Galicismos, anglicismos, germanismos

Galicismos, anglicismos, germanismos

]Argot, beige, cabaret, collage, dossier, laissez faire, gourmet, tour, vedette… ¿A qué idioma pertenecen estas palabras?

Al francés, es cierto. Pero si has pensado en que pertenecen al español también tienes razón. Estas palabras son galicismos. Un galicismo es un extranjerismo derivado del francés que se ha incorporado al español o a otro idioma.

Estas palabras se escriben tal cual en francés, sin embargo, hay otras que también son galicismos pero que tienen una ortografía diferente, como por ejemplo:

- Bricolaje (bricolage)

- Bulevar (boulevard)

- Buqué (bouquet)

- Capó (capot)

- Carné (carnet)

- Cofre (coffre)

Tags

anglicismos


germanismos



A la hora de aprender francés, si tienes un nivel cero, verás que en realidad ya sabías algo y que no es difícil aprender un nuevo idioma sobre todo cuando se trata de lenguas que tienen el mismo origen.


Al igual que existen los galicismos, hay anglicismos que son préstamos lingüísticos del inglés hacia otro idioma. Son muy comunes en el lenguaje empleado por los adolescentes, debido a la influencia que los medios de comunicación tienen sobre su manera de hablar y expresarse; y también en el lenguaje técnico de ciencias e ingenierías, por los grandes aportes que los países de habla inglesa hacen a la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías:

- síndrome del burnout

- bluetooth

- blog

- golf, rugby, cricket

- fútbol


Los germanismos son los extranjerismos que proceden del alemán, y también cualquier vocablo, giro o modo de expresión procedente de las antiguas lenguas germánicas.

Algunos germanismos son por ejemplo:

- níquel (de Nickel)

- chucrut (de Sauerkraut, literalmente “col agría”)

- leitmotiv (de Leitmotiv, literalmente “motivo que dirige”)

- rueca ( rokko)

Este fenómeno ocurre también en la lengua francesa cuando adopta vocablos de origen español, como:

- cafétéria

- canyon

- corrida

- coyote

- guérilla

- patio

- rodéo


galicismos

el billion inglés no equivale al billón español
Es común que cuando los medios de comunicación escriben cifras que proceden de textos en inglés hablen incorrectamente de billones: «Según las proyecciones poblacionales, en el 2011 seremos 7 billones de personas»; «Cuando se acabe el 2011, alcanzaremos los 7 billones de personas sobre la faz de la tierra».

Según explica el Diccionario panhispánico de dudas, el billion inglés equivale en español a mil millones o un millardo, denominación menos utilizada, y no a un billón ('un millón de millones').

De este modo, en los ejemplos citados lo correcto hubiera sido: «Según las proyecciones poblacionales, en el 2011 seremos 7.000 millones de personas»; «Cuando se acabe el 2011, alcanzaremos los 7.000 millones de personas sobre la faz de la tierra».
Dar puntos
10 Puntos
Votos: 1 - T!score: 10/10
  • 0 Seguidores
  • 2.748 Visitas
  • 1 Favoritos

0 comentarios