Y es que:

Un estudio realizado por antropólogos estadounidenses de la Universidad de Stanford y el Instituto de Santa Fe revela que nuestros antepasados colocaban las palabras en las frases de manera similar al maestro Yoda de La Guerra de las Galaxias. Es decir, pronunciando sujeto, complemento directo y verbo, en lugar del orden actual de la mayoría de los idiomas (sujeto seguido de verbo y complementos). Por ejemplo, dirían “tú hablar bien puedes” o “yo mamut cazar”. Los detalles del trabajo se publican hoy en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).

Para llegar a esta conclusión, los investigadores crearon un árbol de familia para 2.200 idiomas diferentes, algunos de ellos vivos y otros en desuso, como el latín, basándose en la similitud de sonidos para significados iguales. Usando este árbol, Merritt Ruhlen y Murray Gell-Mann comprobaron que los idiomas actuales, en los que el verbo se coloca detrás del sujeto, normalmente descienden de un idioma en el que el sujeto va seguido por el complemento y se sitúa el verbo al final. Lo que no está claro, subrayan los autores, es que ningún orden de colocación de las palabras ofreciera alguna ventaja evolutiva para nuestros ancestros.