Es sabido que las civilizaciones precolombinas realizaban numerosos sacrificios para satisfacer la sed de los dioses que protegían (y castigaban) a los habitantes de estas tierras.

Incas: los sacrificios humanos

Muchas suposiciones de probables sacrificios humanos fueron siempre parte de las hipótesis de arqueólogos, historiadores y científicos, pero dado a la poca evidencia que se posee de estas civilizaciones, al ser tan antiguas los datos comienzan a surgir de a poco, dejando leves evidencias de lo que pasó en la historia antes de la colonización de América.

Tal es el caso de los Incas, civilización que se situó especialmente en la zona de Perú, Sudamérica. A unos 30 kilómetros del sur de Lima, se encuentra un complejo llamado Pachacamac cuenta con una gran necrópolis que acoge restos de distintas culturas, tanto incaicas como pre incaicas. Pero la evidencia de mayor sorpresa son los restos de humanos evidentemente sacrificados.

Uno de estos cuerpos hallados corresponde a un hombre de 35 años que fue hallado con una soga al cuello. Otro caso, más evidente es el de un niño de 12 años que presenta signos de una muerte violenta, presentando gran parte de su cráneo rota. Estos son sin duda, indicios que nos darán más pistas para conocer esta compleja civilización que pobló América del Sur.

Incas