La Importancia de los Acentos

LA IMPORTANCIA DE LOS ACENTOS


Definitivamente existe mucha gente de habla hispana que no sabe las reglas (muy sencillas por cierto) para saber si una palabra se debe acentuar o no. Y es que se le tiene un miedo exagerado a escuchar de "agudas, graves, diptongos y excepciones", aunque la verdad sea dicha, es muy, muy sencillo aprenderse dichas reglas y sobre todo aplicarlas correctamente.

Tal vez estas aversiones se deban, en gran medida, a que los maestros en la escuela presentan estas clases de una manera tan aburrida que hacen que no nos interesemos y al pasar el tiempo, cuando estos conocimientos se vuelven importantes para desarrollar nuestro trabajo con profesionalismo, no creemos que sea tan trascendente un acento... "de cualquier forma ese trabajo lo puede hacer nuestra secretaria", cuando muchas veces la secretaria piensa que, si de esa forma lo pasa el jefe, significa que es lo correcto. Me ha tocado ver, a todos los niveles y de todo tipo de profesiones, textos escritos con errores imperdonables de acentos que incluso pueden cambiar el significado de una idea. Existen palabras como "esta" que puede ser acentuada como aguda (poniendo tilde en la letra “a”), como grave (sin poner tilde en la “e” ni en la “a”) o como una de las excepciones poniendo la tilde en la letra “e” cuando se trata de pronombre. Por cierto, y para dejarlo claro, palabras como "este", "esa", "aquellos", solamente se les pone acento cuando fungen como pronombres personales.

Por otra parte, hay palabras que nos encanta acentuar aunque no lleven acento. Algunos ejemplos de estas palabras son: "imagen", "orden", "dele", "ti", "fin". Estas palabras nunca llevan acento y casi siempre las vemos acentuadas, mientras que vemos que "forceps” y “biceps" se escriben sin acento, porque cuando crees aplicar la regla correctamente, sabes que las palabras graves que terminan en "S", no llevan acento, y olvidas que esas dos son las excepciones (junto con los pronombres que mencionamos unos renglones antes). Los doctores, ingenieros, abogados y muchos otros profesionales consideran que al no ser ellos especialistas en el lenguaje no se les debe exigir que escriban perfecto, pero incluso a diario vemos una serie de anuncios publicitarios con graves errores.

Lo peor es que, quienes leemos estos mensajes con errores, vemos el momento perfecto para aclarar dudas sobre si la palabra debe o no llevar acento, y si la vemos publicada, entonces nos aseguramos de que esa forma de escribir tal o cual palabra es la correcta. ¡Si sale publicada por un especialista en el lenguaje, seguro que ellos no se equivocan!

Estamos llenos de revistas que al publicar errores fortalecen nuestras convicciones equivocadas sobre si una palabra lleva acento o no. Es por eso que reporteros, escritores, correctores, secretarias y toda la gente involucrada en la parte editorial (revistas, diarios, folletos, libros, etc.), debemos poner especial cuidado en nuestro trabajo para evitar confundir al lector. Es parte de nuestra responsabilidad social fomentar la correcta escritura de nuestro idioma, aunque en otras partes del mundo nos pongan trabas para poder lograrlo, y afirmarnos lo anterior debido a que por razones que no tienen que ver con regla alguna, era imposible ponerle acento, por ejemplo, a la capitular de un texto o de un nombre propio como "Avila". Actualmente las computadoras modernas ya permiten hacerlo, pero antes era imposible.

Una de las posibles explicaciones es que los norteamericanos y japoneses, quienes fabrican la mayor cantidad de equipo para oficina, deciden que al acentuar estas letras se ocupa completamente la altura de los renglones y no puede ponerse un acento o tilde por encima... y desde entonces no las acentuamos. Hay quienes dicen que al ser equipo norteamericano, y como ellos no usan acentos, pues los suprimieron. Esto es mentira, pues tienen tilde para los otros casos e incluyen la ñ que ellos no usan en su alfabeto.

Es tan malo ponerle acento a una palabra que no lo lleva, como no ponerlo a la que lo lleva; sin embargo, pese a lo que pudiera pensar el lector, yo no domino bien las reglas de los acentos, por eso recomiendo a toda la gente hacer lo mismo que yo: "utilizar solamente palabras que no llevan acento o tilde para no regarla, TAL COMO LO HICE EN TODO ESTE TEXTO"

Fuentes de Información - La Importancia de los Acentos

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Dar puntos
20 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 4.236 Visitas
  • 1 Favoritos

Comentarios Destacados

@Caradepapa36 Hace más de 2 años +6
pahoran01 dijo:
cruzitoexe dijo:no lei nada

y que quieres, una fiesta?


Y qué quieres, una fiesta? ... Va con tilde... Te contradecís en tu propio post, salame.

14 comentarios - La Importancia de los Acentos

@Jocelyne_Bella Hace más de 2 años +1
@cruzitoexe Hace más de 2 años +3
no lei nada
@elpanzon728 Hace más de 2 años +5
TAL COMO LO HICE EN TODO ESTE TEXTO

y encima dices que tu lo escribiste esta ien, pero ni siquiera pusiste a blogspot como fuente
@darkne96 Hace más de 2 años +3
Búén Póst! Récóméndádó
@elpanzon728 Hace más de 2 años +2
http://umbra.blogspot.com/2007/07/la-importancia-del-acento.html

te olvidas que google chrome tiene sombrear, clic derecho y buscar en google?
@homerpallooza Hace más de 2 años +5
Ningún tadinga va a leer todo ese copypaste, te lo levanto un poco...
La Importancia de los Acentos
@juancarlosmagoya Hace más de 2 años +1
cruzitoexe dijo:no lei nada

Este comentario demuestra la importancia de los acentos.
@Caradepapa36 Hace más de 2 años +6
pahoran01 dijo:
cruzitoexe dijo:no lei nada

y que quieres, una fiesta?


Y qué quieres, una fiesta? ... Va con tilde... Te contradecís en tu propio post, salame.
Los comentarios se encuentran cerrados