Los sentidos en Taringa!

Hola a todos y bienvenidos a mi post. Antes de empezar, lo de siempre. Lean todo el post, eviten los gifs porno, no armen forobardo y sobretodo disfruten aprendiendo. Esto es una comunidad, y como tal no todos pensamos o creemos igual, así que a ser tolerantes. Sin más, mi nuevo post es para ustedes.

Desde muy chicos nos han enseñado que todos tenemos 5 sentidos. Estos son el oído, el olfato, el tacto, el gusto, y la vista. Lamento informarte, si esto es nuevo para ti, que te han estado diciendo verdades a medias. A lo mejor se lo discutes a tu profesor o maestro, y te califican negativo por ello. Pero la verdad es que no hay una verdad al decir que solo tenemos 5 sentidos, o a lo sumo 6. ¿Conoces tu sexto sentido? ¿Y tu séptimo sentido? Acompáñame y los conocerás, y a tu octavo, y a tu noveno...

ciencia

A continuación enumeraremos los sentidos conocidos con una breve descripción de los mismos.

La Vista.

El sentido de la vista es el sentido más representativo de los sentidos. Parece el sentido más importante
y más usado. Diferente a los demás sentidos podemos cerrar los ojos para dormir por ejemplo. Cerrar
los ojos es un sinónimo para dormir o para morirse. Tan importante es este sentido, tanto domina los
demás sentidos en las personas que lo tienen. También sabemos como todos los niños de una cierta
edad disfrutan este juego de cerrar los ojos y al instante desaparece el mundo.

El sentido de la vista con su órgano que es el ojo es el sentido para la percepción de la luz que viene
naturalmente del sol. Recién por la civilización moderna el hombre se independiza de esta luz del sol.
Naturalmente entonces por la vista estamos involucrados en el ritmo de día y noche, luz y oscuridad.
Mientras la oscuridad puede provocar sentimientos de inseguridad como temor, la luz nos da confianza
en el mundo y seguridad.

La polaridad de luz y oscuridad reina en la vista. Pero no está entregada a esta polaridad de una manera
pasiva sino lo maneja de una manera activa. Todos lo conocemos: cuando entramos a un lugar oscuro,
puede ser un cuarto o una cueva, en el primer momento no vemos nada, domina la oscuridad. Pero
después de un rato ya es como si el lugar se aclareciese, y más y más podemos observar hasta los
detalles. No hay más luz afuera ahora, sino el ojo se ha cambiado en relación con las condiciones
actuales. Vamos a investigar todavía más esta actitud del ojo de buscar el equilibrio con la sensación
de afuera en lo siguiente, pero observamos ya algo importante que vale para todos los sentidos: Buscan
el equilibrio con la sensación de afuera de una manera activa.

No solamente observamos luz y oscuridad, ni tampoco solamente la mezcla de los dos, lo que sería una
escala de gris, sino disfrutamos la maravilla de los colores. El orden natural de los colores observamos
en la naturaleza en los colores de la atmósfera: El cielo con sus colores azules que pueden variar de
celeste, azul hasta una fuerte violeta en las alturas de las montañas cuando la atmósfera esta limpia.
Otros colores observamos cuando miramos hacia el sol, durante el día observamos un amarillo, en el
crepúsculo y en el atardecer el amarillo del sol diario cambia a naranjada o rojo que puede teñir
también el cielo alrededor del sol.

Así diariamente observamos como se forman los colores en base de la polaridad de luz y oscuridad. Se
forman de dos maneras polares. Los colores cálidos, amarillo y rojo, se forman cuando miramos en la
dirección de la luz del sol a través de materia fina como la de la atmósfera. Por otro lado el azul del
cielo observamos mirando hacia la oscuridad del cosmos a través de la atmósfera aclarecida por la luz
del sol. Una vez encontramos la luz oscurecida por la atmósfera: se forman los colores cálidos, activos:
amarillo, naranjada y rojo. En el otro caso encontramos aclarecida la atmósfera por la luz del sol: se
forman los colores pasivos - celeste, azul hasta violeta.

Distinguimos no solamente de una manera objetiva los colores sino nos relacionamos también
emocionalmente con cada color específicamente. Nos sentimos diferente entrando en un salón con
paredes rojas o entrando en un salón con paredes de color celeste. Caracterizamos el rojo como algo
fuerte que tiene actividad, el azul como algo pasivo que me recibe. De una manera similar podemos
describir el carácter emotivo de cada color.

Observamos colores en cada momento. Especialmente los disfrutamos en las flores de las plantas. Los
flores son los órganos de las plantas donde estos se dirigen a los animales, donde tienen una relación
con lo anímico en la naturaleza. Unos animales inferiores, el pulpo por ejemplo, expresan su estado
anímico y emotivo como el temor y la agresividad por colores. En las aves todavía encontramos los
colores exteriores. Eso se pierde en los animales superiores, donde el alma se expresa más por los
movimientos. Los colores podemos entender entonces como expresión de lo anímico en el mundo.
Con la vista nos relacionamos anímicamente con lo anímico en la naturaleza.

Humano

El Gusto.

Los sabores experimentamos comiendo, entrando en un contacto íntimo con el mundo a través de los
alimentos. Primero les masticamos y disolvemos, ya iniciando así el proceso de la digestión.
Reconocemos las comidas por el sabor en lo que influye también el olor, la temperatura y la textura del
alimento. Cuando abstraemos de lo que experimentamos por otros sentidos quedan cuatro sabores
principales: dulce, salado, ácido, amargo. - Algunas personas prefieren comidas dulces, otros salados
que varia además según el estado actual. Sabemos entonces, que comida necesitamos comer en un
cierto momento. Para los animales es todavía más importante de reconocer sus alimentos por el gusto.
Por el gusto podemos saber si una comida nos conviene o no, experimentamos que relación tiene con
los procesos vitales.

gusto

El Olfato.

Los olores pueden afectar intensamente los sentimientos. Muchas veces provocan recuerdos: Ciertos
lugares tienen un olor especial, la casa de una familia por ejemplo o paisajes también (olor de la
sierra). Los olores pueden provocar emociones fuertes hasta el asco y es difícil mantener la distancia y
objetividad frente a los olores. En los animales los olores apelan a los instintos y determinan el
comportamiento. Los olores se dirigen a una esfera anímica dentro de nosotros donde estamos medio
inconscientes.

Podemos diferenciar una gran variedad de olores donde es difícil encontrar un orden. Las palabras para
denominar esta variedad de los olores son pocos, nombramos los olores entonces según los objetos que
huelen, el olor de rosas etc. Encontramos los olores fuertes, desagradables en los excrementos y por la
descomposición de cadáveres. Los olores agradables se presentan principalmente en el reino vegetal,
especialmente en las flores y frutas más que en las hojas. Las flores y frutas son las partes de las
plantas donde la vida vegetal pura ya esta superada. Con ellas las plantas se dirigen a los animales.
Nosotros también nos sentimos anímicamente tocados, emocionados por las flores y las frutas de las
plantas. Por otro lado muchas plantas mueren después de florecer o por lo menos la parte, la rama
donde se encuentran las flores ya no crecen más. Florecer entonces significa morir para la planta.
Cuando mueren los animales encontramos los olores fuertes, cuando la muerte toca a las plantas
encontramos los olores agradables (con ciertas excepciones).

Saboreamos cuando los alimentos nos alimentan, nos dan vida. Olemos las sustancias orgánicas que
cayeron de la vida. Olemos la muerte, saboreamos la vida.

cuerpo

El Tacto.

Nuestras manos cuentan con un sentido del tacto muy desarrollado. Según la revista Smithsonian, algunos investigadores han hallado que podemos percibir con ellas un punto de tan solo tres micras de altura (un pelo humano tiene un diámetro de entre 50 y 100 micras). Ahora bien, “cuando se trata de texturas y no puntos, se ha descubierto que somos capaces de detectar asperezas de solo 75 nanómetros de altura” (un nanómetro es la milésima parte de una micra). Esta sorprendente sensibilidad se debe a que poseemos alrededor de dos mil receptores táctiles en la yema de cada dedo.

El sentido del tacto es además fundamental para nuestra salud y bienestar. “Las caricias de otra persona provocan la liberación de hormonas que alivian el dolor y ayudan a pensar con claridad”, dice la revista U.S.News & World Report. Algunos científicos sostienen que si se priva a un niño del contacto afectivo, no se desarrollará como es debido.

sentidos

El Oído.

El sentido del oído nos informa de los sonidos y ruidos que se producen a nuestro alrededor y de nuestra posición en el espacio. Los oídos son los órganos de la audición y del equilibrio. En el oído se distinguen tres partes: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

El oído externo está formado por el pabellón de la oreja, el conducto auditivo externo y el tímpano.

El oído medio está formado por la cadena de huesecillos y la trompa de Eustaquio.

El oído interno está formado por el caracol, los canales semicirculares y el nervio auditivo.

Los sonidos son captados por la oreja, pasan por el conducto auditivo externo y llegan al tímpano que vibra. La vibración del tímpano se transmite por la cadena de huesecillos y llega al caracol. En el caracol la vibración es recogida por el nervio auditivo, que la transmite al cerebro.Y en el cerebro reconoce el sonido. Los canales semicirculares están llenos de un líquido llamado endolinfa. Cuando movemos nuestro cuerpo se mueve también la endolinfa. Estos movimientos de la endolinfa nos permiten conocer la posición en que se encuentra nuestro cuerpo.

Oido

Hasta ahí todos somos seres humanos normales y conocidos. Ahora vamos por los menos conocidos, pero no por ello menos importantes o interesantes.

La Termocepción.

La temperatura se detecta mediante el sentido de la termocepción. Tampoco existe un órgano concreto para detectar la temperatura. Los receptores de la temperatura, los termorreceptores, son de dos tipos: los que detectan la temperatura exterior del cuerpo están situados en la piel; los que detectan la temperatura interna del cuerpo están repartidos por todos los órganos del cuerpo.

Animales

Propiocepción.

Este sentido es quizás un poco más complejo de entender pero ¿sabes dónde tienes las manos en este momento? ¿y las piernas? Pues lo sabes gracias a este sentido.

No existe un órgano especial para ello porque los propiorreceptores están repartidos por todo el cuerpo, y constantemente envían información al cerebro de dónde están situados.

Post

Equilibriocepción.

El equilibrio y posición del cuerpo se detectan mediante el sentido de la equilibriocepción.

Los receptores del equilibrio y la posición están localizados en un órgano especial llamado canales semicirculares que se encuentran en el oído. Estos canales son tres tubos orientados en las tres direcciones del espacio y rellenos de un líquido. Su funcionamiento es parecido al de un nivel de burbuja de un albañil o carpintero.

olfato

Nocicepción.

El dolor se detecta mediante el sentido de la nocicepción. Los receptores que perciben el dolor, los nocirreceptores, están distribuidos por todo el cuerpo: la piel, músculos, huesos, articulaciones, órganos, etc... y no solo perciben el dolor, sino todos aquellos estímulos nocivos para el organismo.

tacto

Ahora otros menos comunes todabía. Tal vez no lo tengamos, pero los animales simón.

Magnetorrecepción.

Magnetorrecepción, o la capacidad de detectar campos magnéticos, es un sentido que permite a los animales orientarse en el campo magnético de la Tierra: es como llevar una brújula incorporada en el cerebro. Las palomas mensajeras (y otras aves), abejas, tortugas, y algunas otras especies tienen este sentido.

Los sentidos en Taringa!

Electrorrecepción.

Electrorrecepción, o la capacidad de detectar impulsos eléctricos. Muchos peces, especialmente los tiburones, presentan este sentido. El órgano que les permite detectar los impulsos eléctricos es la línea lateral, una fina línea que recorre al pez desde el morro a la cola y que contiene millones de sensores.

ciencia

Ecolocalización.

Ecolocalización, o la capacidad de detectar ultrasonidos. En algunos animales como los murciélagos, el sentido del oído es el que permite detectar los ultrasonidos, pero otras como los delfines y ballenas tienen órganos especiales para detectarlos.

Humano

Sentidos corporales
el tacto
sentido vital
sentido del movimiento propio
sentido del equilibrio

Sentidos ambientales
el olfato
el gusto
la vista
sentido térmico

Sentidos sociales
el oído
sentido de la palabra
sentido de los pensamientos ajenos
sentido del yo ajeno

gusto

Bueno, esto fue todo por esta oportunidad. Espero que lo hayan disfrutado tanto como yo disfruté haciendo el post. Recuerden que un post no es bueno por la cantidad de puntos o comentarios, sino por lo que nos deja a cada uno.

cuerpo