El hundimiento de la Fragata HMS ARDENT

Breve reseña histórica:



El hundimiento de la Fragata HMS ARDENT


HMS Ardent, ha sido el nombre de ocho buques de la Royal Navy británica, hubo planes para otros dos, que fueron cancelados:

• HMS Ardent fue un navío de línea armado con 64 cañones botado en 1764. fue capturado por la escuadra franco-española de Luis de Córdova y Córdova en 1779 en el transcurso de la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos, que quedó en manos de la armada francesa, fue recapturado por la Royal Navy en 1782 y renombrado HMS Tiger. Fue vendido en 1784.

• HMS Ardent fue un navío de línea armado con 64 cañones botado en 1782. Se incendió y explotó cerca de Córcega en 1794.

• HMS Ardent fue un navío de línea armado con 64 cañones botado en 1796. fue usado en servicios en Puerto desde 1812 y desguazado en 1824.

• HMS Ardent fue un vapor de ruedas con casco de madera botado en 1841 y desguazado en 1865.

• HMS Ardent debería haber sido una balandra con casco de Madera y propulsada por una hélice, pero fue renombrada HMS Rattler antes de su botadura en 1843.

• HMS Ardent fue un destructor de clase Ardent botado en 1894 y desguazado en 1911.

• HMS Ardent fue un destructor de clase Acasta botado en 1913 y hundido durante la batalla de Jutlandia en 1916.

• HMS Ardent fue un destructor de clase A botado en 1929 y hundido en 1940.

• HMS Ardent debería haber sido un submarino de clase Amphion pero fue cancelado en 1945.

• HMS Ardent fue una fragata del Tipo 21 botada en 1975 y hundida en 1982 durante la guerra de las Malvinas. De esta es la que vamos a hablar.







El hundimiento de la fragata HMS “Ardent”



El 21 de mayo los británicos habían iniciado una operación de desembarco a gran escala en la zona de San Carlos, para ello, durante las últimas horas del día anterior, once buques ingresaron al Estrecho homónimo navegando a una velocidad de once nudos y amparados por la oscuridad y la bruma.
En total esta fuerza anfibia estaba compuesta por los buques anfibios HMS “Fearless” e “Intrepid”, el paquebote MV “Canberra”, el mercante MV “Stromness” y el ferry MV “Norland”, como escolta se encontraban el destructor HMS D-18 “Antrim” (Clase “County”), las fragatas HMS F-56 “Argonaut” y HMS F-101 “Yarmouth” (Clase “Leander”), HMS F-88 “Broadsword” y HMS F-90 “Brilliant” (Type 22), y F-184 “Ardent” (Type 21). Una poderosa fuerza naval que se encontraba en aguas restringidas y que pugnaba por afianzar la cabeza de playa y poder desplegar los sistemas antiaéreos “Rapier” en los montes que lo rodean con el fin de proteger el desembarco de los ataques argentinos.


Cerca de las 1010 horas, se produce el primer ataque argentino, cuando un solitario avión MB-339 (4-A-116) de la Aviación Naval, pilotado por el capitán Guillermo Owen Crippa, aparece en la zona y realiza un reconocimiento visual de las operaciones británicas, a su vez, apuntó su aeronave a la fragata F-56 “Argonaut” y abrió fuego con sus cañones de 30 mm y sus cohetes de 127 mm, provocándole daños de relativa importancia, el desembarco había sido descubierto y el piloto naval argentino podría entregar valiosísima información sobre la envergadura de las operaciones que estaban teniendo lugar.

Para entonces, el Comando Fuerza Aérea Sur (COFAS), en territorio continental argentino, había preparado una serie de acciones luego de que se informara, temprano en la mañana, de las operaciones británicas por parte de los elementos destacados en la zona. De esta manera, ese día se lanzaron cuatro oleadas de ataques de la FAA y dos del COAN en contra las fuerzas navales británicas, las cuales se hicieron presentes a partir de las 1000 horas.

Sin embargo, el primer ataque contra la fragata F-124 “Ardent” se produce durante la segunda oleada de ataques, cuando cerca de las 1130 horas despega la escuadrilla “Mula” desde Río Gallegos, compuesta por cuatro aviones A-4P “Skyhawk” armados con una sola bomba Mk.17 de 454 Kg., los aparatos comenzaron el repostaje en vuelo sobre el Atlántico Sur cuando el 1ºTte. Cachón (C-250) reporta problemas en el repostaje, debiendo retornar a la base. La escuadrilla continuó su misión y ya sobre territorio de Malvinas el teniente Rinke (C-231) informa novedades al fallar el suministro de combustible desde uno de sus tanques suplementarios, debiendo retornar al continente sin completar su misión. De esta manera, ahora compuesta por una sección, la formación quedó compuesta por el líder, capitán Carballo (C-204) y el alférez Carmona (C-214).

ingleses
Carballo hablando con Lami Dozo


En el estrecho de San Carlos, ambos pilotos avistan un gran mercante, pero ante la duda de su nacionalidad, el capitán Carballo ordena no atacar, la orden fue tardía, ya que el alférez Carmona había lanzado su bomba Mk.17 sobre el buque, sin resultados aparentes. Carballo decidió continuar solo el ataque, por lo que Carmona recibió la orden de volver al continente. Sobre la Bahía Ruiz Puente se encontró con la fragata F-124 “Ardent” y procedió a su ataque, aunque su bomba no impactó al buque británico de forma directa. El piloto argentino escapó de la zona sin mayores problemas y retornó al continente a las 1430 horas aproximadamente.

malvinas
El C-214 fue uno de los dos A-4B "Skyhawk" que continuaron el ataque de la sección "Mula", este iba tripulado por el alférez Carmona que lanzó su bomba de 454 Kg. sobre un mercante no identificado, que algunas fuentes aseguran que se trata del "Río Carcarañá", un buque argentino abandonado en la zona. (Foto: Archivos Dintel GID)



Fue en la tercera oleada de la Fuerza Aérea que se produce un nuevo ataque contra el buque. A las 1355 horas despega la escuadrilla “Cueca”, con tres aviones “Dagger” armados con una sola bomba Mk.17 de 454 Kg. con el objeto de atacar blancos navales en el estrecho. La formación estaba compuesta por el capitán Mir González (C-428), con los tenientes Bernhardt (C-436)y Luna (C-409). A la par había despegado la sección “Libra”, con el capitán Cimatti como líder y el capitán Robles (C-429) como numeral. En el vuelo, Cimatti informa de una pérdida de aceite en el motor y retorna al continente, ordenando a Robles que se una a la escuadrilla “Cueca”.

Finalmente, se forman dos Secciones, “Cueca”, con el capitán Mir Gonzáles y el teniente Bernhardt, y “Libra”, con el capitán Robles y el teniente Luna, aunque en una sola formación.
Cuando ingresan a Gran Malvina ingresan a un banco de nubes, obligándolos a picar en rasante para mantener la visibilidad y la discreción, sin embargos son detectados por la fragata F-90 “Brilliant” que dirige una Patrulla Aérea de Combate (PAC) de dos “Sea Harrier” contra los cazas argentinos. Ésta es detectada por el teniente Luna, que formaba como numeral del capitán Robles, sin embargo, no puede reportarla por fallos en las comunicaciones. Uno de los cazas británicos dio alcance a la formación y disparó un misil AIM-9L “Sidewinder” contra el Tte. Luna, el cual se eyectó exitosamente sobre Caleta Teal.


Los cazas británicos recibieron la orden de mantenerse en espera fuera de la zona de adquisición de los misiles antiaéreos de la flota, por lo que los tres aviones restantes continuaron su ataque, advirtiendo la falta del teniente Luna, suponiendo que se había estrellado contra una elevación del terreno durante la aproximación.

Ingresando al estrecho de San Carlos desde el Sur, descubrieron a la fragata “Ardent”, que ya se había alejado del primer punto de ataque, y comenzaron su ataque con fuego de cañón y alistando sus bombas, eran cerca de las 1420 horas. Tras el lanzamiento se corroboró que dos hicieron impacto, una en la popa del buque, sin consecuencias, y la segunda en el hangar, demoliéndolo y destruyendo el helicóptero “Sea Lynx” HAS.Mk.2 (XZ244) del 815 Squadron que era dotación del buque. Estos daños no fueron tan graves ya que las bombas no estallaron, dejando en condiciones relativamente adecuadas al buque.


Desde Río Grande, la 3ª Escuadrilla Aeronaval de Ataque preparaba seis aviones A-4Q “Skyhawk” para una nueva misión de ataque. Las aeronaves habían retornado de una anterior misión cerca de las 1210 horas y el personal de tierra trabajó arduamente para alistarlos para una nueva misión contra blancos navales, la cual se produjo a las 1410 horas. Esto motivó el despegue de la sección compuesta por el capitán Phillipi y los tenientes Arca y Márquez, sin embargo, ante retrasos de último momento por reparaciones en su equipo de navegación VLF “Omega”, la segunda sección, compuesta por los tenientes Rótolo, Lecour y Silvester, tuvo un retraso de unos quince minutos antes de poder despegar cerca de las 1425 horas. Cada uno de los aviones A-4Q estaba armado con cuatro bombas de 225 Kg. Mk.82SE “Snakeye” de cola frenada, que se consideraban idóneas para atacar blancos navales a baja altura.

Los pilotos tenían la orden de atacar a un carguero dañado en el centro del Estrecho de San Carlos, sin embargo, mientras alistaban las aeronaves para el vuelo llegó más información, el carguero no estaba solo, sino que estaba acompañado por varios escoltas, según relataba el vicealmirante Benito Ítalo Rotolo en una entrevista de posguerra. Asimismo, serían guiados en el ataque por un avión S-2E “Tracker”, también de la Aviación Naval, aunque este no estaría presente en la zona hasta poco después del ataque. (1)




Ataca la primera sección



La primera sección ingresó a San Carlos desde el Sur en vuelo rasante y bordeando la costa de la isla Soledad, en ese momento se detectó una fragata, no identificada, y se procedió a atacarla. Eran cerca de las 1505 horas cuando los aviones lanzan sus bombas contra el buque británico seleccionado, dos de los tres aviones consiguen impactar el buque, el 3-A-307 pilotado por el capitán Phillippi, y el 3-A-312, pilotado por el teniente Arca. Las bombas tampoco estallaron y, de hecho, no provocaron daños mayores al casco del buque, sin embargo, una de ellas, lanzada por Phillippi, voló el lanzador de misiles antiaéreos “Sea Cat”, por lo que el buque quedó completamente indefenso, más allá del bajo valor efectivo de ese sistema. (2)
Tan pronto concluyeron el ataque, los pilotos argentinos iniciaron su escape hacia el Sur, sin embargo, fueron interceptados por dos cazas “Sea Harrier” británicos del 800º Squadron, posiblemente también vectoreados por la fragata F-90 “Brilliant”.

Ya en posición, el Lt. Clive Morrel (XZ457) interceptó al capitán Phillippi, disparando un misil AIM-9L “Sidewinder” que destrozó la cola de su avión y le obligó a eyectarse sobre el mar, alcanzando la playa y retornando a posiciones argentinas, desde donde retornó a la Argentina vía Puerto Argentino. Cuando completó el ataque, se puso en posición y abrió fuego con uno de sus cañones de 30 mm contra el teniente Arca, los impactos alcanzaron el semiala izquierda de la aeronave. Luego de lograr romper el contacto con su enemigo, el teniente Arca decidió tratar un aterrizaje de emergencia en Puerto Argentino y tratar de salvar el avión, pero la aeronave tenía graves problemas en el sistema hidráulico y los impactos habían dejado fuera de servicio al tren de aterrizaje izquierdo, por lo que procedió a una eyección segura sobre el mar, siendo rescatado, tiempo después, por el helicóptero UH-1H (AE-424) pilotado por el capitán J. Svendsen, de la Aviación del Ejército Argentino. El avión continuó volando después de la eyección y fue rematado por el fuego antiaéreo propio. Por mientras, el Fl.Lt. John Leeming (XZ500) disparaba uno de sus cañones de 30 mm contra el avión del teniente Marquez (3-A-314), el cual había logrado una evasión a muy baja altura, sin embargo, su avión, de color blanco, fue presa fácil sobre el paisaje malvino, siendo impactado en repetidas oportunidades, estallando en vuelo y provocándole la muerte a su piloto.


hundimiento
Un caza IAI "Dagger" del Grupo 6 de Caza, estos aviones intervinieron en el segundo ataque contra la fragata británica, tres cazas lanzaron sus bombas Mk.17 de 454 Kg., de las cuales una destruyó el hangar y el helicóptero "Sea Lynx" allí guardado, aunque no estalló. Al parecer otra de las bombas también impactó en el casco del buque sin estallar.




La segunda sección y el ataque final



La segunda sección tenía un retraso de entre diez y quince minutos de retraso con respecto a la primera, y de hecho sus pilotos lograron escuchar las comunicaciones de los pilotos argentinos cuando seleccionaban el blanco a atacar, cuando estaban sometidos al ataque de los cazas británicos y el informe de eyección del capitán Phillippi. El teniente Rótolo, que comandaba la segunda sección, de inmediato se comunicó con los pilotos de la primera, rompiendo el silencio de radio, pero tratando de saber si el resto de los pilotos había logrado escapar de los cazas, pero no obtuvieron respuesta alguna.
La segunda sección ingresó sobre el Estrecho de San Carlos cerca de las 1515 horas, divisando una formación de cuatro buques, uno de ellos al centro del canal, que supusieron, acertadamente, era una fragata Type 21. Apareciendo detrás de unos islotes, los pilotos argentinos quedaron justo en condiciones de atacarle, en rasante y pesadamente cargados no podrían realizar ninguna maniobra sin salirse de la zona y ponerse en riesgo de ser interceptados ante un segundo intento.
Los pilotos argentinos comenzaron a observar el fuego cruzado que los buques británicos hacían sobre ellos en un intento de destruirlos, ya con el blanco fijado, comenzaron un zigzagueo para hacer más difícil la puntería del fuego antiaéreo de cañones. Hasta entonces esperaban que se dispararan todo tipo de misiles en su contra, pero no fue así, el terreno costero y la baja altura de los aviones argentinos impedía que los radares de los buques adquirieran los blancos para los misiles “Sea Wolf”, en tanto que la HMS “Ardent” no disponía de un superado sistema “Sea Cat”.

barco pirata
Hermosa fotografía del A-4Q "Skyhawk" matrícula 3-A-305 a bordo del portaaviones ARA V-2 "Veinticinco de Mayo" en una imagen posterior a la guerra. Este fue el avión tripulado por el teniente Lecour, el cual lanzó cuatro bombas frenadas Mk.82SE "Snakeye" contra la "Ardent", una de las cuales estalló bajo el tanque de combustible y generó el incendio que concluiría con el hundimiento del buque. (Foto: Archivos Dintel GID)


Cuando el líder de la formación, el teniente Rótolo a bordo del 3-A-306, inicia el ataque, trepa hasta los 60 metros y lanza sus cuatro “Snakeye”, sus bombas horquillaron el buque, sin lograr impacto alguno, para luego salir del ataque invirtiendo el avión para recuperarse al borde del agua, topándose de frente, Km. más adelante, con el destructor D-18 “Antrim”, que abrió fuego con todas sus armas contra el piloto argentino. Justo detrás ingresó el teniente Lecour (3-A-305), que repitió el procedimiento de ataque y lanzó sus bombas, de éstas, una impactó al buque justo en la popa, estallando, mientras que, segundos después, le siguió el teniente Silvester (3-A-301), que también lanzó sus bombas sin resultados efectivos.
Cuando salían del ataque, los tres pilotos iban al ras del agua y es el momento en el que escucharon la voz del piloto del avión S-2E “Tracker” que debía guiarlos al principio, informando que estaba en posición y listo para dar las instrucciones, en ese instante pensaba que los tres aviones argentinos estaban ingresando a la zona de operaciones. Cuando dejaron el terreno de las islas, los tres aviones comenzaron a ganar altura para reducir el consumo de combustible y permitir que llegaran hasta Río Grande. Aunque el riesgo de los misiles “Sea Dart” de los destructores Type 42 era muy grande, alcanzaron los 40.000 pies de altura que los mantendrían a salvo, arribando a su base a las 1640 horas.


hms ardent

La “Ardent” se va a pique


La fragata F-184 “Ardent” había sido desplegada en San Carlos con la función de realizar misiones de alerta aérea anticipada en uno de los flancos del desembarco, es así que cuando fue atacada y con algunos daños provocados por bombas que no estallaron, el alto mando británico le negó el permiso a retirarse de su posición. Para entonces, otra fragata, la F-90 “Brilliant”, ya había sido alcanzada por fuego de cañones y disponía de serios problemas para coordinar las acciones antiaéreas al quedar fuera de servicio el Centro de Información de Combate. Aunque aún con posibilidades de desplazarse pese a los daños producidos por los ataques iniciales, la fragata HMS “Ardent” fue sentenciada por una de las bombas lanzadas por el teniente Lecour, a bordo del A-4Q matriculado 3-A-305, la cual ingresó por el hueco dejado por una de las bombas anteriores en la popa, penetrando y estallando debajo de los depósitos de combustible del buque.
El incendio se hizo incontrolable y de inmediato el capitán West ordenó que el buque pusiera proa a la costa y embicarlo para que se hundiera apoyado en el fondo. Esta maniobra le permitió evacuar a los heridos y salvar al grueso de la tripulación, sin embargo, 22 marinos británicos murieron en el ataque. La ayuda inmediata fue brindada por la fragata HMS “Yarmouth”, que utilizaba sus propios equipos de extinción de incendios, y de varios helicópteros que comenzaron a evacuar a los heridos. Este hundimiento sería el segundo que sufrirían los británicos hasta entonces, tras el ataque del 4 de mayo contra el HMS “Sheffield” por parte del Comando de Aviación Naval, que a su vez se anotaba su segundo éxito, aunque compartido, de la guerra


El hundimiento de la Fragata HMS ARDENT




Referencias
1. “HMS “Ardent” la estocada final” – R. Burzaco y R. Villamil – Revista DeySeg Año 6 - Nº 30 – Marzo-Abril 2006
2. El sistema antiaéreo “Sea Cat” ya estaba algo desfasado para la época, sus prestaciones y efectividad estaban por debajo de los requerimientos británicos. Estaba en servicio con los buques “County”, “Leander” y Type 21 británicos, así como en el crucero argentino “General Belgrano”.

Fuentes

Este artículo fue realizado por Marcelo J. Rivera en base a las investigaciones realizadas en base a las fuentes que se mencionan a continuación. Prohibida su reproducción total o parcial sin la autorización del autor y la mención de todas las fuentes.

o Archivos Dintel GID
o Fuerza Aérea Argentina – www.fuerzaaerea.mil.ar
o Martín I. Otero – www.fuerzasnavales.com, 2005
o Revista DeySeg Año 6 - Nº 30 – Marzo-Abril 2006
o “Dagger & Finger en Argentina 1978 – 2004” – Clariá, Mosquera, Posadas, Cettolo, Gebel y Marino – Avialatina – Noviembre 2004
o “A-4P/C Skyhawk” – Serie Fuerza Aérea Argentina Nº 2 – Cettolo, Mosquera & Núñez Padín
o “A-4Q Skyhawk” – Serie Aeronaval Nº 11 – Jorge Núñez Padín


ingleses




SI LES GUSTÓ ESTA HISTORIA, NO SE OLVIDEN DE RECOMENDAR, PARA QUE MAS COMPATRIOTAS SE SIENTAN ORGULLOSOS COMO ARGENTINOS DE HABER HUNDIDO ESTE BARCO PIRATA . Hasta la próxima.

Fuentes de Información - El hundimiento de la Fragata HMS ARDENT

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 232 Visitas
  • 0 Favoritos

0 comentarios - El hundimiento de la Fragata HMS ARDENT