La vuelta al mundo en 80 dias(resumen)

Mundo

SINOPSIS

La Vuelta al Mundo en 80 Días es el relato de las aventuras de Phileas Fogg y su sirviente Picaporte cuando ambos se embarcan a cumplir con la hipótesis y la apuesta de que era posible dar la vuelta al mundo en 80 días.
RESUMEN


CAPÍTULO I

Phileas Fogg era un personaje enigmático, vivía solo, no tenía parientes, nadie conocía su fortuna, era metódico en sus actos y sobre todo, en asistir puntualmente al distinguido Reform Club . Era allí donde pasaba casi todo el día jugando y no regresaba a su casa hasta la medianoche. El 2 de octubre de 1872 (día en que comienza esta historia) Phileas Fogg contrató por la mañana a Juan Picaporte (apodo que lo caracterizó por su habilidad para salir de apuros y situaciones complicadas) como su criado. Picaporte había escuchado hablar acerca de Fogg, y como deseaba llevar una vida tranquila que nunca tuvo, le pareció buena idea aceptar el trabajo.
Capítulo II

En el Reform Club, Fogg se reunía con sus amigos, leía el periódico y jugaba partidas de naipes. Aquel día surgió en la conversación el tema del reciente robo al banco de Inglaterra por 50000 libras esterlinas; las múltiples hipótesis sobre su fuga apuntaban a que el ladrón jamás sería encontrado si llegara a viajar porque la Tierra es muy grande y resultaba imposible la comunicación inmediata y el recorrerla en poco tiempo. Stuart aseguraba que era imposible recorrer la Tierra en 80 días pero Fogg apoyaba esta teoría y para comprobarla, lanzó una apuesta en la que debía recorrer la Tierra en 80 días a partir de ese momento, y si no regresaba puntualmente a comparecer ante los miembros del club, perdería la mitad de su fortuna.
Capítulo III

A las 7:50 de la noche, Phileas Fogg le avisaba a Picaporte que debían viajar sin cesar para recorrer la Tierra en 80 días y le encargó su maletín con 20000 libras para gastos de viaje. En la estación de trenes, los amigos de Fogg lo despidieron para comprobar semejante hazaña, la cual pronto se convirtió en noticia para todos los periódicos de lar egión.Pero ocurrió que después de 7 días de su aprtida, Fogg envió un telegrama en Scotland Yard desde Suez para avisar que seguía la pista del ladrón del banco y solicitaba una orden de arresto en Bombay. El efecto del telegrama fue fulminante para Fogg, pues todos creyeron ahora que él era el hábil delincuente que había burlado a la autoridad frente a sus narices, pues la descripción del asaltante, cubría con las características de Fogg: un hombre distinguido, de 40 años, que podía pasar por un caballero.
Capítulo IV

El detective Fix del puerto de Suez, esperaba el barco Mongolia, donde venía Fogg, para examinar escrupulosamente a cada uno de los pasajeros en busca del ladrón. Comenzaba a desesperarse cuando Picaporte se le acercó para preguntarle en dónde podía sellar el pasaporte de su amo. Fix sospechó inmediatamente de Fogg y averiguó de Picaporte los pormenores del viaje, la precipitación por salir de Londres y sobre el maletín con el dinero, sin emabrgo, carecía de las pruebas suficientes para que el cónsul de Suez le permitiera retener al pasajero. Fix averiguó que se dirigían a Asia y planeó seguirlos para detenerlos en Bombay.
Capítulo V

En el barco Mongolia, Fogg había encontrado buenos compañeros para sus aprtidas de naipes; continuaba haciendo una vida normal y monótona como la que llevaba en Londres, y casi no salía a cubierta, lo cual sólo alimentó más las sospechas de Fix, quien había decidido entablar amistad con Picaporte para seguirles la pista de cerca. El día 14, el barco llegó al puerto de Bombay con dos días de adelanto sobre el horario previsto. Fogg y Picaporte sellaron sus pasaportes y convinieron en verse por la tarde en la estación de tren rumbo a Calcuta.Por su parte, Fix fue con el jefe de policía de Bombay para solicitar la orden de arresto, pero nuevamente se la negaron desde Londres , y por lo tanto, carecía de autoridad para retener a Fogg.Entre tanto, Picaporte, que había decidido visitar la ciudad, tuvo la ocurrencia de entrar a una mezquita brahmánica con el desconocimiento de que está prohibida la entrada de extranjeros a estos recintos. De pronto se vio rodeado de unos sacerdotes furiosos que lo persiguieron por las calles, pero Picaporte logró escapar de ellos. Fix escuchó este relato cuando Picaporte se lo narraba a Fogg y aprovechó la infracción de la ley cometida por Picaporte para arrestarlos en Calcuta.
Capítulo VI

Un día después de viajar en tren rumbo a Calcuta, les comunicaron a los pasajeros que debían continuar a pie las siguientes 50 millas hasta Alahadab, donde se reanuda la comunicación. Aquello suponía un gran contratiempo para Fogg, pero Picaporte lo solucionó buscando un elefante que compraron por 2000 libras y contratando un guía. Fogg invitó al General Cromaty, su compañero de juego del barco, para que los acompañara en el trayecto. Viajaron hasta la noche, habían recorrido la mitad del camino y pernoctaron junto a las ruinas de un bungalow.Al día siguiente, se toparon con un extraño espectáculo: una procesión se dirigía a un templo llevando consigo una mujer viuda como prisionera, para sacrificarla según la tradición del Rajá de Bundelkund. La muchacha iba narcotizada y de acuerdo a nla antigua costumbre, debía ser sacrificada y quemada junto al marido muerto. El guía de Fogg le comunicó que la muchacha era de su tribu y sólo llevaba tres meses de casada. La infeliz no ofrecía resistencia porque iba narcotizada.Fogg propuso salvarla aunque ello suponía arriesgar la apuesta y la propia vida. Calculó que contaban con 12 horas de adelanto en su viaje y al anochecer, se acercaron al templo para esperar el momento propicio para entrar a rescatarla, sin embargo, el lugar estaba fuertemente custodiado por los centinelas y todos los intentos fracasaron sin conseguir nada hasta el amanecer. La hoguera estaba casi lista cuando sucedió algo increíble: Picaporte disfrazado como el esposo muerto, resucitó y se llevó a la viuda en brazos e inmediatamente, huyeron sobre el elefante cuando a sus espaldas escuchaban los disparos.
Capítulo VII

Llevando a la muchacha Aouda, reanudaron el viaje y tomaron el tren a Calcuta. El general se despidió del grupo en Benarés. Fogg le obsequió el elefante al guía y le propuso a Aouda que los acompañara en el viaje hasta llevarla a Hong Kong, donde ella tenía familia. A las 7:00 am llegaron a Calcuta y Fix organizó que los detuvieran con el pretexto de que Picaporte profanó un templo en Bombay. Los detuvieron un momento, pero Fogg pagó la multa y la fianza y alcanzaron a tomar su barco justo a tiempo. Fix se sentía frustrado y estaba determinado a seguirlo hasta el fin del mundo, de ser necesario.Aouda fue intimando con Fogg, aunque con Picaporte hablaba con mayor naturalidad. Fix planeó un encuentro “casual” con Picaporte y éste, con toda la naturalidad que lo caracterizaba, le narró sus aventuras en la India.
Capítulo VIII

Durante el trayecto rumbo a Hong Kong, el detective buscó con asiduidad la compañía de Picaporte, haciéndole hablar de su amo, pero Picaporte comenzó a sospechar de los encuentros casuales y de la semejanza en el itinerario de viaje; entre sus hipótesis, creyó que Fix era un miembro del club que viajaba con ellos para confirmar que Fogg cumpliera con el itinerario.El barco llegó a Singapur con medio día de adelanto y debían tomar a tiempo el buque de Hong Kong hacia Yokohama, pues éste barco sólo salía cada ocho horas. Cuando todavía estaban a bastante distancia del puerto, se desencadenó una tormenta que impidió la llegada puntual a Hong Kong con 24 horas de retraso. Sin embargo, esto no pareció perturbar el estado de ánimo de Fogg, quien ante cualquier altercado no perdía la clama, pensaba optimistamente y no se dejaba llevar por los nervios. Fogg salió a buscar el barco que viajaba a Yokohama y descubrió que éste no había zarpado porque estaba en reparación y cuya próxima salida sería a la mañana siguiente.Durante el tiempo libre, Fogg decidió buscar a la familia de Aouda, pero según le informaron, ésta había dejado China para llevar sus negocios a Europa. Fogg le propuso a Aouda que los acompañara hasta Europa, desde donde sería más fácil localizar a su familia; antes de que Aouda pudiera protestar para no convertirse en una carga del amable viajero, Fogg le aclaró su compañía no alteraba en nada su itinerario y no veía motivo alguno por el cual no le podía prestar ese favor.
Capítulo IX

Fix se sentía frustrado porque la orden de aprehensión no llegaba y Hong Kong era el último lugar con jurisdicción inglesa, por lo tanto, tendría que seguir a Fogg hasta América.Picaporte fue a comprar los boletos del barco y se enteró que éste zarpaba ese mismo día por la noche, pero antes de poder avisarle a Fogg, se encontró con Fix y fue entonces cuando el detective se decidió a decirle la verdad al joven para solicitarle su ayuda en la captura de Fogg y a cambio, el criado recibiría una parte de la recompensa. Picaporte se enfadó mucho por sentirse utilizado y se negó a cooperar porque consideraba que su amo era una persona decente y buena, con principios morales, cuya bondad y nobleza no ha dejado de manifestarse desde que se inició el viaje. Fix sospechaba la reacción del criado, así que narcotizó su bebida sin que éste se diera cuenta. Picaporte quedó inconsciente en el bar donde conversó con Fix, y éste se marchó sin importarle la condición del criado
Capítulo X

Al día siguiente, Fogg y Aouda se presentaron en el muelle, pero el barco ya había partido la noche anterior. El flemático Fogg parecía impasible y confiado en encontrar una salida al problema, sin dejarse llevar por los nervios y el pesimismo. Fix, quien se hallaba cerca, se aproximó a Fogg, haciéndose pasar por un pasajero que también perdió el barco a Yokohama y cuyo destino era San Francisco. Fogg aseguraba que encontraría una alternativa y durante tres horas recorrieron el puerto buscando alguien que los llevara al puerto de Japón. Fix se angustiaba al ver la persistencia de su sospechoso y la posibilidad de que éste volvería a escapar antes de recibir la orden de aprehensión. Sin embargo, gracias a la tenacidad y temperamento de Fogg, encontraron un marinero dispuesto a llevarlos al puerto de Nagasaki y Shangai, escalas obligadas del barco a Yokohama. En tanto, Fix decidió embarcarse con ellos, mientras que Fogg dio aviso a la policía sobre la desaparición de Picaporte.
Capítulo XI

La pequeña embarcación iba muy rápido gracias a la fuerza del viento, pero las cosas se complicaron cuando el viento se convirtió en una fuerte tormenta y posteriormente un tifón, que provocó varios retrasos. Por fin avistaron el puerto de Shangai, pero demasiado tarde, pues a lo lejos se veía el barco que se dirigía a Yokohama y sin perder la calma, Fogg ordenó bajar la bandera y disparar el cañoncete de proa, que se utilizaba para pedir socorro al buque.Entre tanto, Picaporte, al despertar de su sueño y con gran esfuerzo, había acudido al vapor la noche en que salía, pero su estado era deplorable y quedó tendido en la entrada del puerto. Un empleado del barco lo vio tirado y pensando que estaba borracho y tras revisar la documentación correcta, lo introdujo hasta su camarote. Cuando Picaporte despertó, buscó a Fogg y Aouda, pero comprendió lo ocurrido con Fix y sintió una enorme frustración y enojo, pues provocaría que su amo perdiera la apuesta y tampoco contaba con el dinero suficiente para continuar su viaje después de llegar a Yokohama. Cuando el barco llegó al puerto, Picaporte vendió su ropa para poder comer, y hambriento y fatigado deambuló por la ciudad cuando de pronto se encontró con un circo que saldría a los Estados Unidos. En el pasado, Picaporte había sido acróbata, así que decidió entrar al circo de payaso para asegurar su viaje a un país donde tendría mayores posibilidades de sobrevivir.Durante la función del circo, Picaporte formó parte del espectáculo de pirámide humana. Éste iba en la base, cuando de pronto, la pirámide se desplomó como una torre de naipes.
Capítulo XII

La culpa fue de Picaporte, pues durante el espectáculo, vislumbró a Fogg y Aouda entre el público, así que tan efusivo y natural como era, Picaporte corrió hacia ellos y derrumbó la pirámide humana, causando un enorme descontento entre los directores del circo, y por lo que Fogg les pagó una indemnización.Finalmente todos viajaban en el vapor que los conduciría a San Francisco. La presencia de Fogg en Yokohama se debía a que habían sido llevados allí por el vapor que los había recogido a su llegada a Shangai.Picaporte estaba muy contento de volver a estar con su amo, pero una nube velaba su alegría y era el recuerdo de Fix, Picaporte había decidido no contarle a Fogg acerca del detective porque pensaba que la prioridad en ese momento era que su amo ganara la apuesta.Al noveno día de travesía desde su salida de Japón, se encontraban justo a la mitad de todo el recorrido, para el cual habían empleado 52 días y restaban 28 para los 80. Ante este panorama, Fogg continuaba con su apacible optimismo y aseguraba que habían pasado lo más difícil, pues ahora el camino sería más corto, directo y fácil.
Capítulo XIII

Entre tanto, Fix ya había recibido la orden de arresto, pero no podía usarla por haber salido de territorio con jurisdicción británica. Ahora debía asegurar la pronta llegada de Fogg a Inglaterra para arrestarlo cuanto antes, pues fix estaba seguro de que Fogg era el ladrón y daba la vuelta al mundo para despistar a la policía. Durante el viaje, Picaporte finalmente descubrió a Fix y le dio un puñetazo en la cara. El detective aceptó su responsabilidad y le aseguró al criado que era de su máximo interés asegurar la llegada de Fogga a Londres, y haría todo cuanto pudiese para ayudarle en su cometido.Tardaron once días en llegar a San Francisco y Picaporte se sorprendió al ver que ésta era una ciudad civilizada, aunque tomó sus precauciones y compró armamento para protegerse de los indios. Ese mismo día, por la tarde, debían tomar el tren rumbo a Nueva York, así que los viajeros decidieron conocer la ciudad, pero más tarde se vieron envueltos en una pelea callejera provocada por los partidarios de dos candidatos políticos rivales. Fogg peleó contra un yanqui cuando éste propinó unos cuantos golpes a su alrededor. Ambos se ensañaron y prometieron volver a enfrentarse si se encontraban otra vez.Finalmente, los viajeros tomaron el tren rumbo a Nueva York.
Capítulo XIV

Según los cálculos de Fogg, debían llegar a Nueva York en 11 días. Durante el inicio del trayecto observaron un rebaño de bisontes y por ellos hubo un retraso de tres horas. También hicieron algún alto en el camino y visitaron la Ciudad de Ogden. Pronto advirtieron que penetraban a una zona más fría por las montañas Rocosas. De pronto el tren se detuvo porque el maquinista advirtió el peligro para cruzar un puente en malas condiciones. Se estableció una fuerte discusión y los viajeros fueron partidarios de atravesar el puente a toda velocidad. Así se hizo y el puente se desmoronó justo después de pasar el tren.Prosiguió el viaje y parecían terminadas las dificultades cuando se encontraron en el tren Fogg y el hombre con quien tuvo el altercado en San Francisco. El coronel Proctor retó a Fogg para saldar la cuenta pendiente y establecieron que en la próxima parada pelearían sin molestar a los viajeros, pero cuando el tren se detuvo en la estación, el maquinista aclaró que la escala era por cinco minutos y si deseaban arreglar su problema, él podría proporcionarles un vagón vacío para pelear.
Capítulo XV

Sin embargo, la pelea nunca se concretó porque llegaron los indios a atacar el tren de pasajeros. Picaporte, Fox y Aouda disparaban los rifles por las ventanas. Algunos indios saltaron al tren e intentaron detener la máquina, pero consiguieron lo contrario y el tren alcanzó velocidades peligrosas, al borde de descarrilarse. Picaporte, heroicamente, burló y libró los indios, haciendo uso de sus destrezas acrobáticas fue brincando de vagón en vagón hasta llegar al cuarto de control de la locomotora para detenerla justo en frente del Fuerte Kearney. Los soldados acudieron y pusieron en fuga a los indios, pero Picaporte había desaparecido con ellos.A Fogg no le importó jugarse el resultado feliz de su viaje por ir en busca de Picaporte, así que tomó un caballo y le acompañaron varios soldados.

Fiz y Aouda bajaron del tren para esperar a Fogg y Picaporte. Aouda estaba muy preocupada por el bienestar de sus amigos, mientras que Fix, temía que Fogg aprovechara esta circunstancia para darse a la fuga; no obstante, al día siguiente, por la mañana temprano, regresaron todos sanos y salvos, pero el tren rumbo a Nueva York no llegaría, sino hasta la tarde y esto implicaba un retraso de 24 horas; de modo que en cumplimiento de su promesa porque Fogg regresara a Londres, Fix propuso viajar en un trineo de vela de un amigo suyo. En el trineo, entraron en frías tierras de lagos y ríos helados; los viajeros iban muertos de frío y apiñados unos contra otros. Al cabo de poco más de cuatro horas, llegaron a la estación de Omaha, al día siguiente llegaban a Chicago y recorrieron velozmente los últimos estados del Este para llegar a Nueva York el 11 de diciembre, día previsto, pero con 45 minutos de retraso para tomar el buque China con rumbo a Liverpool.


Capítulo XVI

Ese era el último barco y sólo en cuatro días podrían tomar el siguiente, eliminando toda posibilidad de ganar la apuesta, pero Fogg no se dio por vencido, durmieron en un hotel y al día siguiente consiguió un barco, pero su rumbo era hacia Burdeos. Fogg le ofreció al capitán 2000 dólares por cada pasajero y finalmente, el capitán remilgoso accedió a transportarlos. Una vez en alta mar, Fogg tomó el mando del barco comprando a la tripulación y confinando al capitán a su camarote, para cambiar el destino del barco y llegar a Liverpool lo más pronto posible.Fogg navegó magistralmente y todo fue bien hasta que un temporal azotó la embarcación. Fogg logró sortear las dificultades, pero seguían retrasados y el barco iba cada vez más lento. Un marinero dio aviso de que se terminaba el combustible, así que Fogg ordenó utilizar lo que quedaba y cuando ya no tuvo más, llamó al capitán para comprarle su barco entero porque necesitaba la madera del mismo como combustible. El capitán se negaba a hacerlo, pero la oferta por 60,000 dólares lo convencieron.Cuando avistaron las costas de Inglaterra el barco quedó desmantelado. Habían llegado a Queenstown y todavía estaban a seis horas de Londres.
Capítulo XVII

Cuando pisaron tierra, Fix detuvo a Fogg y lo encarceló. Después de varias horas, Fix liberó a Fogg pidiéndole disculpas por la confusión, pues ya habían capturado al verdadero ladrón del banco.Una vez libre, Fogg prometió pagar buenas sumas de dinero por un tren expreso, pero aún así, pero aún así, había llegado con cinco minutos de retraso ante el horario establecido en la apuesta y estaba en la ruina económica.
Capítulo XVIII

Los viajeros, abatidos, se dirigieron a su casa y al día siguiente Fogg le ofreció a Aouda el poco dinero que le quedaba para encontrar a sus familiares. Ella estaba impresionada por el gesto de nobleza de Fogg, así que le pidió ser su esposa. Fogg se alegró y contentó, aunque sabía que ya no era rico y no podía ofrecer mucho, pero por primer vez parecía sentirse feliz. Al poco rato, llamó a Picaporte para que buscara al reverendo Wilson para casarlos.
Capítulo XIX

Entre tanto, la noticia de que el verdadero ladrón del banco había sido detenido produjo gran revuelo, así como la llegada de Fogg.Ese mismo día, los cinco socios del reform Club que habían hecho la apuesta, esperaban a que Fogg llegara mientras transcurrían los minutos. La multitud se había replegado afuera del Club para esperar a Fogg porque se habían lanzado varias apuestas externas sobre su regreso puntual. Tres segundos antes de que se rompiera el plazo de la apuesta, Fogg entró tranquilo al Club y había ganado la apuesta. En realidad lo que pasó fue que cuando Picaporte había ido a buscar al reverendo Wilson, se enteró de que estaban un día adelantados. A Fogg, el hombre metódico y matemático, se la había olvidado que al dar la vuelta al mundo en dirección al sol –al este-, le había hecho ganar 24 horas.Así fue como Phileas Fogg ganó su apuesta y el cariño de una esposa que le hizo el hombre más dichoso.
PERSONAJES


PHILEAS FOGG: Personaje principal. Personaje enigmático, vivía solo, no tenía parientes, poseía una gran fortuna, era metódico en sus actos, de carácter flemático, tranquilo y paciente. Está convencido en que es posible dar la vuelta al mundo en 80 días y realiza una apuesta con sus compañeros del reform Club para comprobar su hipótesis. Invierte todo su dinero y corazón a esta empresa, la cual le trae muchos beneficios: conocer a un gran amigo como su criado Picaporte y la mujer de su vida, Aouda. PICAPORTE: Personaje principal. Criado y acompañante de Fogg durante su aventura por la vuelta al mundo. Lo apodaban así porque tenía muy buena suerte y una habilidad para salir airoso de situaciones difíciles. Es de gran corazón, ayuda y respeta a su amo porque lo considera un hombre de gran nobleza, es él quien salva a los viajeros en varias ocasiones de diversas adversidades. AOUDA: Personaje secundario. Mujer viuda que pertenece a la raza brahmánica y quien iba a ser sacrificada y quemada con su difunto esposo en la India, según una tradición milenaria. Picaporte la rescata y Fogg le otorga su apoyo incondicional para que ella pueda encontrar a su familia en Hong Kong, pero como ésta dejó el puerto hace mucho tiempo, se embarca en la aventura de Fogg y Picaporte y al final contrae matrimonio con el flemático inglés. FIX: Personaje secundario. Detective de Suez empeñado en atrapar a Phileas Fogg porque lo considera el principal sospechoso del banco. Es el personaje antagónico porque siempre se opone a la meta de Fogg y le ocasiona diversos retrasos en el viaje.
DATOS ADICIONALES

La Vuelta al Mundo en 80 Días (1873) fue el más grande éxito de Julio Verne: aún en vida, se vendieron más de 110 000 ejemplares. Este éxito fue inmediatamente recogido en el teatro haciendo diversas adaptaciones que acabaron siendo grandes éxitos.

Verne estaba especialmente atraído por el tema de las exploraciones el cual le facilitaba la tarea de recalcar la actitud heroica del personaje solitario, cuyo prototipo es el personaje del excéntrico (casi siempre inglés) Phileas Fogg. Sin llegar a afirmar que Fogg es Julio Verne, no cuesta demasiado imaginar que la aventura vivida por el rico inglés la pudo haber soñado el propio autor.

Después de la muerte de Verne, acaecida en Amiens en 1908, un grupo de colegiales daneses volvieron a dar la vuelta al mundo; sólo tardaron 43 días, en 1928, para repetir la hazaña de Fogg y Picaporte. La obra de Verne representó algo más que un mero entretenimiento para la juventud. Leída y traducida en el mundo entero, aportó en el umbral de nuestro siglo un mensaje necesitado por la sociedad: la esperanza.