Canibalismo y las Sales de Baño ...

Canibalismo y las Sales de Baño ...

Canibalismo y las Sales de Baño ...
canibalismo

Desde la más remota antigüedad la práctica del canibalismo ha estado presente en el ser humano. La sola mención de la palabra “caníbal” nos produce una mezcla de repugnancia y terror, pero ¿qué se esconde detrás de este tipo de crímenes? ¿Cómo es la mente del caníbal?

baño


Canibalismo a través de la historia ...

El canibalismo se encuentra profundamente arraigado en nuestro inconsciente colectivo, en ese lado oscuro de nuestra mente en el que escondemos nuestros miedos más primitivos. Por sorprendente que parezca, recientes descubrimientos apoyan la hipótesis de que los seres humanos han sido devorados por sus semejantes desde que nuestros primeros ancestros comenzaron a caminar por la Tierra. En 1991, en la cueva de MoulaGuercy, ubicada 200 km al norte de Marsella (Francia), el profesor Alban Defleur, de la Universidad del Mediterráneo de Marsella, y su equipo encontraron claros signos de un canibalismo que se remontaba 120.000 años atrás, a la época de los neandertales. Huesos humanos troceados con marcas de descarnado y golpes precisos producidos por herramientas de piedra indicaban que el canibalismo era una práctica habitual. Dada la abundancia de caza en la zona, quedó descartada la teoría de que se hubiese tratado de un acto ocasional ante la desesperación provocada por el hambre. No está probado que los neandertales desarrollaran una conducta simbólica ritual o que tuvieran atisbo alguno de religión, por lo que tampoco es probable que devoraran a sus semejantes para apropiarse supuestamente de su fuerza y su valor, como harían posteriormente otras sociedades. La hipótesis más aceptada es que estos homínidos cazaban y daban muerte a otros grupos para comérselos como si fueran una presa más. El canibalismo podría haber sido, pues, una más entre las formas que tenían los neandertales de alimentarse. Se han realizado hallazgos similares en Vindija y Krapina (Croacia), Combe Grenal (Francia) y en la cueva de Gattari (Italia).

En 2006 se encontraron en el yacimiento de la Gran Dolina de Atapuerca (Burgos) fósiles de al menos diez niños y niñas pertenecientes a la especie Homo antecessor con signos de haber sido devorados por sus congéneres. Según Eudals Carbonell, codirector del yacimiento, fueron atacados por homínidos de la misma especie, pero de diferente grupo. El macabro festín de Atapuerca, de 800.000 años de antigüedad, prueba que el canibalismo con propósitos alimenticios fue una práctica habitual durante cientos de miles de años. Para el antropólogo Marvin Harris, autor de Bueno para comer, esta clase de antropofagia es propia de grupos humanos organizados en bandas y aldeas. Sin embargo, cuando en el Neolítico (6000 a.C.) el hombre pasó de ser cazador-recolector a domesticar y criar animales y cultivar plantas, consiguió producir grandes excedentes de alimentos que hacían innecesario consumir la carne de sus semejantes. Además, en una sociedad estatal, el respeto al tabú del asesinato y el canibalismo constituye una condición fundamental para una buena convivencia.



las



Canibalismo Ritual ...


El canibalismo ritual alcanzó sus cotas más altas en la civilización azteca. A pesar de estar curtidos en mil batallas, Hernán Cortés y sus hombres no estaban preparados para lo que encontraron en 1519 en Tenochtitlan (la actual Ciudad de México). Allí, en los templos gemelos de Huitzilopochtli (dios del Sol) y Tláloc (dios de la lluvia y la fertilidad), situados en la cumbre de la pirámide más alta de la ciudad, los sacerdotes aztecas realizaban unos 20.000 sacrificios humanos anuales. Arrancaban el corazón a las víctimas, lo ofrecían a sus dioses y después devoraban algunas partes de los cadáveres. Lo que puede parecer una salvaje matanza sin sentido constituía en realidad un rito de fertilidad muy elaborado basado en los principios de la magia simpatética. Mediante la consagración los sacerdotes convertían a la víctima en el mismo dios encarnado, que después moría y renacía en sus hijos cuando éstos lo comían. De esta forma se simbolizaba el ciclo de la vida y se aseguraba la renovación de las cosechas y la multiplicación de los animales. Este principio de la transubstanciación es el mismo en el que se basa la comunión de los cristianos. La hostia y el vino consagrados se convierten en el cuerpo y la sangre de Cristo, que son ingeridos después por sus fieles, renovando el sacrificio expiatorio del dios. Aunque para la mayor parte de las culturas actuales el canibalismo es un tabú, éste queda anulado cuando la angustiosa elección es comer carne humana o morir.



sales


Algunos casos de canibalismo ...


- Obsesionado por probar la carne humana, el alemán Armin Meiwes puso en 2001 un anuncio en Internet para reclutar un joven que accediera voluntariamente a ser devorado. ¡Por increíble que parezca, más de 200 personas se ofrecieron a ello! De entre todas ellas, Meiwes escogió al berlinés Bernd Jürgen, a quien citó en su casa de Rotemburgo el 9 de marzo. En primer lugar, Meiwes amputó el pene a Jürgen. Tras asarlo y aderezarlo con sal, pimienta y ajo, se lo comieron entre los dos. Después Meiwes mató a su “invitado”, descuartizó su cadáver y guardó algunas partes en el congelador. Para colmo, todo el proceso fue grabado en vídeo. Durante los meses siguientes llegó a consumir unos 23 kg de su carne. Dispuesto a encontrar una nueva víctima, puso otro anuncio. En esta ocasión fue denunciado por un estudiante austriaco y detenido por la policía en 2002. La Justicia tuvo serios problemas para condenarle, pues la víctima había accedido voluntariamente y el canibalismo no se considera un delito en Alemania. “Quería comerle, pero no matarle”, alegó Meiwes en su defensa. Finalmente, fue condenado a cadena perpetua.
- En 2004 Gumaro de Dios Arias, de 26 años, asesinó a su amante, Raúl González, en una destartalada cabaña de Playa del Carmen, en el corazón de la Riviera Maya mexicana. Después, durante tres días, se comió varias partes de su cuerpo, algunas cocinadas como un caldo y otras asadas a la parrilla. La policía le detuvo después de recibir la llamada de un joven que pasaba por el lugar y que presenció el macabro banquete. Gumaro dormía al lado del cuerpo descuartizado. 

- En febrero de 1999, en la localidad venezolana de San Cristóbal, la policía detuvo a Dorángel Vargas Gómez, acusado de haber asesinado y devorado a más de diez personas entre 1997 y 1999. Dorángel cazaba a sus víctimas con un tubo en forma de lanza, las descuartizaba, guardaba las partes que se comía para cocinarlas y desechaba los pies, las manos y las cabezas porque le resultaban indigestos. “No me arrepiento de lo que he hecho, porque me gusta la carne”, declaró al ser detenido. 


- Tampoco mostró arrepentimiento alguno el japonés Issei Sagawa, que en 1981 asesinó y “saboreó” partes del cuerpo de la joven Renée Hartevelt. “Sólo quería conocer el sabor de la carne de una chica joven y atractiva –argumentó–. Cuando uno se enamora de una mujer, lo normal es querer besarla. Para mí es lo mismo, sólo quería probarla. Soy un caníbal. Es una obsesión.” Su poderoso padre, el industrial Akira Sagawa, consiguió que fuera internado en un hospital psiquiátrico de Japón, de donde salió en libertad tan sólo 15 meses después. Hoy en día es una estrella mediática en su país.


- Jeffrey Dahmer, El Carnicero de Milwaukee, mató y descuartizó a 17 jóvenes entre 1987 y 1991. Guardaba restos humanos como trofeos y en varias ocasiones guisó y comió partes de los cuerpos. Se deshacía de los trozos que no le interesaban sumergiéndolos en un enorme barril de plástico lleno de ácido o, simplemente, tirándolos al retrete.


- Uno de los casos más escalofriantes de canibalismo es el de Andréi Romanóvich Chikatilo, Carnicero de Rostov, que durante 12 años asesinó a 54 personas. Devoraba las partes blandas de sus víctimas y le producía un inmenso placer masticar y tragar sus pezones y sus testículos. El psiquiatra Alexander Bukhanovsky, que contribuyó a capturar a Chikatilo, afirmó que el aumento en Rusia de los asesinatos en serie y del canibalismo en particular se debía a factores como la corrupción de la familia, la amplia distribución de pornografía, las serias dificultades económicas y la crueldad del pasado reciente del país, ejemplificada en los campos de concentración de Stalin.


Canibalismo y las Sales de Baño ...



Canibalismo en las sectas satánicas ...


Entre finales de 1989 y los primeros meses de 1990 hubo más de cien muertes en Norteamérica y Europa occidental relacionadas con el satanismo, de acuerdo con cifras proporcionadas a la prensa por la Interpol. Se produjeron algunas muertes por ataques cardíacos en personas que presenciaban los ritos, pero hubo también asesinatos cometidos a sangre fría y muertes deliberadas acompañadas de espantosos tormentos. Y fueron muchos los actos de canibalismo unidos a las ceremonias satánicas, de carácter litúrgico.
Un caso que llamó poderosamente la atención sucedió en la ciudad de Nueva York, donde el 15 de noviembre de 1989 fue condenado a cadena perpetua Robert Brown. Había asesinado a diez personas en un rito satánico. Les devoró el corazón y bebió su sangre durante las misas negras que organizaba. Declaró, en su defensa, que todo lo aprendió de su padre, un gran aficionado a la adoración de Satanás. Tenía este sujeto la saludable costumbre de llevar al niño a ver los rituales y los sacrificios humanos, para que fuera haciéndose hombre de provecho.



canibalismo



Canibalismo en pleno Siglo XXI ...


En la última semana, 2 historias han conmocionado al mundo entero despertando un miedo tan remoto e indescifrable como el origen de los tiempos, 2 casos de canibalismo registrados en Estados Unidos en pleno siglo XXI.

¿Qué tienen en común Rudy Eugene, un muchacho de origen haitiano y Alexander Kinyua oriundo de Kenia? Esta semana, uno fue abatido por la policía de Miami mientras devoraba, literalmente, el rostro de un hombre de 65 años en una autopista de esa ciudad del estado de La Florida. El otro, ante las autoridades de Maryland en Baltimore, admitió haber asesinado a su compañero de universidad, comiendo luego partes de su cerebro y corazón. El resto del cuerpo lo escondió en el sótano de la casa de sus padres.

Un sinnúmero de hipótesis se han tejido alrededor del caso de Miami y las motivaciones de Eugene para cometer tan horrendo crimen. Sin embargo, la versión más creíble respecto a su accionar, gira en torno a un posible consumo por parte de Eugene de una droga conocida como ‘sales de baño’, una poderosa droga sintética que habría potenciado un cuadro psicótico previo existente en Eugene.

El caso de Maryland es mucho más sórdido. Alexander Kinyua, un estudiante keniano de 21 años, admitió el jueves pasado haber asesinado a cuchilladas a su compañero de cuarto en la Universidad Estatal Morgan. Un ciudadano de Ghana de nombre Kujoe Bonsafo de 37 años. Kinyua fue descubierto por su padre y su hermano cuando trataba de desaparecer las extremidades y la cabeza de Bonsafo en el sótano de la casa familiar en un suburbio de Baltimore. Una vez descubierto, ante las autoridades aceptó su crimen y reveló que se había comido el corazón y parte del cerebro de su compañero. En mayo, Kinyua ya había acusado de un intento de agresión en el que el que su víctima fue brutalmente golpeada.

Alejado en el tiempo de las prácticas ancestrales, el canibalismo perpetrado por Eugene o Kinyua pertenece a otro contexto. El del denominado canibalismo urbano y que ha tenido exponentes sanguinarios a lo largo de los últimos 60 años. Responden a trastornos psicóticos y se inscriben en esa trágica lista de criminales cuyo leit motiv ha sido el homicidio y el canibalismo. Las explicaciones a su comportamiento son tan variadas como espeluznantes.



baño


Droga "Sales de Baño"...

La droga conocida como 'sales de baño' (Bath Salts) es considerado como el nuevo LSD. Se trata de una sustancia de diseño que provoca una gran adicción y que se hizo conocida después del ataque del Caníbal de Miami.

Rudy Eugene no pudo dejar de comer el rostro de su víctima, Ronald Poppo, ni aún luego de haber recibido el primer disparo del oficial de policía.

Este comportamiento extraño, podría ser consecuencia de las "Sales de Baño". Su nombre surge porque en realidad, son las propias piedritas usadas para una mayor relajación durante un baño de inmersión que al ingerirse o inyectarse, provocan una euforia y exaltación similar a la de cocaína.

Por ese motivo, 34 estados han prohibido su venta en Estados Unidos.

Algunos conocedores de esta droga, afirman que se necesitan unas 7 personas para detener a un joven de 70 kilos bajo el efecto de este alucinógeno.

Las "Sales de Baño" son baratas, fáciles de conseguir y no aparecen en las pruebas que detectan drogas, pero contienen mefedrona, una droga sintética de altísimo poder alucinógeno.

Las salas de emergencia de los hospitales de EE.UU., han manifestado un aumento impresionante de personas que debieron ser tratadas por el consumo en exceso de esta droga.

Si bien un ataque caníbal es poco frecuente, lo cierto es que las autoridades deberán aumentar sus esfuerzos para reducir el acceso a este tipo de drogas sintéticas. Está demostrado que su efecto es desvastador, no sólo para quien las consume, sino para todos.



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=XtbHrO92JO0



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=A1vHRrlwznY



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=eOlKrr5Soec


las 
sales 
Canibalismo y las Sales de Baño ...

Fuentes de Información - Canibalismo y las Sales de Baño ...

El contenido del post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes.

Tags: canibalismo | baño | las | sales

Dar puntos
5 Puntos
Votos: 1 - T!score: 5/10
  • 0 Seguidores
  • 1.223 Visitas
  • 2 Favoritos

1 comentario - Canibalismo y las Sales de Baño ...

@danercc Hace más de 1 año +2
muy interesante! + 5
@jeldnis777 Hace más de 1 año +1
Gracias Dan, un placer seguirte!