¿Por qué se mide el tiempo en la historia A.C y D.C?

¿Por qué se mide el tiempo en la historia A.C y D.C?


Lo que ocurre es que para referirnos a un determinado momento en el tiempo, necesitamos de una referencia. Los romanos, por ejemplo, tenían como referencia la fundación de la ciudad de Roma, y la expresión "Ab urde condita" en latín quiere decir "desde la fundación de Roma" - se utilizaba la expresión entonces a.u.c para designar de esta manera las fechas.

Dionisio el Exiguo, monje y matemático del siglo VI, recibió como encargo del papa Juan I, durante el año 525, el cálcular basándose en los datos históricos y bíblicos disponibles la fecha del nacimiento de Jesús. Curiosamente la finalidad de este cálculo no fue una revolución en la forma de medir el tiempo en las historia, sino que identificar las Pascuas y celebraciones religiosas.

historia

El asunto es que en base a este cálculo se fijo el año "1" (en aquella época el cero no hacía mucho sentido), y la numeración que se usó en el calendario Gregoriano, aquel en uso hoy en día, basó la numeración de los años en base a esta misma estimación; digo estimación porque hay disputas sobre la verdadera fecha del nacimiento de Jesús - no tiene importancia, mientras estemos de acuerdo cual es el año que llamamos 1.

Dada la influencia de este calendario y el sistema asociado de numeración de los años (tu pregunta) en todo el mundo, es que se considera hoy en día el "oficial". De esta manera, es que en la historia usamos comúnmente la numeración de las años asociados a "Antes" o "después" de Cristo (AC o DC). También se habla de los años tras el nacimiento de Jesús como "Anno Domini", es lo mismo.

a.c

Si te fijas medir el tiempo en la historia según el nacimiento de Cristo, tiene para muchos una connotación religiosa (aunque en realidad como te mencioné no importa, ya que se trata de ponernos de acuerdo con una referencia), por lo que en la actualidad algunos historiadores prefieren hablar de la "Era Común", o "EC", y "Antes de nuestra era" (AEC), pero la referencia sigue siendo la misma, sólo que despojada de connotaciones religiosas.

calendario gregoriano