Instrumentos y métodos de tortura

La Apega de Nabis era un instrumento de tortura creado por el rey Nabis.

Descripción

La Apega de Nabis, según Polibio, era una máquina, una réplica bien ejecutada o duplicado de la Doncella de hierro de Nabis, y fue utilizado por Nabis para recoger el dinero de los ciudadanos no querían pagar impuestos. La máquina Apega se decía que era vestida con ropa cara, pero la parte inferior de los brazos del dispositivo, manos y pechos estaban cubiertos de clavos de hierro que fueron capaces de aplastar el cuerpo de su víctima. Nabis controlaría la máquina a través de interruptores o dispositivos ocultos, hasta que la víctima accediera a pagar un tributo, o al punto de la muerte.
El autómata Apega, fue uno de los avances en la tecnología de la antigüedad greco-romana utilizados como instrumentos de tortura, junto con otros instrumentos de tortura como la cruz, la rueda, y la descarada toro de Phalaris. Funcionaba con un trabajo de palanca, al tocar el pecho, se empujaban unos engranes que hacían que los brazos se cerraran y apretaran a la persona en medio.

Aplastacabezas

El aplastacabezas es un instrumento de tortura aplicado en la edad media en Europa, por la inquisición y destinado a reventar los huesos del cráneo.
La maquina denominada "Aplasta cabezas" estaba compuesta por dos barras de hierro forjado, y en cada punta, tornillos con el principio de prensa o morsa.
La barbilla de la víctima se colocaba en la barra inferior, y el casquete era empujado hacia abajo por el tornillo. Los efectos de este proceso son evidentes. Primero, se destrozan los alvéolos dentarios, después las mandíbulas, y luego el cerebro se escurre por la cavidad de los ojos y entre los fragmentos del cráneo.
Hoy en día ya no se utiliza como pena capital.
El mismo principio físico era utilizado en máquinas como el aplastapulgares o el aplastarodillas.
El grupo de trash metal Megadeth habla sobre este dispositivo en su canción Head Crusher.

Instrumentos y métodos de tortura

Aplastamiento por elefante

El aplastamiento por elefante fue un método de ejecución común para aquellos que eran condenados a muerte en el sur y sudeste asiático, especialmente en la India, durante casi 4.000 años. Los elefantes se utilizaban en este caso para aplastar, desmembrar o torturar a los cautivos en ejecuciones públicas. Esta utilización de los elefantes a menudo atrajo el interés de los viajeros europeos, que se horrorizaban con las escenas, y se recogió en numerosos diarios contemporáneos y relatos de viajes a Asia. La práctica fue finalmente suprimida por los imperios europeos que colonizaron la región en los siglos XVIII y XIX.
Las primeras noticias que nos llegan de este tipo de ejecuciones proceden de la antigüedad clásica. Sin embargo, la práctica ya estaba firmemente establecida por entonces y ha continuado hasta el siglo XIX.
Los romanos y los cartagineses también usaron este método en ocasiones, y en la Biblia se menciona (en el Deuteronomio), en la historia de José y en el Libro de los Macabeos al hablar acerca de los egipcios.

metodos

Aplastapulgares

El aplastapulgares es una de las torturas más antiguas y simples.
Si bien se usaron diferentes dispositivos mecánicos para llevarla a cabo, la tortura en sí consistía en el aplastamiento de uñas, falanges y nudillos en forma lenta y progresiva, extendiendo el dolor durante días sin provocar daño mortal a la víctima.
El nivel de desgarramiento podía ser controlado hasta el punto de provocar prácticamente la mutilación del miembro.
Para los crímenes graves generalmente la tortura se hacía lentamente, comenzando por las uñas, luego pasando a las falanges y terminando en los nudillos, destrozando así ambas manos completamente.

Arma de electrochoque

Un arma de electrochoque es un arma diseñada para incapacitar a una persona o animal mediante descargas eléctricas que imitan las señales nerviosas y confunde a los músculos motores, principalmente brazos y piernas, inmovilizándo al objetivo temporalmente. Una de las más conocidas el táser, que dispara proyectiles que administran una descarga eléctrica a través de un cable. Otras armas de electrochoque administran las descargas mediante contacto directo, como las porras eléctricas.
Su uso está autorizado generalmente en niveles de amenaza muy inferiores al que requiere el uso de armas de fuego, apareciendo en ocasiones en el nivel inmediatamente superior a las órdenes verbales. El taser ha recibido fuertes críticas por parte de organizaciones de derechos humanos así como por la Comité de las Naciones Unidas contra la Tortura, que dictaminó que el uso de armas táser puede constituir una forma de tortura.

dolor

Flagelación

Flagelación es una forma de castigo corporal y tortura que consiste en golpear fuertemente el cuerpo con flagelos, que suelen ser látigos, correas, cuerdas o varas.
El número de golpes aplicados a la víctima, cuando no está regido por las normas reglamentarias (como el azote doméstico o escolar) es a voluntad del golpeador.
La forma más atroz de flagelación se practica sobre la piel desnuda, golpeándola hasta destrozarla y hacerla sangrar.

Bota malaya

La bota malaya es un artilugio con forma de bota de madera con un mecanismo de prensado. Al girar la palanca, la bota se va encogiendo por dentro, aplastando el pie de la víctima, rompiendo sus huesos y provocando terribles dolores.

Cámara de gas

La cámara de gas fue uno de los métodos de exterminio nazi de uso más común en las matanzas masivas. Englobado en la llamada solución final, se desarrolló en los campos de concentración durante la segunda guerra mundial. También ha sido un método de ejecución de criminales en algunos países.

tortura

Campo de exterminio

Los campos de exterminio, también llamados campos de la muerte o fábricas de la muerte, eran un tipo de campo de concentración construidos durante la Segunda Guerra Mundial por la Alemania nazi para asesinar judíos y otros grupos considerados indeseables por el gobierno nazi, como comunistas, masones, gitanos, homosexuales, Pentecostales, Testigos de Jehová y discapacitados.

historia

Castración

Castración, en los animales domésticos o en los seres humanos, es cualquier cirugía destinada a retirar los órganos sexuales, los testículos de un macho o los ovarios en las hembras. Esto causa la esterilización, con lo que se impide la reproducción; también se reduce drásticamente, en consecuencia, la producción de las hormonas generadas básicamente en dichos órganos, como la testosterona o los estrógenos (Una pequeña parte de las mismas se produce en la corteza suprarrenal).
Cuando se trata de la ablación del clítoris o el sellado de los labios vulvares en la mujer, se habla de infibulación.

Instrumentos y métodos de tortura

Cosquillas

Las cosquillas son una sensación que se experimenta en algunas partes del cuerpo cuando son ligeramente tocadas, que consiste en cierta conmoción desagradable que suele provocar involuntariamente la risa. También pueden producirse cuando se efectúa presión en dichas zonas, y especialmente cuando es por parte de otra persona con un vínculo afectivo. Por condicionamiento, también aparecen cosquillas cuando el sujeto cree que va a ser tocado. Son inicialmente placenteras, pero se vuelven desagradables al cabo de cierto tiempo.
Las axilas, las palmas de las manos y las de los pies son zonas cuya estimulación mediante cosquillas produce la risa con mayor facilidad.

metodos

Cepo chino

El cepo chino fue un instrumento de tortura de origen chino, consistente en una caja, generalmente de madera, en la cual se colocaban los pies del torturado los que a través de una manivela, utilizando los principios básicos de la prensa y el tornillo, eran apretados por el verdugo.
A una persona con una talla 41 de zapato podía apretársele hasta alrededor de una 30, obviamente con todos los huesos rotos.
El dolor de la víctima aumentaba gradualmente desde una simple sensación de presión en el pie hasta convertirse en un dolor insoportable acompañado de trituración ósea podal.

Cepo

El cepo es un artefacto ingenioso, ideado para sujetar, retener o inmovilizar algo, o alguien, como consecuencia de alguna determinada conducta del inmovilizado, para la que ha sido ideado, y de la que deriva su forma o el estado de sujección, la cual puede ser planificada o espontánea, incluso sorpresiva y pícara. Los hay, y los ha habido, de diversas clases, surgidas a raíz de las finalidades o del origen de los mismos, entre los cuales destacan aquellos que se destinaban históricamente a la tortura, o a la caza, a la seguridad de la conservación de algo, a la certeza del cumplimiento de una sanción, o a la seguridad de fondos donados unilateralmente.

dolor

Cigüeña

La cigüeña es un instrumento de tortura en el que no se aprecia a simple vista el dolor que puede causar, puesto que en apariencia su principal función es la de inmovilizar a la víctima. La cigüeña, en sí, es un aparato hecho de hierro que sujetaba al condenado por el cuello, manos y tobillo, y lo sometía a una posición incómoda que provocaba calambres en los músculos rectales y abdominales, y a las pocas horas de todo el cuerpo.
La víctima que estaba sujeta a este instrumento sufría de calambres de diferente magnitud, en este orden: primero en los abdominales y rectales, luego en los pectorales, cervicales y en las extremidades. Al cabo de unas horas, el dolor se volvía insufrible y continuo, sobre todo en abdomen y recto. Mientras se sufrían los terribles dolores el condenado podía ser quemado, mutilado o golpeado.

tortura

Cilicio

Un cilicio es un accesorio utilizado para provocar deliberadamente placer o castidad en quien lo viste. Su uso estuvo extendido durante mucho tiempo en las diversas comunidades cristianas como medio de mortificación corporal, buscando así combatir las tentaciones de sexo y, sobre todo, la identificación con Jesucristo en los padecimientos que sufrió en la Pasión y los frutos espirituales que de ella se derivan.

Cinturón de San Erasmo

El cinturón de San Erasmo consiste en un collar, cinturón o brazalete provisto de pinchos en la cara interior y que se le pone al reo. Con cada pequeño movimiento (incluso la respiración) el collar araña e hiere la carne del reo.

Crucifixión

La crucifixión es un método antiguo de ejecución, donde el condenado es atado o clavado en una cruz de madera o entre árboles o en una pared, y dejado allí hasta su muerte.
Esta forma de ejecución fue ampliamente utilizada en la Roma Antigua y en culturas vecinas del mediterráneo; métodos similares fueron inventados por el Imperio persa.
La crucifixión fue utilizada por los romanos hasta 337, después de que la religión cristiana fue legalizada en el impero romano en el 313 favorecida por el emperador Constantino, pero antes de que se convirtiera en la religión oficial del imperio.

historia

Cuna de Judas

La cuna de Judas es un instrumento de tortura utilizado principalmente para sacar confesiones.
Consiste en una pirámide puntiaguda, sobre la cual se alza a la víctima para después dejarla caer una o varias veces, de modo que la punta topara con la zona genital o anal con mayor o menor presión dependiendo de cómo evolucionara la confesión.
Era utilizado en Europa en tiempos de la Inquisición siendo conocido con el mismo nombre (alusivo al apóstol traidor) en inglés (Judas Cradle; también, Judas Chair), alemán (Judaswiege) e italiano (Culla di Giuda). También es conocido con el nombre de Vigía (en portugués), Veglia (en italiano) o Veille (en francés), es decir, «vigilia», pues el condenado era dispuesto de tal manera que si se dormía y relajaba el cuerpo, caía sobre la punta hiriente del instrumento.
También se atribuye su uso, con algunas 'mejoras' (adición de electricidad, añadidura de cinturón), a las dictaduras militares hispanoamericanas del siglo XX.
Se atribuye su invención al jurista boloñés Ippolito Marsili (1450-1529).

Instrumentos y métodos de tortura

Desgarrador de senos

El desgarrador de senos es un instrumento de tortura con forma de tenaza acabado en cuatro afiladas puntas, utilizado ya durante el Imperio romano y posteriormente por la Inquisición en Europa.
La tortura consistía en aplicar las cuatro puntas estando al rojo vivo o frías sobre los senos, desgarrándolos.
Los lugares donde más uso se hizo, aunque en diferentes épocas, fueron algunas regiones de Francia y Alemania hasta el siglo XVIII.
Aplicado durante varios siglos, un número indeterminado de mujeres que fueron condenadas por delito de herejía, blasfemia, adulterio, aborto provocado, otros “actos libidinosos”, magia blanca erótica y algún delito más, padecieron este tormento en sus senos.
Un caso famoso fue el de Ana Pappenheimer (acusada de brujería en Alemania, en 1600), que después de ser torturada con el instrumento, tuvo que sufrir el despellejamiento y rasgamiento de sus carnes; le seccionaron sus pechos y, una vez ensangrentados, fueron dados a comer de manera forzosa a sus hijos, que ya eran mayores.
Otro caso conocido en que fue utilizado este método de tortura fue el de Santa Ágata de Catania, en el siglo III, durante la persecución de Decio contra los cristianos.
Además del uso tormentoso, el desgarramiento sirvió también como procedimiento persuasivo inquisitorial y judicial.

metodos

Desmembramiento

Desmembramiento, es una técnica de tortura en la cual se les desprenden los miembros a la víctima. Esta sufre primero esguinces, luego se desprenden las extremidades del cuerpo.

dolor

Empalamiento

El empalamiento es un método de tortura y ejecución donde la víctima es atravesada por una estaca. La penetración puede realizarse por un costado, por el recto, la vagina o por la boca. La estaca se solía clavar en el suelo dejando a la víctima colgada para que muriera.

tortura

Emplumar

Emplumar es un castigo físico aplicado a la mujer para denigrarla públicamente. Siempre consiste en cortarle el pelo y exponerla a continuación a la vista del público, prohibiéndole cubrirse la cabeza.
Puede ir más lejos: pasearla semidesnuda con el pelo cortado y someterla a la burla de la gente.
En España el castigo máximo consistía en cortar el pelo a la mujer, obligarla a beber aceite de ricino, desnudarla hasta la cintura, untar lo desnudo con pez o con miel y cubrir con plumas su piel, montarla en un burro y pasearla por la ciudad hasta el campo, siendo golpeada por la gente que le echaba porquería. Una vez en el campo, tenía prohibida la vuelta a su casa, quedando expulsada de la localidad.

Escafismo

El Escafismo o tortura de la artesa fue un suplicio utilizado por los persas que consistía en meter a la víctima en un cajón de madera con cinco agujeros por los cuales sacaba la cabeza, las manos y los pies. Los verdugos untaban estas partes del cuerpo con leche y miel para atraer a ellas a las moscas y otros insectos.
También se ejecutaba este suplicio metiendo al sentenciado dentro del vientre de un caballo u otro animal corpulento y dejando fuera las cinco partes del cuerpo mencionadas. De este modo, el reo quedaba entregado a los horrores de una doble putrefacción.

Flauta del alborotador

La flauta del alborotador era un instrumento de tortura de origen italiano, que utilizaba la Santa Inquisición en los siglos XVII y XVIII para casos de blasfemia. Se solía usar de forma pública. El collar se cerraba por detrás el cuello, y los dedos eran colocados entre la barras de hierro, que eran apretadas por el verdugo a voluntad, llegando a todo tipo de heridas en los dedos, hasta el aplastamiento de carne, huesos y articulaciones.
Esta tortura era fundamentalmente una forma de exposición a la vergüenza pública. Dolorosa y muchas veces fatal. Se imponía para castigar delitos menores: conflictividad, blasfemia en primer grado, insultos, alteración del orden público, etc. En Italia, según referencias de varios archivos, a menudo se aplicaba a los que provocaban alboroto delante de la iglesia durante las misas.

Gota china

La llamada «gota china» o tortura de la gota de agua es un método de tortura psicológica.

Descripción

Consistía en inmovilizar a un reo en decúbito supino (tumbado boca arriba), de modo que le cayera sobre la frente una gota de agua fría cada cinco segundos. Después de algunas horas, el goteo continuo provocaba daño físico en su piel (similar a las yemas de los dedos después de un baño de inmersión).
Pero la verdadera tortura para la víctima era la locura que le provocaría el no poder dormir, debido a la constante interrupción de las gotas, ni tampoco poder beber esa agua cuando la sed atacara, con lo cual a los pocos días sobrevenía la muerte por paro cardíaco.

historia

Garrote vil

El garrote vil o garrote es una máquina utilizada para aplicar la pena capital originaria de España. Estuvo vigente en este país legalmente desde 1820 hasta la abolición de la pena de muerte en la Constitución de 1978.

Instrumentos y métodos de tortura

Garrucha

La garrucha (de garrucha, polea) es una modalidad de tortura, aplicada por la Inquisición.
El tormento consistía en atar las manos del condenado a la espalda, y tras esto, izarlo lentamente mediante una polea, normalmente situada en el techo. Luego se le dejaba caer con violencia, pero sin que llegara a tocar el suelo. La maniobra solía significar la dislocación de las extremidades superiores del condenado. Si el peso del cuerpo no fuera suficiente se podía añadir, colgándolo de los pies, un peso adicional.
En Italia esta tortura recibía el nombre de tratti di fune o strappado, y a ella fueron sometidos, por ejemplo, Savonarola y Jaime de Montesa, antes de ser quemado en la hoguera bajo la acusación de ser un hereje, y de ser decapitado por judaizante, respectivamente.

metodos

Baño de ortiga

El baño de ortiga es una tortura y castigo aplicado en los pueblos indígenas sudamericanos de la región andina, conocido como justicia indígena.
Consiste en que el imputado es atado desnudo a un poste improvisado al aire libre recibiendo azotes de ortiga y baños de agua helada en los páramos andinos. El sufrimiento del castigo se debe a que la ortiga, al tener pelos y espinas, liberan una sustancia ácida que produce escozor e inflamación en la piel, sumado a los baldes de agua helada de río a temperaturas de 4ºC, esta combinación arremete llagas, laceraciones y quemaduras. La finalidad del escarmiento es “purificar” al imputado, haciéndolo pasar por una humillación pública.
En la actualidad esta práctica se realiza en algunas comunidades indígenas de Ecuador y Perú como método de justicia interna, debido a la supuesta impunidad y tardanza del sistema policial y judicial, aplicado a supuestos delincuentes, quienes son enjuiciados en cortes colectivas al aire libre y como jurado participa toda la comunidad presente, donde por consenso se llega a un veredícto de la cantidad de azotes a recibir (de 25 a 200, dependiendo de la gravedad del crimen que se imputa). Luego el castigado es entregado a las órdenes policiales. Se sabe que en algunas ocasiones de ira colectiva, el ortigazo culmina con el arrastre y el capturado es quemado vivo.
Las acciones delicuenciales por parte de antisociales de paso o forasteros más comunes en estas zonas son: homicidio, robo de ganado, abuso sexual infantil, estafa, coyotaje, brujería, entre otros.

Limpieza del alma

Método de tortura empleado por la inquisición española consistente en hacer beber a la víctima alguna cosa hirviente o caliente ya sea agua, hierros, carbones, e incluso jabón, dada la creencia de que el alma de las brujas era un alma corrompida y de esta forma se limpiaría.

Máscara

A través de los siglos, millones de mujeres, consideradas “conflictivas” por su cansancio de la esclavitud doméstica y los continuos embarazos, fueron humilladas y atormentadas; así el poder eclesiástico exponía el escarnio público a los desobedientes y a los inconformistas. La Iglesia castigaba una larga lista de infracciones menores mediante este método. Muchas máscaras incorporaban piezas bucales de hierro, algunas de éstas mutilaban permanentemente la lengua con púas afiladas y hojas cortantes. Las víctimas encerradas en las máscaras y expuestas en la plaza pública, también eran maltratadas por la multitud. Golpes dolorosos, ser untados con orina y excrementos, y heridas graves (a veces mortales, sobre todo en los senos y el pubis) eran su suerte.

Mazmorra

Se llama mazmorra o calabozo o celda, a un lugar seguro y fuerte que en las cárceles y establecimientos penales sirve para encierro, mayor sujeción y a veces para castigo de los presos. Es una prisión subterránea, normalmente construida bajo un castillo o fortaleza.
Aunque muchas mazmorras consisten únicamente en una habitación con una puerta pesada, el uso de mazmorras para torturar a los prisioneros, así como la asociación de las mismas con los temores de la gente a quedarse encerrada bajo tierra, han convertido a las mazmorras en una poderosa metáfora en una gran variedad de contextos.

dolor

Péndulo

La tortura del péndulo consiste en la dislocación de los hombros mediante la rotación violenta de los brazos hacia atrás y arriba.
Utilizado en ocasiones únicamente como una preparación de la víctima para posteriores tormentos, el suplicio del péndulo es barato y eficiente porque no necesita equipos complicados: se cuelga a la víctima por las manos, que han sido atadas a su espalda. Inmediatamente, los húmeros se desarticulan junto con la escápula y la clavícula. Tal dislocación produce horribles deformaciones, a menudo permanentes. La agonía se podía estimular mediante pesas agregadas progresivamente a los pies, hasta que al fin el esqueleto se desmembraba. Al final la víctima moría paralizada.

Potro

El potro o ecúleo era un instrumento de tortura.
El acusado era atado de pies y manos a una superficie conectada a un torno. Al girar el torno tiraba de las extremidades en sentidos diferentes, usualmente dislocándolas pero también pudiendo llegar a desmembrar. El potro fue usado, entre otros, por la Inquisición Española.
Actualmente también se da esta denominación a un mueble usado por la subcultura BDSM en sus juegos de rol dominante-sumisa/o.

tortura

La rueda

La rueda fue un método de ejecución empleado en Europa durante la época moderna.
La primera parte de la tortura consistía en atar firmemente al reo en un banco o en una cruz (para acceder con comodidad a las extremidades), tras lo cual el verdugo procedía a triturar, mediante una barra de hierro o cualquier otro instrumento, todos los huesos y articulaciones del condenado. La operación debía hacerse con cierta técnica, pues era preceptivo que el condenado no muriera por un derrame interno. No se le golpeaba por eso la cabeza, que quedaba intacta. El objetivo era que las extremidades pudieran ser dobladas y dislocadas por numerosos sitios.

Tras esto, el reo era colocado en una rueda de carro, de manera que los tobillos tocaran la cabeza, para lo cual las piernas debían dislocarse hacia arriba, poniéndose los brazos de manera que recorrieran todo el perímetro de la circunferencia. Tras esto, se enganchaba la rueda en un eje que a su vez se clavaba en el suelo, quedando la rueda elevada y en posición horizontal, con el condenado sobre ella.
Si tenemos en cuenta que al reo también se le rompían las costillas, lo que hacía que la respiración fuera extremadamente penosa, la condena a «ser quebrado de arriba a abajo y luego llevado a la rueda» significaba una muerte lenta y dolorosa que se podía prolongar durante horas, e incluso hasta un día.

historia

Sierra

La sierra era un método de tortura y muerte. Para mantener a la víctima consciente el mayor tiempo posible, además de evitar que se desangrase antes de tiempo, le colgaban boca abajo, de forma que su cerebro estuviera bien irrigado. Mientras, el verdugo comenzaba a serrar al condenado desde el ano o los genitales verticalmente hacia el abdomen, de tal forma que no perdía el conocimiento hasta que la sierra llegaba al ombligo y algunas veces hasta al pecho.

Instrumentos y métodos de tortura

Silla de hierro romana

La silla de hierro romana era uno de los métodos de tortura y ejecución de los cristianos en los circos romanos que ocasionaba una muerte lenta y dolorosa.
En una hoguera se calentaba una silla fabricada en hierro hasta que estaba al rojo vivo. En ese momento se sentaba al condenado en ella.

Toro de Falaris

El toro de Falaris es un instrumento de tortura cuyo nombre se atribuye a Falaris, tirano de Sicilia, que murió en el año 554 a. C. Los ajusticiados se introducían en el interior de una efigie de bronce hueca con forma de toro. La efigie se colocaba encima de una hoguera, con lo que la temperatura del interior aumentaba como en un horno. Los alaridos y los gritos de las víctimas salían por la boca del toro, haciendo parecer que la figura mugía. La leyenda cuenta que su diseñador, Perilo, murió al ser introducido en su propia creación por los subordinados de Falaris cuando le presentó el instrumento.
Algunos eruditos de principios del siglo XX indicaron una posible conexión entre el toro de Faralis y las imágenes de los cultos fenicios (véase el becerro de oro bíblico), e hipotetizaron una continuación de la práctica de los sacrificios humanos de Oriente. No obstante, esta idea luego perdió adeptos, aunque los argumentos originales no han sido refutados.
La historia del toro no puede ser descartada como pura invención. Píndaro, quien vivió menos de un siglo más tarde, asoció expresamente a este instrumento de tortura con el nombre del tirano. Ciertamente existió un toro de Faralis en Agrigento que fue trasladado a Cartago por los mismos cartagineses cuando volvió a ser tomada por Publio Cornelio Escipión el Africano, también conocido como Escipión el Mayor, y devuelto a Agrigento (c. 200 a. C.). Sin embargo, es más probable que fuese Publio Cornelio Escipión Emiliano, alias Escipión el Menor, quien regresó este toro y otras obras de arte robadas a sus ciudades sicilianas originarias luego de la destrucción total de Cartago (c. 146 a. C.) que puso fin a la Tercera Guerra Púnica.

metodos

Uñas de gato

Las uñas de gato son un instrumento de tortura que consiste en largas pértigas con ganchos o rastrillos en su extremo, con los que se arañaba la piel desnuda del torturado, el cual estaba atado e inmovilizado. Permite arrancar la piel a tiras o desgarrar la espalda, pecho o abdomen del condenado. Estas heridas podían infectarse, o ser usadas para posteriores torturas. Una variante de esta tortura se aplicaba a ladrones, consistía en cerrar el puño de la mano y amarrar un guante de tal forma que al pasar el tiempo y crecerle las uñas por naturaleza estas se enterraban en la mano.


Terribles métodos de tortura ha utilizado la humanidad durante sigle, espero que aprendamos de nuestro errores y no se repitan.