Logran prolongar la conservación de probióticos

Mediante el secado spray científicos Argentinos prolongan la conservación de probióticos

Logran prolongar la conservación de probióticos

Científicos argentinos llevaron adelante un estudio, comprobaron la posibilidad de utilizar el secado spray para la producción de concentrados de probióticos en polvo.

Los probióticos son microorganismos vivos seleccionados, que administrados en número adecuado generan beneficios sobre la salud del consumidor. Los que se utilizan en alimentos son generalmente Lactobacillus y Bifidobacterium.

La investigación demostró que un tratamiento pretérmico, como es el secado spray, genera una excelente alternativa para la conservación y de esa forma incorporar algunas cepas probióticas a alimentos concentrados.

El equipo de investigación que presentó el desarrollo estuvo conformado porla Ing. RoxanaPáez, Dr. Gabriel Vinderola, Dr. Jorge Reinheimer, Dra. Noemí Zaritzki, Ing. Miguel Taverna, Dra. Claudia González, Lic. Luisina Lavari, Lic. Florencia Zacarías, y Tec. Gabriela Audero.

Estos profesionales conformaron el equipo que llego a este logro, provenientes de diversas instituciones como el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria de Rafaela, el Instituto de Lactología Industrial (INLAIN) de Santa Fe, perteneciente a la universidad Nacional del Litoral y el CONICET y el Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos de la Universidad Nacional de La Plata con CONICET, llevándose adelante en el marco de los Proyectos de INTA (Programa Nacional de Leches y Área Estratégica Tecnología de Alimentos) en la ciudad de Rafaela.

En diálogo con EL OTRO MATE, la ingeniera Roxana Páez, una santiagueña que se estableció hace 20 años en Rafaela, destacó que “los componentes innovadores de este desarrollo fueron, por un lado, la posibilidad de obtener y manipular concentrados de probióticos en polvo ( 109–1010 UFC/g), con las ventajas económicas que implica su producción mediante secado spray, facilitando el manejo, conservación y ampliando el espectro de productos pro bióticos, los cuales podrían agregarse a una mayor gama de alimentos -más allá de los productos fermentados tradicionales tales como yogur y queso- en la medida que representa un aditivo que puede ser fácilmente agregado a alimentos en polvo o líquidos.

Por otro lado, el proceso implica la utilización de Lactobacillus aislados de heces de infantes y de una cepa de Bifidobacterium obtenida a partir de leche materna, que ha mostrado ser capaz de aumentar las defensas intestinales y prevenir la infección entérica por parte del agente infeccioso Salmonella typhimurium en ratones de laboratorio, desarrollada íntegramente por el INLAI”.

Cultívo probiótico en estado fresco
Este desarrollo permite ampliar la cantidad de beneficiarios de las ventajas que brindan los probióticos, ya que es posible llegar a zonas de menor desarrollo y con grandes falencias a nivel nutricional debido a que estos concentrados no dependen de la cadena de frío y su vida útil es mucho más larga que otros alimentos.
Gracias a este avance, los investigadores recibieron una mención en el Premio ArgenINTA a la Calidad Agroalimentaria en la categoría “Investigación y desarrollo en el Área de Alimentos”.

“Actualmente se plantea el desafío tecnológico de escalar la producción a nivel industrial, en búsqueda de una producción a mayor escala de biomasa de Bifidobacterium, así como para la deshidratación de la misma por secado spray y la eventual producción de paquetes de leche en polvo conteniendo las mencionadas bacterias en forma viable.

Una vez desarrollado el producto (leche en polvo conteniendo bifidobacterias deshidratadas) y comprobada su inocuidad y efectos benéficos, se propone la transferencia del paquete tecnológico para su adopción y aplicación en programas orientados a mejorar las condiciones alimenticias y promover el desarrollo saludable, especialmente en niños de edad escolar”, concluyó Páez.

Foto: Roxana Páez
Fuente : EL OTRO MATE

Leer mas: www.tomamateyavivate.com.ar

0 comentarios - Logran prolongar la conservación de probióticos

Los comentarios se encuentran cerrados