Si deseas aprender sobre tu sexualidad, y empezar a involucrarte en tu bienestar, este Post es para ti.

Qué es la Sexualidad.




La sexualidad es, fundamentalmente, el motor de nuestra vida desde el día que nacemos hasta el instante antes de nuestra muerte.
De ahí que es que la sexualidad no está circunscripta a un intercambio físico con otro u otros, más bien a un encuentro emocional que permite la integración personal.
Comunicar nuestros gustos, necesidades, fantasías, nos acerca al otro y nos hace crecer a nosotros.



sexualidad


Así es que demanda ser cuidada. Mejorarla mejora además nuestra calidad de vida y nuestra salud. El derecho a informarnos, reflexionar acerca de ella y explorar nuestras posibilidades, debe ser ejercido y facilitado por la comunidad a lo largo de todo el proceso de vida, desde la infancia hasta la adultez mayor.
Si concientizamos nuestro sistema de valores sexuales y nos preguntamos acerca de él, y tal vez hasta lo replanteamos, comprenderemos que el ejercicio de la sexualidad es un derecho.
Esto nos llevará a poder decidir libremente los caminos para reconocer nuestra capacidad sensitiva y la del otro en cada momento de nuestra vida; decidir la planificación de nuestra familia desde la adolescencia, apropiándonos de la función reproductiva de la sexualidad, apropiarnos de nuestra vida, ser solidarios y respetuosos con la vida de los otros…



homosexualidad



La sexualidad nace con nosotros. El cachorro humano llega al mundo en situación de absoluta indefensión, y allí es recibido por un adulto.
Lo primero que nos dan es el alimento, pero con él –inmediatamente- llegan las caricias, las miradas, el cuidado del cuerpo.
A partir de ese momento, a partir de que alguien nos espera y nos recibe en este mundo, allí -con nuestro primer vínculo social-, ya somos seres sexuados, ya comienza a realizarse nuestra sexualidad.



Sexo



El reflejo de la succión en el bebé es el primer vehículo que facilita el contacto sexual con otro, con su madre o quien realice esa función. Con la succión llega el ingreso del alimento, la leche, su tibieza, el primer recorrido por el esófago serán las primeras fuentes de placer para el recién nacido, las que recibirá con miradas, caricias y mimos de un adulto de su misma especie.
De allí hasta la conformación de la sexualidad del adulto, recorrerá varias fases, cambios, modificaciones a través del desarrollo del cuerpo, del devenir de la conformación psíquica, de la determinación del entorno familiar, de la influencia de entorno social …




Nos encontramos hoy nosotros, jóvenes o adultos, siendo “un todo”, una unidad.
Parece simple y sencillo al enunciarlo luego, debido a que de hecho luego lo vivimos cotidianamente… pero la comprensión de la sexualidad como una resultante de la relación de factores biológicos, psicológicos y sociales resulta una empresa compleja y fascinante.



humana


La sexualidad se va estructurando desde antes del nacimiento a través del deseo de nuestros padres y el inicio de nuestra conformación orgánica, y forma en la adultez, parte de la personalidad en general.
La capacidad de sentir placer, de conectarse con la vida y la cotidianeidad con satisfacción y alegría tiene estricta relación con una sexualidad saludable. Los factores estresantes del entorno en el que vivimos, influyen de manera determinante sobre nuestra vida sexual.




La genitalidad es una parte de la sexualidad en general, importante para la estructuración de nuestro equilibrio psíquico, pero no exclusiva.
La expresión de la sexualidad compendia en cada acto mucho más que la sumatoria de aspectos biológicos, familiares, psíquicos y sociales, aspectos que no son más que partes de un todo que somos los humanos, en donde el resultado (nosotros) es más que la suma de sus partes.


lesbianismo



Por lo tanto dijimos :
Factores Biológicos
Factores Familiares
Factores Psicológicos
Factores Sociales
Estos determinan la sexualidad.

Los factores biológicos en primer sitio, tienen relación con el núcleo sobre el se va a construir la sexualidad : nuestro cuerpo en su condición de soporte de nuestra vida constituye el “sexo biológico” que determina el “sexo legal” del recién nacido, los que nos hace mujer o varón de la especie humana y es el soporte de nuestra condición de ciudadanos.

No obstante somos mucho más que un cuerpo, aunque sin él nada podríamos ser.
La familia y el contexto social aparecen “escoltando” los factores psicológicos, por ser la familia el primer determinante del psiquismo humano; y lo psíquico el mediador con el contexto social al que las personas ingresamos. Así se constituye el sexo psicológico y el sexo social.
Los modos de manifestarse de la sexualidad, siempre deben ser tomados en un contexto social determinado. Cada época, cada sitio, determinan conductas sociales aceptadas o no, consideradas saludables o aberrantes.



Qué es la Sexualidad.


El sexo psicológico y el social irán estructurándose en cada persona en una identidad sexual acorde o no con los elementos del sexo biológico y legal.

La IDENTIDAD DE GENERO es la particular forma en que cada cual se ve a sí mismo como varón, mujer o ambiguo.

La IDENTIDAD DE ROL es la forma en que cada cual se expresa como varón, mujer o ambiguo frente a los demás.




En nuestra cultura existe un SEXO OFICIAL : MONOGÁMICO, HETEROSEXUAL y REPRODUCTIVO. Por ende toda conducta no contemplada en estos tres parámetros, o los momentos de la vida que ya no permiten cumplir con alguno de ellos, se aleja de la norma.
Hoy encontramos otros modos de la sexualidad que aparecen como “tolerados” socialmente, pero de ninguna manera se encuentran a la misma altura que el que denominamos “sexo oficial”.


sexualidad


La homosexualidad, el lesbianismo, la transexualidad, la sexualidad en la adultez mayor, son situaciones aún resistidas de la sexualidad humana.


Fuente Original: ENPLENITUD.COM