Aprende a pensar

Aprende a pensar

aprender
pensar

Enseñar a pensar y aprender a hacerlo es un reto que toda sociedad debe emprender. Una primera forma de recibir este aprendizaje debería ser a través de la educación. Pero enseñar a pensar pasa primero por que los propios profesores sepan pensar y estén dispuestos a seguir aprendiendo. En la actualidad nos relacionamos con diferentes personas que conocemos y que no conocemos. Al hablar con las personas de algún tema en específico debemos pensar qué es lo que vamos a decir puesto que no es correcto decir lo que se nos ocurra, tenemos que aprender a pensar. El pensar evita que los individuos caigan presos del engaño o de la dependencia del pensamiento de los demás.
pensando

pensar es bueno.


Sin embargo, ¿por qué pensar es una actividad tan escasa en la práctica? Entre otras razones, por las deficiencias educativas, los malos hábitos de conducta, el medio ambiente, las malas influencias, la pereza física y mental, los conflictos, los traumas, la ansiedad y otras fallas o debilidades propias de la naturaleza humana, agregándose en el caso de nuestro país, las carencias económicas existentes, lo que desvía el interés a atender otras necesidades de supervivencia a las que se les da mayor importancia.
A continuación veremos algunas formas de pensamiento, como es el pensamiento sistémico, que es la actitud del ser humano basada en la percepción del mundo real en términos de totalidades para su análisis, comprensión y accionar conforme a las situaciones que se nos presenten en la vida cotidiana.
Otro es el pensamiento crítico que como su nombre indica es la capacidad de juzgar o valorar un tema o sea verlo desde el muy personal punto de vista.
Al pensar debemos seguir una serie de pasos para decidir como resolver algún problema, es decir, siguiendo una secuencia u orden lógico.
1. ¿De qué pensar hablamos?
2. Dos preguntas surgen inmediatamente ante esa pregunta y son las siguientes:
3. ¿se puede enseñar a pensar? y 4. ¿qué entendemos por pensar cuando hablamos de aprender a pensar?
Ambas preguntas están íntimamente vinculadas con nuestra pregunta. La primera es fácil de contestar y su respuesta es afirmativa. La segunda pregunta resulta controversial y difícil de delimitar en una respuesta, ya que no hay consenso respecto de lo que es el pensar, salvo que define por excelencia a los seres humanos.
Se trata de ir más allá de los límites y ataduras del saber tradicional y/o profesional para poder descubrir el sentido del pensar y su aprendizaje; sentido y aprendizaje que están íntimamente relacionados entre sí, en tanto aprender a pensar supone valorar la actividad del pensamiento, valorar el sentido que el pensamiento como actividad tiene para la vida; de la misma manera que valorar el pensar conlleva el deseo de perfeccionar dicha actividad.
Aprende a pensar

aprender


Así, cuando hablamos de aprender a pensar tomamos el pensar como una actividad mental que existe potencialmente en la mayor parte de los seres humanos y que puede o no ser desarrollada.
Responder a nuestra pregunta significa entonces que podamos dar algún derrotero o propuesta sobre cómo desarrollar esta actividad de la mente. Hannah Arendt precisó bien al afirmar: “nuestra capacidad de pensar, es (…) el simple hecho de que el hombre es un ser pensante. Sentido, necesidad y proyecto de la tarea del pensar
El sentido de asumir la tarea del pensar conlleva la posibilidad de crear y recrear un sentido para la vida; implica que aun cuando no lleguemos a respuestas definitivas, llegaremos a respuestas mejores que las que tenemos ahora y que nos permitirán vivir una vida más realizada y autónoma.
Sócrates fue muy claro al respecto al afirmar que una vida sin examen, sin reflexión, no tenía objeto de ser vivida: la felicidad, el placer, la justicia, el amor y el bien no son realmente viables si no asumimos la tarea del pensar.
Kant hizo conocida esta necesidad de aprender a pensar al mencionar que debíamos liberarnos de nuestra culpable incapacidad que era precisamente nuestra incapacidad de pensar y que aludía a la constatación histórica de no haber sido hasta ese momento capaces de pensar por nosotros mismos , sin la guía de otros.

pensar

¿Cómo aprender a pensar?

Por ejemplo, si en una clase de ética en la universidad el profesor solo explica qué dijo Platón, qué dijo Aristóteles, qué Kant y, así sucesivamente, de manera meramente histórica o descriptiva, no podrá enseñarle a pensar a sus alumnos. No obstante, si va más allá de este tipo de exposición y comienza a contrastar las distintas propuestas académicas entre sí y a evaluarlas, habrá ya despertado la capacidad crítica del alumno. Finalmente, si además llega a interpelar la realidad cotidiana y nacional, con preguntas del tipo ¿qué nos aporta hoy Platón? o ¿en qué medida nos sirve la propuesta aristotélica frente a la inmoralidad que vivimos?, o ¿como creen que podría mejorarse la economía del país o la educación de la enseñanza superior, etc., el profesor le estará enseñando a pensar a sus alumnos, en la medida en que les estará enseñando a tomar una distancia y postura críticas frente a los conocimientos recibidos y a abrirse al diálogo, posibilitándoles así despertar su conciencia, ponerla en marcha y desarrollar su creatividad de pensamiento.
Sócrates, considerado por excelencia el pensador de Occidente, fue quien desarrolló la dialéctica como método para enseñar a pensar, para despejar la naturaleza de un tema hacía preguntas y surgían respuestas donde se hacían evidentes las incoherencias y contradicciones en que ellos caían.
Las dinámicas de diálogo no solo conllevan a la solución de conflictos sino que nos enseñan a pensar en tanto nos confrontan con nosotros mismos, abren otras perspectivas en nosotros y desarrollan nuestra capacidad argumentativa.
pensando

La escuela y la universidad deberían ser los lugares por excelencia para aprender a pensar pero no los únicos; el diálogo es requerido en todas las relaciones y estratos humanos; y sobre todo debe haber un verdadero interés y voluntad por aprender a pensar y hacerlo.

pensar es bueno.

Aprende a pensar

aprender