epelpad

¿por que dormimos?

Una solución especialmente notable al problema del mantenimiento de la vigilancia durante el sueño se observa en los delfines y en las focas, en los que el sueño se alterna entre los dos hemisferios cerebrales. Así, un hemisferio puede mostrar los signos electroencefálicos de la vigilia, (que se explicarán con detalle más adelante), mientras que el otro exhibe las características del sueño. En resumen, si bien los periodos de descanso son evidentemente esenciales para el funcionamiento correcto del encéfalo, y sobre todo para la homeostasis normal, la forma de obtener el reposo depende de las necesidades particulares de cada especie.

¿por que dormimos?

IMPORTANTE

Importancia del sueño

sueño

Muy pocas veces tomamos en cuenta la importancia del sueño, restando la importancia que tiene, no nos damos cuenta de que tan dañino puede llegar a ser no dormir bien, y hay que dejar a un lado el simple hecho de descansar, dormir implica muchas mas cosas que solo descansar, dormir implica aprendizaje, perdida de peso, regeneración del cuerpo, salud, etc. Algunas veces cuando somos adolescentes no le damos la importancia y nos interesan otras cosas excepto dormí, En este blog vamos a ver lo que es el sueño, por que es una necesidad fisiológica tan importante, por que es bueno dormir, y que daños nos causaría a la salud el no dormir.

Tres meses de sueño profundo logran robarle a un oso hasta 40% de su peso.

Durante la actividad física, todos los mamíferos gastamos primero la glucosa y luego comenzamos a quemar la grasa almacenada por las células. Los que no hibernamos, en un momento u otro reponemos ese azúcar y la grasa vuelve a ser la última de la fila de sustancias combustibles, así que a veces nunca le llega el turno. Pero los osos, que durante la hibernación no salen a comer agotan su glucosa y usan enseguida la grasa, gracias a cambios en su sistema metabólico.

El secreto de los osos

“Seis osos caen en hibernación a destiempo en Rusia, tras meses de insomnio”. Esta noticia de la agencia EFE en diciembre de 2008, achacaba al calentamiento global el retraso (suelen “irse a la cama” en noviembre). Era hasta hace poco la teoría más admitida: que la baja de temperatura avisaba a los osos que era el momento de hibernar y que el frío desataba por sí mismo el patrón del metabolismo. Pero nadie reparó en otro detalle, aparentemente secundario, hasta que el bioquímico Cheng Chi Lee, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Texas, publicó su prometedora investigación.

¿Cómo funciona?

“Los animales que hibernan cavan madrigueras profundas, están completamente a oscuras ¿Por qué no podría la oscuridad ser el interruptor de la hibernación?”, propuso entonces Lee. Para averiguarlo, experimentó con un tipo de ratón que no hiberna, en el estricto sentido de la palabra, pero que es capaz de entrar en un letargo fisiológicamente similar durante cortos periodos. A un grupo de ratones le impuso un ciclo natural de luz y oscuridad (ciclo circadiano), peor a otros tantos los obligó a estar a oscuras durante 48 horas. Y ocurrió: solamente en estos últimos se activó un gen que desataba una reacción en cadena: la producción del monofosfato de adenosina 5 (5-AMP), que, tras tumbar de sueño a los roedores, desataba el mecanismo metabólico que hace a los hibernados “preferir” la grasa a la glucosa.

Así, al bioquímico se le ocurrió que la verdadera dieta del oso podría consistir en suministrar a humanos una inyección de 5-AMP para lograr los mismos efectos: que quemásemos la grasa acumulada, algo que sería un triunfo para vencer la obesidad.

dormir

Por increíble que parezca, si bien se sabe bastante sobre lo que ocurre biológica y neurológicamente mientras dormimos, la verdadera naturaleza de esta interrogante es aún un misterio; no se sabe con exactitud por que dormimos y soñamos. Veamos lo que si se sabe sobre esto.

Se especula que necesitamos dormir para digerir y categorizar las actividades realizadas durante el día; durante la noche descansamos nuestra mente y reparamos el cuerpo, a través de este descanso prolongado.

Son muchos los especialistas que aseguran que el sueño (el acto de dormir) es de suma importancia para la vida de cualquier ser humano. A través de éste se recuperan energías y, además, es el momento en que se procesa toda la información recopilada durante el día. Dormir es —y ha sido siempre— la actividad que más tiempo demanda a lo largo de nuestras vidas (aproximadamente el 35%).

Al dormir, el organismo entra en un estado de reposo uniforme. Éste se caracteriza por los bajos niveles de actividad fisiológica (presión sanguínea, respiración, latidos del corazón) y por una respuesta menor ante los estímulos externos.

En experimentos controlados, se ha visto que si se impide a un grupo de personas dormir, los síntomas que se presentan van desde una disminución en los niveles de alerta, hasta una total confusión mental si la deprivación de sueño se sostiene en el tiempo.

Ahora aprendamos algo sobre las etapas del sueño, que como veremos es un conocimiento que nos ayudará en nuestro camino a la lucidez.



Las etapas del sueño

Es posible medir la actividad del cerebro midiendo su actividad eléctrica, usando electrodos en contacto con el cuero cabelludo. De esta manera se habla de ondas cerebrales, que han mostrado tener una clara correlación con el estado de conciencia de una persona, y esta medición de la actividad cerebral además de ser útil para detectar patologías y desórdenes neurológicos, ha servido para estudiar el sueño y sus ciclos.

Las ondas cerebrales medidas de esta manera, desde las de mayor a menor frecuencia se caracterizan como alfa, beta, theta y delta. En realidad siempre producimos ondas en todas las frecuencias, pero dependiendo de nuestro estado de conciencia, es predominante una determinada frecuencia.

Al estar despiertos, nuestra actividad cerebral se caracteriza por las ondas "beta". Al acostarnos para dormir, lo primero que ocurre al cerrar los ojos y relajarnos es un aumento en la frecuencia "alfa". Después de un tiempo, nuestros ojos comienzan a moverse lentamente detrás de nuestros párpados.

Etapa 1 - el estado hipnogógico

En este estado nos sentimos relajados y ligeros. Se puede además tener la sensación de estar cayendo, y además se pueden ver imágenes (imaginería hypnogógica), colores, o escuchar sonidos.

Etapa 2 - sueño ligero

Estamos dormidos, pero podemos ser fácilmente despertados. Las ondas theta comienzan a ser predominantes. Esta etapa dura unos minutos.

Etapas 3 y 4 - sueño profundo

Estas etapas son conocidas como el sueño profundo, o el sueño de onda lenta, debido a la presencia de frecuencias en el rango delta, el menor. Durante esta etapa se secreta la hormona del crecimiento, y se especula que reparamos nuestro cuerpo durante esta fase.

Luego de completar estas etapas, regresamos a la número 3 y 2, lo que lleva entre 1 hora y media a dos horas.

Etapa 5 - sueño REM

A esta etapa también se le conoce como "paradójica", dado que por los signos biológicos podría parecer que estamos despiertos; un aumento en la presión sanguínea, aumento en el pulso, y además nuestros ojos comienzan a moverse rápidamente bajo nuestros párpados (REM quiere decir rapid eye movement, o en español movimiento rápido de ojos).

Durante la etapa REM es donde tenemos los sueños más vívidos y recordables; en experimentos controlados, al despertar a las personas durante esta etapa, estas reportan haber estado soñando y pueden describir las ocurrencias oníricas con un relativo detalle. En cambio, por ejemplo, al despertar a un individuo desde la fase del sueño profundo de onda lenta, este suele despertar desorientado temporal y espacialmente, sin una clara memoria de lo acontecido.

Por lo anterior es que a la etapa REM se le asocia con el soñar, pero en realidad podemos tener sueños durante las demás etapas, por lo menos durante las menos profundas.

Adicionalmente, nuestro cuerpo se paraliza, lo que se especula es para que no actuemos nuestros sueños; la mayor parte de los sueños tienen lugar en esta etapa.

Después de pasar por un ciclo "REM", entramos a las etapas descritas anteriormente, para luego volver a un ciclo "REM", despertar brevemente, y repetir todo nuevamente. Cada vez que pasamos por el ciclo REM este es más extenso; en las últimas horas de sueño durante la mañana, los períodos REM pueden ser de hasta 1 hora, mientras que al comienzo de la noche son solo de unos pocos minutos. Además repetimos el ciclo completo unas 4 o 5 veces durante la noche.


Esta última información es clave para comprender las técnicas de sueños lúcidos, que le dan énfasis a esas últimas horas de sueño justamente por la alta densidad "REM" que se da después de haber dormido por varias horas (sueños intensos y vívidos = muy buena oportunidad para "despertar".


eso es todo amigos chauuu

Comentarios Destacados

Bori_4ever +6
Por que me da sueño despues de hacer sexo

15 comentarios - ¿por que dormimos?

EiderA +2
por leer este post, por eso.
pepriix +1
"durante la noche descansamos nuestra mente"

ni en pedo...
JuliaYLena +1
para que el cuerpo descanse sino mueres
Kegz
Dije por que, no para que
Sofia_Lavigne +1
Yo duermo a las 3 de la mañana y me levanto a las 3 de la tarde
mat_666
Como que le diste Ctrl+v dos veces seguidas y se te duplico el texto...
Kegz
perdon jejje ahora mismo lo arreglo
profejesus759
Duplicado el texto jefe; por otro lado a uno le da sueño despues de hacer el sexo es porque es una actividad fisica que consume mucha energía y el cuerpo necesita reponerla....me gustaría saber porque uno a veces sueña que esta volando o cayendo y se levanta con esa sensación tan desagradable; incluso lo de los sueños humedos; el cerebro maneja nuestro organismo incluso dormidos.....
Kegz
Amigo por el simple echo de estar despierto tu cerebro trabaja... no es solo por sexo, por que hay mucha gente que no lo tiene a diario pero duermen igual
DANYEL05
lei todo... espectacular la info grax. no te daria 10 te doy 100. bravo.