epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La música del Universo: El Universo, ese misterio.

La música del Universo: El Universo, ese misterio.


Y qué es el universo, sino esa música celestial que lo inunda todo todos los días de nuestra vida...

La música del Universo: El Universo, ese misterio.


Las preguntas fundamentales, preguntas de siempre


¿De donde venimos, adonde vamos?. ¿Qué misterio es este Universo en el que vivimos?. ¿Quienes somos?. ¿Por qué estamos aquí?. ¿Acaso estamos "solos" en este Universo, con la sola compañía de lo material, de esa materia que compone nuestro universo, aquella que vemos y, en caso de existir, aquella que no vemos (y que se conoce por materia oscura)?. ¿Por qué la materia, en principio inerte, recibe ese hálito divino que le insufla milagrosamente vida?. ¿Simplemente somos, como
afirman algunos "un cúmulo de reacciones químicas, consecuencia a su vez de una interminable secuencia de reacciones químicas"?.


Cuestionarse lo obvio

Creo en las preguntas más que en las respuestas, por su carácter reflexivo, y en las verdades reveladas por las segundas (esa bombilla que se enciende de vez en cuando cuando de pronto atisbas una verdad o una certeza que te es revelada cuando todas las piezas encajan de pronto). Esa es, en cierto modo, mi fé (filosófica, científica, vital), que no está reñida ni mucho menos con la religión, la Fé en un Dios. Tampoco esta postura está necesariamente ligada al relativismo. Las preguntas son las que hacen que reflexionemos, las respuestas son las que, una vez asumidas como ciertas, dan por zanjado el asunto. De algún modo es lo que busca el denominado pensamiento divergente: se trata de buscar respuestas diferentes a lo obvio, diferentes a aquellas que se ya se han dado previamente (o se dan por supuestas) a las preguntas o problemas de siempre, o a las nuevas preguntas e interrogantes que surgen en la existencia del hombre, de la ciencia, etc... Y también es la base del pensamiento creativo: saltarse a la torera las respuestas preestablecidas, ya asumidas como ciertas, para navegar por mares inexplorados, por teorías desechadas en su momento por razones (y sinrazones) varias.

La duda de Hume y la manzana de Newton

El hombre (el ser humano) como especie, debe (le conviene) mantener esa duda (filosófica) siempre. Es necesario, para que nuestros cerebros no se anquilosen con ideas preconcebidas, ideas preestablecidas. Nos permite ser menos borregos ante lo que nos presenta la vida. El sol sale todos lo días pero, como afirmaba Hume (el filósofo, de nombre David), ¿quién puede asegurar que mañana no amanezca, o que el Sol, la Luna, las Estrellas o los Planetas, los astros todos del cielo, osasen caernos encima, como si de la manzana de Newton cayendo sobre nuestras cabezas se tratase?. Se trata, por tanto, de no dar por hecho y por sentado todo (y nada). Se trata de mantener siempre activa esa curiosidad. Volver a hacerse a lo largo de la vida las preguntas básicas: ¿quienes somos, porque vivimos, que nos hace vivir, de donde venimos y a donde vamos?. ¿Por que nosotros, por qué aquí?. ¿Estamos solos o "acompañados", en este vasto, que digo, vastísimo y inconmensurable universo?. Un universo del que nuestros más avezados científicos y, gracias a ellos y a los que de su mano o bebiendo de sus fuentes divulgan la ciencia (con menor y/o mayor acierto en su tarea divulgativa), atisban a entender y de paso hacernos entender este (el Universo) un poco más. Un universo que vamos descubriendo poco a poco.

Preguntas


Y esa comprensión del universo, poco a poco nos ha permitido salir de la ignorancia de "lo aparente", es decir, de aquello que simplemente nos presentan nuestros sentidos, aquello que vemos, oímos, tocamos, olemos, saboreamos, pensamos e intuimos, pero que no dejan de ser "reflejos de la realidad", fogonazos, meros atisbos de lo que realmente entraña la naturaleza, el universo. Un ligero asomo a la esencia de lo material y, quien sabe si, de lo inmaterial.


siempre


¿Qué es el Universo (y como lo concebimos)?

Preguntas como cual es el origen del universo, o si el universo "siempre existió", y cual es su destino, siguen, y seguirán, en el candelero.

concepto


Quizá vivimos en un universo cíclico, inmersos en un inmenso e intergaláctico latido del universo, yendo cíclicamente del big-bang a un big-crunch, a así sucesivamente, que dilata y constriñe de forma cíclica nuestro universo, y con él su malla espacio-tiempo (predicha por Einstein en su Teoría General de la Relatividad) y todas las leyes físicas que lo rigen (las leyes fundamentales de la física) y de las que (tiempo al tiempo) el hombre conseguirá desvelar por completo las fórmulas de su estrecha relación con el resto de leyes de la ciencia (las otras ciencias: la química, la bioquímica, la biología, etc), mediante la observación y la comprobación de los hechos y el uso de la poderosa herramienta que es la matemática. Dicho de otro modo, llegaremos a una Teoría del Todo, que aune en una sola expresión los 4 tipos de interacciones fundamentales de la naturaleza: gravitación, la fuerza nuclear fuerte, la fuerza nuclear débil y la electromagnética, que darían cabida a las distintas leyes de la física.
O quizás se trate de un universo finito en el tiempo con un principio ¿y un fin? Nuestro universo, según se sabe desde 1929, es un universo en expansión (y se expande de acuerdo según la Ley de Hubble), pero... ¿por cuanto tiempo? ¿se trata acaso de una expansión por tiempo indefinido e infinito o símplemente es una expansión que en algún momento desacelerará hasta retrotraerse el universo y encoger, y encoger,... por miles de millones de años luz, hasta colapsar?.


materia


¿Hubo simplemente un big-bang y, probablemente, el universo va hacia una dilatación de sí mismo hasta el infinito (en términos de espacio-tiempo)?. ¿Qué narices son los agujeros negros? ¿Y las estrellas? ¿Y la materia oscura?
En definitiva, y dicho de otro modo, ¿qué narices es toda esta maravilla que, poquita cosa que somos, y por más que nos empeñemos, no somos capaces de abarcar y comprender en su totalidad? El tiempo y el espacio, conceptos de uso común para nosotros, tan claros y nítidos (¿quién no "sabe" lo que es el tiempo y el espacio?) en nuestra ordenada rutina diaria, que sin embargo pierden esa claridad y nitidez en la cercanía de esos pozos sin fondo que son los agujeros negros, de los que no ya la materia, sino la propia luz es incapaz de salir. Allí donde, quién sabe si conectan, cual agujero de gusano, esta dimensión espacio temporal con "otra", en definitiva, quizá otro universo paralelo o bien la otra cara de una "imposible" un mismo universo curvo,... ¿o vivimos en un universo plano? ¿cual es la forma de nuestro universo?.


Los pioneros: Antecedentes


La filosofía griega puede considerarse en buena medida como prólogo del conocimiento científico (donde el adjetivo alude al método -científico- para la obtención y confirmación del conocimiento tal y como lo conocemos hoy día). Demócrito de Abdera (n.460- m.370 a.C), contemporaneo de Sócrates, considerado fundador de la escuela atomista, aportó el concepto del atomismo, básicamente divisibilidad de la materia en partículas cada vez más pequeñas, hasta llegar partículas indivisibles (átomos, que viene del griego de a-tomo, es decir, no-divisible).

respuestas


Aristóteles (Estagira, Macedonia, 384 a. C. – Calcis Eubea, Grecia, 322 a. C.), ya en el ámbito de la metafísica, atisbó el concepto de Dios con su "motor primero" concepto muy cercano al de Dios, que trataba de explicar el devenir de todo el "universo" conocido entonces. La tradición griega siempre entendió el universo, la vida, todo, como algo cíclico.

nuestro universo


Parménides de Elea (n.530/515 a.C.- m¿...?) pensó, en su cosmogonía, en un todo indivisible (la unidad del ser). Heráclito de Éfeso (n.535 a.C.- m.484 a.C), pensó en el panta rei (todo fluye, todo cambia, todo es devenir), bajo el dominio de un logos (de nuevo se acercaba al concepto de Dios).


La música del Universo: El Universo, ese misterio.


Y todavía hoy,...

Todavía hoy, estas cuestiones siguen abiertas, siguen presentes (al menos en el mundo científico), y siguen siendo motor de la sana inquietud, de la duda, la reflexión. Son y serán siempre cuestiones pendientes de resolver.
Y es que siempre existirán diferentes modos de abordar los misterios de la naturaleza, de nuestro universo, dándose en cada época respuestas parciales o particulares a cada problema planteado, en ocasiones dentro del paradigma establecido y en otras, dando respuestas que sirvieron para romper en su momento con el paradigma (científico) vigente. "Algo es cierto, siempre y cuando no se demuestra lo contrario"... Y cada vez que se demuestre algo así, habrá que tener agallas para reconocerlo y asumirlo, aunque ello suponga asumir que ni la Tierra ni el Hombre son el centro del Universo físico (al menos no este que conocemos).

... y quizá sea Dios mismo el director de esa Gran Orquesta o puede incluso que esa música suene eternamente sin principio ni fin sin más causa que ella misma...


Sonidos del espacio



link: http://www.youtube.com/watch?v=HIUb7uEumRk

3 comentarios - La música del Universo: El Universo, ese misterio.