La actriz digital más realista de la historia engaña a losLa han hecho pasar por una de las cantantes del grupo japonés AKB48.
Eguchi Aimi es fruto de la unión de los rasgos de 6 jóvenes asiáticas.
El diseño completo de Eguchi Aimi ha ocupado un total de 150 GB.

Eguchi Aimi

El diseño de personajes digitales en 3D sigue mejorando su calidad y cada vez es más difícil, por no decir prácticamente imposible, diferenciar si un personaje es real o no. El último caso es Eguchi Aimi, un diseño japonés que se ha hecho pasar por una de las cantantes del grupo japonés AKB48.

Eguchi Aimi ha conseguido engañar a los miles de fans del grupo gracias a una calidad nunca antes vista. Los creadores han desvelado que la joven en realidad es una recreación digital en 3D fruto de la unión de los rasgos de 6 chicas japonesas.

En la película Simone, dirigida por el guionista de El show de Truman, Andrew Niccol, y protagonizada por Al Pacino, ya se explotaba la idea de que un diseñador crease una actriz tan realista que consiguiese pasar como una persona real entre los espectadores. La tecnología sigue evolucionando y parece que esa idea ya es una realidad.

Eguchi Aimi ha pasado como miembro real de una exitosa banda japonesa gracias a la calidad gráfica conseguida en su diseño. Los responsables del proyecto han presentado un vídeo en el que se desvelaba que la joven no era real y mostraban el proceso para su creación. Eguchi Aimi es fruto de la unión de los rasgos de 6 jóvenes asiáticas.

Los programadores han utilizado distintos rasgos de las personas reales para crear a Eguchi Aimi, una chica que aparentemente tiene rasgos perfectos. En el vídeo se puede ver como los programadores han escogido el pelo de una de las modelos, las cejas de otra, la nariz de otra, y así hasta dar con un diseño propio que hace que Eguchi Aimi no sea la reproducción de una actriz sino una actriz con identidad propia.

La calidad del diseño es sencillamente espectacular y muestra niveles de detalle y un realismo sin precedentes. Según el blog Eliax, el diseño completo de Eguchi Aimi ha ocupado un total de 150 GB, lo que da una idea de la complejidad de su programación y del grado de detalle. El diseño, realizado totalmente en 3D, permite a sus creadores reproducir movimientos tridimensionales con Eguchi Aimi, lo que ha permitido que la actriz digital se mueva y actúe como una chica real.

Diseños como estos son una prueba de la evolución tecnológica y del potencial de la era digital. Parece que es una realidad que Simone es posible y cada vez está más cerca.