Introducción

En este ensayo voy a exponer algunos métodos para poder entrenar la atención dentro de los salones de clase con el objetivo de que exista un mejor rendimiento escolar y una reducción del esfuerzo.
Con lo que se pretende que en un futuro si se aplicaran las técnicas aquí expuestas, exista menos alumnos con niveles bajos en rendimiento y que más personas (niños, jóvenes y adultos) no vean la escuela como una obligación de la que se quiera escapar, sino como lo que realmente es, un derecho y un beneficio para todos.





La atención es un proceso indispensable para el aprendizaje y la recuperación consciente de información específica (memoria declarativa). En el aula de clases el maestro debe mantener la atención de los alumnos en todo momento para que la información que le proporcione pueda llevarse de la memoria de trabajo a la memoria a largo plazo y tenga una buena recuperación consciente cuando se requiera, sin mucha confabulación y eliminando los distractores.
Es una regla que no se puede poner atención a más de un estímulo al mismo tiempo. Esta regla parece apoyada por Broadbent (1950) al proponer su teoría del filtro para la atención selectiva. Esta dice que existen mecanismos para eliminar estímulos no requeridos en la atención ya que de toda la información que se codifica en el cerebro solo 1% es del total de esta misma. La corteza frontal es la que da apoyo a la selección del material que se debe analizar y al que se le debe poner atención, mientras también va seleccionando los recursos (área visual, auditiva, gustativa, olfativa, táctil) para poder analizar mejor la información mientras elimina los distractores.
La respuesta de orientación juega un factor importante en el aprendizaje, ya que cualquier estímulo que distraiga del objetivo inicial de la atención podría hacer que no se consolide en la memoria a largo plazo. Treisman (1960) encontró que la atención es independiente de cada oído, ósea que no se puede poner atención a una cosa diferente en cada oído, pudiendo confabular entre lo que realmente se escuchó y lo que se cree que se escuchó.
Miller (1950) descubrió que la memoria primaria podía almacenar entre 5 y nueve paquetes de información (el mágico número 7, 7 +- 2 chunks) sin ninguna relación entre sí. Pero pudiendo entrenar esta habilidad para cada vez poder recordar más paquetes de información sin una aparente relación (números al azar, letras al azar, número y letras).
Shiffrin y Schneider (1977) encontraron que los estímulos más sobresalientes o diferentes a los normales tienden a activar la respuesta de orientación hacia estos estímulos; por ejemplo si se presenta en un texto todo negro y las palabras clave en rojo y “negritas”, lo escrito en rojo y negritas tendría mayor atención que el texto en general. Estos mismos autores proponen dos procesos, uno automático (estímulos sobre salientes o patrones) y otro controlado (analizar a detalle las cosas).
Algunas formas de mantener la atención de manera eficiente son evitando la fatiga y eliminando la información no deseada.
Aplicando todos estos conocimientos al salón de clases se podrían aumentar en gran medida las calificaciones en tiempos relativamente rápidos y sin que se desgaste el alumno, ya que solo tendría que poner la atención necesaria a la información esencial y con un repaso rápido la información estaría “fresca” y consolidada de manera eficiente (pero no completamente entero).





1. Atención sostenida
Utilizando los principios del aprendizaje vicario, necesitaríamos en primer plano para poder tener la atención de los estudiantes un modelo que sea atractivo para ellos, con tono adecuado de la voz, rasgos faciales atractivos y con un logro alto (licenciatura, posgrados).
Teniendo estos primeros puntos, el maestro deberá presentar la clase de manera variada pero con el ritmo adecuado, sin que se le presenten muchos estímulos de momento, ya que podría ocasionar habituación de manera rápida y se le agotarían los recursos a utilizar en otras clases.
Se podrían aplicar programas de reforzamiento de intervalo variable (teniendo en cuenta que es uno de los más efectivos), al hacer preguntas al azar cada determinado tiempo, dando como recompensa la calificación completa del rubro de “participación” y como castigo restando puntos de su calificación final (dentro del rubro de la “participación” o calificación total).
Esto alentaría a los estudiantes a aumentar los niveles de atención ya que no sabrán cuando ni que va a preguntar el maestro.




2. Eliminación de estímulos no necesarios.
Este punto a tocar se enfocaría más al ambiente o salón de clases. Muchos salones están pintados de colores llamativos o del mismo color que el pizarrón, tienen plafones a lado de los pizarrones con imágenes, efemérides, notas, calendario, ventanas sin cortinas que apuntan a los patios de juegos, etc. Todos estos estímulos son fuentes claras de distracción para los alumnos, tomando en cuenta que muchas clases pueden tornarse monótonas y prefieren mirar a cosas más agradables (distractores).
La implementación de uniformes también podría ser una técnica para reducir distractores dentro del salón, ya que no existirían ropas de colores, diseños o texturas llamativas. Claro que tampoco es mantenerlos en un cuarto gris, con ropas grises y un pizarrón naranja para que el único estímulo llamativo sea el pizarrón.
El pintar el salón de un color suave, sin poner plafones llamativos dentro de las aulas sería un inicio para que existiera menos distractores para el alumno, algún uniforme para los maestros que sea diferente al de los alumnos sería algo llamativo dentro del contexto suave y tranquilo.
La fomentación del silenció y el respeto a las participaciones de los alumnos contribuye a que la atención se centre en el origen del ruido (quien este participando o exponiendo).




3. Retención de información sin sentido
Como explique en el marco teórico la capacidad de almacenamiento de información sin sentido se puede ampliar si se entrena de manera adecuada. Esta capacidad de retención de información sin sentido (chunks) sería útil al conseguir que los alumnos se esfuercen menos en memorizarse las tablas de multiplicar y formulas algebraicas tales como el teorema de Pitágoras, los binomios cuadrados, etc.
Esta habilidad solo se puede entrenar, repitiendo constantemente y de manera estricta, estos mismo chunks por un periodo de 2 semanas hasta que después de un semestre les resulte más fácil poder recordar y memorizar los mismos o diferentes chunks, como también para habilidades musicales, gramaticales, etc.




4. Atención automática y controlada
4.1. Atención automática.
La forma de poder entrenar este tipo de atención, como lo mencione brevemente en el marco teórico podría ser poniendo en las lecturas para los alumnos, las palabras clave en “negritas” o un color diferente al del resto del texto, esto les indicaría cuando abrieran el libro para estudiar, que esos conceptos son cosas importantes y la atención sería mucho mayor a esos.
Otra forma de poder usar esta habilidad de dirigir nuestra atención a estímulos llamativos sería usando un “marca texto” en los libros, resaltando solo la información vital (cuadros informativos, definiciones de conceptos, fechas, autores, etc.)
4.2. Atención controlada.
Este tipo de atención se entrenaría buscando los conceptos clave dentro de los libros de texto, haciendo resúmenes para poder identificar cuáles son las cosas relevantes.
El maestro tendría que dejar como tareas traer resúmenes diarios de lo visto en clase ese día para que la información vista en clase no se pierda en la memoria de trabajo, sino que pase de manera más concreta a la memoria a largo plazo y con la menor cantidad de información perdida, también ayudaría a los alumnos a tener mayor orden en sus apuntes y poder tener información valiosa a la hora de estudiar para los exámenes.



Espero y esto les sirva para algna tarea o simplemente para aumentar sus habilidades y conocimientos, si tienen alguna critica adelante e incluso pueden comentar en el Blog para eso (que no se puede poder Link a blogs pero avisenme...)