Falacias , a que creías algo de esto! (Parte 2)

Antes que nada agradezco a la comunidad tarigera por haber punteado, recomendado, y comentado el post anterior (Falacias, a que creías algo de esto!)

mitos
En segundo lugar aclaro (porque e recibido algunos mp y comentarios en el anterior post que decian que el nombre no era correcto) que el post dice "Falacias" referenciando a una falacia lógica, sofisma o simplemente falacia, en filosofía, esta es una proposición aparentemente verdadera pero la cual, al aplicarle el razonamiento lógico, puede demostrarse que es falsa. Ése es el significado de “falacia” en este contexto. Y ésa es la razón de que este post no se llame “Leyendas Urbanas”.
mentiras
Bien, ahora ya si en el post, continuemos desmontando leyendas urbanas, mitos o ideas intuitivas de uno u otro tipo.

falacias



Efecto coriolis


El agua gira en los desagües por la fuerza de Coriolis


mitos comunes


Esta Falacia está extraordinariamente extendida. De hecho, está tan extendida que de vez en cuando se oye en clases de física. La Falacia es la siguiente: el agua gira en un sentido en los desagües del Hemisferio Norte y en sentido contrario en el Hemisferio Sur debido a la fuerza de Coriolis.

Mentira, la razón de que este mito no muera y desaparezca es, en parte, que la gente que lo repite no tiene ni idea de lo que es el efecto de Coriolis, supuestamente responsable del giro del agua en el desagüe. De modo que vamos por partes.


¿Qué es el efecto de Coriolis?

Bien, en primer lugar no hay realmente ninguna fuerza, igual que la “fuerza centrífuga” no es una fuerza real: es un efecto que se debe a mirar el movimiento de algo desde un sistema de referencia en rotación. De modo que, en este post, se le llamará “efecto de Coriolis” en vez de fuerza.

Imagina que estás en el centro de un disco del tamaño de una habitación. El disco está girando con una velocidad angular constante (pongamos que gira una vez cada dos segundos). Si empiezas a andar en línea recta hacia el borde del disco, te parecerá que el suelo se mueve bajo tus pies cada vez más rápido, porque según te alejas del centro, los puntos del disco se mueven más deprisa.
De hecho, a alguien que esté sentado en un punto del disco y te mire le parecerá que no caminas en línea recta, sino haciendo una curva. Ese alguien podría decidir entonces que algo te está empujando para que hagas una curva – una fuerza que te desvía de tu camino. Esa “fuerza” es la fuerza de Coriolis. El efecto, es decir, el hecho de que la trayectoria de un objeto que se acerca o se aleja del centro de giro parece curvarse si se mira desde el sistema que gira, se llama efecto de Coriolis.

En la siguiente animación puedes ver cómo es la trayectoria de un objeto que se aleja del centro de un disco “de verdad” y observado desde el disco. La primera animación es la del movimiento real (lo que se vería desde fuera del disco), y la línea es la trayectoria real de la pelota. La segunda animación es lo que ve alguien que está sobre el disco, y la línea que se describe ahí es lo que quedaría si la pelota tuviera tinta y fuera marcando su recorrido sobre el disco:

fuerza coriolis


Para que quede aún más claro, un video en el que se observa el efecto con gran claridad, desde fuera y dentro del disco
:


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=_36MiCUS1ro

De modo que, antes de atacar la falacia, recapitulemos: cuando te mueves dentro de un sistema que gira, como un disco, y te alejas del centro o te acercas a él, como los puntos bajo tus pies se mueven más rápido o más lento que de donde partiste, te parece que estás haciendo una curva. Desde luego, visto “desde fuera” no estás haciendo ninguna curva, pero observado desde el disco sí la estás haciendo.

¿Se observa el efecto de Coriolis en la Tierra? Desde luego. Al fin y al cabo, la Tierra gira, y nosotros observamos todo lo que vemos desde ella, de modo que Coriolis aparece por todas partes: en el momento en el que te acercas al eje de giro de la Tierra o te alejas de él en cualquier porcentaje apreciable, notas el efecto de Coriolis.


Un ejemplo sencillo: imagina que viajas en avión desde el norte de Canadá hasta el Caribe. Como estás yendo hacia el sur y la Tierra es (más o menos) una esfera, según vas avanzando te estás alejando del eje de giro (que es la línea recta que une ambos polos por el interior de la Tierra), de modo que tu trayectoria, medida desde la Tierra, es una curva, y si no tienes cuidado no acabas donde querías llegar. De hecho, el efecto de Coriolis es tenido en cuenta para trazar las rutas de los aviones.

Lo mismo pasa con el movimiento de las masas atmosféricas. Los ciclones y huracanes giran en un sentido en el Hemisferio Norte y en el contrario en el Hemisferio Sur. La razón, una vez más, es que en el hemisferio norte ir hacia el norte significa acercarse al eje de giro terrestre e ir hacia el sur alejarse, mientras que en el hemisferio sur ir hacia el norte significa alejarse del eje de giro e ir hacia el sur, acercarse.

Falacias , a que creías algo de esto! (Parte 2)


¿Puede el efecto de Coriolis afectar al agua en un desagüe?


Una vez entendido lo que es el efecto, creo que entenderás rápidamente por qué la afirmación es absolutamente falaz. Bien, tengo agua en un lavabo y quito el tapón. El agua empieza a bajar por el desagüe, y el agua del lavabo se acerca al desagüe y se pone a girar.

Bien, ¿Cuánto se ha acercado o alejado el agua del eje de giro de la Tierra? Bien, hagamos un experimento mental. Visualiza la distancia que se ha movido el agua hacia el desagüe…y ahora imagina la distancia que te separa del eje de giro de la Tierra. ¿Comparamos ambas?

Pongamos que el lavabo tiene unos 50 centímetros de ancho, y que tu latitud es media, de modo que tu distancia al eje de giro terrestre es de unos 3,200 kilómetros. Bien, la distancia que el agua se acerca o aleja del eje de giro es un 0,00001% del radio de giro. ¡Pero qué se va a notar ahí! Si el agua tarda unos 10 segundos en llegar al desagüe y la Tierra da una vuelta cada 24 horas, el ángulo que ha girado la Tierra en ese tiempo es de 0,04º…es decir, prácticamente nada.

Pero es que hay más. Si el agua, que se mueve una distancia tan pequeña y a una velocidad de sólo unos cuantos cm/s, notara el efecto de Coriolis y se pusiera a girar como loca en el desagüe, ¿te imaginas cómo serían las autopistas? Los coches van muchísimo más rápido y se acercan o alejan al eje de giro muchísimo más que el agua del desagüe. Cogerías el coche, arrancarías y, en cuanto fueras rápido por una autopista recta, ¡boom! una fuerza fantasmal gigantesca te empujaría hacia un lado como una hoja, y te estamparías contra el lateral.

¿Y el agua de los ríos? ¿Y las cascadas? ¿Por qué razón en todas esas situaciones, en las que el agua se mueve mucho más rápido y más distancia que en el desagüe, no se ve ningún efecto de Coriolis en absoluto?


Todo esto no quiere decir que el efecto no exista: de hecho, en un laboratorio y con condiciones absolutamente controladas, sí es posible detectar el minúsculo efecto de Coriolis.


¿Por qué entonces gira el agua en el desagüe en un sentido o en otro?


Por muchas razones – de hecho, por casi cualquier razón excepto el efecto de Coriolis. En primer lugar, las tuberías suelen tener acanaladuras (el agua baja pegada a las paredes, no por el centro). En algunos países, o incluso regiones de un país, las acanaladuras bajan en espiral en el sentido de las agujas del reloj, y en otros al revés. También afectan la forma del lavabo, el movimiento inicial del agua…en el caso de un inodoro, la dirección en la que introduce el agua…


Fíjate en lo que pasa cuando la tubería es casi perfectamente lisa. El video es un canal de desagüe de una presa en California (a unos 35º de latitud). Puedes ver que tanto la velocidad del agua como la distancia que recorre (y el tiempo que tarda) deberían hacer el efecto de Coriolis varios órdenes de magnitud más grande que en tu casa o la mía. Veamos este súper-efecto de Coriolis:


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ScWLC-efdXA

Y con esto amigo mio, termina el des-mentimiento de esta Falacia.

mitos


La Gran Muralla China es la única estructura hecha por el hombre visible desde el espacio

mentiras

He escuchado varias versiones de esta Falacia, pero todas giran alrededor del mismo concepto: La Gran Muralla China es la única estructura hecha por el hombre visible a simple vista desde [el espacio/la Luna/en órbita alrededor de la Tierra]. Mentira.


Lo curioso del asunto es que las primeras versiones de esta idea son de la década de los años 30, mucho antes de lo que cabría esperar. Desde luego, no habíamos llegado a la Luna, ni siquiera habíamos lanzado un solo satélite al espacio. Por otro lado, no hubiera sido demasiado difícil calcular el tamaño aparente de la Gran Muralla desde la Luna (la distancia Tierra-Luna se conocía ya con suficiente precisión) y, considerando la diferencia de color con el terreno circundante, llegar a la conclusión correcta: pero, al parecer, nadie lo hizo.

En cualquier caso, la idea aparece ya en la tira de periódico Ripley’s Believe It or Not! en 1932, y de nuevo en el libro de 1938 Second Book of Marvels, the Orient de Richard Halliburton, en el que el autor afirma que “los astrónomos dicen que la Gran Muralla es la única cosa hecha por el hombre que sería visible a simple vista desde la Luna”. No sé con qué astrónomos hablaría Halliburton (yo creo que con ninguno), pero la cosa no tiene ni pies ni cabeza. Muy probablemente lo que pretendía era hacer comprender a la población occidental la magnitud de la Gran Muralla, y no se lo ocurrió otra manera que utilizar esa exageración absurda.


Sin embargo, más de setenta años más tarde, esta tontería sigue oyéndose por ahí de vez en cuando, sin importar cuántas veces se desmonte. Es curioso lo difícil que es convencer a la gente de cosas que son ciertas, y lo difícil que es acabar con falsas concepciones como ésta.

En primer lugar, a simple vista desde la Luna, la Tierra se ve como una bola azul y blanca, con algunos retazos de desiertos y vegetación. De cosas hechas por el hombre, nada de nada. ¡Pero ni la Gran Muralla China, ni ninguna otra cosa! Ni Halliburton ni Ripley (si fueron ellos quienes se inventaron esto) tenían una concepción adecuada de lo lejos que está la Luna, y lo pequeña que es la Gran Muralla. Afortunadamente para mí, no estamos en 1938 y, como hemos ido a la Luna, puedo plantar una foto de la Tierra vista desde allí:

falacias


Sí es cierto que se han tomado fotos de la Gran Muralla desde la Estación Espacial Internacional... ¡Al igual que de muchas otras construcciones humanas!

De hecho, la Gran Muralla es una de las construcciones humanas que peor se ven desde cualquier órbita razonablemente alta. La cuestión es, por un lado, que aunque efectivamente la muralla es muy larga, aunque también hay autopistas muy largas por ahí, la Gran Muralla no es tan ancha como podrías pensar: tiene un máximo de anchura de unos nueve metros, ¡menos que muchas autopistas! Esos 9 metros, si te vas a 160 km de altitud, se ven muy, muy, muy pequeños.

Pero es que, además, el color de la Gran Muralla es muy parecido al del suelo que la rodea, con lo que una vez subes a una altitud considerable es dificilísimo distinguirla del terreno circundante. De hecho, las imágenes que suelen mostrarse de la Muralla desde la ISS han sido retocadas y se ha utilizado el radar para generarlas.



Aqui algunos ejemplos de otras estructuras creadas por el hombre tomada desde la misma Estación Espacial Internacional que las fotos de la muralla China:


Pirámides de Giza
Efecto coriolis

Invernaderos del Campo de Dalías, en Almería

mitos comunes


Y con esto, doy por concluido la desmontación de esta Falacia.


fuerza coriolis


La selva amazónica es el pulmón del planeta


Falacias , a que creías algo de esto! (Parte 2)


Se oye muy a menudo, aunque en este caso no en libros de texto (suelen explicarlo bien), sino fundamentalmente en los medios de comunicación, que la selva amazónica es el pulmón de la Tierra, que produce un gran porcentaje del oxígeno que respiramos. Lo llevo oyendo desde que era niño en las noticias y los periódicos; es más, acabo de verlo en el artículo de la Wikipedia en español sobre las selvas tropicales. Afortunadamente, la vercion en ingles no perpetúa este mito (de hecho, lo desmiente en el primer párrafo).


mitos
¿Pulmon del planeta? Mentira.


Sin embargo, no hay más que pensar con un poco de cuidado para comprender que esa idea del Amazonas produciendo oxígeno que los demás respiramos es totalmente absurda. Los que así lo afirman suelen razonar de la siguiente manera: Las plantas realizan la fotosíntesis, en la que absorben dióxido de carbono de la atmósfera y desprenden oxígeno. En la selva amazónica hay una cantidad gigantesca de plantas verdes, luego la fotosíntesis libera ingentes cantidades de oxígeno a la atmósfera. Por lo tanto, la selva amazónica nos proporciona una enorme cantidad de oxígeno.


¿Para qué realizan las plantas la fotosíntesis?


Dicho rápido y mal, para dos cosas: Para crecer y para almacenar energía. Del primer modo, una planta puede realizar la fotosíntesis para construir moléculas orgánicas que forman parte de su estructura y así crear ramas, flores y hojas. Del segundo puede, por ejemplo, fabricar almidón que luego “quema” en la respiración. Por eso las plantas son organismos autótrofos.

De modo que, en primer lugar, las plantas respiran. Una parte del oxígeno que liberan a la atmósfera cuando realizan la fotosíntesis lo absorben a su vez mientras respiran, pues una de las dos funciones principales de la fotosíntesis es precisamente ésa: fabricar combustible que luego queman. La selva amazónica, en efecto, desprende muchas toneladas de oxígeno al año, pero una parte de ese oxígeno lo absorbe de nuevo respirando. Así que la parte de la fotosíntesis que sirve para dar energía a la planta, de forma neta, no proporciona ni un solo gramo de oxígeno a la atmósfera. La planta ha desprendido ese oxígeno sólo de forma temporal, para almacenar la energía y usarla cuando le haga falta.

Lo mismo sucede con el CO2 absorbido en esa fracción de la fotosíntesis: no desaparece de la atmósfera permanentemente, es liberado de nuevo a ella según la planta respira. Las plantas, en efecto, fijan parte del dióxido de carbono de la atmósfera, pero sólo en la otra función de la fotosíntesis, la de creación de estructuras. Al final del proceso la atmósfera pesa menos: parte de la masa del árbol proviene precisamente del dióxido de carbono absorbido en la fotosíntesis, cuyo carbono pasa a formar parte, por ejemplo, de la celulosa. Perfecto.


¿Y cuando el árbol se muere?


Aquí está la clave de la cuestión. Tarde o temprano partes del árbol mueren independientemente y, por supuesto, llega un momento en el que la planta entera muere. Todas las plantas nacen, crecen, se reproducen y mueren. Durante su vida van fijando carbono y liberando oxígeno según crecen, y cuando mueren… se pudren.


Pero ¿qué es la putrefacción? Un proceso por el que las bacterias obtienen energía de la materia orgánica, descomponiéndola en sustancias más simples según absorben oxígeno de la atmósfera y liberan dióxido de carbono. Aquí está la parte que muchos periodistas no mencionan: cuando las plantas mueren y se pudren, liberan de nuevo el carbono que habían almacenado y las bacterias que las pudren absorben el oxígeno que la planta había liberado. Al final de la vida de un árbol de la selva, todo acaba básicamente como había empezado.


En resumen: la respiración y la putrefacción son los que hacen que, inevitablemente, una selva tropical madura no produzca una emisión neta de oxígeno ni una absorción neta de CO2 apreciables. Los árboles de la selva no son las “bombas de oxígeno” que los periodistas nos quieren hacer creer.


¿Entonces podemos talar y quemar las selvas sin ningun problema?


Claro que no
La selva amazónica lleva ahí millones de años y es muy grande… pero hubo un momento en el que no estaba ahí. Según se fue extendiendo y la masa forestal fue aumentando, sí estaba almacenando carbono y fijándolo, al mismo tiempo que liberaba de forma neta una gran cantidad de oxígeno. Cuando acabamos con la selva amazónica liberamos todo el carbono que lleva ahí almacenado millones de años. El balance del Amazonas sin perturbar es casi inapreciable, pero cuando cortamos y quemamos la madera ya no lo es: estamos absorbiendo grandes cantidades de oxígeno y liberando enormes cantidades de CO2. Como se estima que la selva amazónica contiene unas 1,1·1011 toneladas métricas de carbono absorbido de la atmósfera, liberar ese carbono no es ninguna broma.


mentiras


Por lo que, como puedes ver, quemar superficie arbolada en el Amazonas es perjudicial para nosotros, pero la razón no es en absoluto la que se dice en los medios de comunicación: la selva no es una “bomba de oxígeno”, sino un “depósito de carbono” que no queremos liberar a la atmósfera. Dicho de otra manera — produce casi la misma cantidad de oxígeno neto una superficie llena de árboles que un desierto rocoso (es decir, nada), pero el paso de “zona rocosa” a “superficie arbolada” sí libera oxígeno y absorbe dióxido de carbono de forma neta y apreciable, y al revés.


Concluida aqui la desmontación de esta Falacia.


falacias


El efecto invernadero I (el nombre)


Efecto coriolis


La afirmación es es sencillamente ésta: El efecto invernadero se llama así porque se basa en el mismo principio físico que los invernaderos construidos por el ser humano — la opacidad de algunas sustancias a la radiación infrarroja.


Mentira.
El problema es doble: por un lado, se leen por ahí explicaciones realmente horribles acerca del efecto invernadero. Por otro lado, existe una concepción errónea bastante generalizada sobre cómo funciona un invernadero de vidrio o plástico y por qué dentro suele alcanzarse una temperatura mayor que la de fuera.

La explicación errónea acerca de cómo funciona un invernadero es la siguiente:
“El invernadero está cubierto en su mayor parte de vidrio o plástico que es transparente a la radiación visible, pero opaco a la radiación infrarroja. Por lo tanto, la luz del Sol puede penetrar por los cristales del invernadero y calentar lo que hay dentro, pero la radiación infrarroja emitida por el interior caliente no puede escapar por el vidrio, de modo que el interior alcanza temperaturas bastante elevadas.”


mitos comunes


La anterior explicación es incorrecta. Existen varios fenómenos físicos diferentes involucrados en el aumento de temperatura dentro de un invernadero, pero el responsable fundamental no es la opacidad de nada a ninguna radiación, sino la ausencia de un fenómeno completamente diferente:
la convección.

Sin extenderse demaciado, el funcionamiento de la convección es bastante simple: Cuando un fluido está caliente se expande y su densidad disminuye y al revés. Esto es lo que hace que el aire frío descienda y el aire caliente ascienda, por ejemplo — y es la base del funcionamiento de los globos aerostáticos que calientan el aire de su interior con vistosas llamaradas. Lo mismo sucede con el agua dentro de una olla o el magma en el interior de la Tierra. Mediante la convección se transmite energía térmica por un fluido debido al movimiento del propio fluido.

De los tres mecanismos de transmisión del calor –conducción, convección y radiación– la convección es, de lejos, el más rápido y eficaz en la vida cotidiana. Cuando calientas algo en el interior de un fluido, prácticamente toda la pérdida térmica que se produce es debida a la convección.

La convección hace que ese objeto caliente esté rodeado siempre de una masa de fluido más frío que él, de modo que la pérdida térmica es muchísimo más rápida de lo que sería si el fluido no se moviera — si no hubiera convección. Aunque no seamos siempre conscientes de por qué hacemos las cosas, éste es el funcionamiento básico de un jersey, una manta… o un invernadero.

Efectivamente, cualquiera de estos inventos evita en gran medida la pérdida térmica porque atrapa el aire, impidiendo que ascienda y sea reemplazado por aire nuevo. Cuando se introduce en ellos algo caliente, ese algo calienta el aire que hay atrapado ahí dentro y una vez que eso ocurre se reduce muchísimo la pérdida de temperatura del objeto, puesto que la diferencia de temperatura con lo que lo rodea (el aire que ha calentado) es minúscula. Desde luego, sigue perdiéndose energía porque las paredes del recipiente se calientan y emiten radiación, pero es algo muchísimo más lento.


¿Cuál es entonces la explicación correcta del funcionamiento de un invernadero?


Las ventanas del invernadero son, efectivamente, transparentes a la radiación visible procedente del Sol, que calienta los objetos que hay dentro, como la tierra y las propias plantas. Estos objetos calientan el aire que hay dentro del invernadero y la radiación infrarroja emitida es absorbida por los cristales, pero la pérdida térmica evitada de este modo es muy pequeña. El aire caliente del interior del invernadero disminuye su densidad y trata de escapar ascendiendo, pero no puede debido a las paredes, con lo que tampoco es reemplazado por aire nuevo más frío.

La cantidad de calor que se perdería en forma de radiación infrarroja es mucho más pequeña que la que se perdería cuando el aire escapase, de modo que decir que esa opacidad de las paredes a la radiación infrarroja es la razón del aumento de temperatura es absolutamente engañoso — lo que mantiene el calor dentro del invernadero es la “opacidad” de los cristales al aire, que se llevaría más calor en un minuto que la radiación infrarroja en horas.


Concluye el desmontamiento de esta Falacia.


fuerza coriolis


El efecto invernadero II (calentamiento global)


Falacias , a que creías algo de esto! (Parte 2)


La afirmación falsa de esta segunda parte sobre el efecto invernadero es la siguiente: El efecto invernadero es lo mismo que el calentamiento global, es decir, el hecho de que la temperatura media de la Tierra haya aumentado durante las últimas décadas y tal vez siga haciéndolo en el futuro. Como consecuencia de esta falsa idea, suele añadirse a menudo (explícita o implícitamente) una segunda: El efecto invernadero es malo.

Absurdo
Para empezar recordemos brevemente en qué consiste el efecto invernadero: Cuando un planeta tiene atmósfera, la temperatura sobre su superficie es mayor de lo que sería si la atmósfera no existiera, puesto que los gases emiten radiación que calienta la superficie. Es, como siempre, una explicación muy simple, pero debería valer de sobra para que veas por qué la afirmación de arriba es absurda.


mitos

Gráfico de la anomalía térmica anual. Aumente o disminuya la temperatura, hay efecto invernadero.


Por otro lado, ¿qué es el llamado calentamiento global? Dicho rápido y mal, es la idea de que la temperatura media de la Tierra ha ido aumentando en las últimas décadas y, según algunos modelos, probablemente seguirá haciéndolo en el futuro. No voy a entrar aquí a valorar esos modelos, ni si el calentamiento global es antropogénico (originado por el ser humano) o no.

No hay más que leer ambas definiciones para ver que una cosa y la otra son bien distintas, pero analicemos dos de las diferencias más importantes:

Por su propia definición, el efecto invernadero aparece en cualquier planeta con atmósfera desde el mismo momento en el que se forma la atmósfera (la atmosfera esta compuesta por gases, los cuales determinan el efecto de invernadero.
Si hay atmósfera existe el efecto invernadero.

En cambio, el calentamiento global es, un concepto referido a la variación de la temperatura en los últimos 100 años en la superficie de la Tierra.

En segundo lugar, el concepto de efecto invernadero no involucra un aumento gradual de temperatura. ¿Que la temperatura aumenta? Hay efecto invernadero. ¿Que disminuye? Hay efecto invernadero. ¿Que se mantiene constante? Pues hay efecto invernadero, pues lleva existiendo desde que tenemos atmósfera. Por el contrario, el calentamiento global sólo existe si la temperatura aumenta: el concepto es precisamente ese cambio de temperatura.


Con estas dos cuestiones ya se puede notar la clara diferencia entre ambos fenómenos.


Por otro lado es usual que se se le vea al efecto invernadero como algo "malo", pero ese termino esta totalmente mal aplicado, ya que sin el efecto de invernadero la temperatura de la superficie del plantea seria demaciado baja y por edne nosotros probablemente no existiríamos.


Y con esto amigo mio, termina el des-mentimiento de esta Falacia.

mentiras


El efecto invernadero III (dióxido de carbono)


falacias

El núcleo de la cuestión viene a ser más o menos esta mentira: el principal gas responsable del efecto invernadero es el dióxido de carbono (CO2).

Mentira
Antes de nada, ni qué decir tiene que todos los gases presentes en la atmósfera contribuyen al efecto invernadero de una forma u otra

Existen moleculas que absorben poca radiación infrarroja (Por lo tanto contribuyen poco al efecto invernadero). La razón es que cuando los átomos de estas moléculas vibran, no cambia el momento dipolar eléctrico de la molécula: dicho mal y pronto, si los átomos de la molécula cambian levemente la distancia entre ellos o sus posiciones relativas, la “simetría eléctrica” de la molécula no cambia (piensa en dos átomos de oxígeno girando uno respecto a otro, o alejándose o acercándose). Las principales responsables son las moléculas más complejas, con átomos de varios elementos, que constituyen únicamente alrededor del 1% de la masa atmosférica y que sí modifican su momento dipolar cuando sus átomos vibran.

Lo que hace a un gas contribuir más o menos de forma neta al efecto invernadero no es sólo la estructura de sus moléculas: influye además, de forma sustancial, la cantidad de moléculas del gas presentes en la atmósfera. De ahí que el SF6 tenga una contribución ínfima al efecto invernadero a pesar de ser tan eficaz molécula a molécula, y no sea el máximo contribuyente que he mencionado al principio.

Al tener en cuenta tanto la eficacia de absorción/emisión de cada molécula como la cantidad de cada gas presente en la atmósfera, podemos estimar la contribución neta de la cantidad total del gas al efecto invernadero.


El ozono sólo es responsable de entre el 3% y el 7%

El metano (CH4) es otro contribuyente considerable, más aún que el ozono: entre un 4% y un 9% se debe al metano, es decir –una vez más, realizando una abyecta simplificación–, alrededor del 6,5%. Pero este gas no tiene comparación con el que aparece más frecuentemente en las noticias, el dióxido de carbono (CO2).


Efecto coriolis

Diagrama de una molécula de CO2.


A pesar de que cada molécula de metano es mucho más eficaz como generadora de efecto invernadero que cada una de CO2, la cantidad de dióxido de carbono presente en la atmósfera es más de doscientas veces la de metano en volumen, de modo que el CO2 es muchísimo más significativo que el metano como responsable de este efecto: entre el 9% y el 26%; es decir, en nuestros términos comparativos, de un 17,5%, casi tres veces la contribución del metano.

Pero todos estos gases se quedan atrás cuando comparamos sus contribuciones con las del rey del efecto invernadero: la humilde molécula de H2O. Efectivamente, el vapor de agua es el principal responsable del efecto invernadero, con entre un 36% y un 70% de contribución — la media entre los dos valores es de un 53%. Como digo, es muy difícil dar valores concretos: fíjate en la diferencia entre los extremos de cada intervalo. Pero, dependiendo de los valores estimados, el vapor de agua puede contribuir más al efecto invernadero que todos los demás gases juntos; y, cualquiera que sea el valor estimado, es el responsable número uno de forma clara.


mitos comunes

Diagrama de una molécula de H2O.


Aparte de tener un momento dipolar considerable y ser capaz de absorber radiación infrarroja de forma eficaz (aunque no tan eficaz como el CO2, molécula por molécula, igual que éste no puede compararse al SF6), la principal razón es la cantidad de vapor de agua presente en la atmósfera, más de diez veces la del dióxido de carbono.

¿Por qué entonces siempre aparece el CO2 en las gráficas, en los artículos de los periódicos y en la televisión?
Creo que la principal razón es que esos medios, a pesar de que no lo suelen decir explícitamente, no están hablando del efecto invernadero sin más: lo hacen del efecto invernadero antropogénico, es decir, la parte del efecto invernadero debida a gases emitidos por el ser humano. Al restringirnos a los gases emitidos directamente por la actividad humana, el dióxido de carbono sí se convierte en la estrella principal.


Con esto concluye el derrumbamiento de esta Falacia.


fuerza coriolis


¡Muchas gracias por pasarse, espero que les haya gustado!

Falacias , a que creías algo de esto! (Parte 2)