¿Océanos de diamante en Urano y Neptuno?


Debido en parte a su lejanía de nuestro planeta y a lo difícil y costoso que resulta enviar expediciones científicas a Urano y Neptuno, los planetas más lejanos del sistema solar, la NASA y las demás agencias espaciales priorizan investigaciones en planetas más ceracanos. No obstante, un reciente descubrimiento publicado en Nature Physics podría transportar el interés de la ciencia a ellos.

Intentando conocer un poco más de cerca la naturaleza de los diamantes, un equipo de investigadores sometió a estos elementos a condiciones atmosféricas inusuales. Los sometió a la acción de láseres a presiones 40 millones de veces superiores a la existente en nuestro planeta al nivel del mar, para así conocer su comportamiento en estas condiciones.
Bajo esta presión, los diamantes se comportaron como el agua, congelándose y derritiéndose y conservando en algunas ocasiones bloques de diamante que flotaban en el líquido circundante. Hurra por las ciencias físicas hasta ahora, ¿pero qué tienen que ver Urano y Neptuno con ello? Es que estos planetas podrían ser auténticos océanos de diamante.

Así es, la escasa presencia de los alótropos de carbono en nuestro planeta podría tener un paralelismo diametralmente opuesto en estos cuerpos del sistema solar, donde se observa que existen océanos con propiedades inusuales (como por ejemplo la inclinación no acorde a sus ejes), las cuales están atribuidas a este líquido de diamantes.

Más allá de la posible importancia económica de este descubrimiento, su valor científico es indudable. Estamos hablando de que en el mejor de los casos las misiones científicas hacia Neptuno y Urano podrían autofinanciarse, lo cual haría posible un mayor acercamiento a ellos.

ojala le guste