¿Murió Maximiliano de Habsburgo Fusilado?

¿Murió Maximiliano de Habsburgo Fusilado?

Justo Armas o ¿Maximiliano de Habsburgo?

Justo Armas fue un comerciante de origen desconocido que vivió en El Salvador y cuyo pasado se halla vinculado al depuesto emperador de México, Maximiliano de Habsburgo.
La primera certeza de la estadía de Armas en El Salvador se sitúa en el año de 1871, cuando participó en una donación de dinero para las fiestas patronales de San Salvador, apenas cuatro años después del fusilamiento de Maximiliano. Durante los primeros años en este país, fue acogido por familias pudientes de la época, sobre todo por el vicepresidente Gregorio Arbizú.

Armas fue conocido por ser una persona culta y por andar siempre descalzo, por lo que siempre sería recordado. Según decía, lo hacía para cumplir una promesa a la Virgen del Carmen por haberlo ayudado a salir de un momento de peligro de muerte. Prometió además no revelar nunca su verdadera identidad.

A través de los años manejó un negocio de alquileres, para atención a fiestas, que ofrecía vajilla de porcelana de Sévres, copas de bacaratt y sillas doradas al estilo del Imperio Austro-Húngaro y se dice que era un pariente muy cercano del emperador Francisco José de Austria, con quien tenía gran parecido.

Daba clases de social graces y de protocolo. Sus modales eran sumamente aristocráticos, lo mismo que su manera de hablar, hasta el punto de que en una ocasión vino una comisión de la casa de Austria, quienes declararon en los periódicos, que el habla de don Justo, era como de alguien que pertenecía a la realeza o a la corte. Cuando murió, su gran amigo y confesor, monseñor Belloso, arzobispo de San Salvador, expresó: -¡Ha muerto un santo y un gran personaje!

Sus últimos años los vivió en la casa de la familia Arbizú, quienes fueron sus herederos. Su origen sigue siendo un enigma y sobre él se ha escrito infinidad de historias. El arquitecto salvadoreño Rolando Deneke, experto en la vida de don Justo, ha estado varias veces en Austria para investigar sobre su vida y recopilar datos, quien afirma que don Justo era alguien muy cercano a la familia imperial austríaca, tema en el que versaban sus conferencias.

De ser un comentario cotidiano, pasó a convertirse en una investigación seria llevada a cabo por Déneke, quien manifiesta sus dudas sobre el fusilamiento de Maximiliano, presentando su hipótesis de que fue perdonado por ser masón, como lo era Benito Juárez, añadido a las peticiones internacionales para su indulto. Ya libre, Maximiliano buscó al general Gerardo Barrios, -también masón-, en El Salvador.

Asimismo, la madre del supuesto fusilado no reconoció el cadáver enviado ante su presencia como el de su hijo. A esto se agregan los exámenes cráneo-faciales, pruebas grafotécnicas y estudio de objetos personales, y la prueba definitiva por medio del ADN.

En un pasquín informativo de Benito Juárez que Déneke encontró en un libro, decía: “El archiduque Fernando Maximiliano José de Austria fue hecho justo por las armas el 19 de junio de 1867…”.

7 comentarios - ¿Murió Maximiliano de Habsburgo Fusilado?

@Cinocefalo
Señor, usted se ha lucido. Se merece todos mis puntines. "mira che que interesante, te doy 10 puntines"