RESUMEN
LAS MIL Y UNA NOCHES

Es la historia de la osada Scherezada y el Sultán Schariar, quien después de haber sido traicionado por su esposa y siendo testigo de varias infidelidades por parte de las mujeres, decreta que todos los días al atardecer se casara con una mujer diferente la cual será ejecutada la mañana siguiente. Scherezada está dispuesta a llevar a cabo un arriesgado, pero bien elaborado plan para terminar de una vez con tal barbaridad.
Todo comienza con un poderoso monarca de la antigua Persia quien tenía dos hijos: Schariar el mayor y Schazenan el menor. Tras la muerte del monarca Schariar sube al trono y su hermano menor quedo reducido a ciudadano. Schazenan no sintió envidia de su hermano, ya que se querían mucho. Esta actitud sirvió para que Schariar cediera el reino de Gran Tartaria a su hermano.
Después de transcurridos dos años, Schariar invita a su hermano a que le haga una visita. La noche antes que Schazenan partiera rumbo al imperio de su hermano; se da cuenta que su mujer le es infiel con un oficial de su ejército, no puede controlarse y mata a los dos en acto.
Cuando Schariar recibe a su hermano se llena de alegría y comparten mucho tiempo juntos hablando de todo lo que ha pasado mientras estaban lejos, pero Schazenan todavía está mal por la traición de su esposa.
Schazenan descubre que la esposa de Schariar también es infiel y se lo cuenta a su hermano, que no lo puede creer hasta que lo ve con sus propios ojos; el sultán decide irse de su reino junto a su hermano hasta que encuentren una persona más desdichada que ellos, el cual no tardan mucho para encontrar y se trata de un genio maléfico que tiene una bellísima mujer; encerrada en una caja de cristal la mujer se las arregla para traicionar de forma vil al genio, que no tiene idea que ella lo a traicionado 100 veces; cada vez con un hombre diferente.
Habiendo encontrado al ser mas desdichado que ellos; Schariar y Schazenan regresan al palacio. En palacio el sultán llega a la habitación de su esposa y ordena al visir que la estrangule en su presencia. Convencido que no existe mujer que sea fiel, decide casarse todos los días por la tarde y matar la mujer al día siguiente.
El visir es el encargado de traer a las mujeres para desposar al sultán; también es padre de dos hermosas mujeres: Scherezada y Diznarda.
Scherezada es la hija mas amada por el visir por ser muy inteligente y culta, pero un día Scherezada pide a su padre la case con el sultán, ya que tiene un plan con el cual cree que puede acabar con todas sus barbaridades; el visir trata de convencerla que no lo haga contándole varios cuentos:


El asno, el buey y el labrador


Se trata de un labrador que tiene el don de entender lo que los animales dicen. Cierto día el labrador escucho al buey quejarse del asno que al parecer no hacia nada y no recibía ningún castigo, en cambio el trabajaba desde la noche hasta mas no poder y aun así recibía tremendo castigo; a lo que el asno le recomendó que no hiciera nada y que así lo tratarían mejor. El buey siguió la recomendación del asno y se rehusó a trabajar, el labrador en forma de castigo puso al asno a hacer el trabajo del buey; al haber terminado el asno decía que él era el único culpable de su desgracia por imprudente y que ahora debía inventase algo para salir de tal problema.
Al llegar a este punto el visir le dice a su hija: ¿Quieres ser tratada como el asno?, pero la actitud de Scherezada era inquebrantable y su disposición de llevar a cabo su plan era la misma. Como Scherezada no cambio de opinión el visir menciona otro cuento y afirma que eso debería hacer con su hija:


El gallo, el perro y la mujer del labrador

Después que el asno recibiera su castigo el labrador visito junto con su mujer a los animales y escucho como el asno convencía al buey de volver a trabajar y le causo mucha risa como el asno se las arreglo para salir de su apuro; la mujer extrañada de la risa de su marido reclamo le dijese ¿por qué? lo hacía. El labrador negó decir palabra alguna sobre lo que había escuchado porque perdería su vida al hacerlo, la mujer amenazo con dejarlo si no le contaba y se encerró en un cuarto. Mientras el labrador estaba pensando cómo arreglar tal problema; escucho al perro decir al gallo que cantara porque su amo estaba triste, a lo que el gallo respondió: que el amo le de una buena lección a su mujer y así arreglara todo este lío; el labrador fue al cuarto de su esposa y le dio tremenda paliza hasta que la mujer replico que nunca más haría la pregunta nuevamente.
El visir le pregunto a su hija otra vez si quería que trataran de esa forma, pero Scherezada estaba decidida y no cambio de opinión. Así que el visir fue ante el sultán y le ofreció su hija, y este no rechazo la oferta, sin embargo Scherezada le pide a su hermana que le ayude con su plan, el cual hará de la siguiente manera: cada vez que amaneciera ella le contaría un cuento a su hermana cuidándose de dejarlo inconcluso; así, pediría permiso al rey para continuarlo en la siguiente noche. Repetiría esta clase de suerte continuamente para ganar tiempo.


La primera noche que estuvo con el sultán le contó la historia de:



Simbad el marino

Relata sobre un mandadero llamado Himbad que cierta ocasión se encontró a las puertas del palacio de Simbad el marino, con quien hizo una auto comparación y replico su miseria ante las riquezas de Simbad. Este escucho las quejas de Himbad y no dudo en invitarlo a pasar para contarle que todo lo que tiene no lo obtuvo fácilmente, sino en las tantas peligrosas aventuras que había pasado durante sus siete viajes. Simbad le contó todas sus aventuras durante varios días y cada vez que terminaba de contarle una le regalaba una cantidad de dinero.

Historia del durmiente despierto

Trata sobre Abou que obtiene dinero de herencia que su padre le dejo a la hora de muerte, con el cual se dedica a mal gastarlo en cosas innecesarias y las personas que estaban a lado de él cuando tenía dinero ahora lo menosprecian.
La suerte le cambia cuando el gobernador de esas tierras donde vive le brinda su ayuda y hasta lo reconoce como su hermano. Abou de nuevo derrocha todo el dinero que el gobernador le había regalado, pero se las ingenia para hacer una trampa en compañía de su esposa para que el gobernador le dé más dinero. Para sorpresa de Abou el gobernador descubre su trampa, pero aun así no se molesta sino que le regala mucho más dinero que antes.
Scherezada también le contó sobre Aladino y su lámpara maravillosa y al final del cuento dijo al sultán: la moral de este cuento no habrá escapado al ingenio de vuestra majestad. Con esto se refería al sultán como una persona muy inteligente, quien le pidió le siguiera contando historias maravillosas.
Animada Scherezada, continuo contando historias al sultán: Ali baba y los cuarenta ladrones, El pájaro que habla, el árbol que canta y el agua de oro, El mercader de Bagdad, y la historia de Hassan.



Pasaron mil y una noches en las cuales Scherezada sirvió como esposa y esclava, contándole historias divertidas y maravillosas al sultán. Después de todo este tiempo el sultán decidió perdonar la vida a Scherezada, y terminar con la antigua ley de ejecución de las sultanas que había decretado.



CONCLUSIÓN




Según el cuento, Scherezada en ningún momento se retracto de seguir con su plan, el cual estaba bien elaborado para hacer que el sultán olvidara todo su odio hacia las mujeres, mostrándole las mejores cualidades y belleza interior de las mujeres. Al final Scherezada consigue liberar a su pueblo de una terrible barbaridad a la que estaban sometidas las mujeres que se casaban con el sultán, también logra que el nombre del sultán vuelva a ser alabado como el soberano sabio, prudente y generoso.
Esta historia nos enseña que existen muchas personas que cometen errores, los cuales producen mucho dolor a los demás, pero que al final también se convierten en su perdición, sino recapacitan o cambian de parecer a tiempo.
También se observa que no se debe generalizar en la mayoría de los casos, ya que hay personas diferentes en su manera de actuar y de pensar. Cuando una persona está empeñada en actuar de forma irracional, tiene la opción de poder cambiar de parecer, siempre y cuando haya alguien que esté dispuesto a ayudarle.