Guia de alimentacion para una vida larga sin enfermedades

ALIMENTOS A EVITAR
Productos de harina blanca, tales como pan blanco, pasteles, pastas
El azúcar, en su estado natural como así como en alimentos envasados
Grasas hidrogenadas
Aceites preparados
Los alimentos fritos
Bebidas sin alcohol
Agua del grifo sin filtrar
Pan y patatas al horno o fritos
Las grasas trans, como la margarina y la manteca
MSG
Artificiales y conservantes
Productos químicos (añadidos a alimentos envasados o enlatados por ejemplo)
Los edulcorantes artificiales tales como el aspartame y la sacarina
Los alimentos con un índice gluicémico alto, como los cereales y vegetales con almidón (arroz, patata, trigo, etc.)
Los alimentos "enriquecidos" con hierro (porque el hierro puede acelerar la oxidación del colesterol LDL, un primer paso en la arterosclerosis)
Pescados más grandes como el atún (también el atún claro en lata), pez espada, pez vela y el tiburón (que pueden contener cantidades elevadas de mercurio)






ALIMENTOS PARA COMER EN LIMITADA DE CANTIDADES

Cereales integrales
Frutas
Las carnes magras, aves blancas parcialmente sin la piel
Trigo
Alimentos fritos
El alcohol, la cafeína



ALIMENTOS PARA COMER DIARIAMENTE
(Lo siguiente debe ser la base de SU PROGRAMA NUTRICIONAL)
Legumbres como las lentejas y los frijoles (estas dos especialmente recomendadas por sus múltiples beneficios)
Verduras (de agricultura biológica - sin pesticidas, etc -) bajas en almidón, frescas y ligeramente cocidas, especialmente la espinaca, la col rizada, berza, col, brócoli, coliflor, lechuga de hoja roja y verde, lechuga romana, hojas de escarola, ensalada de otros, pak choi, el hinojo, la hoja de china, el apio, pepinos, coles de Bruselas, calabacines, verduras de hoja verde en general
Las proteínas vegetales (la soja)
Alimentos ricos en grasas omega-3, como nueces, aguacates, semillas de lino (linaza)
El avestruz (una sabrosa alternativa a la carne roja que casi no contiene grasa)
Agua filtrada (sin cloro ni yodo) (a se posible alcalinizarla con máquina alcalinizadora)
Aceite de oliva extra virgen (no freirlo, sólo crudo)
Stevia (si está disponible) (es un edulcorante natural muy saludable perfecto para dar sabor a ensaladas u otros alimentos)
Pescados como las anchoas, las sardinas, y salmón salvaje (salmón criado en granjas es mucho más bajo en grasas omega-3)





Alimentos de consumo diario

Un comprimido de multivitaminas y multiminerales
Un puñado de nueces (reduce la probabilidad de fallo cardiaco un 75%)
Tomar entre 1000 y 1500 mg diarios de aceite de salmón
Hojas verdes en general preferiblemente crudas o sino cocinadas al vapor
Fibra
Té verde (9 tazas como máximo)

Recomendaciones generales

Evitar las proteínas y grasas animales
Consume pastas hechas con harina integral
Reduce la cantidad de patatas en tus comidas
Aumenta el consumo de frutas y vegetales bajos en azúcar
Cambia el arroz que consumes habitualmente por un arroz con menos almidón. Una buena opción son el tipo Basmati, el Doongara o el arroz japonés koshikari)
Comer la mayor proporción que sea posible de alimentos frescos y naturales
No cocinar demasiado los alimentos, dar preferencia a los crudos.
Comer muchas hortalizas, todos los días.
No combinar demasiados alimentos diferentes en una misma comida.
Masticar detenidamente y comer en forma relajada, para facilitar la digestión.
Beber todos los días entre seis y ocho vasos de agua.
Consumir frecuentemente verduras crucíferas como el brócoli, coliflor, nabo, repollo, col, crudas o cocidas al vapor (son anticancerígenas.)
Consumir Ajo y cebolla. Anticancerígenos (del estómago), funcionan como protectores cardiovasculares
Consumir frutos secos: además de ser ricas en vitamina E, frutas como la almendra, maní, nueces o avellanas, disminuyen el colesterol con sustancias que ayudan a las arterias a estar más relajadas
Comer soja o alimentos como el tofú que están hechos sólo de soja y aportan muchas proteínas casi como la carne

Las verduras crucíferas, como brócoli, coliflor, col, coles de Bruselas, y pak choi, contienen antioxidantes que tienen propiedades de desintoxicación
Evitar alimentos con alto IG (Indice Glucemico) (cuanto mayor es el IG de un alimento más rápido se transforman en azucar en la sangre). Se consumen grandes cantidades de azúcares y almidones refinados en la dieta occidental moderna. Con el tiempo, este desequilibrio de la dieta puede causar que los sistemas del cuerpo para controlar la glucosa (azúcar) en sangre (azúcar) se rompan , lo que resulta en el TMS o diabetes tipo 2, y puede acelerar la progresión de las enfermedades cardíacas y cáncer.
Evitar alimentos con gran contenido en almidones (son hidratos de carbono perjudiciales) como trigo (pan, pastas, harina, etc) , arroz, patata, maíz, batata, mandioca, centeno, cebada, sorgo, mijo
Evitar beber refrescos especialmente las colas (Coca Cola) que son abundantes en ácido fosfórico que es un potente ácido, disminuye el PH de la sangre (que es el ambiente que predispone al cáncer)
El agua a beber debería tener un PH mayor que 7 (agua alcalina), la recomendada es la de PH entre 9.5 y 10.
Se debe beber 2 litros de agua al día de esta agua alcalinizada.
El agua alcalina mucho más sana que el agua ácida. El agua y su cualidad alcalina ayuda a la desintoxicación del cuerpo.
Hay maquinas alcalinizadoras de agua. Producen agua alcalina (se debe utilizar para cocinar y beber) y agua ácida (para las plantas y lavarse la piel)
Evitar las colas (coca cola y pepsi) ya que contribuyen a aumentar la acidez del cuerpo y la sangre.

No consumir mucha agua durante o después de las comidas (esto disminuye el grado de acidez del estomago), ralentiza y dificulta la digestión
No beber agua fría o muy fría durante o después de la comida ya que esto retrasa la digestión
Beber en los intervalos entre comidas, 2 horas después de comer y media hora antes de la siguiente comida
Esta recomendado beber uno o dos vasos de agua nada mas levantarse
Evitar los hidratos de carbono malos de los dulces, pasteles y comer los hc de las frutas, verduras, cereales y legumbres
Intenta separar la ingestión de diferentes tipos de comida (hidratos, proteinas, grasas) en diferentes momentos del día (intervalo de una hora para digestión)
Consumir preferiblemente proteínas de origen vegetal antes que de origen animal
Beber té caliente (mejor si es té verde ) después de las comidas, evitar agua o bebidas heladas
Comer fruta por la mañana con el estómago vacío
Los antioxidantes de la fruta y verdura neutralizan los radicales libres que envejecen el cuerpo humano
Modera el consumo de alimentos quemados ya que contienen productos cancerígenos
Beber agua o zumo natural en lugar de bebidas de fábrica
La uva negra, la granada, la frambuesa, la cereza negra y la mora tienen los antioxidantes mas beneficiosos
Evitar carnes rojas como la carne de vacuno, caballo, cerdo, etc
Las nueces, el hollejo (piel uva) y las pepitas de las uvas prolongan la vida
Reemplazar el vinagre por jugo de limón en las ensaladas.

Salsas y condimentos que darán sabor a alimentos con mal sabor o insípidos

Aceite de oliva virgen extra
Aceite de linaza con saborizante
Pesto
Salsa
Salsa de curry
Salsa de tomate
Vinagre balsámico
Vino blanco para cocinar
Vino tinto
Vinagre de frambuesa
Sal
Pimienta
Ajo fresco
Albahaca
Orégano
Perejil
Chile en polvo
Canela



Sobre el alzehimer, cómo evitarlo

El omega-3 (salmón, sardina, nueces, aceite de lino, semilla de lino, anchoa, etc) previene el alzheimer, la homocisteina (lo contienen las carnes rojas sobretodo y otras carnes) aumenta riesgo de alzheimer
Una dieta rica en aceite de oliva, nueces, pescado, aves de corral y ciertas frutas y verduras podría tener un efecto poderoso en la prevención del mal de Alzheimer, reportaron investigadores el lunes.
La gente que consumió nutrientes beneficiosos para la salud cerebral tenía un 40 por ciento menos de riesgo de desarrollar Alzheimer comparada con otras personas, encontraron Yian Gu, investigadora de la enfermedad de la Universidad de Columbia en Nueva York, y sus colegas.
“La dieta es probablemente la forma más sencilla de modificar el riesgo de enfermedad”, dijo Gu, cuyo estudio aparece en Archives of Neurology. La investigadora dijo que debido a que no existe una cura para el Alzheimer, la prevención es vital, especialmente mientras la población envejece. “Si seguimos esta dieta, significa que el riesgo de tener la enfermedad será menor para la población”, dijo Gu en una entrevista telefónica.
Mientras otros estudios se han enfocado en nutrientes individuales, el equipo de Gu evaluó grupos de alimentos altos en nutrientes que han demostrado asociarse al riesgo de desarrollar Alzheimer.
Algunos, como los ácidos grasos saturados en la carne roja y la mantequilla, deben ser evitados. Otros, como los ácidos grasos omega-3, ácidos grasos omega-6, vitamina E, vitamina B12 y ácido fólico, benefician al cerebro.
Para hacer el estudio, el equipo recolectó información de las dietas de 2.148 personas sanas de más de 65 años durante un promedio de 4 años. Se les hicieron pruebas para detectar Alzheimer cada 18 meses. De ellos, 253 desarrollaron la enfermedad, que es incurable.
Los menos propensos a desarrollar la enfermedad consumían más ensaladas a base de aceite de oliva, frutos secos, pescado, tomates, aves de corral, vegetales crucíferos como el brócoli, frutas y vegetales de hojas verdes, además de consumir menos carnes rojas, vísceras o productos lácteos ricos en grasas.
“Las personas que adhirieron más a este patrón dietario comparadas con otras tuvieron una reducción de cerca del 40 por ciento en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer”, indicó Gu. La investigadora dijo que probablemente la dieta trabaja de dos formas. Debido a que es rica en alimentos buenos para el corazón, podría proteger al cerebro de apoplejías que lo podrían volver vulnerable al Alzheimer.
Sin embargo, también podría ser que ciertos nutrientes, como ácidos grasos omega-3, antioxidantes y ácido fólico, protejan directamente al cerebro. Los tratamientos actuales ayudan a combatir algunos síntomas, pero no pueden revertir el curso del Alzheimer, una forma de demencia degenerativa que afecta a más de 26 millones de personas en todo el mundo.

Ayuda la Nutricion a Prevenir la Enfermedad de Alzheimer?
Cada vez aumenta mas las personas que sufren y sufriran de Alzheimer. De las personas que cumpliran 65 años se espera que uno de cada ocho enfermen de esta terrible enfermedad.
Las causas que originan la enfermedad son en muchos casos muy complejas y la interaccion es hasta ahora desconocida asi como sus efectos a largo plazo.
Se recomienda que es mejor prevenir que curar. Esto Ultimo no es posible en la enfermedad de Alzheimer .
Pero que sucede con la prevencion antes y despues de la aparicion de la enfermedad? Influye o ayuda en algo la alimentacion o tipo de nutricion?
Hasta ahora estudios realizados indican, que los cambios en los habitos de estilo de vida y nutricionales puede contribuir a la reduccion del riesgo de enfermar de Alzheimer.
Son sobre todo se han observado los efectos de los antioxidantes, las vitaminas E y C, una serie de vitaminas del complejo B, fitoquimicos y acidos grasos en la composicion correcta. Otros factores que influyen por lo menos en el bienestar de las personas afectadas de demencia, son el consumo de energia total y la proporcion de hidratos de carbono, grasas y proteinas en la dieta.
La mayoria de nosotros comemos demasiado, demasiado abundante y demasiado dulce.
Los antioxidantes
Se cree que los procesos de envejecimiento en los seres humanos estan relacionados con la actividad de los radicales libres. La aparicion de los radicales libres no se puede evitar porque se producen en el cuerpo como parte de los procesos metabolicos y aumentan con el estres.
Hay otros efectos perjudiciales como el fumar, la contaminacion del aire y los rayos UV del sol. Los radicales libres son moleculas de oxigeno a los que falta un electron. En busca de los electrones faltantes estas moleculas oxidan las grasas, proteinas y el ADN, lo que daña entre otros a las neuronas del cerebro. Es debido a esto que se supone que el exceso de radicales libres pueden contribuir de esta manera al desarrollo del Alzheimer.
Los antioxidantes, que se ingieren con las comidas puede hacer de los radicales libres inofensivos. En relacion con la prevencion de la enfermedad de Alzheimer se ha investigado las vitaminas E y C, asi como varios oligoelementos y sustancias secundarias, en particular de beta-carotenos y flavonoides.
Hay pruebas de que la progresion de la enfermedad de Alzheimer en sus primeras etapas mediante la administracion de vitamina E incluso se puede retrasar.
Es controversial si las vitaminas, se deben tomar en forma de pastillas o es suficiente lo que se adquiere a traves de los alimentos como las yemas de los huevos, los cereales, nueces, almendras, leche y como proveedores de vitamina E tienen en cualquier caso, la ventaja de tener ademas otros valiosos micronutrientes incluidos.
Excelente fuentes de vitamina C son las verduras como pimientos, citricos, coliflor y el kiwi.
Ademas de las vitaminas mencionadas a muchas fitonutrientes se atribuye al efecto pre-preventivas, en particular los flavonoides.
Los flavonoides estan presentes en las plantas como pigmentos, mientras mas colorido comamos variedad de compuestos secundarios.
Un ejemplo es el antioxidante quercetina, que hasta el momento es el flavonoide mejor estudiado y se destina tambien a prevenir los procesos inflamatorios. Recientemente, fue confirmada la eficacia en la prevencion de la enfermedad de Alzheimer por investigaciones realizadas.
La mayor parte de esta sustancia esta contenida en la cebolla y el cebollino, la forma mas facil de tomar la cantidad efectiva es con la las manzanas roja sin pelar o col verde en ensalada. Ademas el te verde y negro contienen esta sustancia.
Al pigmento curcumina contenido en el curry, se le atribuye que estimula la produccion de antioxidantes endogenos. Se cree que esta sustancia tambien protege a las celulas nerviosas. En la India, donde se come muchos platos de curry de es el numero de personas que sufre de la enfermedad de Alzheimer significativamente mas bajo que en los paises occidentales.
El flavonoide resveratrol contenido en las uvas rojas y en el vino tinto,igualmente que en el mani (especialmente en la cascara) tiene tambien tiene un efecto antioxodativo y puede proteger contra el Alzheimer.
El te verde ademas contiene antioxidantes flavonoides activos, las catequinas, hay estudios que revelan un efecto protector contra el Alzheimer.
Dentro de los minerales en particular, el mineral selenio protege contra el daño celular de los radicales libres. Las buenas fuentes de selenio son el pescado, carne, cereales, frutos secos y legumbres. El zinc no solo debe actuar como un antioxidante, sino tambien prevenir la formacion de fragmentos de proteinas en el cerebro.
En la Universidad Americana de Tufts se publico una lista de los alimentos en orden de su efecto para combatir los radicales libres. En la parte superior de esta lista estan las ciruelas pasas, seguido de pasas de uva, zarzamoras, ajos, fresas, espinacas, frambuesas, brocoli y remolacha.
Grasas
El tipo de grasa y su composicion en acidos grasos hace la diferencia. Parte de los acidos grasos puede ser producidos por el propio cuerpo. Otros acidos grasos que el cuerpo necesita desesperadamente se debe tomar con los alimentos y comer, son los llamados grasos escenciales.
La diferencia esta en los grasos saturados y acidos grasos poliinsaturados que se encuentran al igual que por ejemplo en el aceite de cocina. El efecto de grasas Saturadas y acidos grasos insaturados se envaluaron en diferentes estudios en la importancia para la prevencion de la enfermedad de Alzheimer y los resultados fueron muy variables.
Los grasos no saturados y colesterol influyen a un mayor riesgo de demencia.
Relativamente nuevo es el conocimiento de que un exceso de grasas insaturadas, los llamados acidos grasos Omega 6 (incluyendo el acido linoleico) pueden tener un fecto en la inflamacion del cerebro, mientras que los acidos grasos omega-3 (por ejemplo, acido linolenico), se les atribuye un efecto protector .
Inclusive los acidos grasos omega-3 podrian estar involucrados en la regeneracion de las celulas nerviosas.
La relación entre la ingesta de grasas saturadas a los acidos grasos saturados deben ser de 1 a 2, es por e ello que se deduce que el consumo de grasas de origen animal debe estar restringido a excepcion de pescado de mar grasos como el salmon, la caballa y el arenque.
La clasificacion de los aceites ha cambiado, de preferencia se recomienda hoy consumir aceite de linaza y el aceite de colza, mientras que el aceite de girasol y de cartamo, que no contiene acidos grasos Omega 3 en muchos casos ya no se recomienda.
El acido fólico, vitamina B 12 y B-6
El aminoacido homocisteina es un producto de degradacion toxico de las proteinas de nuestro metabolismo. Por lo general, es eliminado por el acido folico a traves la circulacion, y la vitaminas B6 y B12 participan en la accion.
Si el acido folico que se encuentra disponible no es suficiente, los niveles de homocisteina en la sangre se elevan. Varios estudios muestran que la enfermedad de Alzheimer o demencia de vejez se relaciona muy fuertemente con el nivel alto de homocisteina.
Buenas fuentes de acido folico son, por ejemplo Germen de trigo y salvado, tomate, higado de pollo, ternera y cerdo, verduras de hoja verde, levadura, y cacahuetes. El acido folico es sensible a la luz, el oxigeno y el calor y puede ser facilmente lixiviado ¿ durante la coccion debido a su buena solubilidad en agua.
La vitamina B12, que participa en la degradacion de la homocisteina, se encuentra solo en alimentos de origen animal como los productos de pescado, la leche y productos lacteos, los huevos y la carne.
La vitamina B6 se encuentra en la carne, los cereales integrales y legumbres.
El consumo de calorias como un factor de riesgo
La obesidad es causa de la aterosclerosis, enfermedad coronaria y la diabetes.
Es por esto que se considera que el nivel de insulina puede estar involucrado en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Se supone que un nivel alto de insulina hace que el cerebro vulnerables.


Alimentos que cuidan el cerebro

Qué comer y qué no comer para cuidar el cerebro
Los expertos creían hasta no hace mucho que nacíamos con una cantidad de células cerebrales que con la edad irían desgastando su capacidad: la memoria nos fallaría y veríamos nuestras facultades mentales esfumarse de a poco. Una imagen sombría…
Afortunadamente comprendemos ahora que hay mucho que podemos hacer para preservar, proteger e incluso mejorar la función cerebral desde el nacimiento a la vejez. La ciencia probó que en lugar de ser estático, el cerebro no sólo puede, sino que de hecho forma millones de nuevas sinapsis (las interconexiones que permiten a las células cerebrales comunicarse) todos los días, al margen de nuestra edad.
Más aún, se ha documentado que se pueden formar células completamente nuevas en cerebros adultos. Para que esto suceda, es preciso nutrir y cuidar al cerebro de modo adecuado.
Hay una clave: muchos de los factores que nos pueden robar nuestra memoria a medida que envejecemos son las elecciones de estilo de vida. Por ende, están bajo nuestro control.
Cómo funciona
Cuando se ingiere un alimento o un suplemento nutricional se asume que será absorbido en la sangre y llegará al corazón, músculos, órganos internos o huesos para nutrirlos. No sucede así con el cerebro.
Dado que está formado mayormente de grasa, el cerebro es susceptible al daño tóxico: cualquier sustancia que se disuelva en aceite podría pasar de la sangre al cerebro, donde haría estragos en las delicadas grasas de la sustancia del cerebro. Para impedir eso, el cerebro tiene, entre otros, un sistema de filtrado, la barrera sangre-cerebro, que filtra la sangre y permite que pasen sólo las sustancias aprobadas. Y funciona “demasiado bien”: el sistema diseñado para proteger también puede limitar el acceso de lo que podría beneficiar.
Si algún suplemento o medicación tiene que llegar al cerebro para alimentar o sanar, debe tener una forma que pueda pasar esta barrera. Esto entra en juego al seleccionar alimentos y los suplementos que optimizan la función cerebral.
La dieta amiga del cerebro: qué comer
Para beneficiar al cerebro y optimizar sus funciones hay algunos alimentos que son de suma importancia, entre ellos, pescados y mariscos, frutos rojos, espinaca, ciertas hierbas y especias, té verde, café, huevos, palta, nueces y semillas y vino.
Los alimentos que se encuentran primeros en la lista son los que poseen ácidos grasos esenciales omega 3 ú omega 6: pescados y mariscos. Estas grasas son muy delicadas: resultan tan sensibles a la oxidación que deben ser protegidas por compuestos naturales llamados antioxidantes, que abundan en frutas, verduras y especias, frutos rojos, espinaca, café y palta.
Por su parte, los huevos, nueces y semillas son fuentes de nutrientes múltiples del cerebro, incluidas grasas monoinsaturadas, vitaminas y minerales. Y por último, el vino mostró ser una excelente fuente de resveratrol y flavonoides.
* Pescados y mariscos
Los pescados, especialmente los de mar profundo o arroyos de montaña (salmón, caballa, atún, arenque, sardinas, anchoas, trucha), son la mejor fuente de grasas esenciales, de las cuales depende el cerebro para funcionar correctamente. Estas grasas, los ácidos grasos omega 3, son moléculas altamente insaturadas que le dan a las membranas de las células del cuerpo la flexibilidad y fluidez necesarias para funcionar correctamente.
¿Por qué pescados de aguas profundas o frías? Porque se alimentan de algas que producen estos ácidos grasos. Así, el omega 3 se almacena en las células grasas o hígado de los peces. Los peces que viven en agua fría contienen más grasa y, por ende, guardan más omega 3.
Estas grasas esenciales juegan varios roles importantes. Las células cerebrales las tejen en la estructura de sus membranas para mantenerlas flexibles y en funcionamiento. Dentro de la membrana de cada célula hay estructuras especiales, receptores, que activan la actividad cerebral. Si las membranas se vuelven demasiado duras los químicos del cerebro no pueden activarlas. Cuando esto ocurre comienzan a declinar funciones como capacidad de aprender, memoria y velocidad de reacción.
* Frutos rojos
Comer frutas frescas y vegetales variados es importante para la buena salud, y la del cerebro no es la excepción. La ciencia ha identificado miles de sustancias vegetales que parecen beneficiar a la salud humana, muchas de ellas asociados con los pigmentos que colorean frutas y hortalizas. La ciencia puede medir la capacidad de los vegetales para absorber radicales libres y neutralizarlos.
Las frutas, en especial los frutos rojos, son los que tienen mayor capacidad para ello. Y no sólo ayudan a proteger las grasas esenciales del cerebro de la oxidación sino también cuidan piel, corazón y ojos. Comer más de estos alimentos puede ayudar a prevenir la pérdida de memoria y mejorar el aprendizaje.
* Espinaca y otros vegetales de hoja verde
Aunque la conocimos durante años como potenciadora de energía, los poderes de la espinaca salieron a la luz no hace mucho tiempo. Como las frutas de colores, es una superestrella antioxidante luchadora contra los radicales libres. Tiene compuestos antioxidantes -es una de las pocas fuentes del versátil ácido a-lipoico- y antiinflamatorios. También es rica en ácido fólico, una de las armas principales para neutralizar la homocisteína.
La mayoría de nosotros podemos utilizar la homocisteína que ingerimos y, con ayuda del ácido fólico, transformarla en metionina. Sin embargo, algunas personas heredan una dificultad para manejar la homocisteína los aminoácidos aumentan en su sangre, con mayor riesgo de desarrollar ateroesclerosis y Alzheimer. Las personas con diabetes o resistencia a la insulina tienen también riesgo elevado de homocisteína alta.
Es ideal consumir regularmente espinaca y otras hortalizas de hoja color verde oscuros.
* Hierbas y especias
Las sustancias que poseen estos vegetales son importantes para el cerebro. Las hierbas se usan frescas o secas para agregar sabor y color a la comida. Tomillo, romero, orégano, albahaca, cebollín, ajo, cilantro y perejil son las más comunes en la cocina hogareña. Las especias son generalmente las semillas enteras o molidas, frutos, cortezas o raíces de plantas, como canela, pimienta, cardamomo, anís, coriandro, mostaza, ají molido, pimentón y jengibre. Ofrecen una manera fácil de estimular la ingesta de nutrientes saludables sin agregar demasiadas calorías.
La cúrcuma, que le da el color amarillo a los curries de la India, atrajo la atención de los científicos investigando la enfermedad de Alzheimer, porque las tasas son relativamente bajas en la India. Igual que el jengibre, suprime la inflamación, que juega un rol principal en envejecimiento y enfermedad del cerebro. La canela también es antiiinflamatoria y además es antioxidante, ayuda a controlar el azúcar en la sangre y mejora la sensibilidad a la insulina, dos factores clave para la salud del cerebro. La salvia aumenta los niveles de acetilcolina, y una sustancia presente en el romero no sólo ayuda a mejorar la memoria sino que ayuda al cerebro a crecer y a reparar la red de interconexiones a través de la cual las células se comunican.
* Café
Los investigadores encontraron que las personas que toman un par de tazas de café con cafeína por día tienen menor incidencia de enfermedad de Alzheimer. El café -aun el descafeinado- contiene varios miles de compuestos antioxidantes. Se mostró recientemente que tomar café reduce el riesgo de desarrollar diabetes, una gran amenaza al cerebro.
Afortunadamente para los que no toman café, se verificó la misma protección del té verde. Los beneficios del té verde podrían explicar en parte la baja tasa de pérdida de memoria y Alzheimer en Japón.
* Huevos
Si bien los huevos son fuente de colesterol, ingerirlos no eleva particularmente el nivel de colesterol en sangre. Además, los huevos son fuente de proteínas completas y de vitaminas A, E, B12 y folacina. La yema es rica en luteína y zeaxantina, nutrientes que reducen el riesgo de degeneración macular del ojo, causa principal de ceguera. Hay que recordar que los ojos son una extensión del cerebro: lo que es bueno para los ojos también lo es para el cerebro.
Los huevos también son ricos en colina, que con la folacina bajan los niveles de homocisteína.
* Paltas
La palta contiene grasas monoinsaturadas, que ayudan a mantener flexibles las membranas de las células. Contienen vitaminas A, C, E y K, los de complejo B, ácido fólico, potasio y magnesio, cruciales para la función cerebral. Este último mineral en particular protege al cerebro de la sobreestimulación al bloquear la entrada de calcio en exceso.
* Frutas secas y semillas
Son nueces, avellanas, almendras, semillas de sésamo, azafrán, girasol, lino, chía, zapallo. Contienen una buena cantidad de nutrientes importantes para el cerebro: vitaminas, minerales, proteínas y aceites esenciales como ácido a-linoleico.
* Vino
Una cantidad moderada de vino tinto diariamente protege contra la pérdida de memoria y enfermedad de Alzheimer. Los beneficios provienen del resveratrol, un potente antioxidante y neutralizador de radicales libres, que se encuentra en la piel de las uvas rojas.
Aunque los vinos tinto y blancos se hacen con uvas rojas, los vinos blancos no se dejan el tiempo necesario para tomar el color, de modo que contienen menos resveratrol, mientras que el jugo de uva sin fermentar no contiene casi nada.
Es importante destacar que la cerveza y otras bebidas alcohólicas no tienen este efecto.
La dieta amiga del cerebro: qué no comer
Antes de nacer y durante la vida, es importante darle al cerebro la materia prima que necesita para crecer y repararse, y protegerlo de lo que pueda interferir con su óptima función. Así como ciertos alimentos benefician al cerebro, hay sustancias que pueden dañarlo, la mayoría de ellas –particularmente tóxicos como metales, pesticidas y otros químicos– se acumulan a lo largo del tiempo. Cuanto más libre esté el cerebro de restos de toxinas dañinas, mejor será su envejecimiento. Por eso se sugiere evitar o reducir la exposición a algunas sustancias.
* Grasas trans
Evite las grasas trans, que se encuentran principalmente en productos que contienen aceites vegetales parcialmente hidrogenados, como margarina, manteca, golosinas, chocolate, facturas, masitas, budines, panes lactales, coberturas para tortas, papas fritas, palitos, chizitos, galletitas saladas y dulces, tapas para empanadas y tartas, sopas instantáneas, polvos para flanes y postres.
La industria de los alimentos altera la estructura química de las grasas poliinsaturadas, que comienzan a funcionar como grasas saturadas. Así, se entretejen en las membranas de células, las endurecen e impiden que funcionen correctamente, especialmente las del cerebro. Las grasas trans tienen también un efecto adverso en los lípidos de la sangre; bajan el colesterol bueno y aumentan el malo.
Es difícil evitarlas por completo, dado que actualmente están muy presentes en los alimentos. Pero se puede reducir su ingesta cocinando y comiendo alimentos frescos y caseros cuando sea posible.
* Azúcares concentrados
Las grandes cantidades de azúcar, jarabe de maíz y jarabe de maíz de alta fructosa no le ofrecen nada nutritivo al cerebro y, en cambio, desestabilizan la regulación sanguínea de azúcar, ejerciendo presión en el sistema y predisponiendo al deterioro de la memoria. El abuso del azúcar tiene un alto costo para el cerebro. Conviene consumir dulces con moderación, sólo de vez en cuando y no en reemplazo de alimentos vegetales (por ejemplo, no abusar del dulce de batata en lugar de una fruta como postre).
* Resaltadores del sabor
En lo posible, evite los alimentos que poseen glutamato monosódico, un resaltador de sabor agregado a muchos alimentos procesados. Esta sustancia ldquo;excita” a las células cerebrales y las lleva a la muerte.
* Pesticidas, hormonas y antibióticos
El cerebro es especialmente vulnerable a toxinas como metales pesados, pesticidas, herbicidas y hormonas presentes en los alimentos. Conviene consumir productos orgánicos, siempre que sea posible. La carne y la leche más libres de toxinas son aquellas que provienen de animales criados sin hormonas, antibióticos o factores de crecimiento y alimentados con productos sin pesticidas.




Frutas y verduras que menos se contaminan en la agricultura

En la producción comercial de la fruta y verduras, se utiliza grandes cantidades de pesticidas y otras sustancias químicas que se ven absorbidas por la hortaliza o fruta durante el periodo de crecimiento.
Compra siempre productos orgánicos, (zumos, frutas, mermeladas, verduras, etc.) productos orgánicos contienen 90% menos substancias dañinas en comparación con los productos no orgánicos.
Recuerda que consumo prolongado de los productos que contienen pesticidas puede causar una serie de enfermedades crónicas, cáncer, daños del cerebro, sistema nervioso y el sistema reproductivo.
Esa es la lista de 12 frutas y verduras más contaminadas que puedes encontrar en el supermercado o en un mercadillo.

LAS FRUTAS Y HORTALIZAS MAS CONTAMINADAS:
1. Nectarina: 97% contienen 26 diferentes pesticidas.
2. Melocotones: 94% contienen traces of 45 diferentes pesticidas.
3. Peras: 94% contienen 35 diferentes pesticidas.
4. Apio 94% contienen 29 diferentes pesticidas.
5. Manzanas: 92% contienen 36 pesticidas.
6. Cerezas: 91% contienen 25 diferentes pesticidas.
7. Fresas: 90% contienen 36 diferentes pesticidas.
8. Uva: 86% contienen 35 diferentes pesticidas.
9. Espinacas: 83% contienen 36 diferentes pesticidas.
10. Patatas: 79% contienen 29 diferentes pesticidas.
11. Pimientos dulces: 68% contienen 39 diferentes pesticidas.
12. Frambuesas: 59% contienen 39 diferentes pesticidas.
Judia verde
Lechuga
Pepino
Curcubitáceas


LAS FRUTAS Y HORTALIZAS MENOS CONTAMINADAS:
1. Espárragos
2. Avocados
3. Bananas
4. Brócoli
5. Coliflor
6. Maíz dulce
7. Kiwi
8. Mangos
9. Cebolla
10. Papayas
11. Piña
12. Guisantes
Repollo
Col
Setas/Champiñones
Tomate
Berenjena
Rábano
Naranja
Mandarina
Pomelo
Melón
Sandía
Ciruela
Arándano
Aguacate
Boniato

4 comentarios - Guia de alimentacion para una vida larga sin enfermedades

@clapso
me pillaste comiendo tarta men XD!!!
aunque comas bien moriras igual, por que no disfrutar de la vida?
@MrNeptuno +1
Buen Dato gracias!!!!! Te Voy A Hacer Caso, Pero El Finde Voy A comer asado Igual!!!! Jajajaja
@mermercu +3
en el tiempo que me crié con mis abuelos estaba de diez, muchas verduras y jugos directos de la frutas !!!! ahora que vivo con mi señora no me para de doler el higado.........las minas de esta época nos están matando
@labauchere +2
sera mermercu que tenes q cocinarte vos, xq seguro q no sos manco, flaco.