El coloso de Rodas. ¿Existió?

En el Egeo, entre Creta y Asia Menor, se encuentra el Dodecaneso. Aunque su nombre griego equivale a doce islas, el grupo se compone de muchas más, destacándose la colosal y mítica Rodas. Por Rodas han encontrado caldo de cultivo todos los credos (dorios, persas, árabes, turcos, sarracenos e italianos entre otros).
El coloso de Rodas. ¿Existió?

Situacion de Rodas
En Rodas, como en toda Grecia, la historia está estrechamente entrelazada con la mitología. Esta última cuenta que, cuando Zeus, el Dios Supremo del Olimpo decidió otorgar islas y ciudades a los múltiples dioses, en su reparto se olvidó de incluir a Helio, ante lo cual exclamó: “¡Ay!, ahora tendré que comenzar todo de nuevo”. Helio le respondió, “No, señor. Hoy he observado señales de una nueva isla que emerge del mar, al sur de Asia Menor. Ya me deleitaré con eso”. Cuando Rodas emergió del mar, Helio la reivindicó y engendró allí siete hijos y una hija con la ninfa Rodo, hija de Poseidón, dios de los mares. Rodas se llamaría así en honor a esta ninfa. Aunque también se cuenta que se llamó Rodas (del griego “Ródon”: rosa) debido a la gran abundancia de esta flor en el lugar.


El puerto Rodas
La situación geográfica de Rodas es privilegiada para comerciar con Grecia, el Asia Menor e incluso Egipto, y gracias a eso se ha convertido en el centro comercial más importante del Mediterráneo Oriental.
grecia

Rodas fue sitiada por Demetrio Poliorcetes en el 305 ac. Rey macedonio y conocido por su experiencia en el arte militar, sobre todo en los asedios; tanto, que en el futuro los militares se referirán a la técnica de asediar fortalezas como "Poliarcética". Hijo de Antígono, fue uno de los generales de Alejandro que se disputaban el vasto imperio tras la muerte del emperador; y candidatos más firme a reunificar el imperio de Alejandro Magno.


Demetrio Poliorcetesarqueología
Demetrio dispuso una imponente fuerza militar, que según los historiadores de la época superaba los 50000 hombres y con casi 400 barcos de transporte y de guerra. Cuando llegó a Rodas comenzó el asedio junto con dos torres de madera imponentes para salvar la muralla. Dentro, dispuestos a resistir el sitio en una de las ciudades mejor amuralladas del mundo antiguo, había unos 25000 soldados.

Sin embargo un mal temporal desmoronó las dos torres de madera, con lo cual Demetrio tuvo que retirarse.


Helépolis
No por ello, Demetrio dejó de intentarlo y construyó la máquina de guerra más poderosa creada en aquella época: el helépolis. Era una torre móvil que se deslizaba sobre ruedas de madera de roble. Estaba repleto de catapultas, garfios y puentes levadizos que podian lanzar su infantería sobre los parapetos que no había logrado escalar. Helépolis rompió una torre defensiva el primer día de su asalto y abrió brecha en el muro, pero la infantería de Demetrio no logró entrar en Rodas. Dos días después los de Rodas soltaron sus aguas fecales desde las alcantarillas y el espesor del canal atascó al monstruo atacante. Cierto o no, Helépolis quedo inmovilizado y Demetrio perdió la batalla. Pero como era un sabio político para no quedarse humillado logró la paz prometiendo ser aliado de los de Rodas excepto en aquellas que se dirigieran contra los Ptolomeos de Egipto, que habían aportado soldados y víveres para la defensa.
siete maravillas del mundo


Y de la victoria viene el Coloso, que parece ser que fue creado gracias al dinero que obtuvieron de vender las piezas de la torre. Con ello levantarían una estatua para celebrar este triunfo, un monumento memorable a Helios, dios del sol en el puerto.


El Coloso de Rodas
Dirige las obras Cares de Lindos. La estatua va creciendo poco a poco; primero el armazón de hierro y sobre él las placas de bronce. Finalmente, cuando la estatua se termina mide nada menos que 32 metros de altura y cada uno de sus dedos era mayor que una escultura de tamaño natural. Su fama atraerá a viajeros de todo el mundo antiguo para verlo.
a comerla!
Cincuenta y seis años después de su construcción, en el 223 a. de C., un terremoto derribó al Coloso. Los habitantes de Rodas, siguiendo el consejo de un oráculo, decidieron dejar yacer sus restos donde cayeron. Y así fue, durante cerca de novecientos años, hasta que en el 654 d.c. los musulmanes se apoderaron del bronce como botín en una incursión, o se vendieron los restos de la estatua a un comerciante judío de Edesa, que los repartió en 900 cargas de camello y los fundió en tierra firme. Sea como fuere no subsistió ninguna huella de la estatua de Helios, una de las maravillas más celebradas de la antigüedad. Nadie sabe con exactitud qué aspecto ofrecía el coloso de Rodas

Durante el renacimiento el Coloso fue "descubierto" por los humanistas, al igual que el resto del arte griego, y su monumentalidad fue remarcada haciéndose circular que su tamaño era tal que los barcos pasaban entre sus piernas. Sin embargo si las piernas hubieran estado separadas, tal y como hemos visto en muchas imágenes, el Coloso no hubiese resistido debido a su peso y envergadura, por ello, debí esculpirse con las piernas juntas



el coloso de rodasSe supone que la imagen del Coloso correspondería a un joven atlético, que bien podía haber pertenecido al conquistador más querido y famoso de aquella época, Alejandro Magno. En principio el escultor que se atribuyó el honor de realizar la obra en el 290 a.c., fue Carete de Lindo y había aprendido el oficio de Lisipo, que fue uno de los escultores favoritos de Alejandro Magno, del que realizó varios bustos.


Situación: No se sabe a ciencia cierta donde se alzó el famoso Coloso. Como base de la estatua se puede intuir la disposición actual del fuerte de San Nicolás en el puerto de Rodas, ya que, entre la piedra de la construcción se aprecian restos de marmol, sin un aparente orden artístico, que bien podrían pertenecer a la base del magnífico coloso.


El fuerte de S.Nicolas
Según los dibujos que conocemos, estaría la estatua plantando sus broncíneos pies en el mismo lugar donde hoy, sobre dos columnas venecianas, en la entrada de la bocana, dos ciervos esculpidos también en bronce, un macho y una hembra, miran hacia el mar. Aunque como ya he mencionado resulta casi imposible que la estatua permaneciese en esa posición.


Las columnas
Sea como fuere, aquel Coloso del que no ha quedado ni rastro asombró durante algo más de medio siglo a cuantos viajeros llegaban a la isla. Era el orgullo de Rodas, su seña de identidad en el universo mediterráneo. Nada había a los dos lados del mar, en sus islas y en sus litorales, que pudiera competir en grandeza con la imponente estatua, salvo el faro de Alejandría.

Fuentes de Información - El coloso de Rodas. ¿Existió?

Dar puntos
6 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 1 Seguidores
  • 2.122 Visitas
  • 2 Favoritos

6 comentarios - El coloso de Rodas. ¿Existió?

@favio_laposta Hace más de 2 años
@Mati_Tati Hace más de 2 años +1
El coloso de Rodas. ¿Existió? grecia Medio raro...
@pinki94 Hace más de 2 años +3
buena información che! me acordé del Coloso de Rodas que aparece en God of War 2
@Lucifer10 Hace más de 2 años +1
pinki94 dijo:buena información che! me acordé del Coloso de Rodas que aparece en God of War 2


arqueología
@Jon3s Hace más de 2 años
Buena info! Bien compilada! +5