¿Qué condiciones debe tener un planeta para albergar vida?

Todos hemos fantaseado alguna vez con la idea de que exista otro planeta con vida, tal vez nuevas razas o inclusive vida inteligente. Es claro que las posibilidades no son pequeñas: no puede ser que seamos el único planeta en el universo con condiciones para la vida.

No es necesario encontrar vida inteligente para emocionarnos, cualquier tipo de vida extraterrestre nos llenaría de alegría y nos demostraría que si existe un segundo planeta con vida pueden existir muchos muchos más.

Hay ciertas condiciones que debe tener un planeta para albergar vida según los científicos adentrados en el asunto. Los requisitos no son muy exigentes, y al parecer pueden haber bastantes planetas que cumplan con estas condiciones.

La primer condición es que sean planetas rocosos. O sea, que no sean gaseosos al estilo de Júpiter o Saturno. Una estructura rocosa como la Tierra es un requisito no difícil de encontrar, pero solo con esto no alcanza.

El segundo requisito es que mantenga una distancia acorde a su estrella más cercana, de modo que las ondas radioactivas sean las justas para mantener una temperatura adecuada y que pueda contener agua en estado liquido en la superficie del mismo. Los planetas que cumplen con esta condición llevan el nombre de goldilocks o "ricitos de oro".

El tercer factor pero no menos importante, es que deben tener un campo magnético propio lo suficientemente intenso para proteger el planeta de vientos estelares y partículas cósmicas.

En septiembre de 2010 se encontró un planeta con estos requisitos a unos 20 años luz de nuestro planeta. El nuevo planeta se nombró como Gliese 581 g, y es el planeta más parecido a la Tierra encontrado hasta el momento.