¿Que pensaba Albert Einstein sobre Dios, la religión y...? ADVERTENCIA

La idea de este post no es armar forobardo, sino transmitir el pensamiento sobre religión de uno de las personas que más admiro: Albert Einstein. Si se genera forobardo, los comentarios serán cerrados.


ALBERT EINSTEIN: LO QUE PENSABA SOBRE DIOS, LA RELIGIÓN, Y EL JUDAÍSMO


ciencia



Einstein nació en Alemania en 1879, falleció en EEUU en 1955 (1).

En la ideología de los judíos religiosos ortodoxos se considera judío/a a quien nace de mujer judía (llamada Ley del Vientre), no se reconoce como judío/a a quien es hijo/a solo de hombre judío. Este concepto no es aceptado por Einstein, él como casi todos los grandes intelectuales, pensadores y científicos judíos de los últimos doscientos años, tienen otro concepto. Entre un concepto y el otro transcurrieron cientos de años de evolución de la humanidad.

Einstein se sentía judío, y expresaba orgullo por serlo, pero no por la religión judía, a la cual criticaba mucho.

Rechazaba el concepto de Dios judeo – cristiano. No creía que exista un Dios pensante, benefactor, que se interesa en el destino y las acciones del hombre.

Se sentía muy cercano e influenciado por uno de los filósofos más respetados en el mundo, Baruch Spinoza (1632 –1677), quien fue panteísta.

Influenciado por las ideas panteístas de Espinosa, Einstein utilizaba las palabras "religión" y “Dios" dándoles significados distintos a los usuales. Para Einstein, un “hombre religioso” era todo aquel que, creyente o no en un Dios, se interesaba en el bien de los demás más allá de sus intereses personales.

Einstein consideraba como muy valiosas las propuestas del judaísmo sobre la relación del hombre con el hombre en el plano terrenal. Valoraba la visión humanística del judaísmo, que estimaba enriquecía la convivencia entre las personas y aportaba a la construcción de un mundo mejor. Valorizaba este tipo de contenidos, en especial en los profetas y en Jesucristo.

Einstein criticaba el que se induzca a las personas a creer en Dios y a guardarle obediencia en base al temor a los castigos de Dios, o sea que consideraba que debía mejorarse la calidad del diálogo y la reflexión sobre el concepto de Dios.

Einstein decía que la religión judía era un producto del pueblo judío pero no era él pueblo judío. Ponía como ejemplo de su idea al caracol: así como el caracol no es su caparazón, puede salir de él sin por eso dejar de ser caracol, el judío puede hacer lo mismo con la propuesta religiosa del judaísmo.

Ante la pregunta ¿Que es un judío?, decía que siempre es difícil contestar cual es el carácter esencial de un grupo.

Si no era por la propuesta religiosa judía ¿Por qué Einstein se consideraba judío?

Einstein decía que se sentía y elegía judío, y orgulloso de serlo, por tener el judaísmo una matriz familiar, social, cultural y filosófica que produce personas con “actitudes” que él valoraba con gran entusiasmo, sobre todo las características que tienden hacia el conocimiento, la justicia, y la independencia de criterio. Por causa de esa matriz del judaísmo, dice Einstein, surgió una gran cantidad de judíos luchadores por la justicia social, y de artistas, intelectuales, y científicos prominentes, la mayoría de estos judíos son laicos, el mismo Einstein se considera un ejemplo de este tipo de judíos.

El tipo de judaísmo de Einstein debería motivar y generar en los judíos la responsabilidad de preservar, reproducir y mejorar esa matriz. Este es un concepto dinámico del judaísmo. Es importante tener en cuenta que el concepto de que los hechos y las ideas del hombre en la historia son producto y parte de “procesos dinámicos”, que implican un constante movimiento de “cambio”, es un concepto que es un logro reciente en el progreso de la humanidad, antes se ignoraba este concepto. Los religiosos fundamentalistas, de todas las religiones, no piensan así.

Considero que lo expuesto refleja fielmente lo que Einstein escribió sobre estos temas. No obstante, para que cada lector saque sus propias conclusiones, expongo a continuación “textualmente” escritos de Einstein que seleccione y extraje del libro: “Albert Einstein, Este es mi Pueblo”, Editorial Leviatán, Argentina, 1981.

A.- Escrito de Einstein de 1934, Mein Weltbild (Mi visión del mundo, Amsterdam).

A.1.-Textos extraídos de las páginas 35, 36 y 37 del libro.

“Tender hacia el conocimiento, hacia el saber por sí mismo, hacia el amor a la justicia rayano en el fanatismo, y propender a la independencia personal, he ahí los motivos de la tradición judía que justifican mi pertenencia a ella, como un don especial del destino”...

...”Según mi opinión, no existe ninguna cosmovisión judía en el sentido filosófico de la palabra. El judaísmo me parece casi exclusivamente una posición, una actitud moral con respecto a la vida. Creo que es más bien el resumen de los conceptos de la vida, encarnados en el pueblo judío, que el contenido de los preceptos y leyes expuestos en el Pentateuco e interpretados en el Talmud”....

..."El Dios judío es una tentativa de fundar sobre el miedo una ley moral, es una tentativa lamentable y deshonrosa. Sin embargo, me parece que la profunda tradición moral del pueblo judío se emancipó en una medida muy considerable de ese temor. También es claro que el servir a Dios fue equiparado con el servir a los seres vivientes. A favor de esto han luchado incansablemente los mejores espíritus entre el pueblo judío, en especial los profetas y Jesucristo. Resulta así que el judaísmo no representa ninguna religión de carácter trascendente, se relaciona solo con la vida que vivimos. Por ello me resulta dudoso que pueda llamársele religión en el sentido corriente de la palabra”...

A.2.- Texto extraído de la página 72 del libro.

“Si al judaísmo de los profetas y al cristianismo, en la forma que lo predicara Jesucristo, se les quitaran todos los agregados posteriores, hechos en especial por lo sacerdotes, quedaría en pie una doctrina que estaría en condiciones de curar a la humanidad de todos los males sociales. A los hombres de sano criterio cabe la obligación y el deber ineludible e irrenunciable de intentar, cada uno en su círculo, de mantener vívida en lo posible tal doctrina de puro humanitarismo”....

B.- Escrito de Einstein publicado en Nueva York en noviembre de 1938. Textos extraídos de las páginas 82 a 85.

“¿Cuáles son las características del pueblo judío? En primer lugar, ¿Qué es un judío? No existe una respuesta categórica a esta pregunta. La usual es la siguiente: un judío es aquel que profesa la religión judía. El carácter superficial de esta respuesta se reconoce enseguida mediante una simple comparación. Planteemos la pregunta ¿Que es un caracol? Una respuesta semejante a la dada más arriba sería esta: Un caracol es un animal que habita una pequeña concha. Tal respuesta no es del todo incorrecta ni tampoco exhaustiva, pues la pequeña concha no es más que uno de los productos materiales del caracol. De igual modo la religión judía solo es una de las creaciones características de esta comunidad. Se sabe, además, que un caracol puede arrojar su caparazón sin dejar por eso de ser caracol. El judío que abandona su religión se halla en una posición análoga. Sigue siendo judío”.

“El vínculo que ha unido a los judíos durante miles de años y que los une hoy es sobre todo el ideal democrático de justicia social, ligado a la concepción de ayuda mutua y de tolerancia entre los hombres. Hasta los escritos religiosos más antiguos de los judíos están impregnados de estos ideales sociales, que han gravitado fuertemente sobre el cristianismo y el islamismo, y han ejercido una influencia provechosa sobre la estructura social de gran parte de la humanidad. La introducción de un día de reposo semanal debe recordarse aquí como un profundo beneficio para todos los hombres. Personalidades tales como Moisés, Espinosa, y Carlos Marx, por diferentes que sean, han vivido y se han sacrificado por el ideal de la justicia social y la tradición de sus antecesores es la que los ha condicionado sobre este riesgoso camino. El segundo rasgo característico de la tradición judía es la alta estima con la que se considera toda forma de aspiración intelectual y el esfuerzo del espíritu. Estoy convencido de que este gran respeto por la tarea del intelecto es la razón decisiva de las contribuciones, por parte de los judíos, al progreso del conocimiento en el sentido más amplio del término. Si se tiene en cuenta su número reducido en cantidad, y los enormes obstáculos exteriores colocados siempre en su camino en todos los aspectos, la extensión de esas contribuciones merecen la admiración de los hombres sinceros. Me parece que esto no se debe a una riqueza de talento especial, sino al hecho de que el valor que goza el trabajo intelectual entre los judíos crea una atmósfera favorable, en particular al desarrollo de los talentos que puedan existir. Al mismo tiempo un fuerte espíritu crítico impide la obediencia ciega a cualquier autoridad. Me he limitado aquí a esos rasgos tradicionales que considero los decisivos. Estos modelos e ideales hallan su expresión tanto en las cosas insignificantes como en las grandes. Se transmiten de padres a hijos, animan la conversación y los juicios entre amigos, llenan los escritos religiosos y otorgan a la vida en comunidad del grupo su impronta inconfundible. En esos ideales distintivos advierto la esencia de la naturaleza judía. Que tales ideales resulten imperfectamente realizados en el grupo - en su vida rutinaria completa - es algo natural. Sin embargo, si se quiere dar una ligera expresión del carácter del grupo, debe siempre formularse por vía del ideal”....

...”En lo que precede he concebido al judaísmo como una comunidad de tradiciones. Pero, amigos y enemigos han afirmado de continuo que los judíos representan una raza cuya conducta característica es el resultado de cualidades innatas transmitidas por la herencia de una generación a otra. Esta opinión gana peso porque de manera predominante los judíos se han casado durante miles de años dentro de su propio grupo. Este hábito podría, en efecto, conservar una raza homogénea, si esta hubiera existido desde su origen, no puede producir una uniformidad de raza si ha habido mezcla en el comienzo. Los judíos son sin duda alguna una raza mezclada, exactamente como todos los otros grupos de nuestra civilización. Los antropólogos honestos están de acuerdo sobre este punto; las afirmaciones contrarias pertenecen todas a la propaganda política y han de ser juzgadas en consecuencia”...

C.- Frases de Einstein.

- “No puedo aceptar ningún concepto de Dios basado en el miedo a la muerte o en la fe ciega”.

- “No creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo, aunque las almas débiles albergan tales pensamientos por miedo”.

- “Considero que la ética es una preocupación exclusivamente humana sin autoridad sobrehumana alguna tras ella”.

- “La conducta ética de un hombre debería basarse en la educación y en la conducta relacionada a las necesidades sociales; para ello no es necesario tener una base religiosa. El hombre ciertamente estaría en una pobre situación si tuviera que ser refrenado por el miedo al castigo y por la esperanza de recompensa después de la muerte”.

- “Si me pregunto qué es la religión no logro encontrar una respuesta adecuada. Así, pues, en lugar de plantear qué es la religión, preferiría elucidar lo que caracteriza las aspiraciones de una persona que a mí me parece religiosa: esta persona es la religiosamente ilustrada, la que se ha liberado, en la medida máxima de su capacidad, de las trabas de los deseos egoístas y se entrega a pensamientos, sentimientos y aspiraciones a los que se adhiere por el valor suprapersonal que poseen. Creo que lo importante es la fuerza de este contenido suprapersonal y la profundidad de la convicción relacionada con su irresistible significado, independientemente de toda tentativa de unir ese contenido con un ser divino, ya que de otro modo no se podría considerar a Buda y a Espinosa como personas religiosas”.

- “No tendría que haber conflicto entre la religión y la ciencia, pues la ciencia sólo puede afirmar lo que es, más no lo que debiera ser, y fuera de su ámbito son necesarios juicios de valor de todo tipo. La religión, por lo demás, enfoca sólo valoraciones de pensamientos y acciones humanas: no puede hablar, esto es claro, de datos y relaciones entre datos. De acuerdo con esta interpretación, los conocidos conflictos entre religión y ciencia del pasado, deben atribuirse, sin duda, a una concepción errónea de la situación que se ha descrito”.

Albert Einstein


Además de estos textos, el pensamiento de Einstein sobre estos temas los expresa de una forma clara y terminante, que no deja dudas, en una carta que escribió al filósofo Erik Gutkind el 3 de enero de 1954, un año antes de su muerte. (En mayo de 2008 esta carta fue vendida en Londres, en subasta pública por la empresa Bloomsbury, por 404.000 dólares).

Entre otras cosas en la carta Einstein dice:

“La palabra Dios para mí es sólo la expresión y el producto de la debilidad humana. La Biblia es una honorable pero primitiva serie de leyendas infantiles. Para mí la religión judía, como todas las demás, es la manifestación de una superstición infantil. Y el pueblo judío, al que pertenezco, no tiene una cualidad diferente a la del resto de los pueblos. Según mi experiencia, no somos mejores que otros grupos humanos, aunque nuestra falta de poder nos vacuna contra ciertos cánceres. No creo que en el pueblo judío haya nada de pueblo elegido”.

------------------------------------------------------
Cumpliendo su voluntad, después de su muerte en 1955, su cuerpo fue cremado sin ceremonia religiosa alguna.

--------------------------------------

(1) Einstein, físico y Matemático, fue Premio Nobel de Física en 1921, por su descubrimiento sobre el efecto fotoeléctrico.

Demostró matemáticamente que a las tres dimensiones del espacio físico había que añadir una cuarta dimensión basada en el concepto del tiempo.

Su teoría general de la relatividad, así como otras investigaciones sobre la teoría cinética de los gases, lo encumbraron en lo más alto del mundo científico.

Fue considerado el personaje más importante del siglo XX.

Cuando Chain Weizmann, el primer presidente de Israel murió en 1952, le ofrecieron a Einstein la presidencia de Israel, la rechazó diciendo: “estoy profundamente conmovido por el ofrecimiento del Estado de Israel”.

Siempre apoyo la constitución de un estado judío.

En sus últimos años fue un pacifista que se dedicó a apoyar movimientos contra las guerras.


pensamiento


Para mi la mejor frase de Einstein:

"No puedo imaginarme a un dios que premia y castiga a los objetos de su creación, cuyos propósitos han sido modelados bajo el suyo propio; un dios que no es más que el reflejo de la debilidad humana. Tampoco creo que el individuo sobreviva a la muerte de su cuerpo: esos no son más que pensamientos de miedo o egoísmo de lo mas ridículo."











Dios