Los siete problemas más difíciles del mundo:

Darán un millón de dólares a quien logre resolverlos El premio está patrocinado por el Clay Math Institute de EEUU
En matemática hay problemas que tienen una particularidad: nunca han podido ser resueltos por nadie.


El Clay Mathematics Institute (CMI), una organización estadounidense sin fines de lucro que promueve la enseñanza de las ciencias básicas, sacó sus cuentas y determinó que son siete las teorías matemáticas que aún no tienen una respuesta.

Por esta razón, el CMI creó el "Premio a los Problemas del Milenio", que pagará un millón de dólares a quien pueda resolver alguna de las siete conjeturas matemáticas más complicadas en la historia de la humanidad.

El galardón fue anunciado en el 2000, durante la celebración del Millenium Meeting Congress, un evento matemático de gran importancia, que se llevó a cabo en París, Francia.

Con este premio, la comunidad matemática internacional le dio la bienvenida al nuevo milenio.
El concurso se abrió el mismo día del anuncio pero no tiene una fecha de cierre. Culminará cuando ya no queden más teorías por resolver o, en el peor de los casos, se compruebe su imposible resolución.

Las preguntas del millón:

El primer problema escogido para el premio fue el de la Teoría de Yang-Mills:
En él se plantea que A + B no da el mismo resultado que B + A, en algunas operaciones de física cuántica, especialmente las que tienen que ver con fuerza electrodinámica, que es aquella que puede movilizar dos o más corrientes eléctricas. Es un problema para físicos, que fue planteado por primera vez en 1954.

Otro de los problemas de la lista del milenio es la Conjetura de Hodge:
Después de haber clasificado todos los objetos con dimensiones uno, dos y tres, deben clasificarse los que tienen dimensiones combinadas. La Conjetura de Hodge dice que esto es posible, aún cuando nadie ha podido probarlo.

Le sigue el problema de Pvs.NP:
Supóngase que alguien le dice a usted que 937244 es el resultado de multiplicar varios números enteros menores. Quizás usted dude, pero se le haría mucho más fácil si su amigo le dijera que 937244 es el resultado de multiplicar 1253 por 748, porque usted podría verificarlo incluso de forma manual. Pvs.NP dice que es mucho más sencillo comprobar la respuesta de un problema que hallar la respuesta en sí. Pero también dice que debe existir al menos un problema para el que sea más fácil hallar la respuesta que comprobarla.

Comenzaron a buscar ese "sencillo" problema en 1971.

La Hipótesis de Riemann fue planteada en 1856 y sugiere que en una recta de números primos, éstos deben ser considerados como ceros, pero cuyo valor real es 1/2. Es el problema matemático sin resolver más difícil de explicar sin usar demasiados términos técnicos y está considerado como el de mayor importancia dentro de los siete del premio.

La Conjetura de Birch y Las Ecuaciones de NavierSwinnerton-Dyer es el sexto problema:
En geometría hay ecuaciones para definir las curvas elípticas y racionales. La idea es saber si estas operaciones tienen un número infinito de soluciones o no.

Stokes son el quinto problema:
Estas operaciones -propuestas en 1823- tratan de describir y predecir los movimientos de gases y fluidos en tres dimensiones. Hoy en día eso se puede hacer pero con algunas restricciones.

Para recibir el millón de dólares, la persona debe de La Conjetura de Poincaré era el séptimo problema. Fue resuelto en 2004 por el ruso Gregori Perelman, pero fue reconocido oficialmente en 2006, por el trabajo de los chinos Zhu Xiping y Cao.

LO QUE DEBE SABER:
Algunas de las incógnitas incluidas en la lista ya tienen más de cien años esperando por una respuesta. Es el caso de la Hipótesis de Riemann. Algunos estudiosos se preguntan si tomará otros cien más hallar la solución.

LA LISTA DE HILBERT:
El científico alemán David Hilbert fue el primero en enumerar los problemas matemáticos que aún no habían sido resueltos para su época. Su lista, que contenía 23 problemas -entre los que ya se encontraban las Ecuaciones de Navier-Stoke y la Hipótesis de Riemann-, fue dada a conocer durante el Congreso Internacional de Matemáticos, celebrado en París, Francia en agosto de 1900 . Hilbert esperaba que estos problemas fueran "resueltos por las mentes frescas y jóvenes de las nuevas generaciones, quiénes encontrarán la lista como el reto para el nuevo siglo". Efectivamente, durante el siglo XX se resolvieron la mayoría de ellos y nacieron otros.
Uno de ellos -la Conjetura de Fermat- fue resuelta en 1994 por el profesor Andrew Wiles.