Marx, breve resúmen biográfico y análisis de la sociedad

Éste es un trabajo de economía de la preparatoria (hace 2 años exactamente lo hice), y husmeando entre los archivos me lo encontré y decidí compartirlo.

Así mismo, quisiera recalcar que el objeto de éste trabajo es analizar y conocer de manera científica los preacontecimientos que movieron a marx a realizar su ideología a través del estudio Cientifico de la sociedad integrada a la economía.


Es por tanto que no busco crear polémica, simplemente exponer de manera académica las características de la ideología marxista.

Lamentablemente taringa no me dejó copiar y pegar con todas las características y estilización que le había puesto, por lo que les dejo el link de descarga en skydrive.



Introducción


Al Marxismo le llamamos al conjunto de ideas políticas, económicas y filosóficas que nacen con la obra de Karl Marx, pero que van unidas al activismo obrero y abarca las tres fuentes ideológicas más avanzadas de la Europa del s.XIX: el socialismo francés (Saint-Simon, Fourier, Proudhon), la filosofía clásica alemana (Feuerbach, Hegel) y la economía política inglesa (David Ricardo, Adam Smith).

Al hacer esta investigación la idea principal es detallar lo que compone básicamente el estudio del socialismo-científico, llamado así por Friedrich Engels, que introduce los conceptos de materialismo, dialéctica, lucha de clases, plusvalía,… para poder entender mejor y más coherentemente la teoría marxista del movimiento comunista. Se ha procurado razonar organizadamente las explicaciones buscando la máxima claridad. La lectura de un texto filosófico, económico y político, requiere una especial atención, que tras esto, llegue por medio de otras lecturas y demás fuentes a profundizar más en los contenidos del Marxismo, para después poder aplicarse a su difusión, discusión y sobre todo aplicación.

Los movimientos comunistas y sociales no fueron causa de Marx, sino del movimiento proletario del siglo XIX, aunque él llegó a liderarlo en parte. Marx murió en plena actividad, no le pudo dar tiempo a escribir todo. Esto quiere decir que debemos tener en cuenta a todos los demás autores que han contribuido al marxismo (Engels, Lenin, Trotsky, Bujarin, Rosa Luxemburgo, Ernesto Guevara, Antonio Gramsci, Marcos, Petras, Harnecker y miles más), y además que éste debe estar permanentemente vivo, no debe aceptarse como dogma inflexible sino que debe usarse para analizar la realidad cambiante. El marxismo deberá ser ampliado por las conclusiones que la clase trabajadora extraiga de sus nuevas condiciones materiales, en relación con los movimientos emancipa torios de la mujer y las razas y comunidades oprimidas, los ecologismos políticos, los movimientos antimilitaristas, etc. Y todos y todas debemos contribuir a este proceso de estudio, crítica y construcción.

Fundadores del Marxismo

El marxismo trata de una obra de Karl Marx mismo que fue un filósofo, economista y periodista del siglo XIX junto con su amigo Friedrich Engels. Ambos se basaron en la filosofía de George Wilhelm Friedrich Hegel y de Feuerbach, la economía política de Adam Smith, la economía de David Ricardo y el socialismo utópico francés del siglo XIX para desarrollar una crítica de la sociedad. Esta crítica alcanzó su expresión más sistemática en su obra más importante dedicada a la sociedad capitalista: El Capital, crítica de la economía política.

En sentido filosófico el marxismo puede entenderse como una crítica de la filosofía idealista (Hegel) y del materialismo mecanicista (Feuerbach). Así el derrumbamiento del sistema hegeliano vendría a significar el derrumbamiento de la concepción cristiano-burguesa del mundo.







Carlos Marx. (Según Friedrich Engels)

Escrito a mediados de junio de 1877. Primera edición: en Brunswick, Alemania, en el almanaque Volks-Kalender, 1878.

Hombre que dio por vez primera una base científica al socialismo, y por tanto a todo el movimiento obrero de nuestros días, nació en Tréveris, en 1818. Comenzó a estudiar jurisprudencia en Bonn y en Berlín, pero pronto se entregó exclusivamente al estudio de la historia y de la filosofía, quien se disponía, en 1842, a habilitarse como profesor de filosofía.

Reinische Zeitung.

Los caudillos de la burguesía liberal renana, los Camphausen, Hansemann, etc., habían fundado en Colonia, con la cooperación de Marx, la “Reinische Zeitung”, y en el otoño de 1842, Marx, fue colocado a la cabeza del periódico. La “Rheinische Zeitung” ((«Periódico de Colonia»): diario alemán que se publicó con ese nombre desde 1802 en Colonia; en el período de la revolución de 1848-1849 y la reacción que le sucedió reflejaba la política de traición y cobardía de la burguesía liberal prusiana) publicábase, naturalmente, bajo la censura, pero ésta no podía con ella. Pasaban censor tras censor hasta que a comienzos de 1843, el gobierno declaró que no se podía con este periódico, y lo prohibió sin más explicaciones.

Deutsch-Französische Jahrbücher

Entretanto, Marx se había casado con la hermana de von Westphalen, el que más tarde había de ser ministro de la reacción. Se trasladó a París, donde editó con A. Ruge los “Deutsch-Französische Jahrbücher” («Anales franco-alemanes»), en los que inauguró la serie de sus escritos socialistas, con una “Crítica de la filosofía hegeliana del Derecho”. Después, en colaboración con F. Engels, publicó “La Sagrada Familia. Contra Bruno Bauer y consortes”, crítica satírica de una de las últimas formas en las que extraviaba el idealismo filosófico alemán de la época.

El estudio de la Economía política y de la historia de la gran Revolución francesa le dejaba a Marx tiempo para atacar de vez en cuando al Gobierno prusiano; éste se vengó, consiguiendo del ministerio Guizot, en la primavera de 1845, que se le expulsase de Francia (hecho citado el 16 de enero de 1845).

Bruselas y la Liga de los Comunistas.

Marx trasladó su residencia a Bruselas, donde, en 1847, publicó en lengua francesa la “Miseria de la Filosofía”, crítica de la “Filosofía de la Miseria”, de Proudhon. Al mismo tiempo encontró ocasión de fundar ahí una Asociación de obreros alemanes (fundada a fines de agosto de 1847, con el fin de educar políticamente a los obreros alemanes residentes en Bélgica. Éste centro se convirtió en un centro legal de unión de los proletarios revolucionarios alemanes en Bélgica), con lo que entró en el terreno de la agitación práctica. Esta adquirió todavía mayor importancia para él al ingresar en 1847, en unión de sus amigos políticos, en la Liga de los Comunistas, liga secreta, que llevaba ya largos años de existencia. Luego de un tiempo se convirtió en una simple organización de propaganda comunista secreta, debido a las detenciones y la expulsión de sus componentes por la policía belga., y fue la primera organización del Partido Socialdemócrata Alemán. La Liga existía dondequiera que hubiese asociaciones de obreros alemanes; en Inglaterra, en Bélgica, en Francia y en Suiza. Ésta liga fue la primera que destacó, y lo demostró en la práctica, el carácter internacional de todo el movimiento obrero; contaba entre sus miembros a ingleses, belgas, húngaros, polacos, etc., y organizaba, principalmente en Londres, asambleas obreras internacionales.

En París, se enfrentó ante todo con el barullo creado entre los alemanes allí residentes, por el plan de organizar a los obreros alemanes de Francia en legiones armadas, para introducir con ellas en Alemania la revolución y la república.

Neue Rheinische Zeitung.

Después de la revolución de marzo, Marx se trasladó a Colonia y fundó allí la “Neue Rheinische Zeitung”, que vivió desde el 1 de junio de 1848 hasta el 19 de mayo de 1849. Fue el único periódico que defendió, dentro del movimiento democrático de la época, la posición del proletariado, cosa que hizo ya, en efecto, al apoyar sin reservas a los insurrectos en París (Fue la primera gran guerra civil entre el proletariado y la burguesía realizado entre el 23 al 26 de junio de 1848), lo que le valió la deserción de casi todos los accionistas.

La “Neue Rheinische Zeitung” atacaba todo lo sagrado, desde el rey y el regente del imperio hasta los gendarmes, y esto en una fortaleza prusiana, que tenía entonces 8.000 hombres de guarnición. Es entonces que el periódico seguía redactándose e imprimiéndose tranquilamente, a la vista de la Dirección General de Seguridad, y su difusión y su fama crecían con la violencia de los ataques contra el gobierno y la burguesía. Al producirse, en noviembre de 1848, el golpe de Estado de Prusia, la “Neue Rheinische Zeitung” incitaba al pueblo, en la cabecera de cada número, para que se negase a pagar los impuestos y contestase a la violencia con la violencia.

Al ser aplastadas las insurrecciones de mayo de 1849, en Dresde y la provincia del Rin, el gobierno se creyó lo bastante fuerte para suprimir por la violencia la “Neue Rheinische Zeitung”. El último número –impreso en rojo- apareció el 19 de mayo.

Londres.

Marx se trasladó nuevamente a París, pero pocas semanas después de la manifestación del 13 de junio de 1849 (el partido pequeñoburgués La Montaña organizó una manifestación pacífica de protesta contra el envío de tropas francesas para aplastar la revolución en Italia).



El Gobierno francés lo colocó ante la alternativa de trasladar su residencia a la Bretaña o salir de Francia. Optó por esto último y se fue a Londres, donde ha vivido desde entonces sin interrupción.



La tentativa de seguir publicando la “Neue Rheinische Zeitung” hubo de ser abandonada ante la creciente violencia de la reacción. Después del golpe de Estado de diciembre de 1851 en Francia, Marx publicó “El 18 Brumario de Luis Bonaparte” y en 1853, escribió las “Revelaciones sobre el proceso de los comunistas en Colonia”.

Después de la condena de los miembros de la Liga de los Comunistas en Colonia (Acusados de crimen de alta traición sobre la base de documentos falsos y perjurios), Marx se retiró de la agitación política y se consagró, de una parte, por espacio de diez años, a estudiar a fondo los ricos tesoros que encerraba la biblioteca del Museo Británico en materia de Economía política, y de otra parte, a colaborar en “New-York Tribune”.

Primeras teorías y Das Volk.

Como primer fruto de sus largos años de estudios económicos apareció en 1859 la “Contribución a la crítica de la Economía política. Primer cuaderno” (Berlín, Duncker.) Esta obra contiene la primera exposición sistemática de la teoría del valor de Marx, incluyendo la teoría del dinero.

Durante la guerra italiana 15, Marx combatió desde las columnas de “Das Volk” ((«El pueblo»): semanario que se publicó en alemán en Londres desde el 7 de mayo hasta el 20 de agosto de 1859). Que por fin, en 1867, vio la luz en Hamburgo el tomo primero de “El Capital, Crítica de la Economía política”, la obra principal de Marx, en la que se exponen las bases de sus ideas económico-socialistas y los rasgos fundamentales de su crítica de la sociedad existente, del modo de producción capitalista y de sus consecuencias. La segunda edición de esta obra que hace época se publicó en 1872.

Entretanto, el movimiento obrero de diversos países de Europa había vuelto a fortalecerse en tal medida, que Marx pudo pensar en poner en práctica un deseo acariciado desde hacía largo tiempo: fundar una asociación obrera que abarcase los países más adelantados de Europa y América y que había de personificar, por decirlo así, el carácter internacional del movimiento socialista tanto ante los propios obreros como ante los burgueses y los gobiernos, para animar y fortalecer al proletariado y para atemorizar a sus enemigos.

El proletario Internacional.

Expuso con entusiasmo un mitin popular celebrado en el Saint Martin’s Hall de Londres, el 28 de septiembre de 1864, a favor de Polonia, que volvía a ser aplastada por Rusia. Quedando así fundada la Asociación Internacional de los Trabajadores. En la Asamblea se eligió un Consejo General provisional, con residencia en Londres. El alma de este Consejo General fue Marx. El redactó casi todos los documentos lanzados por el Consejo General de la Internacional, desde el Manifiesto Inaugural de 1864, hasta el manifiesto sobre la guerra civil de Francia en 1871. Equivaldría decir la historia de esta asociación con la actuación realizada por Marx.

La caída de la Comuna de París colocó a la Internacional en una situación imposible. Los acontecimientos que la erigían en séptima gran potencia le impedían, al mismo tiempo, movilizar y poner en acción sus fuerzas combativas. Además, por todas partes pugnaban por colocarse en primera fila elementos que intentaban explotar, para fines de vanidad o de ambición personal, la fama, que tan súbitamente había crecido, de la Asociación, sin comprender la verdadera situación de la Internacional. Marx realizó una decisión heroica el cual realizó un acuerdo de la asociación que debería desatenderse de toda responsabilidad por los manejos de los bakuninistas; luego, ante la imposibilidad de cumplir también, frente a la reacción general, las exigencias redobladas por el movimiento obrero, se retiró provisionalmente de la escena, trasladando a Norteamérica el Consejo General. Los acontecimientos posteriores han venido a demostrar cuán acertado fue este acuerdo, tantas veces criticado por entonces y después.

La revolución de los hombres.



Después del Congreso de La Haya, Marx volvió a encontrar, por fin, tiempo y sosiego para reanudar sus trabajos teóricos, y es de esperar que en un período de tiempo no muy largo pueda dar a la imprenta el segundo tomo de “El Capital”.



Dos puntos importantes.



De Marx solo podemos destacar dos importantes descubrimientos de los muchos por los cuales ah vivido, entre estos:



La revolución que ha llevado a cabo en toda la concepción de la historia universal en el supuesto de que las causas de todas las transformaciones históricas habían de buscarse en los cambios que se crean por las ideas de los hombres, y de que de todos los cambios, los más importantes, los que regían toda la historia, eran los políticos.

Pues bien, Marx demostró que toda la historia de la humanidad, hasta hoy, es una historia de luchas de clases, que todas las luchas políticas, tan variadas y complejas, sólo giran en torno al Poder social y político de unas u otras clases sociales; por parte de las clases viejas, para conservar el poder, y por parte de las ascendentes clases nuevas, para conquistarlo.

El segundo descubrimiento importante de Marx consiste en haber puesto definitivamente en claro la relación entre el capital y el trabajo; en otros términos, en haber demostrado cómo se opera, dentro de la sociedad actual, con el modo de producción capitalista, la explotación del obrero por el capitalista. Desde que la Economía política sentó la tesis de que el trabajo es la fuente de toda riqueza y de todo valor.

Estos dos importantes hechos sirven de base al socialismo moderno, al socialismo científico. En el segundo tomo de “El Capital” se desarrollan estos y otros descubrimientos científicos no menos importantes relativos al sistema social capitalista, con lo cual se revolucionan también los aspectos de la Economía política que no se habían tocado todavía en el primer tomo. Lo que hay que desear es que Marx pueda entregarlo pronto a la imprenta.

Su entrega e intensa actividad, minaron su salud decisivamente, hasta que en 1883 murió mientras dormía en su sillón.

Discurso de Engels a Marx.

El 14 de marzo, a las tres menos cuarto de la tarde, dejó de pensar el más grande pensador de nuestros días. Apenas le dejamos dos minutos solo, y cuando volvimos, le encontramos dormido suavemente en su sillón, pero para siempre.

Es de todo punto imposible calcular lo que el proletariado militante de Europa y América y la ciencia histórica han perdido con este hombre. Harto pronto se dejará sentir el vacío que ha abierto la muerte de esta figura gigantesca.

Así como Darwin descubrió la ley del desarrollo de la naturaleza orgánica, Marx descubrió la ley del desarrollo de la historia humana: el hecho, tan sencillo, pero oculto bajo la maleza idológica, de que el hombre necesita, en primer lugar, comer, beber, tener un techo y vestirse antes de poder hacer política, ciencia, arte, religión, etc.; que, por tanto, la producción de los medios de vida inmediatos, materiales, y por consiguiente, la correspondiente fase económica de desarrollo de un pueblo o una época es la base a partir de la cual se han desarrollado las instituciones políticas, las concepciones jurídicas, las ideas artísticas e incluso las ideas religiosas de los hombres y con arreglo a la cual deben, por tanto, explicarse, y no al revés, como hasta entonces se había venido haciendo. Pero no es esto sólo. Marx descubrió también la ley específica que mueve el actual modo de producción capitalista y la sociedad burguesa creada por él. El descubrimiento de la plusvalía iluminó de pronto estos problemas, mientras que todas las investigaciones anteriores, tanto las de los economistas burgueses como las de los críticos socialistas, habían vagado en las tinieblas.

Quien tenga la suerte de hacer tan sólo un descubrimiento así, ya puede considerarse feliz.

Pues Marx era, ante todo, un revolucionario. Cooperar, de este o del otro modo, al derrocamiento de la sociedad capitalista y de las instituciones políticas creadas por ella, contribuir a la emancipación del proletariado moderno, a quién él había infundido por primera vez la conciencia de su propia situación y de sus necesidades, la conciencia de las condiciones de su emancipación: tal era la verdadera misión de su vida. La lucha era su elemento. Y luchó con una pasión, una tenacidad y un éxito como pocos.

Y ha muerto venerado, querido, llorado por millones de obreros de la causa revolucionaria, como él, diseminados por toda Europa y América, desde la minas de Siberia hasta California. Y puedo atreverme a decir que si pudo tener muchos adversarios, apenas tuvo un solo enemigo personal. Su nombre vivirá a través de los siglos, y con él su obra.

Obras de Marx & Engels.


1935 (M): Reflexiones de un Joven en La Elección de una Profesión.

1843 (M): Carta a Arnold Ruge.

1844 (M): Manuscritos económicos y filosóficos de 1844.

1845 (M): Tesis sobre Feuerbach.

1845 (E): La situación de la clase obrera en ocialdemó.

1846 (M/E): Feuerbach. Oposición entre las concepciones materialistas e idealistas.

1846 (M): Carta de Marx a Pavel Vasilyevich Annenkov (8 de diciembre de 1846).

1847 (E): Principios del comunismo.

1848 (M): Comunicado del Comité Comarcal de los Demócratas de la Provincia Renana.

1848 (M): ¡¡¡Abajo los impuestos!!!

1848 (M/E): Manifiesto del Partido Comunista.

1848 (M): La burguesía y la contrarevolución. Segundo artículo.

1849 (M): Trabajo asalariado y capital.

(E): Presentación de Engels (1891)

1850 (M): Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850.

(E): Introducción de Engels a la edición de 1895.

1850 (M/E): Circular del Comité Central a la Liga Comunista.

1851 (E): Carta de Engels a Marx (21 de agosto de 1851).

1851-1852 (M): El dieciocho brumario de Luis Bonaparte.

1851-1852 (E): Revolución y contrarrevolución en Alemania.

1852 (E): El reciente proceso de Colonia.

1853 (M): La dominación británica en la India.

1853 (M): Futuros resultados de la dominación británica de la India.

1854 (M): La España revolucionaria.

1856 (E): Discurso en el aniversario del People’s Paper.

1856 (M): Carta de Marx a Engels (16 de abril de 1856).

1857 (M): Carta de Marx a Engels (25 de setiembre de 1857).

1858 (M): [Simón] Bolívar y Ponte.

1859 (M): Prólogo a la Contribución a la Crítica de la Economía Política.

1859 (E): Carlos Marx. Contribución a la Crítica de la Economía Política.

1864 (M): Estatutos Generales de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

1864 (M): Manifiesto Inaugural de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

1864 (M): A Abraham Lincoln, Presidente de los Estados Unidos de América.

1865 (M): Carta de Marx a Ludwig Kugelman (23 de febrero de 1865)

1865 (M): Sobre Proudhon.

1865 (M): Salario, precio y ganancia.

1866 (M): Carta de Marx a Engels (20 de junio de 1866).

1866 (M): Instrucción sobre diversos problemas a los delegados del Consejo Central Provincial.

1866 (M): Carta de Marx a Ludwig Kugelman (9 de octubre de 1866)

1867 (M): Prólogo a la primera edición alemana del primer tomo de El Capital

1867 (M): El capital. Capitulo XXIV: La llamada acumulación originaria.

1868 (M): Carta de Marx a Ludwig Kugelman (11 de julio de 1868)

1868 (E): Reseña del primer tomo de El Capital de Carlos Marx para el Demokratisches Wochenblatt.

1869 (M): Mensaje a la Unión Obrera Nacional de los Estados Unidos.

1870: (M): El Consejo General de la Asociación Internacional de los Trabajadores a los miembros del comité de la sección rusa en Ginebra.

1871: (M): Extracto de una comunicación confidencial.

1871: (M): La guerra civil en Francia.

1871 (M/E): De las resoluciones de la Conferencia de Delegados de la Asociación Internacional de los Trabajadores.

1871 (E): Sobre la acción política de la clase obrera.

1871 (M): Carta de Marx a Ludwig Kugelman (12 de abril de 1871)

1871 (M)): Carta de Marx a Ludwig Kugelman (17 de abril de 1871)

1871 (M): Carta de Marx a Friedrich Bolte (23 de noviembre de 1871)

1872 (E): Carta de Engels a Theodor Cuno (24 de enero de 1872)

1872 (M/E): Las pretendidas escisiones de la Internacional.

1872 (M): Resoluciones del mitin convocado para conmemorar el aniversario de la Comuna de París.

1872 (M/E): De las Resoluciones del Congreso General celebrado en La Haya, 2-7 de septiembre de 1872.

1872 (M): El Congreso de La Haya. Información periodística del discurso pronunciado el 8 de septiembre de 1872 en Amsterdam.

1872 (M): La nacionalización de la tierra.

1873 (E): Contribución al problema de la vivienda.

1873 (M): Palabras finales a la segunda edición alemana del primer tomo de El Capital

1873 (E): De la autoridad.

1873 (E): Los bakuninistas en acción: Memoria sobre el levantamiento en España en el verano de 1873

Advertencia preliminar (1894)

1873 (E): Carta de Engels a Auguste Bebel (20 de junio de 1873)

1874 (E): Carta de Engels a Friedrich Adolph Sorge (12 [-17] de septiembre de 1874)

1874 (E): El programa de los emigrados blanquistas de la Comuna.

1874 (E): Prefacio a La Guerra Campesina en Alemania

1874 (M): Acotaciones al libro de Bakunin El Estado y la Anarquía.

1875 (E): Carta de Engels a Auguste Bebel (18-28 de marzo de 1875).

1875 (M): Crítica al Programa de Gotha.

Prologo de F. Engels (1891)

Carta de C. Marx a W. Bracke (5 de mayo de 1875)

Glosas marginales al programa del Partido Obrero Alemán

1875 (E): Carta de Engels a Piotr Lavrovich Lavrov (12-17 de nov. De 1875).

1875-76 (E): Introducción a “La Dialéctica de la Naturaleza”.

1876 (E): El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre.

1877 (M): Carta a Guillermo Bloss (10 de noviembre de 1877).

1877 (M): Carta al director de Otiechéstvennie Zapiski (fines de 1877)

1878 (E): Carlos Marx.

1878 (E): Viejo prólogo para el Dühring: Sobre la dialéctica.

1878 (E): La revolución de la ciencia de Eugenio Dühring (“Anti-Dühring”)

1879 (M/E): De la carta circular a A. Bebel, W. Liebknecht, W. Bracke y otros.

1880 (E): Del socialismo utópico al socialismo ocialdemó.

Prólogo a la edicióninglesa de 1892

1881 (M): Proyecto de respuesta a la carta de V. I. Zasulich.

1883 (E): Dialéctica de la Naturaleza.

1883 (E): Discurso ante la tumba de Marx.

1884 (E): El origen de la familia, la propiedad privada y el estado.

1884 (E): Marx y la Neue Reinische Zeitung (1848-1849).

1885 (E): Contribución a la historia de la Liga de los Comunistas.

1885 (E): Del prólogo al segundo tomo de El Capital de Marx.

1886 (E): Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana.

1886 (E): Carta a Florence Kelley-Wischnewetzky (28 de diciembre de 1886).

1887 (E): Prefacio a la segunda edición de Contribución al problema de la vivienda.

1888 (E): El papel de la violencia en la historia.

1890 (E): Carta de Engels a Konrad Schmidt (5 de agosto de 1890)

1890 (E): Carta de Engelsa Otto von Boenigk (21 de agosto de 1890)

1890 (E): Carta de Engels a José Bloch (21 de septiembre de 1890)

1890 (E): Carta de Engels a Konrad Schmidt (27 de octubre de 1890)

1891 (E): Prólogo a la edición inglesa de 1892 de Del socialismo utópico al socialismo socialdemó

1891 (E): Prólogo de F. Engels al libro Critica al Programa de Gotha

1891 (E): Carta de Engels a Karl Kautsky (23 de febrero de 1891)

1891 (E): Introducción a La guerra civil en Francia de Carlos Marx.

1891 (E): Contribución a la crítica del proyecto de programa ocial-demócrata de 1891.

1892 (E): Prefacio a la 2ª. edición alemana de 1892 de La situación de la clase obrera en Inglaterra.

1893 (E): Carta de Engels a Nikolai Frantsevich Danielson (24 de febrero de 1893)

1893 (E): Carta de Engels a Franz Mehring (14 de julio de 1893)

1893 (E): Carta de Engels a Nikolai Frantsevich Danielson (17 de octubre de 1893)

1894 (E): Acerca de la cuestión social en Rusia.

1894 (E): Carta de Engels a W. Borgius (25 de enero de 1894)

1894 (E): Advertencia preliminar al artículo “Los bakuninistas en acción”.

1894 (E): La venidera revolución italiana y el Partido Socialista.

1894 (E): El problema campesino en Francia y Alemania.

1895 (E): Introducción a la edn. De 1895 de Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850 de Marx.

1895 (E): Carta de Engels a Werner Sombart (11 de marzo de 1895).








Fuentes del marxismo.

Filosofía Alemana clásica.

Sin duda tuvo dos grandes influencias filosóficas: la de Feuerbach, que le aportó y afirmó su visión materialista de la historia, e indudablemente la de Hegel que inspiró a Marx acerca de la aplicación de la dialéctica al materialismo. Aunque para su trabajo de disertación doctoral eligió la comparación de dos grandes filósofos materialistas de la antigua Grecia, Demócrito y Epicuro.

Esta corriente griega está más o menos opuesta al Idealismo, que considera a la materia como un simple “reflejo” de la realidad, y tiene su apogeo con Platón (según interpretaciones clásicas) y durante toda la Edad Media.

Materialismo.

Hegel opina que el pensamiento es como un sujeto que crea el resto del mundo material, como si tuviera vida propia. Marx responde exactamente lo contrario, que el pensamiento y la conciencia son productos del ser humano, que a su vez, es un producto más de la Naturaleza.

Según Engels, “La unidad del mundo” se observa y distingue lo material de lo no material mediante el movimiento: “No existe materia sin movimiento ni viceversa”, “Lo no-material no es capaz de sufrir ni provocar movimiento”.

La oposición principal entre Materialismo marxista e Idealismo hegeliano, el núcleo de la discusión, era el orden de la creación del mundo. Es decir, las ideas existían anteriormente en otro mundo, que Platón sitúa “más allá del cielo”, y las cosas se crean a partir de esas ideas que actúan como “moldes” de la realidad. Según los materialistas primero existió la materia y ésta dio origen a las ideas.

De ese modo se creaba una asociación entre idealismo y religión, mientras que los materialistas eran más ateos. Marx criticó también al agnosticismo, criticismo y positivismo. Atenuando esta asociación entre religión e idealismo ha venido a demostrar que las ideas, los “conceptos”, se forman a partir de la repetición de estímulos sobre nuestros sentidos. El hombre crea una idea abstracta a partir de su experiencia con el mundo material. Así se comprueba que la idea surge de la materia.

El hombre ha intuido su propia esencia, pero al no poder aislarla para identificarla necesita proyectarla fuera de sí y atribuírsela a un Dios creado por él, que imagina en un más allá. Así la encuentra más fácilmente, pero también se ve despojado de ella, provocando su propia alienación (de lo Ajeno).

Para Marx y Engels, lo divino no es otra cosa que la esencia del hombre como especie, mientras que lo humano es la esencia del hombre como individuo. El hombre pone sus propios atributos (inteligencia, amor, voluntad…), fuera de sí mismo, en otro ser llamado Dios. Esos atributos son lo mejor de sí mismo, y le caracterizan como especie.





Dialéctica.

Es una teoría que abarca prácticamente todos los campos de la ciencia, la vida, la historia y el mundo. Es tremendamente abstracta y profunda. La dialéctica surge para explicar el desarrollo de los procesos sociales, históricos, físicos, químicos,… es decir, de cualquier proceso. De ahí su carácter polivalente y universal, y la imposibilidad de contradecirla. Marx tomo la dialéctica de la filosofía Hegeliana, pero despojándola de su envoltura idealista para ponerla al servicio del materialismo.

La dialéctica supone una forma de ver el mundo, no como un conjunto de objetos terminados y estables, sino como un conjunto de realidades cambiantes. Para comprender la dialéctica, debemos aceptar que absolutamente todo, tanto lo material como los conceptos abstractos, se halla sometido a un continuo proceso de cambio, de nacimiento y muerte.

Todo aquello en lo que podemos pensar sufre desarrollo y variación: las sociedades, el ideal de belleza, de justicia, el significado de conceptos como “casa”, “dios”, “mundo”,… A lo largo de este desarrollo tarde o temprano se repiten etapas ya recorridas, pero con una base más alta como un avance en espiral en vez de circular o lineal.

En todo proceso se pueden distinguir tres fases dialécticas: tesis, antítesis y síntesis. No se da la tesis sin su antítesis. La antítesis se genera por negación de la tesis, y esta oposición se supera mediante la síntesis, que no es más que la transición a un nuevo estado donde no existe la contradicción anterior. Si aplicamos la dialéctica a la historia, veremos que es un continuo nacer y morir de sociedades, una eterna agonía de sistemas de organización social, cuyas contradicciones internas se van agudizando hasta que quienes necesitan del cambio lo llevan a cabo mediante violentas revoluciones.

Feuerbach.

En 1842 Marx había elaborado su Crítica de la filosofía del derecho de Hegel desde un punto de vista materialista. Pero a principios de la década del 40, otra gran influencia filosófica hizo efecto en Marx: Feuerbach. Especialmente con su obra La esencia del cristianismo.

Según Marx, el materialismo feuerbachiano era inconsecuente en algunos aspectos, idealista. Fue en las Tesis sobre Feuerbach (Marx, 1845) y La ideología alemana (Marx y Engels, 1846) donde Marx y Engels ajustan sus cuentas con sus influencias filosóficas y establecen las premisas para la concepción materialista de la historia.

Economía Política Clásico Ingles.

Marx siguió principalmente a Adam Smith y a David Ricardo al afirmar que el origen de la riqueza era el trabajo y el origen de la ganancia capitalista era el plus-trabajo (como el excedente económico) no retribuido a los trabajadores en sus salarios.

En el primer volumen del libro “El Capital”, y particularmente en su primer capítulo (Transformación de la mercancía en dinero), se encuentra el núcleo del análisis marxista del modo de producción capitalista. Marx empieza desde la “célula” de la economía moderna, la mercancía. Empieza por describirla como unidad dialéctica de valor de uso y valor de cambio. A partir del análisis del valor de cambio, Marx expone su teoría del valor, donde encontramos que el valor de las mercancías depende del tiempo de trabajo socialmente necesario para producirlas.

EL trabajo y Capitalismo.

La crítica de Marx a Smith, Ricardo y el resto de los economistas burgueses residen en que su análisis económico es a-histórico, ya que toman a la mercancía, el dinero, el comercio y el capital como propiedades naturales innatas de la sociedad humana, y no como relaciones sociales productos de un devenir histórico y, por lo tanto, transitorias.

El proletario o la fuerza de trabajo radica en los individuos que venden su mano de obra y no poseen los medios de producción», a quienes consideraba responsables de crear la riqueza de una sociedad (edificios, puentes y mobiliario, por ejemplo, son construidos físicamente por miembros de esta clase; también los servicios son prestados por asalariados). El proletariado puede dividirse, a su vez, en proletariado ordinario y lumpen-proletariado (los que viven en la pobreza extrema o trabajan ilícitamente).

Mientras tanto el origen de la ganancia capitalista reside en la burguesía: quienes “poseen los medios de producción” y emplean al proletariado y que puede dividirse, a su vez, en la burguesía muy rica y la pequeña burguesía: quienes emplean la mano de obra, pero que también trabajan. Éstos pueden ser pequeños propietarios, campesinos terratenientes o comerciantes.

Socialismo Utópico Francés.

El término socialismo utópico fue acuñado en 1839 por Louis Blanqui, aunque alcanzó notoriedad tras el empleo que de él hicieron Marx y Engels en su “Manifiesto Comunista”. Ellos consideraban que los pensadores utópicos, aunque bienintencionados, pecaban de idealismo e ingenuidad. Para impedir ser confundidos con ellos, etiquetaron su propia teoría con el calificativo de “científico”.

La expresión “utopía” significa plan, proyecto, doctrina o sistema optimista que aparece como irrealizable ya desde el mismo momento de su formulación

Los socialistas utópicos formaron un grupo de pensadores heterogéneos. Sin embargo tuvieron en común una serie rasgos, en gran medida influidos por las ideas de Rousseau.

La importancia de la naturaleza estaba muy presente en sus ideales, aunque ello no fue obstáculo para que fuesen favorables a la industrialización y el maquinismo.Dedicaron sus esfuerzos a la creación de una sociedad ideal y perfecta, en la que el ser humano se relacionase en paz, armonía e igualdad.Sus metas habrían de alcanzarse mediante la simple voluntad de los hombres, es decir, pacíficamente, de ahí que sus seguidores se opusieran a las revoluciones y a acciones como la huelga.Pusieron al descubierto y denunciaron los perniciosos efectos del capitalismo, pero no investigaron sobre sus causas profundas.Con el fin de paliar las injusticias y desigualdades emprendieron diversos planes, en los que primaron la solidaridad, la filantropía y el amor fraternal.
Modo de Producción.

Marx lo concibe el proceso histórico como el producto de la organización de la producción social de la existencia de los seres humanos. . La historia es una sucesión dialéctica de modos de producción (diferentes formas que tiene el hombre de organizar la fabricación de bienes y su intercambio) creados por el hombre

El modo en que se organizan esas relaciones sociales de producción que se establecen entre los hombres es lo que Marx denomina estructura de una sociedad y que corresponden a determinadas formas de consciencia social.

La estructura.

Comprende la base económica de cada sociedad (esclavista, feudal, comunal, capitalista, socialista,…), y comprende tres niveles:

a) Condiciones de producción (clima y riqueza natural de una sociedad);

b) Fuerzas de producción (grado de desarrollo tecnológico de la sociedad)

c) Relaciones de producción (posesión de los medios de producción y división del trabajo en una sociedad).

La Superestructura. (Jurídico-Político)

Es la forma jurídico-política de cada sociedad (refleja su ideología) y depende siempre de la base estructural económica, manteniendo con ella una relación dialéctica. Nuestros modos de pensar y de gobernarnos están condenados por el desarrollo de nuestras fuerzas productivas, por nuestro modo de producción (el capitalismo), puesto que los hombres para hacer política, además de pensar, tienen que comer.

La Superestructura ideológica.

Para que una revolución se lleve a cabo, deben darse las condiciones objetivas o materiales (alto nivel de explotación y miseria) y las subjetivas o ideológicas (alto nivel de concienciación de la clase oprimida). La función de los partidos comunistas es impulsar la conciencia de clase y mantener las condiciones revolucionarias subjetivas.

La Superestructura ideológica está constituida por el conjunto de ideas, creencias, costumbres, etc., plasmadas en las formas ideológicas de la cultura, la religión, la filosofía, etc., con las que se justifica la “naturalidad” y “legitimidad” del modo de producción del que derivan y cuya realidad social enmascaran.

Mercancía.

Análisis que Marx hace sobre el valor de las mercancías. Toda mercancía es, en primer lugar, una cosa que satisface una necesidad humana, y en segundo lugar, una cosa que se puede cambiar por otras. Esta doble concepción de las cosas, concede a toda mercancía un doble valor: el valor de uso y el valor de cambio



Valor.

Dos mercancías pueden tener el mismo valor de cambio, pero el valor de uso es propio de cada mercancía. El valor de cambio o simplemente valor de una mercancía, es la magnitud que nos sirve para intercambiarla equitativamente con otras que poseen distinto valor de uso. Todas las mercancías tienen una cosa en común: son producto del trabajo. El valor de cada mercancía lo determina el trabajo que se emplea en su obtención.

Cuando las sociedades comenzaron su desarrollo, se produce la división social del trabajo. Los productores se especializaron en obtener mercancías concretas: unos cazaban, otros fabricaban armas, etc. La proporción entre dos valores de uso es el valor de cambio (por ejemplo: tres hachas por dos osos).

El desarrollo de las sociedades continuó y los intercambios se multiplicaban vertiginosamente. Surge la necesidad de regularizar el valor de cambio. No podían seguir estableciendo el valor de cada mercancía en osos y hachas. Entonces se crea una mercancía distinta, el dinero, y todas las mercancías comienzan a cambiarse por una misma, cuyo valor de uso era nulo, pero sirve para comparar los de las demás mercancías.

Cuando se intercambian mercancías por medio del dinero, se equiparan los trabajos invertidos en obtenerlas. Marx dijo: “El cambio es una relación entre trabajadores, con una envoltura material”. Sin embargo el trabajo puede comprarse y venderse, como una mercancía más que tiene la peculiaridad de que puede pagarse por ella menos de lo que en realidad vale (explotación); es decir, su valor de uso es muy superior a su valor de cambio.

Valor de cambio.

Este valor expresa la facilidad en que puede intercambiarse una mercancía por otra, o entra en una relación proporcional en que se cambian valores de uso de una clase por valores de uso de otra clase mientras existan en el mercado.

Valor de uso.

Mercancía que es útil como herramienta o satisfacción de necesidades.

Teoría del Valor-Trabajo.

Al igual que la mercancía, el trabajo humano también tiene una doble característica: es trabajo concreto y trabajo abstracto.

El trabajo concreto es el que se invierte en una forma determinada con un fin preciso y que crea el valor de uso de la mercancía (Trabajo productivo). Son trabajos útiles que producen valores de uso.

El trabajo humano abstracto es el trabajo en general, es decir, representa el esfuerzo físico (concreto) y mental, el cual le da valor a las mercancías.

La igualdad de las mercancías no expresa la igualdad del trabajo concreto del productor. Lo útil es prescindir de los procesos concretos de trabajo de dos mercancías en intercambio, del carácter útil de estos trabajos, y por tanto, reducirlos al costo de trabajo humano en general. El Valor de las mercancías se expresa en términos del trabajo humano Abstracto.

Dinero.

Tras la aparición del dinero, los trabajadores producían una mercancía (carne, vegetales, herramientas,...) de la cual utilizaban una parte. El resto la vendían y con el dinero obtenido compraban las demás mercancías que necesitaban para vivir. La circulación de mercancías era M-D-M (mercancía-dinero-mercancía), primero se realizaba una venta y luego una compra.

El dinero se convierte en el principal indice de ruiqueza de los individuos, las familia y las neciones.el dinero cumple la funcion de equivalente general esto es, perimite adquiris todas las mercancias existentes en el mercado. Cuando se intercambian mercancías por medio del dinero, se equiparan los trabajos invertidos en obtenerlas. Marx dijo: "El cambio es una relación entre trabajadores, con una envoltura material".

Cumple cuatro funciones:

Medio de intercambio.

El dinero realiza la función de intercambio en la circulación de mercancías y actúa como medio de circulación en la compra y venta.

Medida del valor y patrón de precios

Se expresan los valores de las mercancías es decir permite expresar el trabajo humano materializado en las mercancías.

Medio de pago.

El dinero actúa como medio de pago cuando la compra-venta de las mercancías se realiza a crédito, es decir, con un desplazamiento del pago de mercancías.

Reserva de valor y medio de atesoramiento

La reserva del dinero como reserva del valor permite su acumulación-atesoramiento-para utilizarlo en el momento que se considere conveniente.

Plusvalia.

Cuando la producción de mercancías alcanza un desarrollo muy elevado, el dinero se transforma en capital. La circulación de mercancías pasa a ser de la forma D-M-D, es decir: que se tiene un dinero (capital), se realiza una compra de cierta mercancía, y luego se vende esta mercancía. Y se obtiene por ella una cantidad de dinero mayor que la inicia. Este aumento del precio de la mercancía se llama plusvalía. Pero, si no ha variado su valor efectivo,

La plusvalía es el valor que el trabajo no pagado del obrero asalariado crea por encima del valor de su fuerza de trabajo y del que se apropia gratuitamente el capitalista.

Por ejemplo, El empresario "compra" el trabajo de un obrero por un cierto numero de horas, también compra los llamados medios de producción: materias primas, herramientas para trabajarlas, local de trabajo, energía para las máquinas, etc. De esta compra obtiene un producto (fabricado por el trabajador, a partir de las materias primas y las herramientas que pertenecen al capitalista), y vende este producto a mayor precio de lo que invirtió. Evidentemente, ni las máquinas, ni el local, ni la materia prima generan riqueza por sí solos. Sólo el trabajador puede generar riqueza, cuando lleva a cabo la producción de una mercancía.

El capitalista vende en el mercado la mercancía a su precio exacto, puesto que ésta tiene un valor de cambio determinado. Pero si obtiene ganancia, eso quiere decir que está obteniendo la mercancía por un precio mucho menor de su valor. Entonces, al comprar las mercancías iniciales, está pagando por alguna de ellas menos de lo que vale. Claro está que hablamos del trabajo. Producto que no se está pagando al obrero lo que realmente vale su trabajo.

La jornada de trabajo en la sociedad capitalista se divide en dos partes: El tiempo de trabajo necesario para la producción de la mercancía cuyo valor es igual al valor de la fuerza de trabajo. El tiempo de trabajo excedente es aquel durante el cual el obrero trabaja para el capitalista, produciendo plusvalía.

Acumulación de Capital.

El capital que se invierte en la producción, se distinguen dos partes: capital constante o medios de producción (luz, máquinas, materia, etc.), con el que se obtiene exactamente lo que cuesta, y capital variable o trabajo, del que se puede obtener más de lo que se paga.

Desde el punto de vista del valor, el Producto Social Global se integra por el capital constante (C), el capital variable (V) y la Plusvalía (Pv), es decir, que la plusvalía es igual a la sumatoria de estos tres elementos (PSG= C + V + Pv).

El capital constante (C) es la parte del capital que existe bajo la forma de medios de producción (Edificios, instalaciones, maquinaria, materia prima, materias auxiliares, etc…). El capital variable (V) que es la parte que el capitalista invierte en la compra de la fuerza de trabajo, y se denomina variable porque incremente en el proceso productivo.

El Valor de capital desembolsado en la compra de fuerza de trabajo se conserva en el proceso de producción, que a su vez crea un nuevo valor, la Plusvalía.

Finalmente la Plusvalía es el valor excedente que generan los obreros y del cual se apropian los capitalistas.

En el sistema actual, el capitalista puede aumentar la explotación del obrero de dos formas.

Plusvalía directa.

Consiste en forzar a los trabajadores para que produzcan más rápido, o disminuir directamente su salario.

Plusvalía relativa.

Consiste en aumentar la producción por otros medios: mejorando las técnicas de trabajo.

De cualquier manera, el trabajador trabaja y cobra lo mismo que antes, sin embargo produce más, y por tanto recibe una porción menor de su producción, aumentando su explotación.

Proceso de Acumulación.

1- La producción mercantil se inicia con la transformación de los productos del trabajo en mercancías.

2- Del producto social anual obtenido se cubren los medios de producción y los medios de consumo gastados durante el año (Reposición del capital constante y variable utilizado en el proceso de producción pasado).

3- Una vez cubiertos los medios, queda un excedente que puede utilizarse parcialmente para adquirir nuevo capital constante y variable (incorporación de nuevos medios de producción y contratación de nueva fuerza de trabajo).

Al sistema capitalista le interesa invertir en investigación tecnológica, pues el progreso de la maquinaria le ayuda a producir más en el mismo tiempo y así aumentar la explotación. También consigue reducir la necesidad de mano de obra. Cada vez más hombres son sustituidos por máquinas en los talleres y fábricas. Lógicamente, dentro de la voraz competencia del sistema, cada capitalista quita de en medio a muchos otros, que se arruinan.

La riqueza se concentra cada vez en menos manos, a la vez que crece la masa de la miseria. A la vez aumenta la producción a un ritmo alocado, de modo que llegaremos producir más de lo que podamos consumir, puesto que al sistema capitalista no le interesa el valor de uso (para qué sirve lo que produce), sino únicamente la plusvalía (la ganancia que genera).

Conclusión.

Nacer y Existir de las clases.

¿Qué es lo que hace nacer y existir a estas clases? Las condiciones materiales, tangibles, en que la sociedad de una época dada produce y cambia lo necesario para su sustento.

La dominación feudal de la Edad Media descansaba en la economía cerrada de las pequeñas comunidades campesinas, que cubrían por sí mismas casi todas sus necesidades, sin acudir apenas al cambio, a las que la nobleza belicosa defendía contra el exterior y daba cohesión nacional o, por lo menos, política. Al surgir las ciudades y con ellas una industria artesana independiente y un tráfico comercial, primero interior y luego internacional, se desarrolló la burguesía urbana, y conquistó, luchando contra la nobleza, todavía en la Edad Media, una incorporación al orden feudal, como estamento también privilegiado. Pero, con el descubrimiento de los territorios no europeos, desde mediados del siglo XV, la burguesía obtuvo una zona comercial mucho más extensa, y, por tanto, un nuevo acicate para su industria. La industria artesana fue desplazada en las ramas más importantes por la manufactura de tipo ya fabril, y ésta, a su vez, por la gran industria, que habían hecho posible los inventos del siglo pasado, principalmente la máquina de vapor, y que a su vez repercutió sobre el comercio, desalojando, en los países atrasados, al antiguo trabajo manual y creando, en los más adelantados, los modernos medios de comunicación, los barcos de vapor, los ferrocarriles, el telégrafo eléctrico. De este modo, la burguesía iba concentrando en sus manos, cada vez más, la riqueza social y el poder social, aunque tardó bastante en conquistar el poder político, que estaba en manos de la nobleza y de la monarquía, apoyada en aquélla. Pero al llegar a cierta fase -en Francia, desde la gran Revolución-, conquistó también éste y se convirtió, a su vez, en clase dominante frente al proletariado y a los pequeños campesinos. Siempre y cuando que se conozca suficientemente la situación económica de la sociedad en cada época, se explican del modo más sencillo todos los fenómenos históricos, y asimismo se explican con la mayor sencillez los conceptos y las ideas de cada período histórico, partiendo de las condiciones económicas de vida y de las relaciones sociales y políticas de ese período. Por primera vez se erigía la historia sobre su verdadera base; el hecho palpable, de que el hombre necesita en primer término comer, beber, tener un techo y vestirse, y por tanto, trabajar, antes de poder luchar por el mando, hacer política, religión, filosofía, etc.; este hecho palpable, pasaba a ocupar, por fin, el lugar histórico que por derecho le correspondía.

EL trabajo como la fuente de riqueza. ¿Cómo se concilia esto con el hecho de que el obrero no perciba la suma total de valor creada por su trabajo, sino que tenga que ceder una parte de ella al capitalista?

La solución es la siguiente: El actual modo de producción capitalista tiene como premisa la existencia de dos clases sociales: de una parte, los capitalistas, que se hallan en posesión de los medios de producción y de sustento, y de otra parte, los proletarios, que, excluidos de esta posesión, sólo tienen una mercancía que vender: su fuerza de trabajo, mercancía que, por tanto, no tienen más remedio que vender, para entrar en posesión de los medios de sustento más indispensables.

“El capitalismo está cavando su propia tumba. La centralización de los medios de producción y la socialización del trabajo llegan a un punto en que son ya incompatibles con su envoltura capitalista. Esta envoltura estalla. Suena la hora de la propiedad capitalista. Los expropiadores son expropiados."

Charles Marx. El Capital.

La revolución proletaria buscará la abolición de la propiedad privada de los medios de producción, que implicará el fin de las sociedades de clases. Dará paso a la nueva sociedad comunista que tendrá que hacer frente a un nuevo tipo de contradicciones y sufrirá también su desarrollo. Ese paso del estado capitalista al estado socialista obrero, desde el que se construirá la sociedad comunista sin estado, supondrá la "humanización de la humanidad", abolirá la explotación. Durante un cierto periodo existirá una sociedad en la que no habrán desaparecido aún las clases, y en la que los proletarios mantendrán sometida por la fuerza a la burguesía y su ejército mercenario. Esta etapa se llama la dictadura del proletariado, y las generaciones crecidas en este sistema, que no tendrán el lastre capitalista en su educación, serán quienes realizarán la construcción de la sociedad sin clases.



Cuento con un archivo de powerpoint didáctico para entender de mejor manera la ideología y su práctica en el siglo XXI a través de ejemplos como: Venezuela.

Los invito también a visitar y hacer un análisis y una crítica constructiva de los hechos que han sido realizados bajo ésta ideología.
[/size]
www.vtv.gov.ve

www.telesurtv.net

Porfavor, abstenerse de decir comentarios ofensivos y sin sustento. En caso contrario, que sean con argumentos que sean realmente posibles de debatir y comparar con humanismo.

Fuentes de Información - Marx, breve resúmen biográfico y análisis de la sociedad

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
10 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 3.689 Visitas
  • 2 Favoritos

4 comentarios - Marx, breve resúmen biográfico y análisis de la sociedad

@jhoguiman333 Hace más de 2 años
muy buen aporte gracias
@danimangold Hace más de 2 años
excelente presentacion. viniendo de las ciencias duras me sirve para las asignaturas sociales de mi posgrado.Serias amable de enviarme los documentos y ek power a mi correo.Gracias!
@noedavid33 Hace más de 1 año
muy bueno hermano! gracias por el aporte!
+10