Cipriano Reyes: Esterilizado por Perón.

Increíble historia de uno de los gestores del peronismo: (...)Junto al Dr. Carlos Alem fue introducido en los sótanos de la Sección Especial de la PF (Urquiza al 500), brutalmente torturado, Cipriano pierde ambos testículos. Lombilla y Amoresano fueron los comisarios que se hicieron cargo de sus torturas(...)

Fuente
CIPRIANO REYES, UNA VIDA DE PELICULA por Fernando Abel Maurente
Cipriano Reyes: Esterilizado por Perón.
Cipriano Reyes, al igual que Jauretche, nació en Lincoln, provincia de Buenos Aires, un 7 de agosto del año 1906. Su padre, ciudadano uruguayo era saltimbanqui y cruzó el charco para ofrecer su arte en el circo criollo de los hermanos Podestá. Su madre indígena era de Los Toldos, localidad donde nació Evita, le enseñó a leer, a disfrutar y apreciar el valor de la Historia y la poesía.

DEL CIRCO AL VIDRIO

Cipriano Reyes, al igual que Jauretche, nació en Lincoln, provincia de Buenos Aires, un 7 de agosto del año 1906. Su padre, ciudadano uruguayo era saltimbanqui y cruzó el charco para ofrecer su arte en el circo criollo de los hermanos Podestá. Su madre indígena era de Los Toldos, localidad donde nació Evita, le enseñó a leer, a disfrutar y apreciar el valor de la Historia y la poesía.

Tenía 7 hermanos, tres de los cuales eran contorsionistas en el Circo donde trabajaba su papá. Su familia se traslada poco después a la Capital Federal y Cipriano entra a trabajar a los 12 años como moldero en la vidriería “La Asunción” ubicada en la Avenida Caseros 3131. “Tenían mucha fama de negreros” contó en algún reportaje periodístico. Su tutor era un oficial vidriero, anarquista, de quien aprendió la importancia de la lucha por la libertad y la igualdad. El lo introdujo a la actividad sindical en el gremio vidriero. Siendo un adolescente (12 años) vive con intensidad la rebelión obrera de la Semana Trágica de 1919. Hecho que dejará una profunda huella en su formación política.

CIPRIANO, DE CROTTO A VALET

En 1920 ingresa al Frigorífico “Anglo” de Zárate, en la sección tripería. Un lugar frío y húmedo. Comenzó allí su vínculo con los trabajadores de la industria de la carne. En 1923 participó en la fundación del primer sindicato vinculado a esta actividad. Fue dejado cesante al poco tiempo por su compromiso como activista. Un incidente con su padre, que lo abofeteó delante de sus amigos, provocó el alejamiento de su familia. Se fue de su casa. A partir de allí no habrá oficio que el joven Cipriano no aprendiera. Pescador, linyera. Caminador incansable de los pueblos del noroeste de la provincia de Buenos Aires: Ramallo, Mercedes, Lezama, Castelli. Su vida de crotto y changarín lo llevó a conocer los yerbatales misioneros, los algodonales del Chaco, los quebrachales de Santiago del Estero y las zafras del norte.

Poco tiempo después se instala en la ciudad de Necochea en la que es elegido secretario general de los trabajadores del Sindicato Portuarios. Lector empedernido, autodidacta. Ejerció el periodismo en “El Popular”. Fundador de la revista “Alborada”. Personalidad multifacética la de Cipriano. Fue poeta (su trabajo “El linyera” le hizo ganar un premio en los Juegos Florales Municipales) y dirigente de fútbol en el club “El Almagro”. El espíritu inquieto de este hombre singular fue seducido por el teatro. Un grupo de jóvenes actores contó con su desbordante entusiasmo.

Posteriormente se trasladó a la Capital Federal y merced a un aviso clasificado ocupó el puesto de valet en la casa del Juez, Cesar Viale quien descubrió sus inquietudes intelectuales al encontrar entre sus pertenencias “La Divina Comedia” en traducción de Bartolomé Mitre.

NACE, CIPRIANO REYES, EL ORGANIZADOR

En 1942 llega, buscando trabajo, a la localidad de Berisso e ingresa en el frigorífico “Armour” . En este período de su vida encontramos a un Cipriano ideológicamente maduro, con sus 35 años vividos con profundas experiencias. “Armour” es un complejo agro industrial, con dos enormes moles de cemento que albergaban unos 15.000 trabajadores. Su espíritu rebelde, su capacidad organizativa y experiencia por un lado y la situación de explotación y desigualdad en plena época de la Década Infame serán el condimento objetivo y subjetivo que lo transformará en protagonista de una gesta colectiva que eclosionará en las jornadas de octubre de 1945.

Al poco tiempo de ingresar a su nuevo trabajo es elegido delegado. Su prestigio va creciendo al calor de una lucha sin concesiones. Reyes se relaciona con el Arzobispo de La Plata, Juan Chimento, a partir de una amistad sindical con el padre Celestino Gonzalez, presidente del Sindicato de Obreros Católicos de la Construcción platense, que si bien tenía un escaso número de afiliados, lo vinculaba con la poderosa iglesia católica de la zona. Desde su puesto de obrero de la Sala de Máquinas del “Frigorífico Armour”, Cipriano Reyes se convirtió en organizador de los sindicatos de varias empresas.

Fue uno de los fundadores del Sindicato Autónomo de Obreros de la Industria de la Carne, Derivados y Afines. Envíó delegados a Avellaneda, Zárate, Rosario, Concordia y Gualeguaychú. En su biografía Cipriano reconoce que cuando él llega a la industria de la carne la influencia, si bien declinante, de anarquistas, socialistas y comunistas era hegemónica. “Yo me sentía unido afectivamente a ellos pero no compartía su ideología”. Reyes se definía como un socialista no marxista. En su crecimiento como dirigente sindical se encontrará con un duro del PCA, José Peters, un dirigente histórico del gremio de la carne. No tardará mucho en producirse la confrontación. Confrontación que se dará en distintos niveles de violencia


4 DE JUNIO UN GOLPE POPULAR

En 1943, precisamente el 4 de Junio, un sector nacional del Ejército dá un golpe de Estado ante el ignominiosa farsa electoral y la más vergonzosa corrupción de que se haya tenido memoria hasta ese entonces. Paradojalmente el mismo Ejército que derrocó a Yrigoyen en un gesto de autocrítica práctica sacaba a las patadas a la oligarquía enquistada en el aparato del Estado. Concluía así la Década Infame parte 1.

De ese golpe cívico-militar emerge un grupo de coroneles (GOU) entre los cuales se destaca uno, Juan Domingo Perón Sosa, que se hace cargo de una oscura y burocrática dependencia del Estado, una Dirección que luego adquirió el rango de Secretaría, la de Trabajo y Previsión. Desde el aparato del Estado el Sindicato Autónomo creado por Reyes tendrá todo el apoyo en detrimento de la Federación Obrera de la Industria de la Carne (F.O.I.C) dirigida en ese entonces por Peters, y que tenía hasta ese momento la representatividad nacional.

NECESITAMOS HOMBRES COMO USTED

¿Cómo se vincula Reyes al desconocido coronel Perón. ? Cipriano había sido detenido por la Policía Federal al enfrentarse, en plena huelga, con la policía montada, los “cosacos”. Su hermano hizo gestiones para liberarlo. Una de esas gestiones lo llevaron a entrevistarse con el Secretario de Trabajo, el coronel Perón quien gestionó su libertad. Al salir en libertad, Cipriano tuvo una entrevista en la Secretaría. “Necesitamos hombres como usted” contó Reyes que le dijo Perón. Dejemos que el propio Cipriano socialice su memoria: “ Antes de que él ocupara el Departamento de Trabajo, que luego recreó como Secretaría de Trabajo y Previsión, en ese organismo nos atendían con la policía adelante, intimidándonos; nos echaban, nos trataban de anarquistas, de tirabombas. Los dos primeros sindicatos que se acercaron a negociar a la Secretaría de Trabajo y Previsión fueron el nuestro, la Federación de Sindicatos Obreros Autónomos de la Industria de la Carne, cuya secretaría general yo ocupaba, y el de los cerveceros de Quilmes. Perón me encargó que hablara con figuras de otros gremios para que acudieran a él. Nuestro gremio, que aglutinaba en aquella época 130.000 trabajadores, le planteó a Perón que los patrones y el Estado no tenían nada que hacer con nosotros, que desde el sindicalismo estábamos en defensa del trabajo y al mismo tiempo –cuando se consiguen soluciones– del capital, porque trabajamos de acuerdo a lo que el capital dispone. Un día, reunidos en la Secretaría, Perón me preguntó ‘¿qué quiere decir compañero?’ Yo le respondí: “Exactamente lo mismo que cuando entre ustedes se llaman camaradas.” Y a partir de allí el ‘compañeros’ se le pegó tanto a Perón, que el peronismo naciente hizo suya la palabra “compañeros” usada con anterioridad por laboristas, anarquistas, marxistas y trotskistas.

1945

La lucha de Reyes y su sindicato hicieron de las localidades de Berisso y Ensenada un modelo de organización y lucha que era observado con atención por otras organizaciones sindicales. En 1945 delegados de los gremios del interior, uruguayos y brasileños de la carne acariciaron la idea de un proyecto latinoamericano: la Confederación Sudamericana de los Trabajadores de la Carne. Fue tal la organización que crearon los hermanos Reyes entre el proletariado en lucha, que durante la famosa huelga de 96 días que mantuvo paralizado los embarques de carne a Europa, fueron creados comités paralelos que actuaban en la clandestinidad, mientras Cipriano y otros dirigentes de la conducción se ocultaban en los montes de la rivera.

AHORA SI SOMOS SOLDADOS DE LA MISMA CAUSA

En uno de los enfrentamientos con los hombres de José Peter, caen heridos de muerte Doralio Reyes, hermano de Cipriano y Carlos Peter, hermano de José. El cortejo fúnebre atraviesa lentamente toda la ciudad de Berisso rumbo al cementerio de La Plata. La actividad fabril de la región se detiene. Berisso, Ensenada y las zonas cercanas estaban de luto. Una multitud acongojada siguió en silencio el coche fúnebre que llevaba los restos del querido Doralio. Ese día se hizo presente el joven coronel. “Ahora sí, somos soldados de la misma causa” fueron las palabras de Perón cuando estrechó en un abrazo al dolorido Cipriano .

1945, OCTUBRE 17: A TODO O NADA

A fines de setiembre las presiones del campo oligárquico que impulsaba a una fracción del Ejército refractario a las reformas de Perón, se hacen cada vez más asfixiantes sobre el tambaleante gobierno de Farrel, a quien se le hacía cada vez más difícil sostener a su vice presidente. Los días para el coronel Perón estaban contados. Reyes se reúne con uno de los ideólogos del GOU y el brazo derecho de Perón, el coronel Mercante y en ese encuentro le asegura que pondrá la gente en la calle y “pondremos a prueba a la sociedad para ver de qué lado están las fuerzas populares”. La situación cambiaba con una vorágine pocas veces vista en la Historia de nuestro país. Todo presagiaba que algo estaba por pasar. Algo grande.

Reyes tiene un enfrentamiento con la CGT que se niega a convocar a un paro con movilización. La entonces dirigencia sindical esperaba que todo se solucionara a través de una salida negociada del conflictivo vicepresidente. Ante esa actitud conservadora y claudicante de la conducción cegetista, Reyes decide organizar un Comité de Enlace Inter sindical que impulsó las jornadas del 16 y 17 de Octubre.

El 8 de octubre de 1945, el mismo día en que el coronel cumplía años, es detenido por la fracción oligárquica del ejército. Unos días antes del 17, específicamente a partir del 13 de Octubre se produce una gran convulsión en los barrios obreros de Berisso y Ensenada. Las manifestaciones son reprimidas duramente por la policía.

La CGT tucumana impulsada por la FOTIA declara la huelga revolucionaria. Los trabajadores desde el norte se largan a los caminos, bajan a tomar la ciudad de Buenos Aires. En la zona de Berisso y Ensenada, hay concentraciones y se producen choques entre los obreros y la policía. Los trabajadores tenían plena conciencia de que el avance de la oligarquía aliada a la activa embajada norteamericana significaba entregar a los trabajadores “atados de pies y manos, a la vendetta patronal”. Había que jugarse el todo por el todo: de la libertad del coronel Perón dependían tres años de avances en la legislación laboral y la mejora efectiva con la patronal y conservar las conquistas obtenidas en la lucha. Un rasgo interesante a tener en cuenta en la comunidad proletaria de la zona: existía un profundo hilo conductor que unían al barrio, a la fábrica y a las familias. Se corría de casa en casa la posibilidad que el avance oligárquico con la detención del coronel, los sindicatos fueran inmediatamente intervenidos. No había demasiado que pensar. El 16 de Octubre es el día clave: sin el apoyo de la CGT, que se reunía ese día por la noche, Cipriano Reyes y su gente se decide a ocupar la Plaza de Mayo. No están solos, la FOTIA de Tucumán, junto a portuarios, metalúrgicos y madereros se lanzan a las calles sin saber qué suerte les depararía la actitud insurgente.

La madrugada del 17 Berisso se insurrecciona, miles de personas se arremolinan decididas en las calles. Dos columnas de miles de obreros se desparraman alegres, una hacia el centro de la ciudad de La Plata, cuyos parques y plazas permanecen ocupados y otra hacia la ciudad puerto de Buenos Aires. Avellaneda y Lanús se pliegan al ejército proletario que irradia su energía hacia el norte, hacia el Riachuelo.

«al intentar cruzar el puente que une Avellaneda con la Capital la policía nos atajó. Luego se subió el puente, pero más tarde se bajó. Los trenes no circulaban, los ferroviarios adheridos a la marcha habían cortado con tijeras para alambres los cables de señalización y así se interrumpió el servicio.».

La historia oficial que difundió el peronismo en el poder había eliminado a Cipriano Reyes de esa gesta colectiva. Cipriano fue reemplazado por Evita que recorría las fábricas organizando a los obreros que salieron a pedir la libertad de Perón. Reyes se atrevió a cuestionar esa versión. Esto contaba Cipriano.

El gremio había decidido movilizarse el 16 de Octubre, pero fue postergado y la movilización comenzó la madrugada del 17.

“Teníamos cinco mil activistas organizados y cada uno de ellos podía traer a otros cinco, o sea que de partida contábamos con 25 mil personas dispuestas y a la mitad de camino ya éramos 50 mil”. Reyes insistió con esta versión hasta el fin de sus días. La Historia no ha podido corroborar el papel protagónico que se le asigna a Evita.

Cipriano rememora la noche del 17:

«Cuando Perón habló desde los balcones de la Casa Rosada se apagaron las luces que alumbraban la Plaza. Los trabajadores que poseían diarios le prendieron fuego y los transformaron en antorchas. Fue un espectáculo emocionante».

DESPUES DEL 17, EL PL

Después del 17 de Octubre, el gobierno militar decide convocar a elecciones para el 24 de febrero de 1946. Ante esa posibilidad los sindicatos alineados con Perón, sin pérdida de tiempo organizan y fundan el Partido Laborista (24 de Octubre de 1945) Fue el PL una adaptación argentina del Labor Party británico. Un grupo de unos ciento cincuenta militantes sindicales convocados por Luis Gay y Cipriano Reyes organizan un Comité Provisional del PL, integrado por Monzalvo y Tejada (ferroviarios), Manuel García (espectáculos), Vicente Garófalo (vidrio) y Leandro Reynes (periodistas). Emiten un documento titulado “Por la emancipación de la clase laboriosa”. Perón resulta ser el afiliado número 1. Luis Gay fue su presidente y Cipriano se reserva el Comité de la Provincia de Buenos Aires, el más poderoso del naciente partido.

Todo esto que está contado casi telegráficamente, tuvo su interna política. En el próximo capítulo abordaré estos con más detalles. La idea es no apartarnos del objetivo de esta nota explicitada más arriba.

23 DE SETIEMBRE Y DESPUES…

Reyes resultó electo diputado nacional por el Partido Laborista. El 4 de Junio de 1946, Cipriano asumió como diputado. Entre febrero y junio del 46 hubo una escalada de acontecimientos entre el PL y el presidente electo que llevaron a una ruptura que se manifestó en todas su crudeza con una carta pública enviada por Cipriano Reyes a Perón. Pero que había pasado en el medio? Cuál fue la razón que llevó a Perón a suprimir por decreto las organizaciones partidarias que le habían permitido acceder al poder político a través de las elecciones y que habían legitimado su presidencia. En el próximo capítulo desarrollaré este aspecto y trataré de encontrar, si los hay, puntos de coincidencia con el enfrentamiento CGT-Gobierno.

Un año después de haberse incorporado al Congreso es objeto de un atentado terrorista que le cuesta la vida a su chofer. Cipriano ingresa ensangrentado al Congreso Nacional para denunciar el mismo. Su vida se salvó por milagro en otros reiterados intentos de acallar su voz y su lucha: Tucumán, Berisso, San Martín y La Plata fueron los lugares donde se repitieron los atentados y vanos los intentos por terminar con su militancia. Y menos aún que claudicara en su accionar.

Concluído su mandato y ya sin los fueros que lo protejan, Reyes intenta rearmar su partido.

El 23 de setiembre de 1948, se ve involucrado en un complot, acusado de conspirar para el derrocamiento y asesinato de Perón y su esposa. Distinas versiones periodísticas e históricas afirman que esa fue una operación de inteligencia muy bien armada. Que Reyes nunca formó parte de esa acción conspirativa. El diario Clarín en la primera plana en su edición del 24 de septiembre de 1948 aseguraba que “el vasto complot” contaba con la participación del embajador estadounidense en Montevideo, John Griffiths.

Junto al Dr. Carlos Alem fue introducido en los sótanos de la Sección Especial de la PF (Urquiza al 500), brutalmente torturado, Cipriano pierde ambos testículos. Lombilla y Amoresano fueron los comisarios que se hicieron cargo de sus torturas.

Desde los sótanos de la Sección Especial, con su cuerpo miserabilizado por la tortura, a Reyes le parecía que había pasado un siglo desde aquellos días de gloria en los que junto al “coronel de los trabajadores” recorría las calles de Berisso respondiendo al calor popular de un pueblo combativo y agradecido. Parecían que habían pasado siglos de aquella alianza en la que estos s dos hombres , habían logrado que muchas de las demandas surgidas al calor de la lucha de clases en las plantas de “Armour” y “Swift” fueran satisfechas desde aquella mítica Secretaría de Trabajo ocupada por aquel joven militar de sonrisa gardeliana

LOS RECUERDOS EN EL PAPEL

Cipriano estuvo preso desde 1948 hasta 1955. Paradójicamente la contrarrevolución “Libertadora” lo deja en libertad. En esa libertad intentó reconstruir el PL, que fue languideciendo con los años sin volver a fulgurar como en las jornadas del 46. Quizás Cipriano supuso que los votos por Perón eran suyos. La realidad le demostró lo contrario. La literatura y el periodismo volvieron a concitarle su atención. Sus dedos delgados y sus manos huesudas se dedicaron a confrontar con el blanco del papel y las convulsiones de un pasado, que ya no volvieron. “¿Qué es el Laborismo?” fue su primer libro (1946). Su pensamiento ahora, alojado en el pasado produjo “Sermón de la llanura” (1980), “Yo hice el 17 de Octubre” (1984) y quizás con un resabio de bronca produjo su último libro: “La farsa del peronismo” (1987). La naturaleza lo llamó al descanso eterno en 2001. El 1ro. de Agosto, se apagó la vida de este incansable luchador.

Fernando Abel Maurente

2012, Agosto 31

Material bibliográfico consultado

“Cipriano Reyes: 100 años de Historia” por Santiago Senén González

“Extramuros. Movimientos sociales y pensamiento crítico. Nexos-Programa de articulación entre la Universidad y Movimientos Sociales. Año II, nro.5, Mayo-Agosto de 2006.

“Cipriano Reyes, el primero en denunciar a Perón” por Ariel Kocik

“Cipriano Reyes, la película” Blog. Comentarios

“Contra la corriente” por Luis Bruschtein


Terrible el nivel de criminalidad del peronismo: encarcelaron, torturaron y castraron a uno de sus creadores por oponerse al liderazgo de Perón.

torturas

Fuentes de Información - Cipriano Reyes: Esterilizado por Perón.

Dar puntos
25 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 1.704 Visitas
  • 1 Favoritos

2 comentarios - Cipriano Reyes: Esterilizado por Perón.

@dracco159 Hace más de 7 meses +1
No hay que olvidarse de Cipriano Reyes...
@LeoArg_Is_Back Hace más de 7 meses
Bueno, a Cámpora lo acusaron de traidor.