El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

mc donal y la destruccion del planeta

de Mc Donalds:

En su condición de seres sensibles, los animales SUFREN la privación de su libertad y el maltrato. Ellos -al igual que nosotros- tienen interés en conservar su propia vida y disfrutar de ella en libertad.
Estas son algunas de las atrocidades que Mc Donalds y otras corporaciones cometen en contra de ellos:
•Crían animales en condiciones totalmente artificiales, sin acceso a aire fresco, luz solar ni libertad de movimiento.
•Los métodos de muerte (como la electrocución, los golpes y cuchillazos) son frecuentemente ineficientes y producen la muerte lenta y dolorosa del animal.
•Los pollos que crían son sobrealimentados, de tal manera que engordan tanto que no pueden mantener en pie.
•Los huevos que utilizan provienen de gallinas hacinadas en jaulas de alambre diminutas, donde no pueden moverse.
•En estas condiciones, la propagación de enfermedades respiratorias y cardiacas son muy frecuentes.
mc donal y la destruccion del planeta
El veganismo surge como la única alternativa ética a este problema.




link: http://video.google.com/videoplay?docid=4163991688700277593

2. Mc Donalds y la destrucción del planeta.

•Para poder abastecer su demanda anual de papel, se devastan grandes superficies de selva, y como consecuencia cada año desaparece una superficie del tamaño de Gran Bretaña (219.000 km2) de selva tropical.
•En América del Sur se arruinan unas 600 millones de toneladas de tierra fértil por año, sólo en explotaciones ganaderas. Y en el caso especifico de Costa Rica, se talan 50.000 hectáreas de selva virgen al año con el solo objetivo de la cría del ganado.
•La empresa es líder mundial en el uso de la carne, y por lo tanto en la cría del ganado. El excremento de estos animales emite gas metano, uno de los principales responsables del efecto invernadero y el calentamiento global.
•Los innecesarios envoltorios de las comidas producen una cantidad de basura muy superior a la producida por restaurantes convencionales. En la mayoría de los casos, los embalajes están fabricados con materiales que no son biodegradables.

niño



link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=4Qfk6fLrqJw

3. Mc Donalds y la "comida chatarra".

•Las hamburguesas que producen tienen un 48% de agua y las lechugas están tratadas con 11 diferentes tipos de químicos.
•Debido a la gran cantidad de probabilidades que hay de que la carne se contamine, se inyectan grandes dosis de antibióticos a los animales.
•Las hamburguesas están hechas, principalmente, con tendones, lenguas, encías, párpados, hocicos, intestinos, rabos y sangre.
•La llamada "comida chatarra" que venden es deficiente en cuanto al contenido nutricional. Esto no presenta un problema grande si se consume en algunas ocasiones, pero Mc Donalds vende sus productos como una alternativa al almuerzo, cena y desayuno.
•Un niño que coma diariamente en Mc Donalds se encuentra más propenso a presentar enfermedades cardíacas, debido a la cantidad de grasa y colesterol de la comida.
•A mediados de 2003, se dieron casos de contagio del Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) por el consumo de hamburguesas de la empresa de comida chatarra. Varios niños se enfermaron y se conocen casos en que las victimas murieron.

Mc Donalds: la cadena de la muerte
HAMBURGUESAS CONTAMINADAS Y OTRAS IRRESPONSABILIDADES

Los periodistas solemos utilizar, muchas veces, cuidadosos eufemismos para evitar decir palabras que podrían ser demasiado directas.
Si bien aún se discute si dicha práctica es conveniente o no en relación con la filosofía misma de la función periodística -que es la de informar objetivamente-, en lo personal creo que uno tiene que decir las cosas tal como son, no valen las insinuaciones o sugerencias para referirse a algo concreto. Y es que mucha gente que consume información diariamente desconoce esos códigos semánticos y se queda a medio camino en su búsqueda de saber de qué va la cosa.
En nuestro país es más que usual que los periodistas comenten las noticias de manera "cuidadosa", ya sea por temor a alguna represalia, ya sea por intereses, etc.
Sea como fuere, esto genera un gran vicio en esta profesión que se desparrama entre los comunicadores cual virus contagioso.
Tal vez por esos mismos miedos es que en estas mismas semanas los medios vernáculos han sido protagonistas de un gran vacío de información en torno a un caso que ha generado oscuras sospechas: el de las supuestas hamburguesas contaminadas de la cadena Mc Donalds.
El disparador
Todo comenzó cuando Alejandro, de tan sólo 7 años, fue junto a su mamá a un local de Mc Donalds ubicado en un hipermercado de la ciudad de La Plata.
A las pocas horas, una descompostura con extraños y dolorosos síntomas obligaron a una inmediata internación en el Hospital de Niños de la misma ciudad donde los médicos confirmaron el diagnóstico del denominado Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) que se contrae, en la mayoría de los casos, por el consumo de carne mal cocida portadora de una bacteria, la Escherichia Coli.
Entre sus efectos se destacan, principalmente, la insuficiencia renal, la anemia y las alteraciones neurológicas. Allí comenzó la lucha de Alejandro por su supervivencia. Fueron cinco meses de extenuante agonía y, a las pocas horas de su internación, se iniciaron las durísimas sesiones de diálisis a raíz de una serie de afecciones renales.
La diálisis y los tratamientos fueron constantes y dolorosos y, tras una conductomía intestinal, sufrió un paro cardíaco que lo llevó a la muerte.
Luego del deceso de Alejandro, las miradas de los ciudadanos comenzaron a dirigirse a los locales de comida chatarra Mc Donald’s. Contrariamente la mirada de los medios se dirigió hacia otros lugares.
La denuncia era muy fuerte. Rubén Alonso, tío de Alejandro -por ejemplo- contó que "había otros chicos intoxicados en el hospital con hamburguesas del Mc Donalds. Algunos hicieron acciones legales contra la empresa...". Así y todo, el periodismo siguió con sus eufemismos.
Rubén fue más lejos entonces y aseguró, con los ojos envueltos en lágrimas, que la empresa trató de silenciar lo ocurrido: "se trata de una firma muy poderosa con mucho dinero. Nosotros sólo queríamos que se salvara el nene".
Y mientras los medios seguían en su distracción, apareció la denuncia de otra mujer que relató cómo su hija sufrió los devastadores efectos de la misma enfermedad en febrero de este año luego de comer en Mc Donald’s. Hoy esa chica está fuera de peligro, pero deberá someterse de por vida a un tratamiento especial con medicación y a una dieta específica.


Sin vergüenzas

Cuando llegó la hora de defender la posición de Mc Donald’s, José Fernández, su vicepresidente, aseguró que si fuera cierto lo de las hamburguesas contaminadas "tendría que haber una epidemia de gente contagiada por el SUH". El médico de la misma empresa, que se encontraba sentado a su derecha, sólo atinó a agachar la cabeza frente al increíble disparate que le tocaba presenciar en ese momento.
Minutos después -inevitablemente- Fernández iba a ser refutado: el facultativo confesó que la bacteria generadora del SUH sólo desencadena la citada enfermedad en un bajo porcentaje de chicos, por más que muchos de ellos la hayan consumido.
En ese momento, el ataque del vicepresidente tuvo que cambiar de óptica: Fernández aseguró sin siquiera sonrojarse que el hecho de que Mc Donald’s "sea una firma solvente hace que mucha gente quiera demandarnos falsamente". Hermosas palabras para los padres del chico fallecido que lo observaban atónitos.
Y por si la caradurez no fuera suficiente, agregó que "el caso de Alejandro no tiene que ver con la ingesta de alimentos con Escherichia coli (...) el chico ingresó a una clínica con un cuadro de abdomen agudo, por lo que necesitó de una intervención quirúrgica para lograr una desobstrucción de su intestino".
En el posoperatorio, siempre según Fernández, el paciente "manifestó síntomas de un problema renal, por lo que este caso no tiene que ver con la ingesta de alimentos con la bacteria".
Las propias fuentes médicas, como era de esperar, contradijeron las palabras del directivo de Mc Donald’s.
El periodismo, por su parte, seguía haciéndose el distraído.
Muchos recordaron, entonces, lo sucedido en el año 2001 cuando el pseudo periodista Daniel Hadad apareció comiendo una hamburguesa de la citada firma en su programa de TV para tratar de demostrar que la misma estaba fuera de peligro.
Lo que este imbécil no sabía es que la bacteria Esterichia Colli ataca a víctimas de corta edad.
Y lo que no pudo evitar Hadad es que muchas personas –sobre todo sus propios colegas- sospecharan que cobró una gran suma de dinero para hacer semejante "operación de prensa".


Negros antecedentes

A fines de agosto del 2001, otros cuatro locales de McDonald’s de la Capital Federal habían sido clausurados por el Gobierno porteño debido a que en diversos procedimientos donde se tomaron muestras, SE DETERMINÓ LA PRESENCIA DE LA BACTERIA ESCHERICHIA COLI, agente causal de síndrome urémico hemolítico.
Poco más de un mes después de ese episodio, en Santiago de Chile se clausuraba un céntrico local de la misma firma por haberse detectado la asesina bacteria en los preparados para hamburguesas de pollo.
A diferencia de nuestro país, en Chile la contaminación fue detectada durante una supervisión rutinaria efectuada por el Servicio Metropolitano del Ambiente. También había quejas de padres que aseguraban que sus hijos habían sido hospitalizados después de ingerir hamburguesas de pollo en la conocida firma.
Mientras en estos pagos Mc Donald’s se defendía de mano de Hadad, en Chile trataron de repuntar contratando publicidad en el programa "Quién quiere ser millonario".
El periódico chileno Gran Valparaíso, asegura que detrás del rostro amable de McDonalds, "la compañía tiene otro, torvo y amenazante, como el que ha mostrado en Chile y el exterior contra los familiares de algunos de los niños que se han intoxicado al ingerir la comida chatarra que se expende en los locales de esta cadena. Ese mismo rostro se lo muestran a las autoridades, sobre todo cuando se percatan, es el caso de Chile bajo el gobierno de Lagos, de que ellas están ansiosas por mostrarse complacientes con los inversionistas extranjeros, máxime si provienen del país que está en vías de convertirse en nuestro ‘socio’ comercial, Estados Unidos".
Gran Valparaíso denuncia que "allá por octubre de 2001 el entonces Subsecretario de Salud, aquejado de un sobrepeso que saltaba a la vista, incurrió en falta grave al aparecer ingiriendo con avidez comida chatarra en un local de McDonald's, con lo que entregó una pésima señal a la población, a la que estaba obligado a educar en conductas responsables en materia de salud. En tal incursión, demostrativa de sus deplorables gustos culinarios, lo acompañó otra autoridad de Gobierno, el Ministro de Trabajo, cuya conducta, aunque censurable, es menos grave, ya que él no está obligado a dar ejemplo de conducta responsable en materias de salud. En su descargo habría que agregar que el cierre de los MacDonald's podría significar la cesantía de más de 3.500 personas.
Ambos personajes se prestaron para aparecer ante las cámaras masticando con la boca abierta las "exquisiteces" grasientas que ofrecen estos locales, después que las autoridades sanitarias pertinentes detectasen la presencia de la bacteria altamente peligrosa.
Después se supo que la maniobra publicitaria fue craneada por uno de los poderes fácticos del Gobierno, el sociólogo y experto comunicacional Eugenio Tirón".
En nuestro país, antes de informar el resultado del análisis efectuado en 2001, en el Ministerio de Salud de la Nación se reunieron funcionarios del propio organismo, del Gobierno de la Ciudad, del Instituto Nacional de Alimentos, de la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, del Malbrán y del Senasa, entre otros.
Y es que el tema era demasiado sensible como para dejarlo librado al azar. Finalmente, de las 27 muestras que tomó el Malbrán, tres terminaron dando "positivo", es decir, que tenían la bacteria en su composición.
Ese dato fue muy bien ocultado por la empresa.


El síndrome asesino

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH) es una patología frecuente en nuestro país. Sólo en el Hospital de Niños de La Plata se atienden entre 50 y 60 casos por año, que deben ser sometidos a diálisis como consecuencia de las complicaciones que genera la bacteria Echerichia Coli.
Además de carnes jugosas, el SUH también se puede adquirir por consumir lácteos y jugos de fruta no pasteurizados, o verduras y agua contaminada (que hayan estado en contacto con heces de animales).
La preocupación por esta bacteria comenzó a incrementarse el 1° de marzo pasado cuando se conoció el caso de los cinco menores que tuvieron que ser internados en el Hospital de Niños.
Lo llamativo fue que TRES DE ELLOS HABÍAN COMIDO HAMBURGUESAS.
El periódico Gran Valparaíso dice en una columna que se ha informado y actualizado "en extenso sobre el síndrome hemolítico urémico de origen diarreico. La literatura médica tanto en Chile como en el extranjero avala la relación causa-efecto de consumir carne contaminada con la mentada bacteria, con el hecho de que un niño se enferme de insuficiencia renal y anemia severa (principales manifestaciones del SHU). El centro para control de enfermedades en Atlanta, Estados Unidos, ha demostrado en múltiples ocasiones la responsabilidad que les ha cabido a cadenas de comida rápida que expenden hamburguesas en forma masiva".


Documentado por demás

A comienzos de 2002 el periodista Eric Schlosser, publicó el libro El país de la comida rápida: el lado oscuro de la comida de los estadounidenses, un severo cuestionamiento a las grandes compañías de comida rápida, a sus proveedores, a los organismos fiscalizadores, a diversos mandatarios norteamericanos y a los republicanos, en el poder desde que el minusválido intelectual que es George W. Bush accedió a la Presidencia.
Ni los científicos se salvan de la rociada de Sclosser, quien los acusa de utilizar eufemismos en la literatura médica cuando se refieren al envenenamiento de que son víctimas muchos de los asiduos de los locales de comida rápida. "Hablan de coliformes, sorbitol y estereotipos aeróbicos, en circunstancias que detrás de eso hay una simple explicación de por qué comer una hamburguesa puede enfermar a las personas: Hay caca en la carne". Por hacer una afirmación de ese tipo, McDonald's amenazó con la cárcel a uno de los afectados en Chile.
Sclosser, que deja mal paradas también a las firmas Burger King, Taco Bell y Dunkin' Donuts, no parace estar preocupado por las furiosas reacciones que provocó: "Nadie puede demandarme por calumnias, ya que toda mi información está sustentada en archivos, documentación variada, trabajo en terreno y contactos con fuentes calificadas".
Si bien son varias las cadenas que contribuyen a la agudización de los problemas de salud pública, los dardos del periodista se centran en McDonald's, un gigante que en Estados Unidos es considerado una "vaca sagrada" pues en los últimos años ha generado cerca del 90% de los nuevos trabajos.
El autor denuncia en forma implacable las condiciones de trabajo de esta industria: salarios mínimos, nula estabilidad (a los tres o cuatro meses los empleados renuncian o son despedidos), precaria capacitación (a pesar de los subsidios que reciben para esos fines) y extenuantes jornadas de trabajo. Muchos de los funcionarios son adolescentes, que son desplazados sin mayores trámites desde las cocinas a las cajas registradoras y viceversa.
Los jóvenes tienen por cierto derecho a trabajar, pero hay ciertas actividades en las que no son los más indicados, debido a su inexperiencia y estilo excesivamente relajado. Un reality show en los locales de comida rápida dejaría de manifiesto que muchos jóvenes NO SE HACEN PROBLEMA CON RECOGER HAMBURGUESAS QUE SE LES HAN CAÍDO AL SUELO, en tanto que no faltan los que escupen sobre los alimentos. Y hay denuncias aún más asquerosas.
El libro explica que la mayoría de los productos que se preparan en estos lugares llegan congelados, deshidratados o enlatados, por lo que han perdido prácticamente todo su gusto.
A pesar de todos estos datos, si uno se lanza a una exhaustiva búsqueda por Internet para averiguar en qué quedaron las investigaciones de las autoridades tras el cierre preventivo en el último trimestre de 2001 de algunos locales McDonald's se encuentra con un asombroso vacío de información.
El hecho de que dicha cadena de comida basura –nunca mejor aplicado el término- sea un anunciador muy importante, hace que cualquiera sospeche de la verdadera responsabilidad de los medios.
Y no es descabellado pensar que los ejecutivos de la empresa se hayan encargado de advertir que no estaban dispuestos a seguir contratando publicidad en medios que se empeñasen en investigar y denunciar.
Por suerte, nosotros nunca necesitaremos ese tipo de publicidad.

4. Mc Donalds, el imperialismo y la pobreza en el Tercer Mundo.

•La gran extensión de tierras utilizadas para la ganadería y agricultura por parte de la multinacional impide que las tierras sean usadas para los cultivos autóctonos, que ayudaría a mitigar el hambre en estos países.
•Mientras alrededor del mundo millones de niños mueren desnutridos, en el tercer mundo se utilizan grandes superficies de tierra para la ganadería y para el cultivo de alimentos destinado al ganado, que abastecen a los países ricos.
•Para producir 1 kilo de carne, se necesitan al menos 10 kilos de grano. Esto provoca un desperdicio de 100 millones de toneladas de grano por año, que equivalen a 20 billones de dólares. Se calcula que con esa cantidad de dinero se podría alimentar, vestir y dar vivienda a la población del mundo por 1 año.
•Mc Donalds esta entre las seis empresas que en mayor medida financiaron las campañas electorales de George W. Bush.
•El 70% de la exportación anual de carne de Costa Rica tiene como destino las multinacionales Burguer King y Mc Donalds.
•Brasil produce 9.000.000 de toneladas de soja al año, que en su mayoría se exporta a Europa y Estado Unidos para servir de alimento al ganado. Si esta producción se destinara el consumo humano dejaría de existir el hambre en Brasil.





5. Mc Donalds y la explotación laboral.

•Emplean a personas con pocas opciones de trabajo (menores de edad, minorías étnicas, pasantes, estudiantes, discapacitados), que no tienen otra opción que aceptar su explotación para recibir exiguos salarios.
• En sus estatutos laborales esta prohibida la formación de sindicatos, no se permiten las huelgas ni los reclamos, los trabajadores cobran salarios mínimos y en negro (no reciben aportes jubilatorios, obra social y demás beneficios).
•Su reglamento laboral no respeta en lo mínimo la legislación laboral de cada país. Los empleados trabajan de noche y en los fines de semana, haciendo largos turnos en ambientes calurosos, ruidosos y de olores penetrantes.




link: http://www.videos-star.com/watch.php?video=M12I1JQIRyM

6. Mc Donalds y la manipulación infantil.

•Utiliza una estrategia publicitaria que se aprovecha de los niños. Con sus locales coloridos, con juegos, con la promesa de un juguete de regalo, crea en los niños el impulso de entrar (acarreando también a sus padres).
•Un claro ejemplo de esto es el payaso, que hace que la empresa parezca un lugar de juegos y diversión.
•El aspamentoso embalaje utilizado por la multinacional tiene como objetivo despertar la curiosidad y fantasía innata en los niños.
•Los juguetes de la "cajita felíz" no son tan felices ya que son hechos en fábricas chinas de trabajo esclavo.

Regalar juguetes para vender comida basura: ¿es lícito?

Brasil quiere prohibir estas promociones para evitar el aumento de la obesidad infantil. Ni en España ni en la UE hay normativa alguna que prohíba usar estos reclamos. La OMS impulsa un código para luchar contra estas prácticas

Sólo hasta el 2 de julio dos juguetes en cada Happy Meal por el mismo precio”. No todos los niños se resistirán a este eslogan. Es la última promoción de McDonald’s orientada a los más pequeños de la casa, que empezó ayer. Con cada menú infantil la cadena regala dos juguetes y un extra: alrededor de 500 calorías.

La cadena de comida rápida más famosa del mundo no es la única que regala juguetes. Lo mismo hace Burger King, donde “en cada Diverking hay un transformer oculto”. Hay ocho en total. Así que si se quiere hacer la colección completa no queda más remedio que comerse ocho menús en un plazo de 37 días, lo que dura la promoción. Otro ejemplo es el de Telepizza. Con cada compra, los niños acumulan puntos como miembros de ‘la tribu’ para luego canjearlos por juegos.

Ahora bien, La cuestión es saber si es lícito utilizar este tipo de promociones para ganase el estómago de los más pequeños. Sobre todo teniendo en cuenta que se quieren vender son productos conocidos como ‘comida basura’ —ricos en grasas y calorías— en una sociedad donde la obesidad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se ha convertido en la epidemia del siglo XXI. Y donde preocupa especialmente su aumento entre los niños. Según un estudio de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), más del 30% de los menores españoles son obesos o tienen sobrepeso.

¿Deberían prohibirse entonces este tipo de promociones? Brasil ya tiene la respuesta y es que sí. Según su fiscal federal Marcio Schusterschitz da Silva Araújo, estas ofertas alientan a los niños a comprar comida con alto contenido en grasa. “El juguete adquirido con la comida, antes o después se perderá, pero los hábitos alimenticios o las consecuencias del consumo de la comida con exceso de grasa o azúcares tienden a persistir”, asegura. Es por eso que el pasado 15 de junio pidió que se prohíba a McDonald’s, Burger King y la cadena brasileña Bob, regalar juguetes con la comida. La decisión está ahora en manos del juez.

En España no existe ningún tipo de normativa que prohíba regalar juguetes con estos alimentos y según asegura la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESA) tampoco la va a haber. Lo más parecido es el Código Paos, elaborado en 2005 y enmarcado dentro de la estrategia NAOS, cuyo objetivo es “disminuir la prevalencia de obesidad y sobrepeso y sus consecuencias”. Este Código, aprobado por el 97% de los anunciantes, establece una serie de recomendaciones a seguir en la elaboración de campañas publicitarias dirigidas a menores de 12 años.

Tampoco en el resto del mundo hay nada parecido. Aunque sí se ha puesto en marcha un intento de elaborar un conjunto de recomendaciones sobre la comercialización de alimentos y bebidas no alcohólicas dirigida a niños y niñas. En marzo de 2008 Consumers International (CI) y la organización Internacional Obesity Task Force (IOTF), avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), iniciaron el proyecto Junk Food Generation para hacer frente a la creciente obesidad infantil.

El Código de Comercialización Internacional de Alimentos para Niños, incluido dentro de éste, “pretende proteger a generaciones presentes y futuras frente a las consecuencias dañinas para la salud y socioeconómicas de la ingesta de alimentos hipercalóricos, muy poco nutritivos, ricos en grasas, azúcares o sal, y fomentar una comercialización responsable dirigida a los niños y las niñas”. Y entre sus recomendaciones, el Código habla de prohibir “la inclusión de regalos gratis, juguetes o artículos coleccionables que puedan atraer a niñas y niños” (artículo 6, apartado h). Este mes la OMS comenzó las consultas entre sus países miembros para decidir si debe ser o no aprobar el Código. Terminarán en agosto. Curiosamente la única medida relativa a alimentos y obsequios que hay en la Unión Europea es una directiva aprobada en diciembre de 2008 en la que se prohíben los productos en los que haya un juguete dentro que no esté embalado.

Solamente nosotros podemos detener esto, cada dia la malvada corporacion Ronald Mc' Donalds se sigue haciendo multimillonaria a costas nuestras, masacrando indefensos animales sin piedad e incluso experimentando ellos (los famosos bultos inanimados) para asi ahorrarse mas dinero y trabajo. ademas tienen empleados menores con bastante maltrato, incluso tienen esclavos chinos que son quienes fabrican los tan conocidos juguetes "lavacerebros". Se que para muchas personas comer en Mc' Donalds ya es una costumbre y no van a dejar de hacerlo, esto es solamente para que se informen y saquen sus propias conclusiones. Se que en esta epoca ya es casi imposible creer que podemos cambiar el mundo, pero con cada granito de arena de cada ser humano, con una cosa tan insignificante como no comer en un restaurant de comida rapida se podrian salvar miles, millones de vidas, tanto de animales indefensos como de seres humanos que sufren por los excesos de gastos de recursos de esta corporacion. Adelante podemos!

Otra cosa, no voy a pedir puntos, no seria justo, hoy me conformo solamente con que divulguen esta informacion por todos los medios que tengan a su alcanse, para que muchas mas personas se informen de lo que nos estan vendiendo.
Gracias por leer

Fuentes:

http://www.periodicotribuna.com.ar/articulo.asp?articulo=139

http://www.lu17.com/a/2009/6/26/6c2348b8-6273-11de-9447-0013203d3072/regalar_juguetes_para_vender_comida_basur_1246036803

http://www.facebook.com/group.php?v=info&gid=85400169298

17 comentarios - mc donal y la destruccion del planeta

@MrSupernova -6
ES FACIL ECHARLE LA CULPA A MC DONALDS NOMÁS
@gastysk8 +2
al que no le gusta que no valla y listo yo voy 1 solo vez por mes
@Olsson
(Si bien refleja un penoso estado) esta muy buena la imagen jajjajaj
comida
@Fabri_91 +3
Mc Donald y la destrucción al bolsillo si alguna vez fuiste a consumir !

Aguante los choris de la plaza
@Euge_skate -2
Chupame un huevo no voy a leer todo eso para intentar que me llenen la cabeza. Primero tiene que venir del gordo de no ir a comer. El mc donals es un negocio como otros miles. Aguante el Mc.
@PathoStudio +2
Todo el texto copy&paste tiene una ortografía como la gente, el título que lo escribiste vos tiene HORRORES de ORTOGRAFIA. Si leés que dice McDonalds por todos lados, por qué carajos no escribis bien?
@canacue -1
"el que quiera entender que entienda", la culpa no solo es de mac, han llegado a tal nivel de demanda que se tienen que hacer esas "horribles" cosas con los animales, ademas no tiene mucha gracia decir quiero que vivan felices antes de que los maten para comermelos o matalo pero que no sufra antes de mi comida ....... y bueno, no mas por que taringa no es un foro xD
@iditito
EL VIEJO McDONAL?? OHH
@El_santiago -1
Aguante Mc Doblas, en la costanera de Concordia xD
@Jean_Luc99
PathoStudio dijo:Todo el texto copy&paste tiene una ortografía como la gente, el título que lo escribiste vos tiene HORRORES de ORTOGRAFIA. Si leés que dice McDonalds por todos lados, por qué carajos no escribis bien?