WuWa ! - WunderWaffen: El Proyecto Atomico Nazi (La historia real que no nos contaron).
3ra Parte de 4


12. Jonastal III C: La fortaleza subterranea de Turingia

Wuwa El Proyecto Atomico Nazi - La Historia Real - Parte 3/4
La sospecha de que los alemanes estaban consiguiendo resultados en la investigacion nuclear provocó, a finales de 1944, un incremento exponencial de los ataques de la aviacion aliada, con objeto de desbaratar la maquinaria belica alemana.
Pero los aliados desconocian donde estaban las famosa factorias secretas, asi que procedieron a un bombardeo sistematico de todo el territorio aleman, incluyendo cualquier objetivo militar y tambien civil. Pero la industria secreta nazi estaba fuera del alcance de las bombas aliadas: se encontraba a muchos metros de profundidad en la montañosa region de turingia donde interminables tuneles alimentaban el trabajo de cientos de miles de obreros encargados de dar forma a los sueños mas arriesgados de Hitler.
Solo en la gigantesca instalacion Jonastal S III trabajaban y malvivian mas de treinta mil obreros en una ciudad subterranea de veinticinco kilometros de longitud. Mas tarde los rusos ocuparian esas ciudades subterraneas, ubicadas precisamente sobre los ricos yacimientos de uranio del sudeste de Alemania, y crearian desde 1946 la compañia rusa WISMUT, que durante los 40 años siguientes llegaria a fabricar mas de 200.000 kilos de uranio enriquecido U235 destinados a equipar el arsenal sovietico de bombas atomicas. Posteriormente las minas y ciudades subterraneas serian dinamitadas, y aun hoy el acceso a la zona sigue estando terminantemente prohibido por las autoridades de la reunificada alemania.

13. Un He177 preparado para la guerra atomica:

En las factorias Skoda en Praga, Chekoslovaquia, se preparó oficialmente un misterioso avion, el Heinkel He 177-A5 Greif prototipo V38 dotado de un sistema de bombardeo a gran altitud, inusual en la Luftwaffe, y equipado tambien con un complejo sistema externo de enganche de bombas, proteccion anti-radiacion, un sofisticado equipamiento electronico y una estructura de operación muy similar a la que equipaba al americano B-29 Enola Gay, que en Agosto de 1945 lanzó la bomba atomica de Hiroshima.

EEUU
Dicho He177 modificado ha levantado siempre dudas respecto al alcance del programa nuclear aleman entre los historiadores y los aficionados a la historia de la aviación. El alcance de vuelo de dicha version modificada del He 177 era superior a los 6500 kilometros, con una carga util de cinco toneladas en bombas. Suficientes prestaciones para llegar a Nueva York, ciudad situada a una distancia practicamente equidistante, desde el centro de Europa, a la remota y deshabitada region siberiana de Tunguska. En el ultimo plan de vuelo de aquel He177 figuraba un viaje al aeropuerto militar de Kristiansand, en Noruega.

14. La misteriosa explosion de Tunguska.

alemania
El 30 de Junio de 1908 un gran meteorito cruzaba los cielos de siberia central. Su impacto fue visible en muchos kilometros a la redonda, y aparentemente sus efectos provocaron extraños sucesos luminosos en todos los cielos del mundo y quedo tambien registrado en los sismografos de Londres.
Aunque hay quien asigna el fenomeno de la luminosidad a la explosion del volcan peleano de Colima en Mexico, ocurrida tambien en 1908. Ese año fue especialmente activo, con numerosas erupciones volcanicas y grandes terremotos como el de Messina en Italia. Tambien parecen existir errores graves de datación de todos esos registros, que no tienen en cuenta la diferencia de varias semanas entre el calendario gregoriano occidental y el usado entonces por los rusos.
Casi veinte años despues, un misterioso explorador ruso con aspecto digno de un casting de Hollywood, Leonid Kulik, organiza en 1927 una expedicion en busca del meteorito siberiano, cuyo lugar de impacto nadie habia visto ni localizado hasta entonces. 1927 es tambien el año en que Stalin asume la totalidad del poder sovietico.
Es un mal año para hacer ciencia: tras una dura y larga guerra civil, nadie puede moverse libremente en la union sovietica, a riesgo de terminar pereciendo en algun gulag. Pero finalmente Kulik montado en su trineo y atravesando la impracticable y densa tundra boscosa siberiana (aun hoy solo es posible ir en helicoptero), encuentra milagrosamente un remoto valle arrasado por el efecto de una gigantesca explosion.
Y es el primer ser humano en ver aquel espectaculo. No hay crater de meteorito, pero en un radio de varios kilometros solo hay los restos de miles de arboles derribados por una fuerza brutal. Posteriores expediciones en los años treinta y cuarenta realizan algunos reportajes fotograficos aereos del evento, y en 1946 un cientifico ruso, Alexander Kazantsev, escribe un libro contando por primera vez la historia del explorador Kulik y atribuyendo la causa del fenomeno a "la explosion atomica de una nave extraterrestre" .
No existe documentacion publicada anterior al año 1946 referente al fenomeno de Tunguska ni dentro ni fuera de Rusia. Solo algunas notas de los diarios de 1904 a 1910 reportando la vision de la caida de varios meteoritos perdidos en aquella remota y despoblada region de siberia.
Hasta aqui la historia oficial, que durante las ultimas cinco decadas ha traido en jaque a astronomos, geologos y un descomunal ejercito de ufologos y parapsicologos con la mision de explicar lo inexplicable. Pero la realidad pudo facilmente ser otra: En 1946 Stalin se encuentra en el maximo apogeo de su poder: ha ganado una guerra, ha eliminado a todos sus enemigos, como Leon Trotsky, borrando toda huella de su existencia, falsificando incluso las fotografias que construyen la historia sovietica. 1945 - 1946 es tambien el año en que los americanos empiezan a enviar sus aviones espía sobre el territorio de su antiguo y ahora preocupante aliado comunista.
En 1945, a Stalin le apetece muy poco que los americanos descubran Tunguska, una enorme muestra de la vulnerabilidad de su imperio sovietico: La huella del ataque con una bomba atomica realizado por los alemanes el 23 de Febrero de 1945.
Segunda Guerra Mundial

15. La Hiroshima siberiana
Hiroshima, 6 de agosto de 1945: a setecientos metros de altura ( el llamado "ground zero point", estalla un ingenio capaz de destruir toda una ciudad. Con la luminosidad de mil soles, la deflagracion arrasa y volatiliza todo en un radio de un kilometro y medio. Su onda de choque destroza en segundos cualquier ser o cosa incluida en el interior de un circulo de ocho kilometros de diametro.
Bajo el epicentro de la explosión, los arboles permanecen milagrosamente de pie, al llegarles verticalmente la onda de choque. Igual que en Tunguska, donde los arboles del epicentro permanecen aún en pie a pesar de las decadas pasadas.
La explosión de Tunguska es tambien parecida a la de Hiroshima en la cota de explosion: la topologia de la zona y el mapa del efecto muestran que la catastrofe es parada por un monte con una altura de apenas seiscientos metros sobre el fondo del valle: el hipotetico "meteorito" o el "ovni" de tunguska explotó a unos 600 metros de altitud. La de Hiroshima explotó a 565 metros.
El radio de destruccion total es de un kilometro y medio, aunque aún es posible rastrear los efectos de la onda de choque a mas de diez kilometros de distancia.
El incendio posterior al fenomeno multiplicara por treinta el area destruida, lo que a la postre provocará que muchos especialistas imaginen una explosion miles de veces mas fuerte que la de Hiroshima, similar a una bomba de Hidrogeno. Es una exageración: una explosion asi habría volatilizado los arboles del epicentro, no habría quedado rastro alguno de ellos. Se trataba pues de una explosion de unos 20 kilotones, como en Hiroshima.
Todas las investigaciones realizadas en los ultimos cincuenta años apuntan a una hipotesis imposible en 1908: Una explosion nuclear.
Pero todos sabemos que en 1908 no habia bombas atomicas, aunque si hubo una notable actividad de meteoritos y cometas en la zona, acribillada durante siglos por crateres de impactos reconocibles, distintos a Tunguska en todos los aspectos. De ahí que haya que recurrir a estramboticas explicaciones sobre naves extraterrestres o desintegracion de cometas.
Todos los especialistas discuten el origen de la explosion, pero nadie pone en duda el hecho de que la explosion de Tunguska ocurriera realmente en 1908. Es muy probable que el poco fiable pero inteligente Stalin nos haya engañado una vez mas con la fecha de nacimiento del fenomeno Tunguska, falsificandolo en mas de 40 años. No hay documento alguno publicado, anterior a 1945, que hable o se refiera a dicha explosion, en ningun idioma, incluido el ruso. Los supuestos estudios de 1930 atribuidos a FJW Whipple , de la Royal Meteorological Society de Londres, hacen refencia a grandes meteoritos caidos en Siberia a principios de siglo, que nada tienen que ver con Tunguska.

16. Stalin y la fabricacion del mito de Tunguska.
Todas las fotografias existentes de Tunguska muestran un espectaculo identico: la devastacion sin precedentes de una gigantesca masa forestal.
Dichas fotografias son al menos de 1927, segun las propias fuentes sovieticas , año en el que segun se dice Leonid Kulik descubrio el sitio tras realizar su prosaica y afortunada expedición en trineo, atravesando miles de kilometros de bosque impenetrable. Las fotografias aereas son, segun las fuentes, algo mas tardias, de finales de los años treinta.Sin embargo ofrecen el mismo espectaculo: desolación total, ninguna recuperación forestal a pesar de haber transcurrido mas de treinta años del suceso.
A partir de 1946, la recuperación del bosque de Tunguska parece casi instantanea, al igual que ocurrio en los años siguientes al bombardeo de Hiroshima, por efecto de la radiación. Una milagrosa respuesta retardada de la naturaleza?
Europa

Pero tenemos un buen ejemplo cercano: En 1980 se produce la explosion volcanica del monte St. Helen, situado en el estado de washington, en el extremo noroeste de los estados unidos. Una fuerza un millon de veces mayor que la del fenomeno de Tunguska hace desaparecer media montaña, y destruye y derriba millones de arboles en un radio de decenas de kilometros. Pero la secuencia de fotografias realizadas con posterioridad nos revelan la casi total y espectacular recuperación de los bosques vecinos al volcan en solo quince años.
Sin embargo, casi cuarenta años despues de la misteriosa explosion de Tunguska, en 1946, el aspecto del devastado panorama forestal es aún identico al de los bosques de St. Helen en 1981, solo un año despues de la catastrofe americana. Algo parecido ocurre en Hiroshima: pero por efecto de la radiación, se produce un crecimiento vegetal acelerado en el area previamente destruida por la bomba atomica. De ser cierta la hipotesis sovietica de la historia de Kulik, en 1927 la recuperación del bosque de Tunguska tendría que haber sido casi completa.
Todo parece indicar que la explosion de Tunguska no pudo ocurrir en 1908: Se trata de una sofisticada falsificación de los servicios secretos de Stalin, que ocultaron las huellas de la misteriosa deflagración tras la cortina de humo de la caida de varios metereoritos ocurrida a principios de siglo en un area indeterminada de Siberia y tras una fantastica historia de una supuesta expedición de busqueda que parte justamente al comenzar el estalinismo, y que termina en 1942, al morir Leonid A. Kulik a los sesenta años de edad, en el frente del este luchando contra los alemanes... y al ser detenido, exterminado por el tifus y desintegrado en un campo de concentración aleman !! . (Conviene señalar aqui que los rusos nunca enviaron al frente a nadie que supiera algo mas que leer y escribir. Todos los hombres y mujeres de formación superior quedaron desde el primer dia exentos del combate y eran usados en las industrias sovieticas de retaguardia. Mucho menos eran enviados al frente cientificos de sesenta años de edad.)

17.¿ Porque atacar Tunguska?
Cuando en 1943 le fue mostrado a Adolfo Hitler el funcionamiento del nuevo y revolucionario caza a reacción Me262, reaccionó de una forma aparentemente ilogica: decidió convertir el nuevo caza en un bombardero tactico, ante la sorpresa y consternacion de los militares presentes. Hitler veia en aquel caza la posibilidad de mostrar a sus enemigos que aún podia atacarles y bombardearles con total impunidad, al igual que hacian los aliados usando los gigantescos raids de bombarderos que azotaban alemania.
Otro tanto ocurrió con el misil V-2. Aun siendo una maravilla tecnica, militarmente la V-2 fue un fracaso absoluto. Provocó mas muertos entre las tropas encargadas de su manejo y construcción que como resultado de su impacto en territorio enemigo. Muchos, entre ellos el propio ministro de armamentos Albert Speer, sabian que en aquellos momentos el programa de cohetes era un inmenso gasto superfluo para el Reich, pero Hitler lo veía de otra manera.
La V-2 era para él un "arma diplomatica", un instrumento que podia forzar a los aliados a una tregua o a firmar una paz provocada por el miedo. Hitler nunca envio las V-2 contra los sovieticos, ya que simplemente no consideraba que esa fuera una medida de presión contra Stalin y su ejercito, disperso y casi indiferente a la destrucción y las perdidas humanas.
El Führer era un obseso de la geopolitica. Para él, cualquier accion podia tener consecuencias politicas indirectas, tan barrocas e imprevisibles que pocos en su entorno eran capaces de detectar o adivinar. Este mismo criterio le empujó a firmar el pacto de no agresion con Rusia en 1939, a declarar la guerra a los americanos en 1941 para asi presionar a los japoneses a un ataque contra la retaguardia Rusa, o a retirar las mejores tropas SS de la batalla de Kursk en su punto algido y enviarlas a Italia, con objeto de reforzar la moral de los italianos aun leales a Mussolini tras su derrocamiento de 1943. Así era Hitler.
Para Hitler la bomba atomica era en esencia otra "arma diplomatica" para cambiar de raiz el curso de los acontecimientos y descubriendo por primera vez una forma de hacer politica que mas adelante todo el mundo llamaría "politica de disuasión nuclear". Bombardear una remota y deshabitada región de Siberia ofrecía varias ventajas, seguramente inexplicables para cualquiera que no estuviese familiarizado con la psicologia del jefe del Reich.
No habia forma de dañar seriamente a los sovieticos con una sola bomba atomica, ya que su industria y su ejercito estaban dispersos por la inmensidad sovietica.
Otra cosa habría sido que Hitler hubiera dispuesto de varios cientos de bombas como la de Hiroshima, que, bien empleadas en el frente del este podian haber desintegrado buena parte del ejercito Ruso. El riesgo que corrían los alemanes era minimo, en caso de que la bomba no explotara al ser lanzada sobre Tunguska . El artefacto atomico quedaria perdido en el denso y desierto bosque siberiano, sin posibilidad de ser recuperado y reutilizado de forma inmediata por los sovieticos.
Bombardeando intencionadamente una zona desertica de Siberia, Hitler evitaba incrementar el odio y la represalia que las tropas rusas, ya en territorio aleman, estaban mostrando contra la poblacion y el ejercito germano conquistados. Con la explosion en Tunguska advertian a Stalin y sus aliados de la existencia del arma atómica.
URRS

El objetivo de Hitler era esencialmente otro: persuadir a los anglo-americanos de que era mejor firmar un acuerdo, o de lo contrario podía bombardear Nueva York o Washington, objetivos aereos equidistantes a la lejana Tunguska, si tomamos como punto de referencia el centro de Europa. Hitler confiaba en que los rusos hablaran inmediatamente a los americanos de la explosión de Tunguska, y que despues ellos sacaran conclusiones al medir las distancias, y descubrieran que podian ser susceptibles a un ataque atómico nazi.
En la mente de Hitler, Tunguska era por tanto el sitio ideal para dejar caer la primera bomba atomica operativa de la historia, una bomba identica a la de Hiroshima.
Pero una vez mas, sus sofisticadas espectativas geopoliticas chocarian con el pragmatismo elemental de sus enemigos angloamericanos y rusos, que rara vez cedieron o entendieron las complejas maquinaciones politicas hitlerianas. El Jefe del Reich de los mil años aun tendría fuerzas para organizar su ultima "gran jugada geopolitica", quizá la mas exitosa, a la vista de las fuertes polemicas, la represión y censura que aun suscita lo "nazi", y los millones de admiradores del nacional-socialismo que hay en el mundo casi sesenta años despues: la creación del mito historico de la resistencia del regimen nazi en Berlin hasta la aniquilación total.

18. Hitler promete la victoria final

wuwa
En su ultima alocucion radiada del dia 23 de Febrero de 1945, el propio Adolf Hitler promete la victoria final, mientras declara, en boca de un dramatico Joseph Goebbels, que pide a Dios que le perdone por hacer uso de un arma demoledora y definitiva. Esa misma mañana ha tenido conocimiento de la mision exitosa del Heinkel He 177 que habia despegado doce horas antes desde un aeropuerto en checoslovaquia. Optimista por la prueba atomica, se atreve incluso a visitar personalmente a sus tropas, que se baten en el frente del Oder.
El ambicioso plan pretende mostrar a los aliados el poder de la nueva arma, asi como el radio de bombardeo aun posible de la aviación nazi, con objeto de forzar una tregua en ambos frentes del conflicto.
Hitler pensaba que la a practica equidistancia de Tunguska a Turingia y de Nueva York a Kristiansand (el punto de Europa bajo control aleman mas cercano a la costa este americana ) forzaría a los americanos a pensar en la posibilidad de una ataque alemán contra alguna superpoblada ciudad de la costa este estadounidense.
Simultaneamente se comunica al neutral gobierno español del peligro colateral y no intencionado que pueden sufrir algunas ciudades fronterizas españolas con Francia, a consecuencia del uso de las nuevas armas. En aquellas fechas los puertos franceses de Burdeos, Niza, Tolon y Marsella, proximos todos ellos a España, estaban siendo usados masivamente por la flota angloamericana, y por tanto se convertían en objetivos prioritarios de un posible bombardeo atomico aleman.
Pero Stalin calla, y no comunica el ataque nuclear sufrido en Tunguska a sus aliados angloamericanos. Sus tropas se encuentran ya muy cerca de Berlin, y sabe que incluso un ataque generalizado aleman contra Rusia tendra poco efecto sobre la maquinaria belica sovietica: sus principales ciudades estan ya destruidas, ha perdido veinte millones de rusos a manos alemanas y su industria esta dispersa por las inmensidades de siberia. No hay posibilidad de un ataque concentrado contra los rusos para ese tipo de armas, a no ser que la alemania nazi disponga de cientos de bombas como la de Tunguska.
A los pocos dias Stalin comprueba que no hay ataque atomico masivo aleman, y ordena al ejercito rojo el asalto definitivo a la capital del Reich.

19. Hitler no usa la bomba
Tras el fracaso de las posibles negociaciones con Stalin, y ante la inexistencia de una respuesta angloamericana, Hitler se encuentra en la peor de las situaciones posibles. Su ejercito se bate en retirada en el oeste, retrocede sangrientamente en el este y su sistema industrial, que permanece intacto en un 80% en el subsuelo aleman, se ahoga por la falta de suministros.
Un bombardeo de aviso como el de Tunguska contra los americanos era extremadamente dificil para los nazis: Toda la Europa ocupada por los aliados, asi como toda la costa este americana, unica zona al alcance de un bombardeo alemán, estaba densamente poblada y podría entenderse el bombardeo como un ataque directo contra la población. Un impacto en el atlantico podría provocar efectos imprevisibles , quiza un maremoto, al no haber sido probada la bomba en el mar. Adicionalmente podía ser mal interpretado como un error técnico alemán o deberse a un fenomeno natural, como la caída de un meteorito. Una demostración en el desierto del norte de africa o en Groenlandia podria dar una imagen equivocada de la potencia destructiva de la bomba, como ocurriera en el test de Trinity de Alamogordo: la explosion tan solo destruyó la torre que sostenia la bomba y vitrificó una delgada capa del suelo, dando lugar a un nuevo mineral, la trinitina.
Solo le quedaba a Hitler la posibilidad de un ataque directo contra Nueva York u otra gran ciudad de la costa este americana, para forzar una posible paz con occidente, aun cuando las V-2 que ya se lanzaban sobre Londres no conseguian obligar a los ingleses a una negociación.
Hitler se muestra inseguro: la muerte repentina de quiza millones de personas a consecuencia de un ataque nuclear puede provocar una respuesta indeseada por parte americana. Ante la aplastante superioridad aerea aliada, Hitler teme que los aliados se atrevan por fin a un bombardeo masivo con gases o con armas bacteriologicas, mucho mas letal que los bombardeos convencionales que ya sufrian los alemanes en toda su intensidad.
Ademas persiste el temor fundado de que los americanos dispongan ya de un arma atomica de caracteristicas similares, que no haya sido usada aún, por las mismas razones que no se usaban los agentes quimicos o bacteriologicos.
Los norteamericanos no tendrian tantas consideraciones a la hora del bombardeo atomico de ciudades japonesas. Sabian, gracias a la captura del submarino U-234, que los japoneses no disponian ni de bombas atomicas, ni de cohetes, ni de capacidad para una posible respuesta de represalia contra los Estados Unidos, asi que podian efectuar el ataque nuclear con total impunidad.
Sin embargo ese miedo a la represalia asegurada si funcionó durante los cincuenta años de guerra fria posteriores, en los que se evitó el uso de armamento atomico gracias a la estrategia mutua de "disuasion nuclear".
Si alemania hubiera conseguido terminar la produccion de los misiles intercontinentales A-9/A-10 o los bombarderos a reaccion de largo alcance Horten XVIII o Junkers E-555, o el bombardero antipodal Sänger, Hitler hubiera podido atacar con alguna garantía a los aliados desde sus bases subterraneas en Turingia, mientras él permanecia atrincherado en su reducto alpino, hasta forzar la deseada tregua.
Tambien hubiera necesitado el dictador aleman que la produccion en serie de bombas atomicas fuera al menos diez veces superior a lo conseguido hasta entonces, apenas dos bombas operativas de plutonio y una de uranio, y material fisionable para otras veinte bombas mas...
El 20 de Marzo cae definitivamente Budapest, y con Hungría caen tambien las gigantescas factorias Manfred-Weiss, pertenecientes al emporio economico de las SS y lugar donde se ensamblaban las bombas atomicas alemanas. Era tal la importancia de dicha factoria que las cinco mejores divisiones de las SS, mas de 70.000 hombres, fueron desplazados desde el sur de Alemania y desde Austria, provocando un rapido avance enemigo en ambos frentes. A pesar de que solo 1.000 hombres de las Waffen sobrevivieron a la terrible lucha en defensa de la Manfred-Weiss, Hitler, en un arrebato de ira, ordena que los soldados de las SS se arranquen las bandas-insignia de los brazos con el nombre del Führer, y desautoriza de su poder a Heinrich Himmler. A partir de entonces, sera tambien el General Kammler el jefe "de facto" de las Waffen SS.
El 3 de Abril los americanos y los rusos invaden Turingia ocupando las bases y fabricas secretas alemanas. Hitler se reune urgentemente con Kammler y le hace llegar nuevas ordenes: Aún quedaba una posibilidad de un ataque aereo contra una ciudad americana desde la base de Kristiansend, en Noruega, enviando un bombardero de largo alcance He177 a recoger un ingenio nuclear llevado alli por el submarino U-234.
A raiz de la muerte de Roosvelt, Hitler volverá a creer en un cambio radical de la situacion, esperando como Federico el Grande el milagro de un posible enfrentamiento inminente entre los aliados occidentales y sus cada vez menos fiables compañeros de armas sovieticos. El enfrentamiento deseado por Hitler solo llegaria tras la melodramatica muerte del Führer, y se extendería durante los 50 años siguientes, los años de la "guerra fría".
El dia 15 de Abril, tras comprobar que el nuevo presidente americano Truman continuará las hostilidades, y temiendo una brutal represalia angloamericana, Hitler decide no ejecutar el ataque aereo contra Nueva York desde Kristiansend. Ese mismo dia el submarino U-234 parte del puerto noruego con rumbo a Japón, pero su destino final es incierto, dado el desarrollo que estaban tomando los acontecimientos. La decision de Hitler de no emplear la bomba atomica provoca una desbandada general entre los altos mandos de las SS y de la Luftwaffe, partidarios ambos del uso del arma nuclear como unica alternativa para forzar un pacto a la desesperada con los aliados. Herman Goering anunciará su deseo de negociar con los americanos el dia 23 de Abril, lo que provocará su dentención por orden de Hitler. Al mismo tiempo Heinrich Himmler se pondrá en contacto con el Conde Bernardotte para negociar una rendición por separado, sin contar con el Führer.
Hitler centra sus ultimos recursos en un final "heroico" para su regimen, con la idea de marcar en la historia universal una resistencia épica sin precedentes, sacrificando hasta el ultimo hombre en la capital del Reich .
Pocos dias despues del suicidio de Hitler, el conde Schwerin Von krosigk, recien nombrado ministro de asuntos exteriores del efimero gobierno del almirante Doenitz, comunica a la agencia de noticias Reuter que "..Hitler no habia echado mano de la última arma terrible que el Reich tenía a su disposición..." El dia 10 de Mayo el Almirante Doenitz firma la rendición incondicional de Alemania. La guerra en Europa había terminado.
wonderwaffen

Aún le quedaba a Hitler, ya muerto (en la historia oficial, no la real), una ultima baza que jugar contra sus enemigos, en la lejana guerra del Pacifico. Siempre preocupado por sus complejas maquinaciones de estetica politica, el Führer prefirió pasar a la Historia sin quedar como el Padre del primer ataque atomico, dejando la responsabilidad de ese crimen final en manos de los japoneses. Poco imaginaba Hitler que el seis de Agosto de 1945 los norteamericanos, en nombre de la democracia y la libertad, se mancharían finalmente las manos con WuWa, la bomba nazi, provocando el asesinato instantaneo de 150.000 personas en un segundo.Un record de velocidad aún no igualado en la eliminación de seres humanos.
el proyecto atomico nazi
Wuwa El Proyecto Atomico Nazi - La Historia Real - Parte 3/4
Tanto Little Boy (lanzada en Hiroshima) y Fatman (lanzada en Nagasaki) fueron repintadas una con un color verdoso y la otra con un amarillo y azul dejando entrever entre los mas cercanos el color grisaseo debajo de estos, colores de la cual estaban pintadas la mayoria de las armas Nazis. Otra prueba mas de que las bombas atómicas pertenecían a las fuerzas del Reich. PARTE 4 >

< PARTE 1
< PARTE 2