El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Consejos para estudiar Abogacía.-

Estando en mi último año de secundaria, averiguando sobre la universidad en la cual voy a estudiar, departamentos y demases cosas, le planteé una pregunta a mi abuelo (Quien empezó a estudiar la carrera de abogacía a los 43 años y la terminó a los 46 siendo una carrera de 6 años en total) Que cual era la mejor forma de estudiar abogacía y lo que él me dijo fue lo siguiente:

En cuanto a los libros:

Lee cada párrafo 3 o 4 veces, y repítelo, al mismo tiempo saca a conciencia lo que tú creas más importante.

En cuanto a los profesores:

Siendo que en cualquier cosa que uno estudie desde Licenciatura en Cartonería a Ingeniería nuclear, se es imposible ser objetivo, como es una ciencia política la que se está estudiando, se debe atender mucho en cuanto a las opiniones que dan a la vista los profesores, siendo así, cada vez que uno pase a un oral, y le den a elegir el tema a presentar, elejí algo que al profesor lo compre, decile lo que quiera escuchar, si es un tremendo "Facho" hablale de las mejores formas de presentar seguridad y de evitar el comunismo y demases, si es extremadamente zurdo, hablale de libertad de expresión, de igualdad de clases sociales y demases cosas para así ir ganando confianza, pero eso sí ¡Nunca desviarse de el tema que trata el libro!.

No obstante, lo que él me dijo no me bastó, y entonces busqué por internet consejos para estudiar abogacía y los encontré en un blog el cual tenía corto y al pié lo escrito en un libro interesante llamado "El aprendizaje del aprendizaje"

1. Ir a la facultad lo imprescindible.

Si se entra al aula, ello debe ser porque lo que se explica debe ser digno de nuestra presencia o porque es necesario para aprobar. Uno sabe claramente con tan solo 15 segundos de escuchar al abogado que da la clase si ésta habrá de ser una buena inversión de tiempo o un calvario que –con suerte– derivará en una siesta (si la ubicación de nuestro pupitre lo permite).

Pero claro, la trampa de las asistencias y su régimen calienta bancos nos toma por detrás: muchas clases son malas pero lo peor es que hay que presenciarlas. Hay que ir y decir “presente” (los más atrevidos usan el “acá”) para mostrar cuán firmes estamos en el seguimiento de la materia. ¡Vaya trampa! Lo primero que uno piensa en una situación así es “¡cuánto jugo podría sacarle a esta hora y media si estuviera en mi casa o en la biblioteca!”.

Como sea, a no sufrir. Si se puede faltar las clases prescindibles, hacerlo. Pasar tiempo en la biblioteca o en el bufete con alguna lectura puede ser mucho más redituable y ayuda a no fastidiarse.

__________________________________________________________________________________________________________

2. No pretender aprender y tener buenas notas al mismo tiempo

Acá el autor toca una fibra sensible. Y es que realmente queremos aprender Y tener buenas notas; gustamos de ellas, vigilamos el promedio. Pero sí es verdad que las notas no reflejan nada más que el azar y sólo en excepción refeljan el esfuerzo. Una nota es resultado de un conjunto de circunstancias que se reúnen en un lugar y en un tiempo determinado que permiten atribuir a nuestro conocimiento un valor numérico determinado. Tomás sabe 8 (ocho) de Administrativo. Cayo sabe 2 (dos) de Procesal Civil.

He aquí una obviedad: son injustas las notas, claro; pero también se puede tener gusto por ellas y tomarlas como un desafío. Buscarlas, ingenuamente, para lograr mejorarse a uno mismo. Si uno da un buen examen, cita a más autores de los dados, si cambia el libro de la cátedra por otro mejor, si menciona el artículo del Código pero también lo que dijo Vélez en su nota, si se hace un poquito más que la media todo eso redunda en un docente que –si se tiene suerte- lo habrá de notar, y actuará en consecuencia.

__________________________________________________________________________________________________________

3. No angustiarse con las preocupaciones de estudio ajenas. Aun siendo individual el aprendizaje, sumarse con otras personas o profesores en el camino

La clave para llevar una buena carrera no sólo es la elección de buenos cursos como dijo Ab [nos referimos a Alberto Bovino] sino la elección de buenos compañeros. Digo compañeros antes que amigos. Si aquéllos se transforman en éstos mejor. Pero la clave también es estar con gente que en un bufet de la facultad te haga sentir cómodo si discutís sobre bibliografía, papers, material, criticás a los profesores, y por supuesto estudiás (dentro de los límites acotados del estudio en grupo en derecho).

Y es así. El derecho se aprende solo. El estudio, a fin de cuentas, es individual. Pero el gusto por el estudio (de eso se trata este título) puede fomentarse con un grupo que incorpora la posibilidad de la discusión. De tratar temas y de intercambiar material. Eso ayuda. Y como dice el autor: no contagiarse de las preocupaciones o miserias estudiantiles ajenas. No es egoísmo, recordemos, es intentar hacer del estudio algo placentero. A fin de cuentas vamos a la facultad para aprender lo que, con suerte, nos dará de comer el día de mañana.

Al abogado que da clase no le interesa en lo más mínimo el alumno o las ganas de saber tal o cual detalle. Va, firma, da su catequesis en la hora y media, pregunta falsamente por alguna duda que alguien pueda tener y se va a hacer lo que verdaderamente le interesa (todo menos ser docente).

__________________________________________________________________________________________________________
4. Consumir material no jurídico

Acá el autor pega en el blanco. La conciencia crítica y la sensibilidad frente a la realidad no se construyen leyendo sólo doctrina y jurisprudencia. Ver películas, novelas, cuentos, poesías, pinturas, músicas, todo ello hace al aprendizaje y a cierta madurez intelectual. Leer el diario, estar informado, saber qué pasa al rededor. Leer sus historietas, sus dibujantes, caricaturas. Ver algo de Kubrick o leer algo de Orwell puede llegar a ser un excelente complemento para el estudio, por ejemplo, de los derechos personalísimos en algún tratado de Derecho Constitucional. Consumir sólo material jurídico es el ticket directo al hastío.

__________________________________________________________________________________________________________

Este fue mi post y espero les sirva. Suerte y Buena vida

.

2 comentarios - Consejos para estudiar Abogacía.-

@kCHMYNE
Muchas gracias!!