Plantean estrategia para mensajes a extraterrestres

Desde 1974, a través del radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, la Humanidad ha transmitido al espacio mensajes de radio dirigidos a posibles civilizaciones extraterrestres. Las sondas espaciales Pioneeer 10 y 11, lanzadas en 1972 y 1973, llevan placas con dos figuras humanas dibujadas, un hombre y una mujer, junto a un haz de líneas que parten radialmente desde un mismo punto, que es el planeta Tierra; las líneas indican la dirección de los púlsares más significativos cercanos a nuestro Sistema Solar, y en cada uno, en el sistema de numeración binario, la secuencia de pulsos.

paranormal

Así se describe nuestra ubicación en el Cosmos. En la parte inferior hay un esquema del Sistema Solar con los planetas ordenados de acuerdo con su distancia del Sol, y una indicación de la ruta inicial de las Pioneer. En el ángulo superior izquierdo, un esquema del átomo de hidrógeno, el elemento más abundante en el Universo.

Pero el intento más conocido son los discos de oro que desde 1977 viajan abordo de las sondas Voyager (están por salir del Sistema Solar para internarse en el espacio profundo), conocidos como Sound of Earth: son dos discos de gramófono que sonidos e imágenes de nuestro planeta.

ciencia

Ahora científicos creen que estos proyectos son antropocéntricos, complejos y crípticos para ser comprendidos por seres distintos. Un extraterrestre, si quisiera escuchar los discos, por ejemplo, tendría que tener algo parecido al sentido del oído, construir un gramófono para poder 'tocarlos' y luego interpretar los sonidos de animales terrestres, aunque su solo descubrimiento ya le indique nuestra existencia.

Dimitra Atri, Julia DeMarines y Jacob Haqq-Misra, astrofísicos de Estados Unidos y Francia, propusieron un protocolo más simple y comprensible, METI (Messaging to Extraterrestrial Intelligence), basado en longitudes de onda que habitualmente se encuentran en las emisiones electromagnéticas naturales, así como un faro de transmisión que de manera periódica envíe los mensajes. Como un primer paso sería probado a nivel mundial para observar si en todos los lugares del planeta se entiende, un requisito mínimo.

Además coinciden en la búsqueda de 'máquinas inteligentes', lo bastante avanzadas para que puedan evolucionar por sí mismas, quizá sobreviviendo a la especie que las creó. Prácticamente no sabemos nada sobre la naturaleza de las civilizaciones extraterrestres, pero las posibilidades de encontrar vida inteligente han aumentado, con los nuevos exoplanetas descubiertos y otros sistemas estelares.