Criticando A La Ciencia. Parte II

Criticando A La Ciencia. Parte II


Continuación de:

Criticando A La Ciencia. Parte I


http://www.taringa.net/posts/ciencia-educacion/15038910/Criticando-A-La-Ciencia_-Parte-I.html

ciencia


El Convencionalismo

El Método Hipotético Deductivo

Hasta el momento lo que he planteado es que las inducciones, entendidas de manera simple, no permiten conclusiones necesarias, es decir, no permiten un fundamento lógico para la certeza.

La inducción progresiva tampoco permite fundar nuestra confianza de manera objetiva. No hay un fundamento lógico para la idea de "acercamiento a la verdad".


Frente a esta adoración de los hechos y las constataciones, la Filosofía Clásica de la Ciencia planteó otro concepto de ciencia. Un concepto que concede más participación al observador, y a su capacidad imaginativa.

Si antes el mandamiento básico era "no especule, aténgase a los hechos", ahora es "especule, invente lo que quiera, pero pruébelo".

Hoy se llama Método Hipotético Deductivo. Su formulación clásica puede encontrarse en William Whewell

William Whewell
epistemologia

la

En este Método se tiene plena consciencia de que toda observación está determinada por lo que aquí he llamado "ideas previas"

Es preferible observar bien, se pone todo el énfasis más bien en la formulación de hipótesis.

Lo único realmente relevante es que se puedan deducir de ellas consecuencias con las que sea posible imaginar
experimentos que muestren si se dan en la realidad o no.

En este Método las contrastaciones deben ser experimentales. Y deben ser contundentes, en el sentido de que deben decirnos claramente si las consecuencias deducidas de las hipótesis se dan en la realidad o no.


a


El problema:

Notemos, en primer término, que lo que se contrasta no son las hipótesis directamente. Una hipótesis es un enunciado general del tipo "todos", "siempre", "nunca" (esos enunciados que los lógicos, por mala costumbre, llaman "universales" ) y, es evidente que nunca se puede hacer un experimento que abarque a "todos" los eventos de una clase, o que dure para "siempre".

Los experimentos son eventos en que se detectan hechos singulares,
que corresponden a enunciados singulares (esos enunciados que los lógicos, por mala costumbre, llaman "particulares" ).

Cuando consideramos estas relaciones lógicas se encuentra que si las consecuencias que hemos deducido son verdaderas NO podemos, a pesar de ello, concluir que la hipótesis es verdadera. Esto es una consecuencia
obligada de las críticas que se han hecho contra la certeza de las inducciones : ninguna cantidad finita de premisas empíricas puede probar una hipótesis.
Hoy día todos los lógicos están de acuerdo con esto.

Si ponemos el razonamiento que va de la hipótesis a sus consecuencias como un condicional, en que la hipótesis es el antecedente y las consecuencias son el consecuente, se puede decir esto con un lenguaje lógico más preciso : de la verdad del consecuente no se sigue la verdad del antecedente.

En lenguaje coloquial la conclusión, como ya habíamos adelantado, sería así; nada puede ser probado empíricamente con certeza lógica.

Sin embargo, durante algún tiempo, se creyó que sí se podía, en cambio, demostrar la falsedad de una hipótesis.

Ocurre que si comprobamos que una consecuencia deducida es falsa debemos, en virtud de lo que en lógica se llama "modus tollens", rechazar la hipótesis como falsa.

Esto es lo que se ha llamado habitualmente "asimetría lógica entre verificación y falsación".

Es decir: Muchos experimentos pueden verificar la hipótesis aunque no convertirla en VERDADERA...Pero un solo experimento puede demostrarla FALSA.

Esto implica que para ios científicos, de alguna manera, resulta más conveniente que sus hipótesis resulten falsas, lo que los obliga a modificar, a pensar mejor, a que resulten verdaderas, o confirmadas, lo que no implica ningún avance real en la investigación.

El eje del Método Hipotético sería, pues, la actividad de formular y contrastar hipótesis una y otra vez.

En la medida que este circuito funciona se les puede aumentar el campo empírico al que se aplican hasta que fallen, pero el campo empírico en el cual resultaban se mantiene. Entonces se ha descubierto una "regularidad empírica".

parte II

Del Método Hipotético al Convencionalismo

Para los inductivistas más extremos, como los positivistas, es un Método en principio sospechoso.


Para los moderados, en cambio, que creen en la inducción progresiva es compatible con sus
criterios de racionalidad.

El método seria un procedimiento pragmático, sin grandes pretensiones de fundamento, que actúe como soporte aceptado generalmente de la investigación. Esta es la manera, en realidad, como los metodólogos presentan al Método Científico.

El esqueleto de la versión más aceptada del Método Científico contiene un momento inductivo, otro deductivo, y luego un nuevo momento inductivo. Mucha de la liberalidad de la imaginación planteada por Whewell
se pierde aquí en beneficio de un control rigurosamente empírico de la generación y contrastación de las hipótesis.

Ya no se trata de inventar libremente, o de nociones comunes, que presiden siempre nuestras observaciones. Ahora se espera que la observación positiva, que combate el prejuicio A estas hipótesis, se les exige también que estén formuladas en términos operacionales, y con conceptos observables y medibles, se deducen
consecuencias empíricas que, en un nuevo momento positivo, se contrastan inductivamente.

El problema ahora es que de una secuencia inductiva siempre se pueden obtener múltiples hipótesis posibles y esto hace que el observador tenga que aplicar sus criterios para seleccionarlas, para hacerlas competir a unas con otras.

En la tradición de la Filosofía de la Ciencia este desplazamiento ha sido descrito como el paso de una "lógica de descubrimiento" a una "lógica de la justificación".

Desde un concepto en el que el Método Científico sirve para encontrar conocimientos que no tenemos, a un concepto en que ya tenemos varios saberes que se presentan como conocimientos posibles, y entre los cuales debemos escoger de acuerdo a un criterio que se nos presente como científico.



Algo muy profundo ha cambiado. El desplazamiento desde la observación positiva al control empírico de hipótesis implica un cambio de actitud hacia la meta de la empresa científica. Se pierde la confianza clásica en la certeza, se acepta, al menos en el plano epistemológico, que todo conocimiento científico es provisorio, hipotético, y que no se tiene, ni se tendrá nunca, un saber empírico universal y necesario. Ahora la meta no es encontrar conocimientos "probados" sino conocimientos que se "justifiquen", de acuerdo a los criterios formulados por la comunidad científica

Un tratamiento actual, que de alguna manera representa un consenso muy amplio entre los filósofos de la ciencia contemporáneos, puede encontrarse en la revista "Scientific American".

"Scientific American"
criticando

Se enumeran "criterios de fiabilidad de las hipótesis" para concluir finalmente "alcanzamos conocimientos
auténticos que al mismo tiempo son parciales, aproximativos y perfectibles", y "estos conocimientos se refieren a situaciones comprobadas, y por tanto son verdaderos, pero lo son dentro de una objetivación concreta,
que no es la única posible"


"No se demuestran de modo concluyente mediante puros hechos. Pero las controlamos rigurosamente, puesto que especificamos las estipulaciones que se utilizan y valoramos sus resultados mediante criterios intersubjetivos. Así conseguimos resultados objetivos".



Nada hay allí que recuerde el triunfalismo del siglo XIX, ni la certeza con que se presentan los conocimientos científicos habitualmente, cuando no se les exige dar cuenta de sus fundamentos.

Un conocimiento científico se justifica en primer lugar, por cierto, si tiene respaldo empírico. El problema es que más de una hipótesis puede, al mismo tiempo, tener ese respaldo, sobre un mismo campo de hechos.

En general la idea de "acercamiento" a la verdad no nos permite seleccionar una hipótesis sobre otra por la simple razón de que no hay manera de saber cuando estamos "más cerca" o "más lejos" de algo que no conocemos. Es en esta situación que apareció, a fines del siglo XIX, la postura convencionalista.


convencionalismo

El Convencionalismo

Hacia 1890.Henri Poincaré, un físico y matemático connotado, consideró que las diversas formulaciones de los principios de la mecánica newtoniana podían ser igualmente útiles, de acuerdo con los problemas a que se aplicaran. Para unos problemas bastaría con unos principios, para otros serían necesarias formulaciones alternativas.

Es decir, se trata de un consenso en la comunidad científica sobre conveniencias.

Henri Poincaré
Criticando A La Ciencia. Parte II

Lo que está en juego no es la verdad o la falsedad, porque no tiene sentido decir que un orden es más verdadero que otro.


Los únicos límites son la coherencia lógica interna y el respaldo empírico, entendido de manera simple, y acotado a un campo de fenómenos determinado.

Los científicos aceptan teorías en virtud de su conveniencia, aunque no puedan probarse de manera empírica.

Esto debe parecer bastante extraño para lo que entendemos habitualmente por ciencia.


ciencia

Es bueno dar un ejemplo para que consideremos en toda su extensión esta extrañeza.



Hay personas que dicen que la Tierra, ¡todo el planeta!, se mueve. Y lo que se entiende por esto es la simple y
directa idea de movimiento, no una ilusión relativa, sino movimiento, sin más. Se dice que la Tierra tendría una rotación sobre su propio eje, que dura 24 horas, que la Tierra se mueve en torno al Sol, eso se llama traslación, y
dura 365 días, pero también que tendría una precesión en su eje, que dura 23000 años y una nutación, que dura 18 meses. Al parecer la Tierra tiene al menos 72 movimientos más. Yo siempre he estado muy confundido con
esto, pienso: "hay días en que amanezco un poco mareado, si la tierra tiene 76 movimientos es comprensible".


epistemologia

Imagino que todo el mundo, consecuentemente con la idea de que la tierra se mueve, irá a ver subidas de Tierra a la playa y no puestas de Sol, a pesar de que todas las evidencias empíricas muestran que es el Sol el que se
pone y no la Tierra la que sube.


Todos vemos que es el Sol el que se mueve. ¿Probarán las estaciones del año que la Tierra se mueve?.
No, podemos suponer que el eje de la Tierra está inclinado, y que es el Sol se da vuelta en torno a la Tierra a lo largo de 365 días. Así, cuando el Sol está a un lado, es verano, y en el otro hemisferio es invierno, etc. No es necesario suponer el movimiento de la Tierra para explicar las estaciones del año.


Se me ocurre un argumento. La gente dice que la Tierra rota en torno a su eje.

Si consideramos el punto en que está el eje de la Tierra sobre su superficie ese es el polo. Entonces hay que ir al polo y poner allí una bandera roja, luego ir a un metro del polo y poner una bandera verde, subirse a un helicóptero y esperar 24 horas. Porque, si la Tierra rota, en 24 horas la bandera verde debe dar una vuelta en torno ala bandera roja.

Muy bien si hacemos todo esto ¿veríamos que la bandera verde da una vuelta en torno a la bandera roja?. No, no lo veríamos. Es una verdadera desgracia porque parece ser una prueba muy ingeniosa, pero no lo veríamos. El problema, por cierto, es dónde afirmar el helicóptero.

Los porfiados dicen que el helicóptero da vueltas junto con la Tierra, los cuerdos decimos, simplemente, que en realidad la Tierra no se mueve, y desafiamos a los porfiados a que afirmen el helicóptero en algún lado para estar seguros. Se sube uno a un satélite artificial y mira la Tierra, ¿ve que se mueve?, NO , no ve que se mueve.

Yo soy profesor de Física, no doctor en Epistemología como sería esperable, y quizás lo que ocurre es que estoy abusando del conocimiento de Física del lector, porque si le diera tiempo y fuera a la biblioteca, podría abrir un libro de Física y ver la prueba del movimiento de la Tierra que habría hecho Copérnico o Galileo, y puede presentármela, y recuperar parte de nuestras confianzas en la ciencia.

Por esto voy a cambiar la pregunta ¿alguien habrá demostrado que la Tierra se mueve?, ¿Copérnico, Galileo, Newton?.

Quizás tengo que pedir que no se difunda el rumor, porque la gente se alarma fácilmente, que quede entre nosotros, pero no, no, nadie ha demostrado que la Tierra se mueva.


Peor aún, un conocido mío que se llamó Alberto, la piedra número uno de la Física Moderna, demostró que no se puede demostrar que la Tierra se mueve. La piedra número uno es Einstein, lo lamento, es un argumento de autoridad, pero es cierto, no se puede demostrar que la Tierra se mueve, se puede demostrar que no se puede demostrar que la Tierra se mueve.

Este problema, en realidad, es una vieja utopía de la Física que se llama movimiento absoluto.

Y entonces voy a cambiar nuevamente la pregunta : ¿de dónde surge entonces la confabulación universal de profesores de Ciencias Naturales que nos tienen convencidos que la Tierra se mueve si eso no se puede probar?.
Cuando yo tenía 7 años hice la experiencia, el profesor nos dijo, muy orgulloso de su saber científico, algo asombroso, "la Tierra se mueve". Alarmados consideramos la cosa en el recreo, en el patio del Colegio con el Club de los Doctores, así nos llamábamos, y tras pensarlo mucho desafiamos a este señor, eso era inverosímil : "Profesor ¿cómo sabe Usted que la Tierra se mueve?". Nos dijo, con esa suave sonrisa autoritaria de los maestros: "todo el mundo lo sabe". Investigamos detalles históricos y al parecer Galileo lo habría demostrado, después de todo dijo : "y sin embargo se mueve".


Pero no, no es cierto.

Galileo Galilei
la

Nadie en su sano juicio debería creer eso, y con justa razón los inquisidores de la época, más que por hereje, por ridículo, prohibieron el libro de Copérnico.

A Galileo le preguntaron durante el juicio. Durante mucho tiempo este juicio a Galileo, cuyas actas se conservan, estuvo oculto porque la Iglesia tenía cierto complejo de culpa por haber condenado a Galileo. Estuvo oculto hasta que Pablo VI, un hombre ingenioso, dijo "yo quiero leer el juicio de Galileo", que está ahí en las actas del Vaticano. Lo leyó y autorizó sonriente su publicación.

a

Resulta que en el juicio a Galileo le preguntaron: "¿Usted dice que la Tierra se mueve?», «sí», «¿y cómo lo sabe?». Galileo dio una explicación, dio otra, los inquisidores fueron extremadamente ingeniosos en desbaratar sus explicaciones.

Llegaron, junto con Galileo, a la conclusión de que en realidad eso era una mera hipótesis : "¿y Usted está conmoviendo el mundo de la fe con una mera hipótesis?", "bueno yo lo hago lo mejor que puedo, lo hago por el progreso de la humanidad".


Galileo era muy porfiado, o al menos se cree eso, voy a volver sobre esa historia, pero el mito dice así, "y sin embargo se mueve".

Una terquedad emocionante, porque no podía demostrarlo.


parte II

El ejemplo sirve en primer lugar porque la hipótesis es inverosímil.

En segundo lugar porque esta inverosimilitud ha pasado a formar parte de nuestro sentido común.

En tercer lugar porque nos pone en el problema de por qué los científicos dirán ciertas cosas para las cuales no hay respaldo empírico directo.


Aquí hay una hipótesis y ningún físico hoy en día, en su sano juicio, dudaría del movimiento de la Tierra.


criticando

La idea de "experimento crucial"

El primer criterio que se le ocurrió a los convencionalistas para saber cuando una teoría es preferible a otra, es sostener que es preferible si abarca la misma cantidad de hechos y es más simple.

Cada teoría podía decir que era más simple que la otra de acuerdo con sus propios criterios. ¿Es más simple la mecánica relativista que la de Newton?, ¿o el conductismo que el psicoanálisis?, ¿o el álgebra que la teoría de conjuntos?.

No hay manera de decidir con un criterio unánime estos problemas.

El problema general es que la simplicidad es un criterio y, como tal, no puede sostenerse un criterio que afirme ser más "objetivo" que los otros.


Un segundo criterio podría ser que una teoría es mejor que otra, cuando es más útil. Eso es lo que se llama "pragmatismo", y propone juzgar las teorías de acuerdo con su productividad tecnológica. El problema es que, desgraciadamente, incluso las teorías falsas pueden ser útiles.


Pero también las leyes de Newton son falsas. Se puede mostrar que las leyes de Newton tienen contradicciones internas, y por eso fue necesaria la Teoría de la Relatividad. Sin embargo para lanzar cohetes a la Luna y fabricar edificios basta con las teorías de Newton, los ingenieros no necesitan hacer correcciones relativistas en la construcción de un puente.

Para la epistemología el problema es grave, para los ingenieros no.

Uno de los problemas del pragmatismo es que no nos permitiría tener un concepto del progreso de la ciencia. Si los científicos eligieran las teorías más útiles, entonces nos habríamos quedado con las teorías que nos sirven para las técnicas que ya tenemos.


De hecho en la historia de la ciencia los científicos han adoptado teorías que parecían no ser muy útiles en su momento, porque no significaban un gran progreso tecnológico con respecto de otras. Si pudiéramos probar que una teoría es más verdadera estaría claro, pero no, ya no es ese el punto.

Henri Poincaré sostuvo que los científicos eligen las teorías que son capaces de triunfar en "experimentos cruciales". Esta expresión es un término técnico sobre el que los epistemólogos discuten mucho. Se trata de saber cómo se las han arreglado los científicos para elegir entre dos teorías que parecen ser igualmente verosímiles, que cubren igual campo empírico, que parecen ser igualmente simples.

convencionalismo

EJEMPLO:

Ocurre que Isaac Newton postuló que la luz está hecha de partículas y, en cambio. Christian Huygens, y sus partidarios, postularon que la luz está hecha de ondas.

No hay dos cosas más distintas que una onda y una partícula. El mito del siglo XX según el cual las cosas son ondas y partículas al mismo tiempo simplemente no es cierto.

Christian Huygens
Criticando A La Ciencia. Parte II

Ni Bohr, ni Heisenberg, ni ningún otro físico ha creído seriamente que dos entidades tan diferentes puedan ser ciertas al mismo tiempo.

Niels Bohr
ciencia


No hay "onda - partícula", eso no existe.

A principios del siglo XIX, de todas maneras, este problema no se presentaba, y se tenían dos teorías claramente rivales sobre la composición de la luz. La teoría corpuscular permitía dar cuenta de todos los fenómenos empíricos observados, y la teoría ondulatoria también, ambas muy eficientemente.

El caso es el siguiente, de la teoría corpuscular se podía deducir que la velocidad de la luz en el agua era mayor que la velocidad de la luz en el aire y, en cambio, de la teoría ondulatoria se podía deducir que la velocidad de la luz en el agua era menor que la velocidad de la luz en el aire.

Esas dos cosas no pueden ser ciertas al mismo tiempo, y se sabe que la velocidad de la luz no es igual en el aire que en el agua debido al fenómeno de la refracción.


Entonces lo que hay que hacer es un experimento crucial. Está claro : hay que medir la velocidad de la luz en el agua

En 1851, Agustín Fizeau midió por primera vez la velocidad de la luz en el agua y encontró que era claramente menor que la velocidad de la luz en el aire. El asunto entonces, para Poincaré, que razona sobre esta situación mucho después, hacia 1890, es que la teoría ondulatoria es preferible. El sostiene que los físicos prefirieron la teoría ondulatoria debido a este experimento crucial.

Pensemos en la lógica de la situación "experimento crucial". Primero, él que el experimento resultó en el caso ondulatorio no prueba la teoría ondulatoria. Es algo que hemos visto antes: ninguna serie de eventos empíricos permiten probar una teoría .

Por otro lado, que él que un experimento falle en la teoría corpuscular no hace que lo que esa teoría ya explicaba deje de estar explicado. La situación es que la teoría explica todo el campo empírico conocido hasta entonces en óptica salvo esto, y no deja de explicar lo anterior porque haya fallado ahora.

Entonces el resultado que en principio parece ser contundente, esta teoría es cierta, esta otra no, se debilita, la opción no queda claramente establecida.

Tanto para abandonar una teoría, que hasta el momento ha sido exitosa y útil, como para decidirse sin más por la otra, a partir de un evento empírico que no la prueba, requeriríamos en
realidad más argumentos.



QUE OCURRIÓ DE HECHO ?


Los físicos que eran partidarios de la teoría corpuscular especificaron mejor su teoría, notaron que habían olvidado
algo, consideraron nuevos detalles en sus cálculos, y encontraron que, en realidad, también según su teoría ocurre que la velocidad de la luz en el agua es menor que la velocidad de la luz en el aire. Luego el experimento no había sido realmente crucial.


Esto fue lo que efectivamente hicieron. Básicamente de dos maneras:

a) especificando internamente la teoría

b) acudiendo al contexto cosmológico en el cual la teoría está, y obteniendo de cualquiera de estas formas una hipótesis ad hoc, expresamente para arreglar el fallo experimental al que se enfrentaban. No sólo
podían hacerlo, sino que, de hecho, lo hicieron.


Esto huele a trampa ! Generaron hipótesis ad hoc después del fallo experimental. ¿Hay algo que
impida que los científicos hagan esto? : en términos lógicos, desgraciadamente, no.

Por supuesto en términos éticos se podría decir : "no deberían hacer trampa, si fallaron los experimentos deben reconocerlo". Pero desgraciadamente, desde un punto de vista lógico, no hay nada que impida que lo
hagan.

Siempre una teoría puede ser especificada para rectificar las conclusiones que han llevado a un fallo experimental o...
Ahora voy a decirlo de manera catastrófica : todo puede ser defendido.

epistemologia

El problema de las Hipótesis ad hoc[/b]

Los ejemplos pueden multiplicarse. Cuando comparamos un diagnóstico psicoanalítico con un diagnóstico cognitivo de la misma persona, a pesar de que lleguen a dos conclusiones distintas del mismo objeto, no habrá
manera de poner de acuerdo a los Psicólogos en disputa.

La cantidad de hipótesis ad hoc que aparecen por especificación interna, o por simple recurso externo, en esos casos es alarmante.

O también, en otro contexto, como suele decirse en la izquierda, "sepan que nuestra línea política es substancialmente correcta", y entonces, ante las objeciones, el recurso argumentativo usual es : "si no hubiera sido por, si no hubiera sido por, quedaría de manifiesto que es correcta".

Al parecer nuestra línea política es substancialmente correcta y es la realidad la que se equivoca.

Esto tiene un nombre, en Epistemología y fuera de la Epistemología, se llama dogmatismo.
Los dogmáticos son capaces de especificar su propia teoría de tal manera
que, ocurra lo que ocurra, siempre tienen razón.


Y la experiencia, aunque a uno le gustaría ser de izquierda, no es muy favorecedora al respecto. Según
algunos se debería cumplir aquí, al parecer, el criterio de Max Weber que escribió que algo así se entiende de los políticos, pero de los científicos no.

Sin embargo esta expresión, "nuestra línea teórica es substancialmente correcta", es tan frecuente en ciencias como en política.

Desde un punto de vista epistemológico la posibilidad de que esto ocurra es que no hay ningún impedimento lógico para especificar las propias teorías de tal manera que se salven de los fallos experimentales.


Se podría apelar, de todas maneras, a la conveniencia y sostener que, si los científicos se dedican a defender sus teorías indefinidamente, entonces eso va a paralizar a la ciencia. Las hipótesis ad hoc paralizan a la ciencia,
impiden el progreso del saber.

Desgraciadamente esto no es, históricamente, cierto.

La historia de la ciencia esta llena de hipótesis ad hoc magistrales, que han hecho posible avances importantes. Hay casos realmente espectaculares, desde luego la hipótesis del movimiento de la Tierra es uno.

la

OTRO EJEMPLO HISTÓRICO.

a

Resulta que no existen sólo protones y electrones, existen también los neutrones.

Los neutrones son más difíciles de captar porque son neutros y es muy difícil que interactúen con algo. Tienen que chocar directamente con algo, producir una reacción nuclear, para que se hagan detectables, motivo por el cual, los neutrones fueron descubiertos recién en 1932.

Hay un físico que dice: "el neutrón fue descubierto en 1932,15 minutos después se descubrió que los neutrones se descomponen". Es una frase bonita, porque efectivamente la vida media de los neutrones es 15 minutos.

No es que los neutrones se descompongan, en rigor, el neutrón se disuelve completamente en energía y en seguida la energía, por un procedimiento que aún nadie conoce, se "rearticula" como un protón y un electrón.

Esto es lo que se llama "decaimiento beta", que es un tipo de radioactividad que hace que de los núcleos atómicos salgan electrones.


Si se mide la energía que tiene el neutrón antes del decaimiento beta y la energía que tienen sus productos se encuentra, horror, que falta energía. Se produjo entonces una polémica interesante entre Niels Bohr, que ya estaba acostumbrado a revolucionar la Física, y Wolfgang Pauli, que era un científico
prudente e ingenioso.


Wolfgang Pauli
parte II

En esta discusión, en 1932, Bohr sostuvo que se había encontrado por primera vez un evento experimental en el cual el Principio de Conservación de la Energía no se cumple.

La conservación de la energía es un principio meramente estadístico, hay eventos en que tal carácter se evidencia particularmente y no se cumple.


Wolfgang Pauli, en cambio, razonó así : "la conservación de la energía nos ha prestado tantos servicios, es tan útil, le debemos una lealtad tan grande que no es posible que no se cumpla. otra partícula se tiene que estar llevando la energía que falta".

Enrico Fermi, Fermi llamó a esa partícula "neutrino",o neutroncito, en italiano. Lo que ocurriría es que los neutrinos se llevan la energía que falta. Hipótesis perfectamente ad hoc, nadie había visto un neutrino. Peor aún, sospechosamente los neutrinos no tienen carga eléctrica, ni masa.

Enrico Fermi
criticando

No es raro que una partícula no tenga masa, los fotones de la luz, por ejemplo, no tienen masa en la Relatividad Especial. Pero el efecto de tales características es que hace que los neutrinos sean extraordinariamente difíciles de detectar.

Esta situación hace pensar en un chiste mejicano clásico sobre los turururos, es un chiste filosófico, de un profundo contenido filosófico, sólo los que tienen mentalidad filosófica se han reído con él. Un mejicano agita
los brazos al aire, como buscando algo, "¿qué estas haciendo?", le pregunta otro, "cazando turururos", dice él. "¿Y qué son los turururos?", le preguntan, "no sé", decía el mejicano, "todavía no cazo ninguno". Les cuento que
mi hijo tiene una mentalidad muy filosófica porque le encanta este cuento.Yo no creía en los turururos. Bueno, sí en los psiripiscuipis, esa variedad sí me interesa. Y tengo entendido que los turururos son psiripiscuipis, pero
sin pintas verdes, porque las pintas verdes permite detectar a los psiripiscuipis. En cambio, los turururos tienen la propiedad extraordinaria de que no se ven. El lector puede mirar al aire a su alrededor, ¿ve turururos?, ¿no?, queda entonces confirmado que tienen esa propiedad. Una propiedad muy curiosa, una propiedad sospechosa.

convencionalismo

Las propiedades del neutrino son muy sospechosas porque resulta que para detectar una partícula elemental hay que hacerla chocar con algo, pero un neutrino puede atravesar todo el planeta Tierra sin chocar con nada, motivo por el cual los telescopios de neutrinos, que esperan captar neutrinos del espacio, pueden estar a este lado de la Tierra o al otro, da lo mismo, captan neutrinos por todos lados. Para detener una corriente de neutrinos haría falta un año luz de plomo.

Entonces existe una partícula aquí, que se lleva la energía y que es muy difícil de detectar. Hipótesis ad hoc, pero de la peor especie. ¿Qué hicieron los físicos ante esa disyuntiva?. El gremio de los físicos en su mayoría apoyó a Wolfgang Pauli. Los neutrinos deben existir,se dijo, el Principio de Conservación de la Energía debe cumplirse.


Y la comunidad de los físicos empezó a razonar como si los neutrinos existieran.

Se empezaron a pensar experimentos para detectar neutrinos.

Afortunadamente para la cordura de los físicos, los neutrinos fueron detectados, en 1956, por Reines y Cowen. Suponiendo que estaban saliendo diez elevado a catorce neutrinos por segundo de una fuente pusieron un detector y unos cuantos chocaron y fueron detectados.

Desde el punto de vista de la Filosofía de la Ciencia, lo interesante no es el descubrimiento del neutrino, lo interesante son los 24 años en los cuales la comunidad de los físicos razonó como si los neutrinos existieran sabiendo que era una hipótesis ad hoc. ¿Paralizan las hipótesis ad hoc la ciencia?, de hecho, históricamente, no.

Debemos recordar que considerados lógicamente, los argumentos históricos son débiles, no son concluyentes. Lo que necesitamos son argumentos lógicos.

El dogmatismo resulto inevitable desde un punto de vista lógico. Se podría objetar en torno a si es conveniente o no es conveniente pero, desde el punto de vista lógico, la ciencia no podría garantizar, al menos hasta ahora, que el dogmatismo no sea posible. Y si se examina ahora la historia de la ciencia se encuentra que muchos grandes científicos son, han sido, muy dogmáticos.


Criticando A La Ciencia. Parte II

Primer Resumen Del Libro:

Sobre un concepto histórico de ciencia.
De la epistemología actual a la dialéctica

Del Profesor Carlos Perez Soto.

AQUEL QUE QUIERA EL LIBRO COMPLETO (VERSION PDF) PUEDE PEDIRMELO MANDANDOME EL E-MAIL POR MP

9 comentarios - Criticando A La Ciencia. Parte II

@HelloB -2
que boludes mas grande.., criticala todo lo que quieras, pero que avanza todos los dias y avanzó , no lo podes negar..salame
@HelloB
mateosolaro dijo:
HelloB dijo:que boludes mas grande.., criticala todo lo que quieras, pero que avanza todos los dias y avanzó , no lo podes negar..salame


Leí un poco, me pareció tan malo que tuve que comentar

En serio...es un resumen de un libro... Y usted va a opinar...SOBRE EL TITULO ??
@Taskiller666
admito que no leí todo porque me empecé a perder en ciertas partes y está muy largo, pero me pareció súper interesante las partes que si leí, principalemente los hechos históricos...y lo leí casi sin pestañear...
@rolandocorrales -1
HelloB dijo:que boludes mas grande.., criticala todo lo que quieras, pero que avanza todos los dias y avanzó , no lo podes negar..salame


Dime que investigas y te dire quiente paga.
Soberbia, cruel, poco humana y menos ecologica.
La OProstitutas son mas honestas.