus censuras para conocernos un poco mejor a nosotros mismos, es algo similar a cuando se utiliza una amarga medicina.

La riqueza es como el agua salada; cuanto más se bebe, más sed da.

El destino mezcla las cartas, y nosotros las jugamos.

A excepción del hombre, ningún ser se maravilla de su propia existencia.

La amabilidad es como una almohadilla, que aunque no tenga nada por dentro, por lo menos amortigua los embates de la vida.

La arquitectura es una música congelada.

No hay ningún viento favorable para el que no sabe a que puerto se dirige.

La belleza es una carta de recomendación que nos gana de antemano los corazones.

El hombre es en el fondo un animal terrible y cruel. Lo conocemos como ha sido domesticado y educado por lo que conocemos como civilización.

La cantidad de rumores inútiles que un hombre puede soportar es inversamente proporcional a su inteligencia.

Para millones y millones de seres humanos el verdadero infierno es la Tierra.

La personalidad del hombre determina por anticipado la medida de su posible fortuna.

Quien ha perdido la esperanza ha perdido también el miedo: tal significa la palabra "desesperado".

Los hombres vulgares han inventado la vida en sociedad porque les es más fácil soportar a los demás que soportarse a sí mismos.

El que no ama ya esta muerto.

Al que todo lo pierde, le queda Dios todavía.

Un genio es el que es capaz de ver la idea en el fenómeno.

La rebeldía es la virtud original del hombre.

Por vida feliz hay que entender siempre "menos desdichada"; es decir, soportable. Y realmente, la vida no se nos ha dado para gozarla, sino para sufrirla, para pagarla.

El instinto social de los hombres no se basa en el amor a la sociedad, sino en el miedo a la soledad.

Desear la inmortalidad es desear la perpetuación de un gran error.

Aunque el mundo contiene muchas cosas decididamente malas, la peor de todas ellas es la sociedad.

Todo imbécil execrable, que no tiene en el mundo nada de que pueda enorgullecerse, se refugia en este último recurso, de vanagloriarse de la nación a que pertenece por casualidad.

Todo lo que ocurre, desde lo más grande a lo más chico, ocurre necesariamente.

El cambio es la única cosa inmutable.

En la vejez se aprende mejor a esconder los fracasos; en la juventud, a soportarlos.

Nadie es realmente digno de envidia.

Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para brillar.

Cada nación se burla de las otras y todas tienen razón.


Sigmund Freud

gandhi

1856-1939. Médico y neurólogo austriaco, fundador del psicoanálisis.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.

La ciencia moderna aún no ha producido un medicamento tranquilizador tan eficaz como lo son unas pocas palabras bondadosas.

La gran pregunta que nunca ha sido contestada y a la cual todavía no he podido responder, a pesar de mis treinta años de investigación del alma femenina, es: ¿qué quiere una mujer?

Uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que habla.

Si la inspiración no viene a mí salgo a su encuentro, a la mitad del camino.

Como a nadie se le puede forzar para que crea, a nadie se le puede forzar para que no crea.

No puedo pensar en ninguna necesidad en la infancia tan fuerte como la necesidad de la protección de un padre.

Sería muy simpático que existiera dios, que hubiese creado el mundo y fuese una benevolente providencia; que existieran un orden moral en el universo y una vida futura; pero es un hecho muy sorprendente el que todo esto sea exactamente lo que nosotros nos sentimos obligados a desear que exista.

Dijo Platón que los buenos son los que se contentan con soñar aquello que los malos hacen realidad.

Cualquiera que despierto se comportase como lo hiciera en sueños sería tomado por loco.

He sido un hombre afortunado; en la vida nada me ha sido fácil.

Uno puede defenderse de los ataques; contra el elogio se está indefenso.

Todo chiste, en el fondo, encubre una verdad.

El primer humano que insultó a su enemigo en vez de tirarle una piedra fue el fundador de la civilización.

Si dos individuos están siempre de acuerdo en todo, puedo asegurar que uno de los dos piensa por ambos.

La verdad al cien por ciento es tan rara como el alcohol al cien por ciento.

La humanidad progresa. Hoy solamente quema mis libros; siglos atrás me hubieran quemado a mi.

Ningún crítico es más capaz que yo de percibir claramente la desproporción que existe entre los problemas y la solución que les aporto.

El narcisismo de las pequeñas diferencias, es la obsesión por diferenciarse de aquello que resulta más familiar y parecido.

Cada uno de nosotros tiene a todos como mortales menos a sí mismo.