Homo erectus fue el primero en dominar arte de cocinar


La capacidad de cocinar y procesar alimentos permitió al Homo erectus, al de Neanderthal y al Homo sapiens hacer grandes saltos evolutivos que los diferenciaron de los chimpancés y otros primates, dijeron los investigadores de la Universidad de Harvard.

Basados en un análisis de ADN, el tamaño de los molares y de masa corporal entre los primates no humanos, los humanos modernos y 14 homínidos extintos, los hallazgos publicados en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias apoyan estudios anteriores que sugerían que el Homo erectus fue el primer cocinero.

Homo Erectus el primer chef


Preparar la comida con utensilios y fuego significaba consumir más calorías y, por lo tanto, tener que pasar menos tiempo buscando alimentos y comiendo. El tamaño de los molares se redujo y la masa corporal aumentó.

Entre los primates, los animales con mayores cuerpos tenían molares más grandes y pasaban más tiempo comiendo (los grandes simios de tamaño similar a los seres humanos pasaban cerca de un 48 por ciento del día consumiendo calorías).

“El Homo erectus y el Homo neanderthalensis dedicaban a comer un 6.1 por ciento y un 7 por ciento, respectivamente, de su día de actividad”, dijo el estudio de Harvard, y agregó que los humanos modernos dedican un 4.7 por ciento de sus días a alimentarse.

estudio


“El tiempo de la alimentación humana y el tamaño de los molares son verdaderamente excepcionales en comparación con otros primates y esa rareza comenzó sobre el inicio del Pleistoceno”, dijo el estudio, refiriéndose a la época que se inició hace unos 2.5 millones de años y terminó hace 11 mil 700 años.

El acto de cocinar en realidad puede tener su origen en otras especies que también vivieron en Africa y aparecieron justo antes del Homo erectus, entre ellos el Homo habilis y Homo rudolfensis, según el estudio.

En cualquier caso, los utensilios y los comportamientos necesarios para desarrollar una cultura de la cocina “relacionados con la alimentación y ahora necesarios para la supervivencia a largo plazo de los humanos modernos evolucionaron en tiempos del Homo erectus y antes de que nuestros antepasados salieran de África”.

humanos