¿Podría la droga, comúnmente conocida como “sales de baño” (bath salts), provocar el deseo de comer carne humana? No hay evidencia científica que lo confirme. Pero sin duda podría invocar al canibalismo como un efecto secundario.

Sales de baño es el apodo que le ha dado a una droga de diseño relativamente nueva, misma que ha sido citada como la causa de los últimos ataques violentos – no deben confundirse con las sales reales que se ponen en el baño -. Provoca alucinaciones en algunas personas y una lista enorme de otros efectos psicológicos. La Metilendioxipirovalerona (MDPV) en poca cantidad es el ingrediente activo es muchas sales de baño, misma que se encuentra bajo una prohibición federal de emergencia por parte de la DEA, junto con otros fármacos, similares en la familia catinona.

Funciona como un estimulante, aumenta la actividad del sistema nervioso de la misma manera que la cocaína o el Ritalin. Los neurotransmisores de noradrenalina y dopamina son inhibidos, y en dosis suficientes, podría dar lugar a la paranoia extrema y alucinaciones. Si la reacción de un consumidos es especialmente mala, podría terminar haciendo algo horrible dentro de una psicosis inducida por drogas – tal como comer a alguien, igual que el ahora famoso ataque zombi de Miami.

Incidentes similares han ocurrido con otras drogas, muchos antes de que las sales de baño llegaran a los medios; El rapero Big Lurch fue famosos por ir preso de por vida luego de asesinar y comer partes de su novia mientras estaba bajo los efectos de la PCP.

“La mayoría de la gente, afortunadamente, no quiere morder el rostro de otras personas“, dice David Levey, un portavoz de la DEA. “Pero en todos los ámbitos resultan totalmente impredecibles.” Hay más y más historias de las sales de baño relacionadas con el canibalismo, pero eso no significa que las sales estén causando una epidemia zombi. El Dr. Mark Ryan, director del Centro de Envenenamiento de Louisiana, dice que los acontecimientos, aunque relativamente poco frecuentes, son “poco comunes, por lo que llaman nuestra atención.”

Ni siquiera hay una comprensión clara de lo que son y lo que no son las “sales de baño“. Levey dijo que la DEA las clasifica en función de sus efectos, similares a los de otras drogas, Ryan dice que cuando utiliza el término, él está hablando de los miembros de la familia química catinona. Sin embargo, ambos han visto una amplia gama de productos envasados, etiquetados y vendidos como sales de baño. Ryan, en particular, se ha encontrado lotes compuestos de cafeína pura, o anestésicos locales.

El CDC ha declarado explícitamente que los incidentes de canibalismo no son el resultado de un virus zombie. En resumen, la agencio menciona: Comer rostros ha ocurrido en casos aislados. Es poco común. No hay ninguna razón específica para ello que no sea la psicosis de drogas. No consuma sales de baño.