Heterocromía
Heterocromía

La heterocromía (en oftalmología conocida como heterochromia iridum) es una anomalía de los ojos en la que los iris son de diferente color, total o parcialmente.

La diferencia en el color puede ser completa (heterocromía total) o parcial (heterocromía parcial).

La heterocromía se presenta con poca frecuencia y puede ser congénita (presente desde el nacimiento) o adquirida.


Congénita
color
La forma congénita es la más rara, y está presente desde el nacimiento. Puede estar asociada con algunas enfermedades raras, como la neurofibromatosis, el Síndrome de Waardenburg o el Síndrome de Claude-Bernard-Horner.

Se presenta de forma habitual en los gatos y en los perros de raza Husky siberiano, Collie de la frontera o Bobtail, Dálmata, Gran Danés y Pastor Australiano.


Adquirida


La forma adquirida puede deberse a un traumatismo, al depósito de pigmentos u otras enfermedades. Se han descrito casos de cambio espontáneo.

de