Es increíble el hecho de que con casi cualquier cosa podemos silenciar un arma, pero los silenciadores actuales funcionan bajo un principio muy simple.
Imaginen un globo. Si lo revientan pinchándolo con una aguja, es natural que hará mucho ruido. Pero si pudieran sacarle el aire lentamente, podrían reventarlo apenas haciendo un poco de ruido.
Esa es la idea básica de como funciona un silenciador.
Un silenciador dispersa el gas presurizado que se encuentra atrás de la bala.
Para poder disparar una bala desde cualquier arma, la pólvora se enciende detrás de la bala.
La pólvora crea una pulso de gas de alta presión. La presión del gas hace que la bala salga del cañón del arma.
Cuando la bala sale del cañón, es como quitarle el corcho a una botella. La presión detrás de la bala es enorme, — más o menos 520 kilogramos por centímetro cuadrado — así que, el sonido que hace la bala al salir y liberar la presión es extremadamente fuerte.
Un silenciador atornillado al final del cañón tiene un volumen enorme comparado con el del cañón, (20 o 30 veces mayor). Con el silenciador colocado en su lugar, el gas presurizado detrás de la bala tiene un mayor espacio donde expandirse. De esta forma la presión del gas disminuye considerablemente.
Cuando la bala finalmente sale por el agujero del silenciador, la presión de la salida es ahora mucho, mucho menor — tal vez 10 kilogramos por centímetro cuadrado — Y en consecuencia el sonido producido es casi inaudible.




(Convertí los números de libras a kilogramos y de pulgadas a centímetros para que podamos entenderlo mejor quienes utilizamos el sistema métrico)


¿Cómo funciona el silenciador de un arma?

arma

pistola

asesino

escopeta

revolver

fusil