REINO FUNGI O DE LOS HONGOS

Los hongos aparecieron hace 800 millones de años y se conocen cerca de 250 000 especies. . Evolución La evolución de los hongos no es muy clara, dado que no hay suficientes registros fósiles que permitan determinada. Se cree que los hongos tuvieron su origen a partir de un grupo heterótrofo de moneras del cual surgieron hongos falsos o myxomicetes. De los myxomicetes surgió el filum eumicota que significa hongos verdaderos. . Características Los hongos son organismos eucariotas principalmente terrestres. Se desarrollan fácilmente en sitios oscuros y húmedos. En su mayoría son multicelulares, aunque algunos son unicelulares. Los multicelulares poseen células agrupadas en filamentos, llamados hifas; el conjunto de estas recibe el nombre de micelio. Las paredes de las hifas están compuestas básicamente por un polisacárido llamado quitina, el cual les confiereresistencia a la desecación. Nutrición Todos los hongos son organismos con nutrición heterótrofa, ya sean saprófitos (champiñón), parásitos (roya del café) o mutualistas (líquenes). Son los principales descomponedores de materia orgánica. Reproducción La reproducción de los hongos presenta mecanismos asexuales y sexuales.
reino de los hongos

CLASIFICACIÓN DE LOS HONGOS

Los hongos se clasifican según sus estructuras y mecanismos de reproducción en: Ficomicetos o zigomicetos. Son hongos saprófitos con micelio tubular bien desarrollado, sin tabiques y plurinucleado. Se reproducen básicamente por medio de esporas asexuales las cuales se producen en un esporangio. Ascomicetos. Son unicelulares como la levadura, y multicelulares como la trufa. Su nombre se debe a que las esporas sexuales se producen en células llamadas aseas. Los ascomicetos multicelulares presentan hifas tabicadas, es decir, con separaciones celulares. Basidiomicetos. Deben su nombre a que las esporas sexuales se producen en basidios o células en forma de mazo, en cuyo extremo se desarrollan cuatro basidiosporas. Algunos como el champiñón son comestibles, otros como los del género Amanita son venenosos. Los hongos son células eucariotas que forman esporas y carecen de undulipodios o flagelos o cilios en todos los estadios de su ciclo vital. Carecen de pigmentos fotosintéticos, por lo que no llevan a cabo la fotosíntesis. En consecuencia, los hongos viven de la absorción de sustancias orgánicas de su entorno; a menudo este se forma de materia muerta (saprofitos), como hojas caídas o insectos muertos. No obstante, muchos hongos se alimentan de organismo vivos (parásitos) que pueden ser mortales a plantas y animales. Las esporas de los hongos se encuentran rodeando al hombre en todo momento. Están presentes en el aire, tierra y cualquier superficie. Son con frecuencia unicelulares y están rodeadas de gruesas paredes que les ayudan a sobrevivir a la destrucción o por paredes relativamente delgadas que les permiten germinar con rapidez. Cuando las esporas germinan forman estructuras tubulares, conocidas como hifas. Cuando las hijas crecen se ramifican y conforman el micelio. Se estima que hay unas 10 000 especies de hongos, principalmente terrestres, aunque se conocen algunas especies marinas. Los hongos presentan reproducción sexual por conjugación, proceso en el que dos hifas de signo sexual opuesto se unen. Ciclo de un Hongo Casi todos los hongos son aerobios y todos son heterótrofos. En su metabolismo excretan enzimas que desintegran el alimento en el exterior del hongo. Posteriormente estas moléculas son transportadas a su interior a través de la membrana celular. Estos producen algunos alcaloides que pueden provocar alucinaciones y a veces la muerte. Algunos hongos son productores de antibióticos por ejemplo, el Penicillium chrysogenum que origina la penicilina. Las levaduras y los mohos se utilizan en la obtención de quesos y cerveza. Los hongos difieren de las plantas y los animales por su ciclo vital, nutrición, desarrollo, metabolismo, etc., lo que ha llevado a clasificarlos dentro de un reino, según los micólogos. Algunos phyla importantes son: ascomicetos, basidiomicetos, deuteromicetos y micoficófitos. Líquenes La palabra liquen viene del griego mykes = hongo y phykos = alga, o sea, es un simbionte de hongo y alga. Hay aproximadamente unas 25 000 especies pertenecientes a este phylum. Los líquenes son abundantes en las cumbres montañosas, en los trópicos y en los bosques del hemisferio norte. Crecen normalmente sobre la corteza de los árboles y sobre la superficie de las rocas. Los líquenes tienen una acción meteorizadora e iniciadora de la formación de los suelos. Líquenes de los bosques Estructura de un hongo Los hongos están constituidos por tubos filamentosos llamados hifas. En muchas especies las paredes perforadas, o septos, dividen las hifas en células que contienen uno o dos núcleos. Los flujos protoplasmáticos a través de las aberturas de los septos proporcionan nutrientes a las células, que se almacenan en las paredes de las hifas en forma de glucógeno. Las hifas crecen por alargamiento de las puntas. La masa completa de hifas se llama micelio, primero se desarrolla por debajo de la tierra y después por encima. Liberación de esporas de pedo o cuesco de lobo Los hongos se reproducen mediante la emisión de un gran número de esporas, muchas veces en cantidades de billones o trillones. Las esporas, que se desarrollan en el cuerpo fructífero del hongo, son diminutas estructuras esféricas que contienen una pequeña cantidad de protoplasma. Los hongos, tales como el pedo o cuesco de lobo, producen esporas de origen tanto sexual como asexual. Moho plasmodial del fango El moho plasmodial del fango es una estructura mucosa que se desliza lentamente sobre lechos de hojas o sobre troncos en descomposición. Se consideran organismos ameboides heterótrofos; es decir, carecen de la capacidad de realizar la fotosíntesis y precisan buscar en su entorno el alimento, que atrapan y consumen como lo hacen las amebas. Estos organismos primitivos se alimentan de bacterias, esporas de hongos, células de levaduras, y de materia vegetal y animal en descomposición. Plasmodio de un moho plasmodial del fango Las pequeñas estructuras se llaman cuerpos fructíferos o esporangios; son producidas por el estado plasmodial (o plasmodio alimenticio), de un moho plasmodial del fango. Un esporangio es la estructura reproductora que contiene las esporas, que germinan, liberando las células sexuales. Algunos científicos clasifican a los mohos plasmodiales del fango con los hongos verdaderos en el filo Mycota, mientras otros los incluyen con los protistas en el reino Protista.