fotografiando el sistema solar con una web cam


fotografiando el sistema solar con una web cam


Todas las personas que observan el cielo con telescopios, tarde o temprano, sienten ganas de conectar una cámara de fotos y empezar a fotografiar aquello que ve con sus ojos.

Inmediatamente después de fotografiar algún objeto, por ejemplo la Luna, sosteniendo su cámara de fotos con la mano y apoyándola sobre el ocular del telescopio, se da cuenta que la tarea no es algo fácil. La fotografía salió fuera de foco, movida, con mucha o poca luz, sin nitidez, etc.
Lo siguiente es investigar y experimentar con nuestra cámara y telescopio para mejorar aquel primer in-tento, muchas veces frustrante, de sacar una fotografía aceptable.
Lo que se pretende en este documento es reunir toda la información posible y organizarla para facilitar al lector esta tarea de investigación. Por supuesto no se puede cubrir todas las posibilidades pero al menos servirá para el primer paso, muchas veces, el más difícil.

Introducción al Sistema Solar

Si vamos a fotografiar el Sistema Solar, primero deberíamos conocer algo sobre él. Si ya tiene conoci-mientos sobre los planetas del sistema solar, superficie, velocidad de rotación, período de traslación, etc. puede obviar esta introducción y continuar con el siguiente capítulo. Si empieza de cero, es importante tener en cuenta los datos expuestos en este capítulo. Mucha información, como por ejemplo el período de rotación, es muy importante para obtener una fotografía nítida. Entonces, recomiendo leer por completo este capítulo.

fotografiando el sistema solar con una web cam

El Sistema Solar está compuesto por el Sol, ocho planetas, cinco planetas enanos, satélites, asteroides y cometas. En cuanto a la cantidad de asteroides y cometas, es difícil decir una cantidad precisa.
Los planetas giran al rededor del Sol en el mismo sentido que éste gira sobre si mismo, con la diferencia que el Sol da un giro completo en 25 días, mientras que los planetas tienen un período de traslación mayor a los 25 días de rotación del Sol.

En orden desde el centro del Sistema Solar (Sol) hacia el exterior los planetas son los siguientes: Mercu-rio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Es muy posible, según la edad que tenga el lector, que pensemos en Plutón. Plutón fue quitado de la lista de planetas por no cumplir ciertas condiciones establecidas por la Unión Astronómica Internacional en Agosto de 2006.

Nota: Nunca mire al Sol directamente sin usar protecciones, mucho menos con el telescopio o binocular. Mirar directamente al Sol sin filtros protectores puede producir daños irreparables en los ojos. Del mismo modo, nunca utilice una cámara fotográfica sin filtro solar o se arruinará el sensor de la cámara.

Localizando los Planetas en forma visual


Los planetas más brillantes son fáciles de localizar. Basta con saber donde está el este, el oeste y pre-star un poco de atención.

Los objetos celestes son visibles sólo de noche o en algunos casos al atardecer o amanecer, pero nunca se puede ver un planeta a plena luz del día ya que la luz del Sol supera cualquier brillo planetario.

Mercurio y Venus son visibles únicamente al amanecer o al atardecer. Como estos dos planetas se en-cuentran entre la Tierra y el Sol es imposible que lo veamos en plena noche ya que el sol está opuesto a nuestra posición y por lo tanto, Mercurio y Venus también lo estarán.

Mercurio es un objeto muy brillante pero al ser el más cercano al Sol y tener la órbita más chica de todos los planetas es muy difícil verlo, siempre estará muy bajo en el horizonte.

Venus es inconfundible. Si ve un objeto muy brillante y fijo en el horizonte (siempre al atardecer o ama-necer) es muy posible que sea Venus.

El resto de los planetas que están más allá de la Tierra, son visibles a partir del anochecer y hasta el amanecer, aunque no todos a simple vista.

Marte es bastante característico por su color rojizo. Nunca será tan brillante como Venus, pero siempre será uno de los objetos mas brillantes, similar a una estrella de color rojizo, de hecho muchas veces Marte es confundido con una estrella llamada Antares, en la constelación de Escorpio, ya que tiene un color rojizo muy similar al de Marte. Una característica para diferenciar una estrella de un planeta es la forma en que brillan. Una estrella tiende a “parpadear” y su brillo es claro, por el contrario, un planeta no “parpadea” y su brillo es más opaco.

Júpiter es siempre brillante y nunca destella (o parpadea). No es tan brillante como Venus pero por lo general es más brillante que Marte y no tiene el color rojizo de Marte.

Saturno es, tal vez, el más difícil de identificar y es posible confundirlo con una estrella. En estos casos hay que ver en otra dirección a una estrella que parpadee y volver a mirar al objeto y así comprobar si parpadea o no. No es tan brillante como Júpiter, mucho menos como Venus, pero es bastante brillante.

Urano y Neptuno ya no son identificables a simple vista. Para poder identificarlos ya hay que usar algún instrumento óptico, como por ejemplo binoculares o bien telescopios.

Los planetas enanos: Ceres, Plutón, Eris, Makemake y Haumea son muy chicos como para ser vistos a simple vista. Incluso son muy difíciles, cuando no imposible, de localizar con telescopios medianos o chicos.

La siguiente tabla indica los objetos más importantes del Sistema Solar (incluyendo planetas enanos y la Luna) y sus características básicas.

Como

Los valores de la tabla no son absolutos. Por ejemplo, la distancia al Sol indicada en la tabla es la dis-tancia media del planeta al Sol.
Los planetas tienen órbitas excéntricas, con lo cual los valores de distancia al Sol varía de la media en forma significativa. Por ejemplo, Plutón, se puede alejar del Sol hasta unos 7304 millones de kilómetros de distancia y acercarse a unos 4435 millones de kilómetros.


Cartas Celestes y Software de simulación


Por supuesto no siempre vamos a estar “adivinando” la posición de un objeto. Para saber exactamente donde se encuentran los planetas, en realidad cualquier objeto celeste, existen unos mapas llamados “cartas celestes” del tipo común o del tipo gnomon y por último tenemos los simuladores de cielo para computadoras.

En muchas páginas de Internet se puede conseguir cartas celestes actualizadas e imprimibles.

La carta celeste gnomon se puede conseguir en librerías.

sistema

Y por último el software. Existen varios, cada uno con sus características, algunos gratuitos y otros licenciados, pero todos hacen lo mismo, mostrarnos nuestro cielo en tiempo real.

Algunos de ellos son:

Stellarium (http://www.stellarium.org/)
TheSkyX (http://www.bisque.com)
Starry Night (http://www.starrynight.com/)
Guide de Proyect Pluto (http://www.projectpluto.com/)
En todos estos programas hay que configurar la latitud y longitud donde se encuentra el observador. Una vez configurado, se puede desplazar por toda la bóveda celeste, buscar objetos de interés -planetas, cúmulos, nebulosas, galaxias, estrellas-. También se puede seleccionar con el mouse un objeto y nos dirá información sobre el mismo.
Utilizando este tipo de software se puede encontrar cualquier objeto visible desde nuestra posición.

solar

Introducción a las webcam para astronomía


Antes de profundizar en el tema se necesita saber algunas cosas sobre como la atmósfera afecta la luz, para así entender porqué usar un método de captura fotográfica y no otro.
La atmósfera, como todos saben, está formada por distintos gases. Estos gases no están fijos en una posición, por el contrario, están en constante movimiento. Las diferencias de temperatura y presión hacen que los gases suban, bajen y se muevan de un lado al otro.
La luz reflejada por un planeta viaja hasta la Tierra casi sin alteraciones y en los últimos kilómetros se distorsiona por causa de la turbulencia que generan los gases en movimiento en la atmósfera. Imaginemos un estanque con agua en movimiento en la que se refleja una persona. La imagen que vemos está distorsionada. Eso mismo pasa con la luz a través de la atmósfera terrestre.

Veamos que tienen de especial las cámaras web (o Webcam) en todo esto.

Si vemos a través de un telescopio a grandes aumentos en una noche típica, veremos como la imagen del objeto que estamos observado tiene un efecto de flameo (algo así como el flamear de una bandera). Ese efecto es exactamente el producido por la atmósfera terrestre. Como se dijo anteriormente, los gases están en constante movimiento, pero ese movimiento no es uniforme. De a ratos los gases se mueven más bruscamente y en otros más suavemente. En esos momentos, donde la atmósfera tiene menos turbulencia se pueden apreciar mas detalles o más nitidez en la imagen.
Una webcam, puede adaptarse al ocular o al enfocador y ver la imagen en tiempo real a través del monitor de la computadora.
La utilización de una webcam nos permite descartar aquellas imágenes en las que la atmósfera distorsiona todo y quedarse con las imágenes más nítidas.

Las webcam, incluso las más económicas, pueden transferir 30 fps (Frames Per Second o Fotogramas Por Segundo) a su computadora. Esta velocidad es más que suficiente para enfocar y más que suficiente para superar al ojo humano. De todas maneras las webcam no son la gloria, tienen sus limitaciones como por ejemplo el ruido eléctrico. Estos aspectos se verán en detalle más adelante.

Una webcam clásica utilizada en astronomía es la Philips ToUcam Pro o la Philips SPC900NC con sensor del tipo CCD.

fotos

Ahora, si aún tenemos dudas del alcance de estas webcams (relativamente baratas) veamos unas imágenes capturadas con estos modelos de webcams.

luna

con


La principal desventaja de una webcam, en comparación de una cámara CCD especial es que el sensor CCD no es enfriado, entonces a largas exposiciones el sensor tiende a generar mucho ruido. Sin embargo, como los planetas y la Luna reflejan mucha luz no necesita exposiciones largas, sino todo lo contrario, con lo cual esta desventaja no afecta demasiado.
Lo que se intenta lograr con la webcam es disminuir el efecto de la turbulencia atmosférica, con lo cual vamos a utilizar exposiciones muy cortas para lograr esto.

Guía Rápida


Para aquellos que tengan conocimientos sobre el manejo de cámaras web, no tengan interés en leer todo y quieran un resumen para empezar a hacer sus experimentos por cuenta propia se presenta esta guía rápida.

Asumiendo que tiene una computadora con puertos USB, lo que necesita para comenzar es lo siguiente:

Una cámara web, en lo posible con sensor CCD. Por ejemplo la Philips ToUcam Pro, Logitech Pro, Philips SPC900, la NexImage o la QHY5T. Hay muchos otros modelos, pero estos son los más económicos, principalmente las Philips y la Logitech.
Telescopio con adaptador para cámaras web. En internet se puede encontrar varios o puede mandarlo a fabricar por un tornero.
Software Registax (http://www.astronomie.be/registax/). Sirve para procesar y apilar los videos. La guía de uso se encuentra en los archivos de ayuda que trae el programa.
Un Barlow. Debe ser de buena calidad. Calcular un promedio, aproximado, 5 metros de distancia focal -para un principio, después se puede ampliar-. Por ejemplo, si la DF (Distancia Focal) de su telescopio es de 1 metro, utilice un Barlow de 3x o de 5x; si la DF es de 2 metros utilice un Barlow de 2x o 3x.
Software de captura de video. Se puede utilizar el mismo programa de captura que se provee con la webcam.
Por último, instale todo el software, haga la alineación del buscador, ensamble la webcam al telescopio y luego corrija la alineación del buscador viendo a través de la webcam en la pantalla de su computadora.

Seguido, grabe un video del planeta o la Luna, apile y procese con Registax.

saludos!

2 comentarios - fotografiando el sistema solar con una web cam

@TeforNico +2
Para detectar lo que quiero ubicar uso en el Smartphone el soft Sky Map de Google. Muy buena tu info van +10.
Saludos