Probablemente, este sea el post más polémico que haya creado o sino simplemente algo que ningun infelíz va a leer...
¡En fin! Este post se trata sobre algo que casi nunca nos importa, ni pensamos en ello, algo que si no hubiese existido, no seríamos lo que somos, no existirían las joyas de metales preciosos, no existirían los materiales de construcción. Ni siquiera nosotros, ni siquiera los planetas...

Estoy hablando de las estrellas:
Deberían llamarse Dioses, no Estrellas

¡SÍ! Las estrellas son nuestras creadoras, aunque no lo crean...
Déjenme enseñarles cómo es que las estrellas daron paso a la existencia del homo sapiens y todo lo que le rodea:

Es simple; una estrella está compuesta por tres partes: la corona, la corteza (divida en cromosfera y zona radioactiva), y el nucleo.

estrellas



El núcleo de una estrella es pequeño en dimensiones pero gigantesco en volumen (llamado comúnmente peso), eso se debe a que las estrellas contienen una infinita gama de minerales que lo componen: el más común es el hierro.

vida

¿Entienden ahora? El hierro es el principal componente del núcleo de nuestro planeta... al exponer el hierro a altísimas temperaturas, se comprime en sí mismo y se convierte en ORO, el metal más preciado y bello que hay en la naturaleza
sol

Hay otro mineral que es muy común en los núcleos de las estrellas, y es (aquí lo aprenden si no lo sabían) el componente básico de todo ser vivio: el carbón o carbono

oxigeno

Este elemento es el que se halla en todas las células, tanto animal como vegetal.

Muchos de esos minerales fueron esenciales en la aparición de otros minerales como el magnesio, el calcio y otros elementos importantes para la vida.

En el exterior de las estrellas, la parte hirviente de la corona, está suturada de oxigeno, que es lo que permite que sus llamas se enciendan en el vacío del espacio exterior.

Deberían llamarse Dioses, no Estrellas

Pero las estrellas como nuestro poderoso Sol no son creadores de vida, sino que mantienen la vida. Pues nuestra estrella no podría crear sin antes autodestruirse y liberar sus componentes al exterior. Pero aún nos mantienen vivos.
Eso es gracias a la interacción que tiene su calor con un ser vivo muy común y que casi siempre es pisoteado, podado, cortado y hasta incinerado. Las plantas
estrellas

Las plantas son fabricantes naturales de oxígeno, son las plantas "plantas nucleares" pues trabajan con gases químicos como el dióxido de carbono (CO2), el protóxido de hidrógeno (H2O) y el calor del sol, con todo ese cóctel genera energía para sí misma. Y su producto "residual" (a diferencia de la mayoría de las plantas nucleares) es lo más importante para nuestra existencia: el oxigeno.
Seguro que dieron esto en la primaria, se le llama fotosíntesis. Muchos saben de esto pero nadie parece entender lo importante que fue para la historia de la vida esta simple reacción química...
vida

Hace unos cuantos millones de años, el único medio ambiente donde existía oxígeno era el agua, ya que dicho elemento era una parte de tres de dicho líquido. Cuando las primeras células aparecieron, lo hicieron en el agua pues es allí donde podían obtener una esencial parte de su cóctel químico. Mientras más proliferaban estas bacterias o celulas o como deseen llamarlas, más oxígeno gseoso se liberaba, este subía en forma de burbújas que subían hasta la superficie y se elevaban más y más alto. Llegó un punto en que las moleculas de oxígeno se aglomeraban cada vez más voluminosamente, esto dio origen a la capa de ozono que hoy nos protege de nuestro mismo dios Sol de su excesiva emisión de UVV. sol



Pero si este Sol, que nos puede chamuscar la piel y envenenarnos, no hubiera existido, las plantas no hubieran producido más oxigeno del que probablemente ya habría contenido en las aguas de todo el prehistorico mundo. Sin el Sol no podríamos ver, pues de incluso de noche tenemos dispuesta la luz de la Luna que refleja la luz solar durante la noche

oxigeno

¡¡Sin el sol estaríamos congelandonos en la inmensidad del espacio!!
Deberían llamarse Dioses, no Estrellas


Sin el Sol ni ninguna estrella, no seríamos más que minerales hirviendo bajo miles de millones de atmósferas de presión...

estrellas


Finalmente concluyo con el pensamiento de que nuestros verdaderos creadores no son seres místicos que resucitan ni separan los mares, sino gigantescos cuerpos brillantes generadores de materia prima y energía de todo tipo, muy fáciles de ver tanto de día como en las noches.
Alabado sea el Sol y las demás estrellas.

vida