El término surgió hace dos décadas cuando el científico Leon Lederman escribió un libro sobre esta materia.


¿Por qué al bosón de Higgs se le llama "partícula d



¿Qué es el bosón de Higgs?


Esta partícula es la última pieza del Modelo Estándar de la Física de Partículas que faltaba por descubrir, y que describe cómo todas las partículas conocidas en el Universo interactúan entre sí.

El anuncio realizado por la Organización Europea para la Investigación Nuclear (Cern), sobre el hallazgo de una partícula que tiene todas las características para ser el bosón de Higgs, ha sido definido como un acontecimiento "histórico", ya que pone fin a una búsqueda de casi medio siglo desde que Peter Higgs teorizara sobre su existencia en 1964.

Aunque a Higgs le molesta incluso que la partícula lleve su nombre (pues en su descripción participaron otros científicos), tampoco está de acuerdo que le llamen "partícula de Dios", como es popularmente conocida, debido a que se declara ateo.

Y esta denominación tampoco es aceptada entre los científicos. Por ejemplo, Pauline Gagnon, miembro del equipo de Atlas del Cern, dijo a la agencia Reuters que "el bosón de Higgs no está dotado de un significado religioso. Es ridículo llamarlo así". El científico Oliver Buchmueller, en tanto, es categórico en señalar que llamarlo de esta manera "es completamente inadecuado... No tiene nada que ver con Dios".

Por otro lado, James Gillies, vocero de este organismo ubicado en Ginebra, es más cauteloso al señalar que aunque no es correcto llamarlo de esta manera, se puede entender por qué la gente lo relaciona con este término, "porque es muy importante para nuestra comprensión de la naturaleza".

Pero el verdadero origen de esta informal denominación se remonta hace dos décadas, cuando Leon Lederman -premio Nobel de Física en 1988 por su trabajo sobre los neutrinos-, escribió un libro denominado "The Goddamn Particle: If the Universe is the Answer, What is the Question?" ("La Partícula Maldita: Si el Universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?", pero los editores lo encontraron demasiado controvertido y lo cambiaron a "The God Particle: If the Universe Is the Answer, What Is the Question? (La partícula de Dios: Si el Universo es la respuesta, ¿cuál es la pregunta?".

de


(CNN) A lo largo del último año, varios experimentos independientes en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) en Ginebra han mostrado signos de la llamada partícula de Dios.

Los expertos dicen que encontrar la esquiva partícula sería uno de los mayores logros científicos de los últimos 50 años.

¿Qué es el bosón de Higgs?

El Modelo Estándar de la física de partículas establece los fundamentos de cómo las partículas y las fuerzas elementales interactúan en el universo. Pero la teoría fundamentalmente no explica cómo las partículas obtienen su masa.

Las partículas, o trozos de materia, varían en tamaño y pueden ser más grandes o más pequeñas que los átomos. Los electrones, protones y neutrones, por ejemplo, son las partículas subatómicas que conforman un átomo.

Los científicos creen que el bosón de Higgs es la partícula que da a toda la materia su masa (cantidad de materia en los sentidos de gravedad e inercia).

Los expertos saben que las partículas elementales como los quarks y los electrones son la base sobre la cual se construye toda la materia del universo. Ellos creen que el esquivo bosón de Higgs da a las partículas su masa y llena uno de los agujeros de la física moderna.

¿Cómo funciona el bosón de Higgs?


El bosón de Higgs es parte de una teoría propuesta primero por el físico Peter Higgs y otros en la década de 1960 para explicar cómo obtienen masa las partículas.

La teoría propone que un llamado campo de energía Higgs existe en todas partes del universo. A medida que las partículas pasan a toda velocidad en este campo, interactúan y atraen a bosones de Higgs que se agrupan alrededor de las partículas en un número variable.

Imagina el universo como una fiesta. Invitados relativamente desconocidos en la fiesta pueden pasar rápidamente a través del salón, desapercibidos, pero los invitados más populares atraen a grupos de personas (bosones de Higgs) que luego ralentizarán su movimiento a través de la habitación.

La velocidad de las partículas que se mueven a través del campo de Higgs funciona de manera bastante parecida. Ciertas partículas atraerán grandes grupos de bosones de Higgs; y entre más bosones de Higgs atraiga una partícula, mayor será su masa.

¿Por qué es tan importante encontrar el bosón de Higgs?

Aunque encontrar el bosón de Higgs no nos dirá todo lo que necesitamos saber acerca de cómo funciona el universo, llenará un enorme agujero en el Modelo Estándar que ha existido durante más de 50 años, según los expertos.

“El bosón de Higgs es la última pieza que falta en nuestra actual comprensión de la naturaleza más fundamental del universo”, dijo Martin Archer, un físico del Imperial College de Londres, a CNN.

“Sólo ahora con el LHC seremos realmente capaces de tachar ese pendiente y decir: 'Así es cómo funciona el universo, o al menos creemos que así lo hace'”.

“No es el punto culminante, pero en términos de lo que podemos decir prácticamente sobre el mundo y cómo es el mundo, realmente nos dice mucho”.

Gordon Kane, director del Centro Michigan de Física Teórica, agregó que encontrar evidencia del bosón de Higgs sería un “éxito maravilloso de la ciencia y de las personas durante cuatro siglos”.

¿Por qué el bosón de Higgs es llamado la partícula de Dios?

El popular apodo de la esquiva partícula fue creado por el título de un libro escrito por el Premio Nobel de Física, Leon Lederman, según se dice contra su voluntad, ya que Lederman dijo que quería llamarla Goddamn Particle (Partícula Maldita por Dios), porque “nadie podía encontrar esa cosa”.

“'Partícula de Dios' (God Particle) es un apodo que no me gusta”, dice Archer. “No tiene nada que ver con la religión; la única similitud (teórica) es que estás observando algo que es un campo que está en todas partes, en todos los espacios”

¿Quiénes son los científicos que buscan el bosón de Higgs?

En el último año los científicos han buscado el bosón de Higgs al estrellar conjuntos de protones a alta velocidad en el Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés) de 10,000 millones de dólares del Consejo Europeo de Investigación Nuclear, (CERN, por sus siglás en francés) en Ginebra, Suiza.

En el interior del LHC, que se encuentra 100 metros bajo tierra en un túnel de 27 kilómetros y es el acelerador de partículas más poderoso jamás construido, colisiones de protones a alta velocidad generan una serie de partículas aún más pequeñas que los científicos escudriñan en busca de una señal en los datos que sugiera la existencia del bosón de Higgs.

“Simplemente esperas que en algún lugar de estas colisiones puedas ver algo... una especie de bache estadístico”, dice Archer.

Si los bosones de Higgs existen, son evasivos, estallando y luego desapareciendo de nuevo rápidamente. Esto significa que los científicos del LHC sólo serán capaces de observar sus restos en descomposición, dice Archer.

Ha llevado años a los científicos reducir el rango de masa en el que creían que el bosón de Higgs podría existir; pero durante el año pasado, un bache estadístico sugirió que están en el camino correcto.

“Ahora que están empezando a obtener un 'bache', los científicos deberían de ser capaces de conseguir ese resultado cada vez más”, dice Archer.

la